jueves, 22 de octubre de 2015

Elogio a la gestión propia

Ni educación, ni vivienda, ni salud

>>> Socialismo para ricos

Aguante usted lo votó.


https://www.mef.gub.uy/16845/1/mef/los-uruguayos-hemos-construido-confianza-y-autoestima.html

.

>>> Salvavidas de plomo
Tus nietos continuarán  pagando


Objetivos de las Operación
1) Consolidar la política de pre-financiamiento del Gobierno Central, fortaleciendo el nivel actual de liquidez mediante la obtención de fondos en un contexto de tasas de interés aún bajas en términos históricos, y ante el inminente incremento de las mismas.
2) Re-perfilar los vencimientos de deuda global en dólares de plazos relativamente más cortos.
3) Crear un nuevo punto de referencia en la curva de rendimiento de bonos en dólares, que permita darle mayor liquidez al mercado y sea atractivo para los inversores.
Diseño
La transacción comprendió:
La emisión de un nuevo bono global denominado en dólares, con vencimiento final
2027, amortizable en tres pagos anuales en 2025, 2026 y 2027 (vida promedio 11
años).
Al mismo tiempo, se lanzó una oferta de canje de cuatro series de bonos globales en
dólares de vencimiento previo al 2027.
Resultados
La emisión total alcanzó los 1.700 millones de dólares, de los cuales 1.200 millones
corresponden a efectivo.
La demanda superó ampliamente el monto ofrecido, con un libro de órdenes superior
a los 3.000 millones de dólares.
El bono se emitió con un rendimiento levemente por debajo de 4,5% anual. El
diferencial sobre el bono de referencia del Tesoro de Estados Unidos (spread) fue de
245 puntos básicos.
Evaluación
A pesar del actual contexto de volatilidad global y regional, el libro de órdenes para la
nueva emisión fue sobre-suscripto rápidamente y compuesto por una base inversora de
alta calidad (incluyendo bancos centrales europeos).
La ejecución de la transacción se llevó a cabo sin un proceso previo de marketing,
reflejo del grado de conocimiento, seguimiento y confianza que tienen los inversores en
el crédito uruguayo.
La transacción permitió reciclar emisiones globales de menor vencimiento y mayor
cupón, contribuyendo a incrementar la madurez promedio de la deuda del Gobierno
Central.
Tras la operación, la liquidez del Gobierno Central alcanzará aproximadamente 3.560
millones de dólares (6,4% del PIB). Notar además que el Gobierno Central dispone
de líneas de crédito contingente con organismos multilaterales por 2.167 millones de
dólares adicionales.
Como resultado de la emisión, las reservas internacionales aumentaron 1.200
millones de dólares.
Esta nueva emisión confirma una vez más la confianza que los inversores
internacionales tienen en la fortaleza de la economía de la República y en la política
económica del Gobierno. A pesar del deterioro de la situación regional, y de las pocas
operaciones de emisión de soberanos latinoamericanos durante 2015, la República
logró colocar deuda a tasas inferiores a otros gobiernos de la región con mejor
calificación crediticia.

https://www.mef.gub.uy/16890/1/mef/uruguay-anuncia-oferta-de-nuevo-bono-global-y-de-recompra.html

 En Latinoamérica, al ritmo en que crece la desigualdad, hay una estadística mareante: dentro de 10 años un 1% de ricos tendrá más que el 51% de todos los habitantes de este continente. Son datos de un informe de la ONG Oxfam, cuyo presidente, Juan Alberto Fuentes Knight, participó el miércoles en un debate sobre igualdad, oportunidades y prosperidad en la reunión anual del Fondo


 >>> En Uurguay hay capital escondido

https://www.oxfam.org/sites/www.oxfam.org/files/file_attachments/cr-privileges-deny-rights-inequality-lac-300915-summ-es.pdf

 el Fondo Monetario Internacional, en Lima (Perú). Antes de los porcentajes de Fuentes, Jim Yong Kim, presidente del Banco Mundial, había asegurado que el objetivo proyectado por su institución de erradicar la pobreza extrema del planeta en 2030 puede lograrse. En 2012, esta franja de la población constituía el 12,8% de la población. Ahora ha bajado al 9%. La tercera persona que participaba en la conversación, la costarricense Rebeca Grynspan, secretaria general iberoamericana de la ONU, estuvo de acuerdo en el pronóstico pero puso una condición para lograrlo: “Es necesario para eso rebajar la desigualdad”.

