martes, 31 de marzo de 2015

¡Lo que faltaba!





PUBLICADO el Jueves 26 de marzo, 2015


Luego de la firma del acuerdo sobre formación conjunta de oficiales, control de ciberespacio y colaboración en Inteligencia, los ministros Fernández Huidobro y Morenés Eulate brindaron una conferencia de prensa.
Morenés Eulate explicó que el pacto permite la continuación de la formación de oficiales y militares uruguayos que se lleva a cabo desde el año 1988 y dijo que Uruguay “tiene una enorme capacidad de mediación en los conflictos, un conocimiento profundo de solucionar los problemas por medio del diálogo y la comprensión. Creo que esa es una lección que el mundo debe agradecer a este país”. También aclaró que si bien ya se han formado 117 oficiales de las Fuerzas Armadas, lo que se busca es “establecer jurídicamente esa relación”.

España tiene acuerdos similares con otros países de sudamérica. “La idea fundamental es que no nos sentimos ajenos a la comunidad latinoamericana. Somos parte desde el punto de vista histórico y presente. Compartimos muchas cosas”, afirmó.
Por su parte, Fernández Huidobro expresó: “Estamos en el comienzo de las reformas de las FFAA, a partir de la ley marco de defensa que se aprobara en enero de 2010 y que determinó la creación del Estado Mayor de la Defensa y la doctrina del empleo conjunto de las FFAA”. Recordó que “España realizó esa reforma a fines de la década de los 90”, y agregó que esa experiencia “nos puede servir para conocer los inconvenientes y los caminos mejores para avanzar en esa transformación”.





¡Lo que faltaba!
Después de haber ganado las elecciones el FA se siente "liberado" del "peso" de tener que andar dando explicaciones. Igual falta mucho para las próximas elecciones y para pensar nuevas mentiras o promesas que no se cumplirán. Pero desde el punto de vista democrático este acuerdo militar con la España neofranquista y con las FFAA españolas abiertamente franquistas bate todas las marcas anteriores.

Diariamente tenemos los ejemplos del proceso represivo que se viene dando en Espa
ña y que es de corte claramente fascista. Hace pocos días se aprobó la llamada "ley mordaza" que establece medidas coercitivas solo comparables a, por ejemplo, la dictadura militar uruguaya, o a la dictadura franquista, y esto como culminación de un proceso de agudización de la represión abierta y de las medidas prohibitivas contra todo tipo de protesta social. Hoy en día hay centenares de trabajadores y activistas sociales imputados y muchos encarcelados basándose el fascismo en las nuevas "reglas", "disposiciones" y "leyes". España está siguiendo un camino claramente represivo y antidemocrático liquidando tanto las libertades públicas como una gran parte de los derechos democráticos. A ello hay que agregarle el desenfrenado aumento de los presos por activismo social así como las condiciones carcelarias de los presos vascos que en algunos casos son peores que las aplicadas por la dictadura franquista en sus últimos años. Ayer mismo, y hoy todavía, se vienen llevando a cabo razzias en todo el estado español contra las agrupaciones anarquistas, "ocupas" y simpatizantes. La situación represiva se acerca a tales grados intolerables que hasta organismos internacionales y humanitarios han comenzado a dar la alarma.

A ello debe de agregarse la pertenencia de las FFAA espa
ñolas a la OTAN y con ello han sido, son y serán partícipes en los genocidios que esta alianza militar asesina viene llevando a cabo allí donde el imperio y la OTAN marquen a los pueblos a victimar. Las FFAA españolas nunca han sido ni depuradas, ni cambiadas en su estructura, planteamiento ideologico-estratégico y modo de funcionamiento. Lo que ha llevado por ejemplo al caso del Teniente Segura represaliado por sus denuncias. Las FFAA españolas son las FFAA del franquismo, es decir, fascistas y asesinas. Son responsables de innúmeros crímenes de lesa humanidad que pese al reclamo internacional el gobierno del PP desconoce y rechaza. Frente a los avances de los movimientos soberanistas especialmente en relación a Cataluña se han expresado públicamente varios oficiales de alta graduación prometiendo ora enviar tanques a Cataluña, ora prometiendo tomar las armas si la izquierda y Podemos llegasen a ganar las elecciones.No hay juicios por los genocidos llevados a cabo, por las fosas comunes, por las decenas de miles de desaparecidos, de este auténtico remanente del fascismo militar europeo previo a la Segunda Guerra lo que lleva a que en estas FFAA del franquismo sigue reinando la impunidad.

El firmar un acuerdo con las FFAA fascistas es una afrenta a la lucha democrática del pueblo uruguayo, es una afrenta al antifascismo que la inspiró, es una afrenta también a toda la solidaridad con el hermano pueblo espa
ñol, y el catalán, el vasco, el andaluz y el gallego aún sometidos al yugo sostenido por esas FFAA ideológicamente fascistas y formadas en el fascismo. Con este tipo de acuerdos se "blanquea" a un instituto armado que tiene inmensas deudas con la humanidad, y Uruguay allí, está de la mano del gobierno progresista y del Ministro de Defensa Fernández Huidobro (faltaba más!) para contribuir a ese "blanqueo" de -repetimos- un remanente del fascismo original de los años 30.

Lo peor del caso es que una parte de lo poco dado a conocer públicamente de ese Tratado comprende el entrenamiento y formación de oficiales uruguayos y, aún más, la coordinación de inteligencia lo cual supera todo lo imaginable. Uruguay va a entrenarse, prepararse y coordinar labores de inteligencia con el más puramente fascista aparato militar!.

No por casualidad la derecha hace silencio. Les parece bien a los que ayer decían condenar el franquismo y, aún más, defendían la causa de la República. Si Wilson Ferreira en los finales de la dictadura en Uruguay habló de "blancos baratos" hoy podemos decir que la oposición en los temas de la democracia y la soberanía, o del franquismo y el fascismo, está integrada por blancos, colorados, batllistas etc etc baratos.

Ahora, que el FA que dos por tres lleva a cabo recordatorios de la lucha popular contra la dictadura, el fascismo y sus tropelías, firme y apuntale tales tratados resulta claramente esclarecedor sobre la pudrición ideológica en la que ha caido la izquierda de antes, aún en los principios democráticos más elementales. Y peor aún, nadie en el FA protesta, ni astoristas, vasquistas, mujiquistas, "giros a la izquierda", "renovadores" etc etc, nadie dice nada, nadie se espanta, siga el corso parecen decirse. Ni siquiera reclamamos posturas anticapitalistas que no las tienen ni tendrán, pero sí al menos defender los principios democráticos más elementales.

Uno de ellos sería, en concreto, reclamar que se haga público el tratado en TODOS sus términos que se de a conocer a lo que se ha comprometido Uruguay con el aparato armado del franquismo.

Colectivo de Noticias Uruguayas









0 comentarios:

Publicar un comentario