lunes, 11 de mayo de 2015

No existimos





Mujica, el líder de la rendición y la desmoralización

Mujica se ha creído lo de la "nominación" que le hizo Obama como "líder regional". Por eso considera que debe opinar sobre todo, aunque la mayoría de las veces no sabe y menos aún domina el tema, o, lo que es peor, falsifica, esconde y en definitiva propaga mentiras. Emplea su clásica "táctica" de agredir, insultar, ensuciar, enredar con malicia y al final eludir el asunto en cuestión. Falsifica conceptos y creencias atribuyéndoselas a quienes ataca cuando en realidad son invenciones suyas que las revierte como si fueran de otros.

Si ha habido un individuo en Uruguay en los últimos tiempos que ha propagado la falsa creencia de que "Uruguay está en el ombligo del mundo" ha sido precisamente Mujica con toda su autopropaganda de doble faz. Desde repercusiones de sus dichos profusamente propagados por los medios imperiales hasta llegar a creerse que Uruguay estaba a la vanguardia mundial en cierto número de cuestiones. Los alcahuetes aprovechadores bajo su manto han llegado a decir que Mujica puso Uruguay en el mapa del mundo. Una y otra vez ha insistido Mujica pretendiendo dar lecciones al mundo entero, precisamente sobre el "ombligo" uruguayo. Y el ombligo del ombligo siempre resultaba ser él mismo Mujica.

Es decir, edificar una imagen en base a golpes de efecto mediáticos sin importarle si después no resultaban o se desmoronaban, ya que el golpe de efecto y las rúbricas en los medios ya estaban, para inmediatamente después hacer uso de la "táctica" de "a otra cosa" y así seguir con los "impactos". A resultas de eso vienen luego consecuencias y ahí sí Mujica "colectiviza" los resultados negativos. Por eso le atribuye a TODOS los uruguayos lo que ha sido la quintaesencia de su prédica y propaganda. Es una burda mentira y un ensuciar a TODOS los uruguayos el atribuírles creerse que se está en el "ombligo del mundo". Fue Mujica el que sacó conclusiones, emitió juicios y "dictó cátedra" en cada una de las cuestiones en las que se metió. Desde las reuniones con Obama, Soros y Rockefeller, hasta la "candidatura" al premio Nobel, desde darle "la solución" a todo el mundo tan luego en el problema de la droga, a "lecciones" de economía a los pueblos europeos reventados por el austericidio del FMI, bancos centrales y la banca internacional, o las "lecciones morales" a todo el mundo desde el podio de la ONU. Mujica ha tratado de meterse y autoproponerse como "mediador" en conflictos del calibre de Venezuela o Colombia. En suma, el único que se ha creído parte del ombligo ha sido él. Pero ahora se lo atribuye a todos los uruguayos en vez de asumir las consecuencias. Porque de eso se está tratando.

Ocultó que EN SECRETO Y A ESPALDAS DE TODO EL MUNDO EN URUGUAY estaba llevando a cabo negociaciones secretas para entrar al TISA que viene siendo el último clavo del ataúd de un Uruguay más o menos soberano. Como se dió a conocer esta situación, en lugar de explicar el por qué lo ha hecho en secreto, sale con justificaciones que son un ataque a TODOS los uruguayos. Así lo ha hecho siempre y si su "táctica" le da réditos es a causa de los obsecuentes que luego se cobran su apoyo en cargos, puestos y prebendas (aunque, valga la mención, el propio Mujica, en otro reportaje o libro, los trata de "infieles" y que la única leal a él en el gobierno ha sido su perra).

Mujica cambia el centro de atención (así lo ha hecho siempre) y del escándalo de las negociaciones secretas pasa a atacar a los uruguayos que "se creen en el centro del mundo" y no en "la periferia". Lo cual además de ser mentira sobre que ese es el sentir de los uruguayos, es también una mentira en términos concretos. Muchos "chicos" de "la periferia" vienen siendo como acertadamente dicen los versos "que una gota con ser poca, con otra se hace aguacero" que es lo que viene pasando en TODO EL MUNDO, en "la periferia" como despectivamente lo plantea Mujica.

La "tesis" que divulga Mujica es que si hay una periferia hay un centro, o centros, "el ombligo", y dado el poder de los que están en el "ombligo" no hay otra que rendirse y de ser posible alcahuetearlos tal cual ha sido la orientación del "progresismo" uruguayo particularmente del gobierno Mujica, y de allí la política de mendigarle un "lugarcito" y favores al imperio y a la tambaleante Unión Europea, sin muchos resultados concretos que se diga. Ahora lo retoma el gobierno Vázquez con sus lacayunas intervenciones contra Venezuela bolivariana, por ejemplo.

