sábado, 11 de abril de 2015

No sale en el diario



Estimado Gonzalo Abella:

Por aquello de que la verdad es siempre revolucionaria (¡siempre eh!), no te puedo mentir. Tu pretendida respuesta a mi nota enviada a Posta Porteña dando cuenta de un despido incomprensible, me confundió y mucho.

Por un momento hasta creí que no eras tú el que pretendía responderme.

Creo que un intelectual como tú, con tu fina pluma que nos deleitó y nos enseñaste muchas cosas en más de una oportunidad con tus estupendos libros, se dejó llevar por un impulso irreflexivo lamentable. Tu pretendida respuesta no tuvo el rigor intelectual que tú acostumbras a regalarnos. Deberías (creo), haberte tomado un tiempo para reflexionar y releer fríamente la carta y preguntado a determinadas personas por lo sucedido. Te has apresurado, algo que es raro en ti y se te nota nervioso y manejas una serie de conceptos y utilizas una serie de adjetivos calificativos (peligrosos), que pueden ser lógicos en un fanático, en un hincha, pero no en una persona tan culta como tú, de hablar pausado, sereno y reflexivamente. Te juro que me llamó mucho la atención tu respuesta. Dónde está aquel intelectual de barba blanca, que analiza los acontecimientos a través del materialismo histórico y los transmite en una forma tan estupenda que hasta la persona más simple como yo te entiende y mucho.

De todas formas lo tomo como una distinción inmerecida para conmigo.

Pero hay algunas cosas que debo aclararte y es que no habrá de parte mía, más respuestas de aquí en adelante, ya que por aquello de partido cacareador partido flojo, la virtud es callada, lo dejaré por aquí.

Tú optaste por difamarme, cuando de lo que se trataba era el caso de la compañera Loreley Corbo y que es bueno recordarte nada mencionaste al respecto.

Tú dices en tu pretendida respuesta: “Habría voluntarios para hacer los mandados a la derecha, y de ignorarnos pasarían a calumniarnos”

¿Es una calumnia el brutal atropello realizado a la compañera Loreley Corbo? Si mal no recuerdo, una calumnia es una acusación o imputación falsa. ¿Es falso lo que le hicieron a la compañera?

Continúas diciendo: “Y se intenta impulsar paros sorpresivos en la imprenta CYDESOL justito –justito ahora– cuando se están por imprimir las listas de la UP”

Estimado, lo primero que debo decirte, mejor dicho preguntarte es; ¿quizás está mal que los trabajadores reaccionen frente a un atropello patronal? ¿si echan de forma por demás injusta a un trabajador cualquiera, los compañeros deben esperar que la patronal esté en mejor situación para reaccionar? Es que quizás esté bien que  los patrones le digan a los trabajadores: ahora sí pueden hacer paro?

Prosigues manifestando: “Un tal “Pipo” define al compañero Alejandro “Topo” Yori, trabajador y militante del 26, como “alcahuete de la patronal” que “se le va encima a la compañera intentando amedrentarla físicamente”; ese sería el motivo por el cual ella lo llamó  ‘judío mugriento’ y fue despedida sin otra causal”.

No sé por qué te refieres a mí como un tal Pipo, pretendiendo volcar la opinión a tu favor intentando hacerme quedar como que escribo utilizando el anonimato con un sobrenombre, cuando en dicho artículo lo firmo con mis dos nombres, mis dos apellidos y hasta pongo mi doc. de identidad.

Sobre el tema judío mugriento, sos tú el que maneja el tema esgrimido por el representante de la patronal en el Ministerio de Trabajo. Jamás manejé dicho concepto porque no me consta.

También afirmas: Según “Pipo”, que sabe vida y milagros de toda la UP, con anterioridad un trabajador de CYDESOL se enfermó y la imprenta le pagó por meses la diferencia entre su salario y el seguro de DISSE, y cuando alegó que por razones económicas no podía hacerlo más, la compañera ahora despedida forzó a la empresa a seguir pagando. Ahora, echarla sería la venganza de la imprenta.

Aquí también estigmatizas antes que introducirte en un debate franco y argumentativo, volcándote a un estilo “intrusos” en vez de tratar de dejar conceptos claros y contundentes para que tengan luego su fermentación analítica.

Recurrís no solo a injurias, sino lo que es peor, buscas anclajes afectivos y emocionales en donde pretendes levantar la bandera primero de la injusticia-lástima y luego aquello que linda con la soberbia como es,  somos los únicos que valemos, somos los únicos auténticamente revolucionarios y luego desde el facebook, los genuflexos y los lisonjeros que están con su oportunismo siempre listos  a quedar bien con sus “amigos” públicamente, escriben comentarios que parece mentira vengan de gente con capacidad de razonar.

Acá mi estimado Gonzalo, hay que discutir si es cierto o no lo que pasó con el compañero delegado ahora fallecido.

Con tu discurso increíblemente sistémico, directamente o indirectamente estás haciendo que la conciencia social, ya en un muy peligroso retroceso, continúe en dicha dirección.

Sigues diciendo “Pero “pipo” y los  servicios de inteligencia que lo asesoran saben mucho más. Detallan pormenorizadamente quién va a qué embajada y cómo se comporta cada integrante de la UP en los encuentros protocolares”.

Estimado, no te puedo mentir. Sobre tus acusaciones de espía estoy viendo cómo se pueda dirimir esto. Si para Uds. que se dicen auténticos revolucionarios, la justicia burguesa sirve para dirimir pleitos, quizás también sirva para mí. Eso lo veremos en su oportunidad.

Te comento. En el diario El País se viene una reestructura que trae consigo la pérdida de puestos de trabajo. Te pregunto: ¿qué hará concretamente el Diputado compañero Rubio? ¿Gritará fuerte en el Parlamento denunciando tal atropello? ¿Los periodistas de Radio Centenario los entrevistarán en sus distintos programas? ¿Saldrán notas dando cuenta de tal atropello en las páginas del diario La Juventud? Quizás lo hagan pero eso sí, sin ninguna autoridad moral simplemente porque ya no la tienen

Estimado. Lo dejo por acá y quisiera dejarte un pasaje de una intervención de un compañero tuyo que se pasa en cada tanda de la radio:

“Ninguna revolución tiene sentido si se pierde el sentido humano”

Más vigente que nunca, arriba los que luchan siempre!

LUIS HUMBERTO RODRÍGUEZ COSTA
CEDULA DE IDENTIDAD 1.430.040-6
CREDENCIAL CÍVICA BCA 64.043
PIPO - postaporteñ@ 1379 - 2015-04-09

0 comentarios:

Publicar un comentario