miércoles, 5 de agosto de 2015

Nos van a perforar




Con una inversión de entre 150 y 200 millones de dólares, la firma francesa Total perforará un inédito pozo de 3.400 metros de “columna de agua” y otros 3.000 bajo el lecho oceánico en busca de hidrocarburos, informó el gerente de explotación y producción de Ancap, Héctor De Santa Ana. Los trabajos se realizarán entre marzo y mayo de 2016 en una zona de la plataforma marítima uruguaya ubicada a 400 kilómetros de Montevideo.


Un barco de última generación de una empresa contratada por la empresa petrolera Total realizará entre marzo y mayo del año próximo la primera perforación en busca de indicios de hidrocarburos en la zona económica exclusiva uruguaya del océano Atlántico, a 400 kilómetros de Montevideo.
El anuncio fue realizado por De Santa Ana, quien destacó que en el área “no hay antecedentes de pozos ultraprofundos que sirvan de referencia”.
Detalló que el pozo presentará 3.400 metros de “columna de agua”, es decir la distancia comprendida entre la superficie y el lecho oceánico, que “constituye un récord mundial”, y desde allí se perforará hasta una profundidad de algo menos de 3.000 metros.
"La obra será muy compleja y ayudará a investigar un objetivo preciso de la cuenca, en los límites de las posibilidades tecnológicas", puntualizó el experto.
Esta tarea demandará una inversión de entre 150 y 200 millones de dólares, financiados por la petrolera francesa. “Desde el origen del proyecto y hasta la fecha, la Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Pórtland (ANCAP) no puso siquiera un peso”, aclaró De Santa Ana a la Secretaría de Comunicación.


Pozo confirmará existencia o no de petróleo y gas
“Relevamientos de sísmica 3D, de altísima resolución, nos muestran un reservatorio en un área de arcilla. Del análisis de sus propiedades físicas surge que podría tratarse de una ‘arena’”, relató el entrevistado.
“Tenemos una visión indirecta de lo que podría llegar a ser el tipo de fluido que podría estar en los poros de esa arena”, añadió, aunque prefirió no especular.
“El pozo descubridor va a ser confirmatorio de la existencia de petróleo y gas, juntos o por separado, de agua dulce o salada”, explicó.
Este será sucedido de otras dos perforaciones, “de limitación” que aportarán información que permitirá calcular la cantidad de petróleo existente en la trampa y el volumen recuperable.
De Santa Ana señaló que, en caso de que el espesor de roca con hidrocarburos sea importante, pueden sucederse tres situaciones: que se detecte un reservorio de gas cuya explotación no sería rentable independientemente de su volumen, de petróleo o de ambos combustibles.
En los dos últimos casos los volúmenes determinarían la rentabilidad de la extracción. Si el petróleo está asociado con gas, el funcionario indicó que hay que separarlos y el gas reinyectarlo (vuelve al yacimiento) o producirlo.
La operativa del barco contratado estará apoyada por una plataforma y por otros tres buques. De Santa Ana observó que decenas de empresas de servicio, previamente licitadas, trabajarán en instrumentación, almacenaje y abastecimiento, entre otras tareas.
>>> La técnica de perforar a profundidades aún no es segura.
Un accidente podría producir un desastre ecológico de una magnitud incalculable. No hay forma de parar un vertido a esas profundidades.

Video producción de El Muerto 23 junio 2010
La muerte en el Golfo de México
  .



La huella del desastre petrolero en el Golfo de México durará décadas

La capa lodosa en aguas profundas que se formó alrededor del masivo vertido de petróleo ocurrido en el Golfo de México en 2010, podría tardar décadas en recuperarse de los efectos del desastre según han informado investigadores.
El derrame de petróleo del pozo Macondo de British Petroleum (BP) tuvo su impacto más severo en un área de cerca de nueve millas cuadradas (24 kilómetros cuadrados) alrededor de la boca del pozo, dice el informe publicado en la revista científica 'PLoS One'.
Los efectos moderados fueron vistos en 57 millas cuadradas (148 kilómetros cuadrados). La rica biodiversidad del fondo marino se ha reducido en gran medida por el penacho de aceite, que tuvo 200 yardas (183 metros) de espesor y 1,2 millas (1,9 km) de ancho.
"Teniendo en cuenta las condiciones de las aguas profundas, es posible que la recuperación del hábitat en los fondos blandos y las comunidades asociadas en las cercanías de la explosión de la plataforma horizontal tarde décadas o más"», concluye el informe.
El 20 de abril 2010 los desastres a bordo de la plataforma de perforación mataron a 11 trabajadores y rompieron el pozo Macondo, lo que provocó el peor derrame de petróleo en alta mar en la historia de EE.UU.


La investigación fue llevada a cabo por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA en sus siglas en inglés). Paul Montagna, profesor de ecosistemas en la Universidad A&M de Texas, dijo a la NOAA que se encontró contaminación dentro de 300 a 600 yardas a lo largo del pozo. En el caso de Macondo, se encontró cerca de dos millas (3,2 km) desde el pozo, dijo Montagna.
Jeff Baguley, experto de la Universidad de Nevada en pequeños animales marinos e invertebrados de agua dulce, dijo en el sitio a la NOAA que en las zonas afectadas los gusanos nematodos se han convertido en el grupo dominante.
En la investigación participaron miembros de la Universidad de Nevada-Reno, Texas A&M, Centros Nacionales de Costa y Ciencias Oceánicas de la NOAA y representantes de BP.

Los gráficos de "Saracho"








0 comentarios:

Publicar un comentario