sábado, 21 de marzo de 2015

En casa de herrero...

por ser grado 5 en oncología radioterápica



Publicado el viernes 20 de marzo del 2015


La Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), declaró este viernes cinco pesticidas como cancerígenos "posibles" o "probables".
En un comunicado, la IARC explicó que se ha publicado un sumario con las evaluaciones finales en la revista "The Lancet Oncology" en el que se detallan los hallazgos de los investigadores de la agencia.

El herbicida glifosato (sustancia activa del Roundup, uno de los herbicidas más vendidos) y los insecticidas diazinón y malatión han sido clasificados como "probablemente cancerígenos para los humanos".

Al mismo tiempo, los insecticidas tetraclorvinfos y paratión han sido designados como "posiblemente cancerígenos para el ser humano" por esta agencia, con sede en la ciudad francesa de Lyon.

Estos dos últimos productos entraron en el llamado Grupo 2B establecido por la IARC al hallarse "evidencias convincentes" de que esos agentes causaron cáncer a animales de laboratorio.

El tetraclorvinfos está prohibido en la Unión Europea, aunque en EEUU continúa usándose incluso en mascotas, y el uso de paratión está muy restringido desde los años 80 del pasado siglo.

El insecticida malatión, por su parte, ingresó en el Grupo 2A por las "evidencias limitadas" de que produciría linfoma no-Hodgkin y cáncer de próstata en humanos, según recogen estudios realizados en agricultores de Estados Unidos, Canadá y Suecia publicados desde 2001.

Este agente se usa en la agricultura y se produce en grandes cantidades en todo el mundo, aunque la exposición de la población es baja y sucede principalmente en residencias cercanas a áreas en las que se ha utilizado.

El diazinón es "probablemente cancerígeno" al haber "evidencia limitada" de su relación con la aparición de linfoma no-Hodgkin y cáncer de pulmón en quienes se han visto expuestos a él, según estudios realizados en EEUU y Canadá.

Existe una "fuerte evidencia" de que el diazinón indujo daños sobre el ADN o sobre los cromosomas.

Se ha utilizado normalmente en agricultura y para el control de insectos caseros y de jardín, aunque su volumen de producción es relativamente bajo, especialmente después de las restricciones que entraron en vigor en 2006 en EEUU y la UE.

Sobre el herbicida glifosato hay "evidencia limitada" de que puede producir linfoma no-Hodgkin en seres humanos, y hay pruebas "convincentes" de que puede causar cáncer en animales de laboratorio.

Este último tiene el mayor volumen de producción global de todos los herbicidas, y se utiliza sobre todo en la agricultura.

Su uso se ha disparado a partir del desarrollo de cosechas modificadas genéticamente para hacerlas precisamente resistentes al uso de este agente. EFE

Cazadores de mosquitos  Laguna del Cisne Canelones


17 marzo 2015

SERIE/LAGUNA DEL CISNE
SOBRE LAS SUSTANCIAS ENCONTRADAS Y FOTOGRAFIADAS, APORTE CIENTÍFICO

Formol (solución formaldehído al 37%): provoca cáncer, es muy tóxico, sus gases y vapores son muy irritantes, provoca irritación en piel y vías respiratorias, es corrosivo para la pielllllll, las mucosas y el tracto digestivo.
Thiametoxam: del grupo de los neonicotinoides de segunda generación conocidos también como tionicotinilos; el mecanismo de acción está dado por un efecto agonista de grado variable sobre los receptores nicotínicos de la acetil colina, esto determina inicialmente un efecto estimulante y luego parálisisde la conducción nerviosa.
Glifosato: al ser el herbicida más utilizado actualmente en el país, ya hay experiencia que demuestra que la exposición al misma da lugar a manifestaciones clínicas de irritación cuntáneo mucosa, cuadros digestivos con náuseas vómitos y diarrea, en ocasiones con sangre; acidosis metabólica, inestabilidad hemodinámica y shock en casos graves, en general de tipo intencional.
(Fuente: Libro Plaguicidas Salu Ambiente, autores Dra. Mabel Burger, Dr. Darío Pose, páginas 55 a 89; Tomizawa M., Casida JE, Neonicotinoid insecticide toxicology, mechanisms of selectiv actione. Annu Rev Pharmacol Toxicol 2005; 45:247-68).
Dra. Adriana Pisani sobre un caso en Paso Picón: "Llegamos a la conclusión que es evidente la afectación de la salud humana constatada en esta población vinculada a la aplicación de plaguicidas".
.

MAR 18.- LA ESCUELA RURAL 169 SOSA DÍAZ, ES UNA DE LAS TANTAS QUE ESTÁN JAQUEADAS POR LOS CULTIVOS DE SOJA EN EL PAÍS, Y QUÉ POR ENDE, RECIBEN POR EL FENÓMENO CIENTÍFICO DE LA DERIVA FUMIGACIONES CONSTANTEMENTE

