jueves, 29 de octubre de 2015

Guiño a Francia




martes 27 de octubre del 2015

El canciller Rodolfo Nin Novoa aseguró a El Espectador que Uruguay va a apoyar una coalición contra el Estado Islámico. "Somos pacifistas, pero con el terrorismo solo cabe combatirlo", afirmó el ministro desde París.
Por Mauricio Almada. Enviado especial a Francia
El canciller Rodolfo Nin Novoa dijo a El Espectador que Uruguay apoyará una coalición internacional para luchar contra el yihadismo islámico y así lo sostendrá cuando ocupe un lugar en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Nin Novoa y una coalición contra IE



"Yo creo que la respuesta al Estado Islámico tiene que ser una respuesta internacional, hay que terminar con esta locura. Hoy miraba en la televisión francesa nuevas destrucciones de patrimonios culturales de la humanidad, con actos incomprensibles y bárbaros. Y nosotros estamos para apoyar una acción decidida, firme, una brigada de confrontación. No Uruguay, porque no tiene elementos obviamente, pero desde el punto de vista conceptual creo que esa es la alternativa", sostuvo el canciller.
Precisó que "tenemos que buscar una alianza internacional que pare a estas facciones violentas que están llevando mucha destrucción, mucha desazón y mucha muerte en muchas partes del mundo, porque no es solo en el norte de Africa o en Medio Oriente sino que es en muchas partes. Europa está con problemas en ese sentido también".

>>> Colonialismo


>>> Estado Islámico: creado y apoyado por los Estados Unidos e Israel. 

Quién financia y arma al Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL)
(clic para ver) 

 >>> Alineado con la OTAN

 




>>> Rusos y Chinos en el conflicto



Miércoles 28 • Octubre • 2015

Medianoche en París 
El canciller habló de “confrontación” contra Estado Islámico y generó malestar en Defensa. 


