viernes, 13 de febrero de 2015

Los gerentes de los vampiros




Tanto que consideraron que la experiencia debería ser llevada a otros países. Los tres voceros de estos organismos destacaron el manejo de la economía uruguaya en estos últimos 10 años, y vieron muy alentador que el equipo económico que asumirá la dirigencia del gobierno entrante marque una continuidad con los anteriores.

El asesor del BID y funcionario del  Wilson Center (Rockefeller)


Vázquez se reunió con BID y Banco Mundial por inversión en infraestructura
.

Asimismo el representante del Banco Interamericano de Desarrollo, José Luis Lupo, consideró importantísimo el proyecto de modificar la Ley de Inversión Público Privada en aras de incentivar la intervención de privados.

En rueda de prensa representantes de dichos organismos internacionales manejaron cifras posibles de préstamos para Uruguay que en total rondaron los 4.600 millones de dólares. Las áreas de inversión manejadas en la reunión refirieron primordialmente a infraestructura vial, portuaria, transporte, conectividad, educación, saneamiento, salud y también en otras áreas no tan comunes como innovación, ciencia y tecnología.
Incluso la representante de CAF, -Banco de desarrollo de América Latina, Gladis Genua dijo que ese organismo está dispuesto “a apoyar al país a dar ese salto que nosotros creemos que el país puede dar que es el de convertirse en polo logístico del Sur”. Sobre el puerto de aguas profundas planificado por Uruguay dijo que la CAF tiene interés en apoyarlo.
Faltando 15 minutos para las 9 horas, arribó a Punta Cala el presidente electo, Tabaré Vázquez y Raúl Sendic, del gabinete de Vázquez asistieron Nin Novoa (Relaciones Exteriores), Víctor Rossi (Transporte), Eduardo Bonomi (Interior) y Liliam Kechichian (Turismo).


A su salida, una hora más tarde, Vázquez dialogó con la prensa. “Existe una firme disposición para apoyar en los próximos años a Uruguay en distintos emprendimientos que habíamos planteado en la campaña electoral, como infraestructura, avanzar en temas de productividad y competitividad, temas de educación y políticas públicas” subrayó.
El presidente electo destacó “un ambicioso plan de mejoramiento y de producción de una estructura vial de alta calidad, como lo precisa el país. También los aspectos vinculados a la energía para seguir avanzando en estos cambios de la matriz energética”. En cuanto al acceso a los préstamos necesarios para ello, apuntó que “Uruguay ha sido un país cumplidor, por lo tanto tenemos los caminos abiertos para obtener los créditos necesarios para avanzar en estos temas”.
Por su parte Lupo afirmó que el BID ha destacado mucho el desempeño económico de Uruguay en los últimos años y los niveles de inversión. Indicó que se espera una desaceleración a nivel mundial para los próximos años “pero nosotros vemos que los indicadores económicos de Uruguay y los planes completamente coherentes apuntan justamente en esa dirección”.
En tanto que Ruxandra Burlesco del Banco Mundial, dijo que una propuesta de ese organismo será la de que Uruguay empuje la agenda de crecimiento con más enfoque en la productividad, innovación, y enfrentar desafíos demográficos con la población envejecida.
En cuanto a la situación económica de Uruguay, Burlesco destacó el “excelente manejo de las finanzas públicas, el crecimiento económico, aunque Uruguay como toda economía chica es vulnerable ante una crisis regional o global, por eso es importante continuar con la política exitosa del gobierno. Hay riesgo de tipo climático y financiero y el gobierno debe continuar, a nuestra forma de ver, manejándolo como lo ha hecho de forma cuidadosa”.
Consideró que el “viento de cola” que ha pegado en la región va a ser menor en los tiempos venideros. La representante del Banco Mundial destacó también el nivel técnico de los especialistas de Uruguay que están trabajando en la materia.


En números
1.600. Son los millones de dólares para los próximos cinco años que el BID otorgaría en préstamos si Uruguay así lo requiere.
2.000. Son los millones de dólares para los próximos cinco años que la CAF pondría a disposición de Uruguay.
1.000. Son los millones de dólares que el Banco Mundial estaría ofreciendo al país.
.

JUAN PABLO CORREAvie feb 13 2015
Los representantes locales del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial y la Corporación Andina de Fomento (CAF) se reunieron ayer durante todo el día en Punta Cala con la plana mayor del gobierno electo, con la que coincidieron en que es necesario también involucrar más al sector privado en el financiamiento de la infraestructura.
En el caso del BID, tradicionalmente el mayor financiador multilateral de Uruguay, durante los próximos cinco años podrá volcar al sector público US$ 1.600 millones, dijo el gerente general del Departamento de Países del Cono Sur, José Lupo. Además, para este año el BID tiene a estudio pedidos del sector privado por US$ 570 millones.

En el marco de la estrategia Uruguay 2010-2015, el BID ya desembolsó US$ 1.008 millones. En el caso de la CAF, pondrá a disposición de Uruguay hasta US$ 2.000 millones en el próximo lustro que no tienen por qué ser utilizados en su totalidad, dijo su representante local, Gladys Genua. Parte de esos recursos podrían ser destinados a la construcción de un puerto de "aguas profundas" en Rocha.

La CAF entiende que Uruguay "puede ser el polo logístico del Sur", por lo que está dispuesta a financiar infraestructura "en un sentido muy amplio". Y en el caso del Banco Mundial el aporte en ese lapso puede llegar a US$ 1.000 millones para volcar a proyectos de "integración social", innovación y manejo de recursos naturales en forma sustentable.
En el caso del BID, las prioridades para los próximos cinco años se plasmarán en un documento que quedará pronto dentro de cuatro meses.
El presidente electo, Tabaré Vázquez, participó brevemente de la reunión y destacó que los organismos tienen "la firme disposición de apoyar a Uruguay". Señaló que es su intención, superadas las grandes necesidades en materia energética, dar prioridad a la infraestructura en particular la vial. Vázquez dijo que se elaborará "un ambicioso plan de mejoramiento y de producción de una estructura vial de alta calidad, como lo precisa el país". También se abordarán "los aspectos vinculados a la energía para seguir avanzando en estos cambios de la matriz energética", adelantó Vázquez.
En las charlas, los tres organismos presentaron informes técnicos que destacan que Uruguay tiene acceso a financiamiento internacional barato pero que el entorno regional ya no es tan favorable. Lupo señaló que los países grandes de la región tienen una perspectiva macroeconómica deteriorada por lo que Uruguay tiene el desafío de hacer más eficiente su desarrollo.
Ruxandra Burdescu, la representante local del Banco Mundial, comentó por su parte que Uruguay ha tenido un crecimiento económico "excelente", pero como economía "chiquita y abierta es vulnerable a crisis en la región o globales". "El viento de cola del buen precio de las materias primas se va a parar un poquito", advirtió.
El ministro de Economía, Mario Bergara, comentó que "tenemos una visión consensuada de que hay que mantener la estabilidad, mejorar la infraestructura y poner el foco en la productividad". Bergara señaló que si bien se incrementó la inversión en carreteras durante el actual período de gobierno, el crecimiento económico generó que los montos no fueran suficientes. Sí se logró, destacó, mediante "un shock de inversiones" asegurar el abastecimiento energético e incrementar el acceso a Internet.
Las instituciones de crédito suelen realizar encuentros como el de ayer en las etapas de transición entre gobiernos.





0 comentarios:

Publicar un comentario