miércoles, 8 de julio de 2015

“Uruguay nunca tendrá de Venezuela una carta oculta”

El embajador de Venezuela en Uruguay, Julio Chirino, aseguró que nuestro país “nunca tendrá de Venezuela una carta oculta, nunca tendrá una acción contraria a lo acordado en una mesa y jamás tendrá un irrespeto de los hijas e hijas de Simón Bolívar y Hugo Chávez”.


>>>Oxígeno venezolano para Uruguay
Intereses diferentes


Mientras en Uruguay el interés es el empresarial, el interés venezolano es de hermandad y solidaridad. Uruguay puede seguir contando con Venezuela.


Acuerdo con Venezuela trae "oxígeno" a la industria láctea y trabajadores se mantienen movilizados


Como un "alivio" que otorga "un poco de oxígeno" a una realidad cargada de incertidumbre, "algo que nos genera tremendas expectativas" definió el dirigente de la Federación de Trabajadores de la Industria Láctea (FTIL) Carlos Cachón, el reciente anuncio que realizó el presidente de la República, Tabaré Vázquez, del acuerdo refrendado entre los gobiernos de Uruguay y Venezuela. De todos modos el gremio se mantiene movilizado y el martes 14 realizarán una marcha en San José.
Ambos gobiernos acordaron la venta de 265.000 toneladas de productos alimenticios uruguayos a Venezuela por 300 millones de dólares hasta diciembre. Representa 120.000 toneladas de arroz, 44.000 toneladas de leche en polvo, 80.000 toneladas de soja, 9.000 toneladas de pollo y 12.000 toneladas de queso. “Es oxigeno puro para el país” dijo durante los anuncios el presidente Vázquez.
"Todo apunta a que reactivemos la producción de la industria láctea en el país. En la medida que tengamos los mercados para comprar nuestros productos, Uruguay está en condiciones de producir" aseguró.
En diálogo con el Portal del PIT-CNT, el dirigente de la FTIL, Carlos Cachón coincidió con Vázquez en las expectativas que se generan con este acuerdo alcanzado entre ambos países y aseguró que esto contribuye a comenzar a visualizar una salida a una "coyuntura difícil" que se relaciona con la caída de precios a nivel internacional.
"Esto afecta los puestos de trabajo de mucha gente en la industria" explicó Cachón.
Para dirigente sindical, el acuerdo con Venezuela "es una señal positiva para los trabajadores, para la industria, para las cooperativas y para el país todo", al tiempo que abre puertas para posicionar nuestros productos en el Caribe.
"Nuestra expectativa también está puesta en lo que pueda hacerse en la misma dirección con Cuba que también está necesitando alimentos" aseguró.

Movilización

A pesar de las expectativas favorables que se abren a partir del anuncio del acuerdo alcanzado entre Uruguay y Venezuela, el dirigente Carlos Cachón enfatizó la importancia de la movilización que la FTIL realizará el próximo martes 14 de julio en San José, departamento donde la crisis de la industria láctea golpeó duro y afectó la fuente laboral de 600 trabajadores en los últimos seis meses.   




>>> Acuerdo entre Uruguay y Venezuela .


VENEZUELA
Embajador Julio Chirino: Uruguay nunca tendrá de Venezuela una acción contraria a lo acordado
El embajador de Venezuela en Uruguay, Julio Chirino, aseguró que nuestro país “nunca tendrá de Venezuela una carta oculta, nunca tendrá una acción contraria a lo acordado en una mesa y jamás tendrá un irrespeto de los hijas e hijas de Simón Bolívar y Hugo Chávez”.

En ocasión de la celebración el pasado domingo 5 de julio del 204° aniversario de la Independencia de Venezuela, la misión diplomática del país caribeño en Uruguay realizó este martes una serie de actividades que incluyeron la colocación de ofrendas al pie de los monumentos a José Artigas y Simón Bolívar, así como una recepción en la sede del MERCOSUR.
De la misma, participaron altas autoridades uruguayas y del cuerpo diplomático acreditado, incluyendo al vicepresidente Raúl Sendic.
Sendic, quien participó en las conversaciones que rodearon el acuerdo al que ayer arribaron ambos gobiernos para cancelación de deudas y compra por parte de Venezuela de alimentos uruguayos, señaló que estuvo presente “el espíritu del 2005, que planteó Chávez” de intercambiar las principales fortalezas de ambos países, como son en este caso la producción de energía y de alimentos.
El jerarca uruguayo asimismo expresó el agradecimiento del pueblo uruguayo a Venezuela por su eterna amistad.
“También nuestro agradecimiento y nuestra lealtad a esa construcción de integración latinoamericana en la que estamos juntos”, dijo Sendic.