Hablar de acto fallido podría ser una impertinente intrusión en la subjetividad de Rodolfo Nin Novoa. Es mejor consignar, entonces, que el canciller produjo ayer un malentendido. Dijo, en una condena que sólo puede compartirse, que los de Estado Islámico (EI, Daesh en árabe, ISIS en inglés) son “actos incomprensibles y bárbaros”. Pero planteó un misterio: la posibilidad de que Uruguay, desde el sillón del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), impulse acciones bélicas contra el terrorismo en Irak y Siria. “La respuesta a Estado Islámico tiene que ser internacional, hay que terminar con esta locura [...] Nosotros estamos para apoyar una acción decidida, firme, una brigada de confrontación. No Uruguay, porque no tiene elementos, obviamente, pero desde el punto de vista conceptual creo que ésa es la alternativa”, dijo en declaraciones recogidas por El Espectador. Desde el lobby del hotel Raphael de París, Nin abogó por la conformación de “una alianza internacional que pare a estas facciones violentas que están llevando mucha desazón, mucha destrucción y mucha muerte en muchas partes del mundo, porque no es sólo en el norte de África o en Medio Oriente, sino en muchas partes”. Remató: “Ahora vamos a estar en el Consejo de Seguridad de la ONU, y éste es uno de los principales desafíos que tenemos como país integrante: la paz mundial, la prevención de los conflictos, la solución pacífica, salvo en esta cosa del terrorismo. Pero hay que decirlo con todas las letras: aquí no hay solución pacífica porque no hay capacidad de raciocinio del otro lado”. Desde el Palacio Santos matizaron las declaraciones enunciadas en París: el ministro -explicaron- sostiene como bandera el armado de una estrategia global contra el terrorismo en el marco de la ONU, pero en ningún caso maneja la posibilidad de que Uruguay participe en acciones bélicas de contraterrorismo.
En realidad, hace ya un tiempo que la ONU discute, sin demasiado éxito, qué estrategia adoptar en relación con EI. Rusia, por ejemplo, sostiene la idea de apuntalar al régimen de Bashar al Assad. Estados Unidos perfila otra opinión: la de atacar ambos objetivos, tanto la dictadura siria como los territorios ocupados por el grupo terrorista. Uno y otro, se sabe, compartirán el Consejo de Seguridad con Uruguay cuando, desde el 1º de enero, el país ingrese al más importante de los tinglados del mundo. Aventurar de forma previa una estrategia que los países del consejo discuten de forma reservada suena precipitado. En parte, porque esos mismos países aún están estudiando cómo lidiar con un actor como EI, que se atiene a la profecía y el ejemplo de Mahoma y que condenó a muerte a los jefes de Estado de todos los países musulmanes a los que acusa de haber situado las leyes hechas por el ser humano por encima de la sharia (ley islámica) al presentarse a unas elecciones o al hacer cumplir leyes no escritas por Dios. La falta de informaciones objetivas impide conocer la verdadera dimensión de las matanzas que se están llevando a cabo en su territorio. Pero las investigaciones realizadas hasta el momento indican que las ejecuciones individuales son más o menos continuas, que cada pocas semanas las hay masivas y que, cada tanto, un grupo incursiona en un objetivo situado en otro país, como la propia Francia, que aún se lame las heridas provocadas por la masacre del semanario satírico Charlie Hebdo. Por eso, fuentes del Ministerio de Defensa Nacional consultadas por la diaria consideraron “desacertadas” las declaraciones de Nin, en la medida en que exponen al país a “un riesgo innecesario”: el de ser identificado como enemigo declarado de EI, con todo lo que eso implica en su lógica terrorista.
Desde la cancillería interpretan las declaraciones de Nin como un guiño a Francia (país con el que Uruguay compartirá el Consejo de Seguridad a partir del año que viene) en la antesala de la reunión que mantendrá hoy Vázquez con el ministro de Defensa de ese país, Jean-Yves Le Drian. Aunque en rigor, la visita a París partió del interés del presidente en afianzar los intercambios en materia de ciencia y tecnología, en franco aumento desde que el Institut Pasteur se instaló en Montevideo. Esto explica, además, la designación del actual embajador en Francia, Guillermo Dighiero, funcionario de ese instituto durante 30 años e integrante de la Academia de Medicina de París. El buen trato con Francia fue una constante de la primera administración de Vázquez. Y vuelve a serlo ahora.
Menos vigorosa es la relación con Japón, segunda escala del viaje de Vázquez. La visita a la isla está concebida como parte de los intercambios con el resto de los países con los que Uruguay compartirá escaños en el Consejo de Seguridad. El presidente viaja acompañado por el canciller, el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, y una delegación de empresarios que aspiran a hacer negocios. En opinión de Vázquez, este viaje es un prospecto de lo que podría ser la construcción de un prestigio internacional que haga carambola en la política local. Pero la prensa europea sólo tiene oídos para otros dos uruguayos: Edinson Cavani, a quien Le Parisien dedicaba ayer su foto de portada, y José Mujica, noticia en España por su conferencia en París. El presidente debió conformarse con un segundo plano. Esta mañana lo recibe François Hollande en el Elíseo.




>>> Infelices ratones

"El gran compromiso que asumirá el país a partir del 1º de enero, cuando ingreso por dos años como miembro no permanente al Consejo de Seguridad de la ONU"

.




