lunes, 2 de febrero de 2015

Subirán tope de deuda

para tapar el agujero de PLUNA, ANTEL, OSE, ...que Dios lo pague. (o tus nietos)
 



Pablo Marrero La economía Capitalista de los gobiernos de Tabaré Vázquez, Danilo Astori y Pepe Mujica no puede funcionar si no sigue tomando deuda, sobre endeudando al país y al pueblo trabajador. No es una economía para nada exitosa para los intereses del pueblo como la intentan vender esta runfla de farsantes, son unos fracasados intelectuales, uno mequetrefes mediocres personeros del gran capital.
El gobierno del Fraude Amplio está desesperado por seguir sobre endeudando al país pagando altas tasas de interés a nivel internacional con los acreedores del Estado burgués uruguayo (banqueros banksters, AFAPs, fondos de inversión, agiotistas y usureros de la peor laya) que son los que se llevan una gran tajada del Presupuesto Nacional en concepto de pago de servicio (capital más intereses) de la Soberana Deuda Pública. Si somos un Estado Soberano, entonces: ¿Por qué no financia el Presupuesto Nacional el B.C.U. con emisión propia? ¿Por qué es necesario el endeudamiento –tomar deudas- con privado para financiar el funcionamiento del Estado Uruguayo? ¿Por qué no se cumple con la carta orgánica del B.C.U.? ¿Por qué el gobierno del Fraude Amplio no quiere hacer la auditoria histórica de toda la deuda pública, sabiendo que hay deuda contraída que es ilegal, ilegitima, fraudulenta y odiosa como la que contrajo el Estado uruguayo en la dictadura, y la que no se utilizó para el beneficio económico del pueblo que de paso sabemos que es la mayoría del endeudamiento –stock de deuda- público?
Qué estamos esperando que nos pase igual que a los griegos?....



dom feb 1 2015
El proyecto, que se tratará el lunes en la Comisión de Hacienda del Senado y el martes en el plenario, se justificó en que "la gestión fiscal ha determinado déficit más elevados que los previstos al momento de proyectar la ley de tope de deuda vigente", según señala la exposición de motivos.
El déficit se ubica en el 3,5% del Producto Interno Bruto (PIB), 1,1 punto más del PIB de 2013, según el informe publicado por el Ministerio de Economía y Finanzas. Este déficit es el mayor para un año calendario desde 2002, cuando estalló la crisis financiera.
El nuevo tope de deuda sería de 9.000 millones de Unidades lndexadas (US$ 1.086 millones) lo que equivale a casi 1,2% del PIB. El tope vigente de endeudamiento neto —deuda menos las reservas— hasta el momento es de 5.500 millones de UI (US$ 663 millones).
Pese al aumento del déficit, el gobierno destacó que "la deuda neta del sector público se ubicaba en niveles inferiores a los proyectados, al tiempo que se alcanzaban indicadores que señalan una mayor solidez de la posición financiera del gobierno, en lo que refiere a lograr un mayor plazo promedio de la deuda, un perfil de vencimientos más uniforme, profundización del acceso a mercados financieros y reducción del riesgo por variación de la tasa de interés, entre otros".
En el proyecto de artículo único se mantienen las condiciones extraordinarias por las cuales se puede aumentar el tope de deuda, sin necesidad de recurrir al Parlamento. Estos casos son: "situaciones climáticas adversas que determinen que UTE deba asumir costos extraordinarios para la generación de energía, aquí el tope podrá ser adicionalmente incrementado en hasta el 1,5% del PIB. Para estos casos, el Poder Ejecutivo deberá dar cuentas a la Asamblea General.

Deuda y bonos.

El gobierno aseguró en el proyecto de ley que si bien se observa un cambio en el escenario financiero internacional, caracterizado por una menor fluidez de capitales hacia los países emergentes, "la cautelosa política monetaria llevada a cabo por la Reserva Federal de Estados Unidos atenúa la perspectiva de un incremento sustancial de la tasa de interés de esta economía en los próximos años".
El senador frenteamplista Rafael Michelini fue el que se contactó con la oposición para coordinar el tratamiento del proyecto en el Senado. "El Uruguay tiene la deuda más baja en toda su historia, frente al producto, pero igual hay que elevar el tope un poco, porque hay que cumplir con los bonos que hemos emitido", explicó Michelini.
La deuda neta, es decir, la deuda bruta descontados los activos del sector público, retrocedió en el trimestre ju- lio-septiembre, y totalizó US$ 12.006 millones. En este caso, es la tercera medición consecutiva en que se registra una caída de este indicador. En la comparación trimestral, la deuda neta cayó 1,97%, mientras que en la comparación interanual, es decir frente al tercer trimestre del año pasado, la caída había sido de 6,7%.
De esta forma, la deuda neta para el control de tope (la cual difiere de la deuda neta presentada por el BCU debido a que no incluye gobiernos departamentales y abarca todos los pasivos y activos del sector público inclusive la base monetaria) se incrementó en US$ 1.218 millones, con lo cual dista del tope máximo de US$ 650 millones establecido para 2014 en la ley 17.947.
La caída en la deuda pública se explica por una reducción en la deuda del Gobierno Central, la cual cayó US$ 601 millones hasta US$ 21.328 millones, lo que representa un 64% de la deuda del sector público global. Adicionalmente, el BCU redujo su deuda en US$ 653 millones, y totalizó los US$ 9.371 millones al cierre de septiembre.
En cuanto a la estructura de deuda por monedas, el 40% de la misma estaba dominada en dólares, 56,8% en pesos, 1,1% en yenes y el restante 1,9% en euros, Depósitos Especiales de Giro y otras monedas.
En el análisis por tipo de acreedor, la reducción en la deuda en el tercer trimestre en relación al anterior, se dio sobre todo por una baja con los acreedores privados.




0 comentarios:

Publicar un comentario