Uruguay nunca tendrá una acción contraria a lo acordado

Por su parte, el embajador de la República Bolivariana de Venezuela en Uruguay, Julio Chirino, destacó: “Somos países hermanos, hijos de una misma lucha contra las cadenas imperiales que arrebataron nuestras tierras a sus hijos originarios y nuestros gobiernos también están hermanados”.
Chirino puso como ejemplo de esa hermandad que “en tiempo récord -después que ambos Jefes de Estado conversaran directamente-, en menos de una semana se llegó a importantes acuerdos que recuerdan los suscritos entre el comandante Chávez y el presidente Tabaré Vázquez el 2 de marzo de 2005”.
“Uruguay cuenta con una Venezuela amiga que no ve la relación como una negociación entre los países, sino como la cooperación que debe existir entre nuestros pueblos”, agregó.
El diplomático aseguró que “Uruguay nunca tendrá de Venezuela una carta oculta, nunca tendrá una acción contraria a lo acordado en una mesa y jamás tendrá un irrespeto de los hijas e hijas de Bolívar y Hugo Chávez”.




06/07/2015
Leche, quesos, arroz, soja y pollo
Venezuela comprará 265.000 toneladas de alimentos a Uruguay por 300 millones de dólares


Los gobiernos de Vázquez y Maduro acordaron la venta de 265.000 toneladas de productos alimenticios uruguayos a Venezuela por 300 millones de dólares hasta diciembre. Representa 120.000 toneladas de arroz, 44.000 toneladas de leche en polvo, 80.000 toneladas de soja, 9.000 toneladas de pollo y 12.000 toneladas de queso. “Es oxigeno puro para el país” dijo el Presidente Vázquez, dado el momento que atraviesa el sector lácteo.


Tras reunirse con una delegación oficial venezolana, el Presidente de la República, Tabaré Vázquez, informó los alcances de un acuerdo comercial entre ambos países que implica, entre otros puntos, la venta de 265.000 toneladas de alimentos de origen uruguayo a Venezuela, por un valor que ronda los 300 millones de dólares.

La negociación concluyó con la venta de 120.000 toneladas de arroz, 44.000 toneladas de leche en polvo, 80.000 toneladas de soja, 9.000 toneladas de pollo y 12.000 toneladas de queso.

El Presidente Vázquez explicó que Venezuela necesitaba comprar productos alimenticios, mientras que Uruguay tiene buena producción de los mismos y dificultades para colocar en algunos lugares del mundo.

Si bien la suscripción formal del acuerdo se concretará el próximo 17 de julio en Brasilia, el acuerdo ya comenzó a regir e implica el suministro de diversos productos desde ahora y hasta diciembre de 2015.

“Uruguay está seguro que tiene disponibilidad para enviar estos alimentos”, dijo Vázquez, quien explicó que los 300 millones de dólares quedarán depositados a través de un fideicomiso de Venezuela en la sucursal uruguaya de la institución bancaria BANDES, “como garantía de cobro inmediato ante la venta de cada producto”.

El mandatario uruguayo definió esta noticia como “tremendamente importante” tanto para los uruguayos como los venezolanos, por la reactivación del intercambio comercial entre las naciones. Se congratuló por esta concreción, en un momento particular del país, donde existen inconvenientes en el sector lácteo por el cierre de dos empresas. “Esto es oxígeno puro para el país”, dijo Vázquez, quien ratificó el “compromiso absoluto de cumplir con las obligaciones contraídas”.

El jerarca dijo que todo apunta a que se reactivará la producción láctea nacional, en la medida en que se recuperen mercados, dado que Uruguay siempre estuvo en condiciones para producir. Dijo que aguarda que esto “derrame” en una posible reapertura de las empresas privadas cerradas, las que deberán evaluar si las condiciones están dadas para ello.

El vicepresidente de Finanzas y Ministro de la Banca Pública de Venezuela, Rodolfo Marco Torres, dijo que esta compra de 265.000 toneladas de alimentos permitirá el abastecimiento seguro de su país en los productos antes citados. Dijo que se está armando un cronograma de abastecimiento con el sector privado, y que la idea es continuar con el intercambio en 2016, de acuerdo a las necesidades.