Algunos sindicatos, con el respaldo del PIT/CNT hicieron un paro parcial para protestar contra el TISA, Mujica sale al ataque frontal tratándo de burlarse de los sindicatos y de las luchas y las protestas. Esto debería servir de lección para todos aquellos militantes y trabajadores que han apoyado a Mujica. Él se burla de las luchas."No existimos" dice, "el G20 no se va a impresionar" sostiene, "se van a matar de risa" remata. Es el resumen se su capitulación, es la síntesis de su rendición y es el meollo de su constante llamado a no resistir ni a no hacer nada, es decir, "el ombligo" de su prédica desmoralizante y desmoralizadora.
¿Por qué no lo dijo en su discurso al frente del Cuartel Moncada en Cuba? ¿Por qué no se lo dijo a los cubanos? ¿Por qué no les dijo que "estamos en la periferia", que "se ríen de nosotros", que "no existimos"? ¿Por qué no les dijo que no hay que hacer nada? ¿Por qué no les dijo que es mejor ir a las cuevas imperiales y "ver como viene la mano"? ¿Y por qué no lo dice sobre el "periférico" Viet-Nam?. La prédica de Mujica leva implícito el que Artigas y los patriotas orientales no deberían haber luchado "en la periferia" contra el poder colonial, que Mandela y el pueblo sudafricano no deberían de haberse sacrificado, lo mismo vale precisamente para todos los pueblos de "la periferia" que se han sublevado en heroicas luchas contra los opresores, las grandes potencias, los colonialistas y los imperios. ¿Por qué no aprovecha en estos días y predica esta postura para los pueblos que derrotaron al nazismo, como el soviético que lo aplastó?

En suma y yendo hacia adentro de "la periferia" Mujica considera que la lucha de los trabajadores uruguayos desde mediados de los 1800 en adelante ha sido inútil ya que nada se puede hacer contra los poderosos que se van a reír de esas luchas, que la lucha de la izquierda ha sido inútil, y que la lucha por las libertades y derechos democráticos protagonizada por el pueblo uruguayo BAJO LA DICTADURA y que ha permitido -entre otras cosas- que Mujica saliera de la cárcel, que esa lucha de la periferia no "impresionó" a los opresores. Mujica predica la desmoralización y está contra todo tipo de movilización que no sea la de juntar votos, y más está en contra cuando ella es protagonizada por los movimientos sociales, los sindicatos, los estudiantes, los movimientos por los DDHH, ya que son estos movimientos "de la periferia" los que siempre han cambiado en mundo y eso lo vemos con claridad hoy en día, desde los afroamericanos en los mismos EEUU, al pueblo bolivariano que resiste, a los pueblos europeos que lentamente van preparando la gran explosión en el viejo continente.

Mujica está en contra de las movilizaciones sociales porque el considera que "el bacalado se corta" en la cúpulas, de ser posible en secreto, y que solo ciertos "iluminados" (el mismo y su coro infiel, menos leal que su perra) están capacitados para negociar y resolver sobre el destino de todos. En suma: Mujica no cree NI NUNCA HA CREIDO EN EL PUEBLO más que para conseguir su voto, Mujica es un desmoralizado de la lucha social, de la lucha de los pueblos, Mujica predica un verso que le sirve al sistema y con eso ayuda a mantenerlo. Mujica no es uno "de los nuestros" como se ha propagado. Mujica es uno de los "de ellos" que trata de desarmar, ensuciar, burlarse y mentir sobre la lucha de los trabajadores y los pueblos. Si todavía no está claro para muchos poco a poco el mismo Mujica con sus actos lo irá clarificando. Por esa razón, hoy más que nunca, ante tanta prédica desmoralizadora: SOLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO!

Colectivo de Noticias Uruguayas



 http://www.elpais.com.uy/informacion/mujica-usted-cree-que-g20.html


Pit-Cnt respondió a Mujica: "Comete excesos" y "errores groseros"


El expresidente José Mujica ironizó días atrás sobre el paro que la central obrera apoyó y que entre otras cosas rechazaba la incorporación de Uruguay al TISA y había dicho: "¿El G20 se va a impresionar por un paro del Pit-Cnt? No. No existimos". Hoy, el coordinador del Pit-Cnt respondió.


mié abr 29 2015 10:21
El jueves pasado el Pit-Cnt apoyó el paro de 18 sindicatos que expresaron, entre otras cosas, su rechazo a la posible incorporación de Uruguay al tratado internacional TISA (por sus siglas en inglés, Trade in Services Agreement).

Ese mismo día el expresidente y actual senador José Mujica ironizó por la medida y dijo: "¿El G20 se va a impresionar por un paro del Pit-Cnt? No. No existimos".

Hoy miércoles, el coordinador del Pit-Cnt, Fernando Pereira, dijo en radio Sarandí que "Mujica tiene muchos aciertos y muchos errores. Y cuando comete errores son groseros".

El sindicalista agregó que le tiene "respeto", pero no por eso va a dejar de "decirle que comete excesos que no son propios de una persona que respeta a compatriotas".

"Las afirmaciones que hace del paro son disparatadas", sostuvo Pereira, y explicó que "nuestra intención no es que Estados Unidos se asuste, sino que los trabajadores conozcan de qué se trata el TISA, cuáles son los riesgos de este tratado para Uruguay y tratar de convencer al gobierno uruguayo de un cambio de posición".






0 comentarios:

Publicar un comentario