>>> Astori el operador uruguayo del Fondo
 
Muchos economistas y empresarios sospechan exceso de optimismo, por afán tranquilizador, en los mensajes del equipo económico. Pero no es el caso del Fondo Monetario Internacional (FMI). Como el organismo es siempre más que parco en elogios gratuitos, asumen especial significación los comentarios elogiosos de Christine Lagarde, su directora-gerente. En una extensa entrevista concedida al Grupo Diarios de América, con motivo del encuentro anual en Lima del FMI y el Banco Mundial con ministros y banqueros públicos de 188 países, Lagarde dijo que “no prevemos una recesión o ni siquiera una desaceleración prolongada” en la economía de Uruguay.
Aseguró que “confiamos en la capacidad de las autoridades uruguayas para adoptar las medidas adecuadas para preservar la estabilidad económica y financiera, que ha sido la piedra angular de Uruguay a lo largo de la última década”. Pero agregó que también confía en el equipo del ministro Danilo Astori “para ejecutar reformas cruciales a fin de asegurar el crecimiento en el largo plazo”. En este curso, sin embargo, no se advierten por ahora firmes metas reformistas en la pesada estructura empresarial del Estado y en otras áreas frágiles del sector público, como la educación.
De todos modos, las declaraciones de Lagarde constituyen un sorpresivo espaldarazo del FMI en momentos en que la conducción económica se debate en la disyuntiva de equilibrar la urgencia de competitividad externa con la necesidad de evitar mayor inflación. Un ritmo devaluatorio menor que el de otros países de la vecindad regional dificulta las exportaciones, en momentos en que caen los precios de muchos de sus rubros. Al mismo tiempo, acompasar la suba del dólar a la de Brasil y otros países impulsaría inevitablemente al alza la inflación, que ya se acerca peligrosamente a los dos dígitos.
Y además el gobierno enfrenta la pesadilla de presiones presupuestales de la bancada de su Frente Amplio. Se ha descartado un mensaje complementario aumentando el gasto más allá de los US$ 470 millones adicionales fijados para los dos próximos años, cuando el presupuesto será revisado de acuerdo a cómo evolucione la situación. Pero el MPP y otros sectores insisten en reasignaciones y cambios que debilitan el equilibrio y pueden afectar el buen concepto expresado por el FMI. Las presiones de legisladores oficialistas se concentran en reducir la atención a la salud y otras áreas para ceder a las demandas sin contrapartidas de los sindicatos de la educación pública.
Al margen de los coyunturales avatares presupuestales, Astori y su equipo defendieron su manejo de la política económica en una reciente conferencia. El ministro, al reconocer la desaceleración del crecimiento, aseguró que “Uruguay no está en crisis, no está en recesión”, y “sigue creciendo”. La meta oficial de un crecimiento del 2,5% del Producto Interno Bruto este año, sin embargo, está obviamente en la cuerda floja, dado el complejo contexto internacional e interno, como incluso lo ha admitido el presidente del Banco Central, Mario Bergara. Pero los comentarios de Lagarde fortalecen el manejo global de la política económica, algo que deberían tomar como guía los sectores y parlamentarios frenteamplistas empeñados en el trasiego equivocado de los escasos recursos fiscales y en cambiarle la letra al equipo económico.








0 comentarios:

Publicar un comentario