En este aspecto, hizo hincapié en que los recursos están garantizados, lo que asegura la continuidad en el suministro. “Para nosotros la relación Uruguay-Venezuela es muy importante”, sostuvo Torres en conferencia de prensa y agregó que se le dará continuidad al legado que dejó Hugo Chávez, buscando fortalecer aún más la relación entre ambos países.

Las declaraciones del Presidente Vázquez y el ministro Torres fueron brindadas en conferencia de prensa, acompañado del vicepresidente, Raúl Sendic; la ministra de Industria, Energía y Minería, Carolina Cosse; el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre; el embajador de Venezuela, Julio Chirino; el ministro de la Seguridad y Soberanía Alimentaria y vicepresidente de la Alimentación, Carlos Osorio.





http://www.lr21.com.uy/economia/1242403-gobierno-controlara-los-proveedores-uruguayos-a-venezuela-despues-de-constatar-incumplimientos-de-productores-hacia-ese-pais
 >>>Cuando Uruguay estafó a Venezuela


>>>La estafa de UMISSA 
 http://elmuertoquehabla.blogspot.nl/2011/02/el-fraude-de-umissa-con-viviendas.html

 >>>La estafa del Fondo Bolívar-Artigas
 http://elmuertoquehabla.blogspot.nl/2015/04/el-ultimo-mail-del-contador-eduardo.html

>>> El fideicomiso del Fondo Bolivar Artigas
 ¿En calidad de hijo? -. Hijo de Tabaré Vázquez (Javier Vázquez) gestionó y concretó negocio con Venezuela días antes de integrar una misión oficial del gobierno uruguayo a Caracas. El hijo del presidente figura en una nómina integrando la delegación oficial del gobierno nacional. Javier Vázquez participó de negocios informáticos vinculados con el canje de deuda petrolera de Ancap con la estatal venezolana Pdvsa, a partir del fideicomiso Fondo Bolívar-Artigas por 59 millones de dólares. En el viaje que el presidente realizó en marzo del año pasado a Caracas, Javier Vázquez figuró en el último lugar de la nómina de integrantes de la delegación uruguaya junto a jerarcas del gobierno (Búsqueda 19/4/07).