Concurren 30 niños y dice su Director-Maestro que no sufren ningún problema. Yo no le creo una sola palabra.
Algunos niños viven con sus padres, en la estancia del Director de Normas UNIT, "Piedra del Toro", como empleados, ¡qué van a decir!
Es posible que si bien sea Benia el dueño de los campos, sea un tal Garín, de Florida, quien esté rentando los campos para su cultivo.
Ya hemos visto cómo, un alto dirigente de la Sociedad Rural de Dolores, compró campos en Villa Ituzaingó, San José, frente a Santa Lucía y plantó hasta la orilla del río y aunque sigue pagando las irrisorias multas de la DINAMA, sigue plantando porque la soja es una planta millonaria...
Al ir quedando pocos campos, los grandes productores de soja van recorriendo el territorio nacional para comprar o rentar campos más allá de sus lugares de origen, es más, como ya publicamos, hasta irlandeses y otros extranjeros vienen a plantar soja.
 MAR 18.- UNA VEZ HUBO PANALES Y ABEJAS...DOCUMENTAMOS ESTE CEMENTERIO EN MEDIO DE LOS PLANTÍOS DE SOJA EN SOSA DÍAZ, MÁS VÍCTIMAS DE ESTA PLANTA Y SUS PLAGUICIDAS

MAR 18.- CUANDO UNA FOTO DOCUMENTO VALE POR MIL PALABRAS...LA CERCANÍA DEL CULTIVO DE SOJA A LA LAGUNA DEL CISNE DE OSE ES MÍNIMA Y POR AHÍ TAMBIÉN PASA EL MOSQUITO FUMIGANDO, ¡INCREÍBLE PERO REAL!, ATENCIÓN VECINOS DE LA COSTA DE ORO USUARIOS DEL AGUA POTABLE


Ahi viene el mosquito envenenando 


Fotos: Daniel Hardy



EL MENSAJE DE MARCOS

Desde hace años, nuestro hijo Marcos (12 años) acompaña las luchas en defensa del agua de todos. Con temprana convicción, ha participado de numerosas movilizaciones, entre otras, de las grandes marchas nacionales, de la marcha de los sedientos y de la invasión de los mineros, donde tuvo un rol protagónico como el “Ingeniero Crochet”.

No podemos asegurar que el origen de la enfermedad que padece Marcos tenga relación con la contaminación del agua que confiadamente consumimos desde hace años la mayoría de los orientales. Tampoco puede afirmar nadie –no lo hacen los médicos-, que no exista relación entre el padecimiento de Marcos y esta situación con el agua corriente que, a nuestro juicio y a pesar del asombroso silencio que la envuelve, tiene dimensión de catástrofe. En casa, recién hace un par de años dejamos de beber agua del grifo.

Durante las internaciones en el bloque de oncología del hospital Pereira Rossell, donde se realizan los tratamientos de quimioterapia y radioterapia, hemos conocido decenas de niñas y niños que padecen distintos tipos de cáncer. Amplia mayoría de ellos, del interior del país. Muchos, de la región litoral, donde primero se expandieron y donde más prosperan las plantaciones de soja transgénica y sus excesos colaterales: las fumigaciones abusivas de agrotóxicos como la Atrazina y el Glifosato y las cantidades excesivas de fertilizantes con los que intentan revivir la tierra que a priori asesinan.

Aunque sí la principal, la soja transgénica no es la única amenaza al agua. Grandes industrias –incluidos tambos, curtiembres, fábricas de productos químicos, fábricas de pasta de celulosa, minas de oro, etc.- vuelcan impunemente a nuestros principales ríos sus desechos contaminantes, del mismo modo que muchas ciudades vomitan en ellos sus efluentes cloacales sin tratar. Mientras tanto, un batallón de mil millones de eucaliptos impermeabilizan nuestro suelo y secan las napas subterráneas.

Nuestros más importantes cursos de agua internos, el río Uruguay, el río Negro, el río Santa Lucía, la laguna del Cisne, la laguna del Sauce y otros, ya están muertos y putrefactos. ¿Alguien cree que exageramos?

Marcos representa en esta imagen a niñas y niños que exigen justicia ante esta intolerable situación: Cárcel para quienes envenenan el Agua y para los funcionarios y políticos cómplices por acción u omisión.

Niñas y niños orientales merecen beber agua pura con seguridad, tanto como consumir alimentos de calidad, tanto como techo, educación y protección. Sus derechos fundamentales están por encima del derecho de unos pocos a enriquecerse. ¿Es necesario decirlo?

Uruguay está en la cima de las estadísticas de cáncer en América Latina, y en cuarto lugar a nivel mundial. No se trata de una azarosa fatalidad, ni de la acción tardía del histórico exceso de consumo de cigarrillos –única amenaza a la salud pública combatida por el estado uruguayo en las últimas décadas-. Las razones configuran ya un escandaloso secreto a voces, que incluye desde la contaminación aquí denunciada hasta una pésima cultura alimenticia. Pero en cada razón parece haber intocables intereses en juego.

Exigimos a la justicia uruguaya actúe con un mínimo de Responsabilidad, Determinación y Dignidad. Tenemos la esperanza de que aún conozcan el significado de esas palabras. No queremos pensar que no se atreverán a enfrentar a quienes con sus sucios negocios financian su estatus, tanto como las campañas de perpetuación que cada lustro organiza el poder político partidario al que los jueces están supeditados.

Y si afectadas por la desidia reinante las instituciones deciden no actuar, advertimos que no nos quedaremos cruzados de brazos a esperar que sean afectados otros niños. De nuestra parte haremos lo que esté a nuestro alcance para detener este abuso, sin temor a ser criminalizados.

Daiana y Germán, mamá y papá de Marcos.
Activistas de Asamblea Pachamama Uruguay.






0 comentarios:

Publicar un comentario