domingo, 8 de marzo de 2015

Lista parcial de represores



Lista inédita de genocidas
Por R. Peñaloza - Saturday, Sep. 18, 2004 at 1:20 PM
Hablando de golpes
LISTA PARCIAL DE MILITARES, POLICIAS Y PERSONAL CIVIL QUE REVISTIO EN LA REPRESION DICTATORIAL (1976-1984)

(NUNCA PUBLICADA)

La siguiente nomina presentada aqui sin modificaciones significativas desde 1982 ofrece un reducido cuadro de los hombres que planificaron, organizaron y ejecutaron, en sus distintas esferas de intervencion, el plan de “guerra sucia” contra el pueblo, puesto en marcha el 24 de Marzo de 1976. Muchos otros nombres, por incompletos o de dificil comprobacion, fueron omitidos. Todos los aqui citados participaron voluntariamente, de una forma u otra, con mayor o menor jerarquia (incluso por omision u ocultamiento) en la imposicion de un orden totalitario, que tuvo como manifestacion màs destacada el terrorismo de estado..

El método de clasificacion empleado es simple presentando a los individuos por orden alfabético, lo que evita cualquier separacion entre cuerpos (policia, ejército, marina, etc.). Las fechas colocadas entre paréntesis indican el año en que dichos represores fueron ubicados ejerciendo nuevas funciones. El grado adjunto corresponde por lo general al momento en que dicho personaje fué ubicado cumpliendo servicio o registrado. En la mayor parte de los casos, no se hace escala en fechorias anteriores, de las cuales pràcticamente ninguno queda excento. Bien sabido es que incluso lo màs altos jefes -en razon del pacto de sangre obligatorio que comprometio a todos- se vieron “obligados” a matar o a torturar personalmente “para dar el ejemplo a sub-alternos”.
En algunos casos, el reconocimiento de autoria criminal exigio un agudo trabajo de “reconstruccion espacial” de los hechos, ya que una de las tàcticas oficiales durante la “guerra sucia” fue la de borrar cualquier entrega de señas de identidad personal (de militares en actividad) a los medios de comunicacion. Basta con repasar la masa de comunicados policiales y partes militares (76-78) dirigidos a la poblacion, para comprobar la ausencia total de rùbrica que identifique a los jefes operativos del accionar “anti-sedicioso”, responsables de los “tiroteos” callejeros y operativos diversos de represion.

Testimonios de victimas aparte, hay otras fuentes y métodos de verificacion suceptibles de brindar con afinada exactitud cada responsabilidad individual y colectiva en los hechos cometidos. No diré todos. La foja de servicios del personal, el ceremonial y los desplazamientos y registros oficiales, constituyen un precioso filon de seguimiento. A partir de ellos pude obtener por entonces la “masa objetiva” de datos que iban a ser luego recortados y corroborados por otros indices. Muchos de ellos, los que por entonces tenian menor graduacion, siguen en actividad. Otros ocupan puestos relevantes en agencias de seguridad o firmas especializadas en el fichaje de “elementos izquierdistas” por cuenta de las empresas. La mayoria se pasea impunemente por las calles, viaja al exterior y vive con todos sus derechos civiles, sin que ninguna autoridad nacional e internacional tome las medidas juridicas correspondientes al tamaño de sus crimenes cometidos. Incluso para las autoridades extranjeras de otros estados nacionales (Alemania,Bolivia, Espana, Francia, Inglaterra, México, Perù, Uruguay, Venezuela etc.) los respectivos delitos cometidos en estos paises ( tipificables como violacion del territorio nacional, ingerencia en los asuntos internos de otro pais, espionaje, empleo de la hospitalidad nacional para fines terroristas, tales como secuestros y asesinatos) la violacion flagrante de convenciones estipuladas entres paises “civilizados” no fué suficiente razon para exigir la captura de dichos individuos, golpeando si fuese necesario hasta el màs alto nivel de la jerarquia militar. Finalmente, este es el personal que entre 1976 y 1981 condujo la fase màs despotica del proceso, teniendo en cuenta los hombres que van desde la oficiliadad media hasta el generalato y las màs altas graduaciones policiales. Por eso esta nòmina.

Levantada, paso a paso y dia a dia durante mi exilio,. en los años de màs sangrienta represion, es el fruto de mi atento y paciente trabajo acabado en 1982 ( y ligeramente ampliado en 1985) y que por razones ajenas a mi voluntad, estuvo a punto de ser perdido junto a otros materiales, de no mediar recientes circunstancias que permitieron su hallazgo junto a otros materiales que seguiré trasmitiendo. Ella nos recordarà y recordarà cada dia a los principales dirigentes nacionales e internacionales el “pedigrée” de la gente con quién trata las democracias..

R. Peñaloza








0 comentarios:

Publicar un comentario