Semanario Brecha el viernes 13 de abril de 2007

La viabilización del fideicomiso
EN SUSPENSO POR MANIOBRAS

LA CONSTITUCIÓN del Fondo Bolívar-Artigas, que a la fecha administra mediante un fideicomiso de más de 270 millones de dólares, fue como miel para los osos. Aun antes del depósito del capital en cuentas bancarias del Banco República y el BANDES, la posibilidad de efectuar negocios de exportación a Venezuela estimuló una red de operadores con una pata en Caracas y otra en Montevideo. Las ventajas eran evidentes: siempre que se obtuviera la autorización del organismo estatal y la orden de pago, de PDVSA, era posible anudar negocios sin la necesidad de licitaciones, con el acceso rápido al dinero, exonerado de impuestos y al margen de los controles sobre manejo de divisas que imperan en Venezuela.
El pivote de la red en Venezuela es una empresa llamada Cerjeca, dirigida por un venezolano hijo de uruguayos, Norberto Barcos, que contaba con acceso a los círculos gubernamentales por su vinculación con altos funcionarios de corporaciones estatales.
El propósito del fondo era el estímulo de acuerdos comerciales entre empresas estatales de los dos países, pero estaba abierta la posibilidad de realizar negocios con empresas privadas uruguayas. En los hechos, el fideicomiso financió tres emprendimientos privados que monopolizaron el 90 por ciento de los fondos de las cuentas: la venta de software y asesoramiento en tecnología informática, la venta de casas prefabricadas; y la venta de vacas preñadas y toros Holando para el mejoramiento del ganado de altura en zonas ganaderas venezolanas.
La exportación de ganado lechero fue el primer negocio concretado a través del fideicomiso por la empresa Rozada y Compañía, por más de 6 millones de dólares. La venta de ganado se efectuó de acuerdo con el contrato, aunque en Montevideo se informa que existen denuncias por incumplimiento de pago del intermediario a los productores. Barcos fue el contacto que acercó a Rozada con el presidente de CorpoZulia, el general Eduardo Martínez Mendoza.
La exportación de casas prefabricadas con una tecnología de asbesto-hormigón fue autorizada por un total de 155 millones de dólares de los cuales se ejecutaron apenas 36 millones. La empresa de Barcos era la representante en Venezuela de una firma uruguaya creada a los efectos del negocio: UMISSA, en la que aparece como principal responsable el argentino Alejandro Lagrenade. Se trata de casas prefabricadas que en su momento se comercializaron en Uruguay con tecnología Equinox, que el ministro de Vivienda del gobierno Lacalle, Carlos Cat, había expresamente prohibido por sus características nocivas para la salud.
La autorización para la importación de las casas encontró la resistencia del entonces ministro de Vivienda venezolano Julio Montes, que fue sustituido por Luis Figueroa. En ocasión de la visita del presidente Chávez, en marzo de 2005, Figueroa impulsó en Montevideo la firma del convenio, que se realizó fuera de protocolo, y a la que accedió, no muy convencido, el ministro Mariano Arana, en una reunión en el hotel Radisson, de la que participó el embajador uruguayo en Venezuela, Gerónimo Cardozo; para ello fue necesario, y a la vista de ciertas modificaciones en las especificaciones técnicas de los módulos, otorgar la autorización correspondiente. Las casas de UMISSA -definida como una empresa "cogestionada"- fueron presentadas como producidas en Uruguay, cuando en realidad la mayoría de las partes son importadas de Argentina (Techint) y de Honduras.
Una primera partida de las casas prefabricadas llegó a Venezuela, pero nunca fueron instaladas, porque no coincidían ni el metraje, ni ciertas características técnicas; aún permanecen depositadas en un galpón.
El ministro Figueroa fue despedido de su cargo, tras un escándalo vinculado a este negocio, ventilado por periódicos anti- chavistas, en los que se acusaba al funcionario de corrupción. Se exigió que se sustituyera el asbesto de las láminas, componente que está expresamente prohibido en Venezuela. El embajador uruguayo en Venezuela, Gerónimo Cardozo, afirmó a
Brecha que en la comisión mixta que analiza los proyectos del fideicomiso, instalada la semana pasada, no se ha recibido hasta ahora ninguna protesta referida a UMISSA.
El tercer negocio, la venta de software, fue gestionado por Javier Vázquez, hijo del presidente Vázquez, en representación de la empresa uruguaya Artech. La venta de la tecnología Genexus a la Corporación Venezolana de Guayana-Telecom comprendió 59 millones de dólares, de los 79 millones proyectados. La transferencia de la tecnología por parte de Langecor (Artech), Geocom,
MVDCOMM y Tabena, se viene realizando normalmente y seguramente se concrete en el futuro inmediato el tramo no ejecutado. Es, de los tres negocios principales, el que no tiene relación con la intermediación de Barcos. En la sede de la representación de Artech, en el edificio Cristal, de la zona de Altamira, Caracas, se instaló recientemente la embajada uruguaya en Venezuela.
En cambio, sí aparece Barcos, y su contraparte uruguaya Pedro Zaffaroni Rocco, en un intento de vender usinas potabilizadoras de agua (UPA). La empresa uruguaya que suministraría las UPA es CUPH, una de las tres que se beneficiaron de la tercerización de la comercialización del producto resuelta por el anterior directorio de OSE. El ministerio venezolano encargado de autorizar el negocio se opuso a incorporar el convenio en el fideicomiso. Paralelamente, otra empresa uruguaya acordó la transferencia de tecnología de las UPA, para que en Venezuela se construyan los equipos.
De todas formas, OSE ya resolvió cancelar los contratos de tercerización y está dispuesta a entregar gratuitamente la tecnología de las UPA.
Por otro lado, habría que consignar que algunas firmas uruguayas que participaron en la ronda comercial que tuvo lugar en Caracas en julio de 2005 se han quejado de las dificultades que encontraron para concretar esos negocios con su contraparte, en especial por la burocracia reinante en Venezuela.
Producto de la situación derivada de los episodios relatados más arriba, en los que se denuncia la acción de una red de operadores, la práctica de pago de comisiones y el tráfico de influencias, la administración del Fondo Bolívar Artigas actualmente está en stand by, mientras se realiza un análisis de cómo orientar los fondos para fomentar intercambios entre empresas estatales, como el concretado entre UTE y su contraparte venezolana CADAFE.


0 comentarios:

Publicar un comentario