  .
.
Jueves 29 • Octubre • 2015

Arde París


El canciller insistió en “una medida que hable de una solución militar para combatir el terrorismo”
Ésa es la tradición: los mandatarios visitantes ingresan en su auto al Palacio del Elíseo, el presidente francés los recibe al pie de la escalera, se sacan una foto (con el palacio de fondo y las cornetas mirando al cielo) y luego pasan revista a las tropas que forman una guardia de honor. En esta materia, la visita oficial de Tabaré Vázquez a Francia no presentó mayores novedades. Lo curioso, en todo caso, fue el esfuerzo del gobierno por mostrar al presidente junto a François Hollande.
La señal emitida por la página web de Presidencia fue replicada por casi todos los portales digitales y algunos canales de televisión abierta. La explicación es medianamente sencilla: Vázquez cree que Francia debe ser el espejo europeo en el que Uruguay debería mirarse. Por eso, luego de una brevísima visita de rigor a la brasileña Dilma Rousseff, una escapada a la Cumbre de las Américas en Panamá y la rutinaria comparecencia al atril de mármol de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, el presidente eligió Francia como el primer gran destino de una visita de Estado, cuando transita el séptimo mes de su segundo gobierno.
Desde entonces, la Embajada de Uruguay en París y su contraparte en Montevideo se implicaron al máximo para que la visita incluya actos y ceremonias y, sobre todo, para cumplir con el deseo del presidente cuando planeó su visita: dar un salto en materia de cooperación científica y tecnológica entre ambos países. La representación diplomática uruguaya ubicada en la elegante Rue Le Sueur aporta su granito de arena para comprender mejor el vínculo bilateral: desde Francia se percibe a Uruguay como una región culturalmente afín, con estándares envidiables de paz y de crecimiento. El ingreso de Uruguay como miembro observador de la Organización Internacional de la Francofonía está estrechamente vinculado a esa idea de Uruguay como “socio” del club de países amigos de Francia.
El vínculo privilegiado que el presidente busca entablar con Francia, explican quienes lo conocen, radica en su propio periplo vital: siendo un estudiante avanzado de medicina, Vázquez obtuvo una beca del gobierno francés para especializarse en el Instituto Gustave Roussy de París. Quizá por eso la mayoría de los convenios suscritos en el Elíseo están vinculados con el impulso de las investigaciones en ciencia y tecnología y la enseñanza del francés en el sistema educativo uruguayo. Otro establece el reconocimiento de títulos universitarios en las tierras que también visitó Astérix.
El lado B de la agenda en Francia se nutre de otros ingredientes. Para empezar, un suculento acuerdo marco de defensa firmado ayer por Jorge Menéndez, el número dos del ministerio, y el francés Jean-Yves Le Drian. A imagen y semejanza de los que ya se cerraron con España y Portugal, el convenio incluye intercambios en formación de efectivos en maniobras militares conjuntas, aunque Hollande habló incluso de “equipar, si fuera necesario”, a las Fuerzas Armadas uruguayas.
Los temas de defensa pasaron a ocupar el centro de la agenda de la visita luego de que el canciller Rodolfo Nin Novoa exteriorizara la posición del gobierno respecto de Estado Islámico (EI). En una Francia cuyo enemigo número uno luego de la masacre en el semanario satírico Charlie Hebdo es el jihadismo, las declaraciones de Nin Novoa respecto de que Uruguay apoyará la conformación de una “brigada de confrontación” con EI fueron interpretadas como “un gesto” a Hollande y Le Drian en el preámbulo de la visita. No se trata sólo del contenido de la declaración, sino de lo que expresa: un giro en la política exterior que encuentra a Uruguay más cerca de países como Francia, Estados Unidos e Israel. Entre quienes empujan este cambio en la cancillería se encuentran el asesor principal, Carlos Pérez del Castillo, y el número tres del Palacio Santos, Bernardo Greiver. Sobre la designación de este último, Nin no dudó en calificarlo como “una señal” hacia Israel.
El “gesto” del jefe de la diplomacia al gobierno francés, a poco más de dos meses de que Uruguay ocupe un asiento en el Consejo de Seguridad de la ONU, tuvo su correlato ayer, durante la conferencia de prensa conjunta entre Vázquez y Hollande. El uruguayo se comprometió desde el Elíseo a que Uruguay actuará con “seriedad” en el Consejo y que “apoyará a Francia” en la búsqueda de la paz internacional. El francés respondió con una sonrisa, y reconoció a su contraparte su contribución a las misiones de paz de la ONU.
En estas praderas, sin embargo, la posibilidad de que Uruguay apoye la conformación de una coalición internacional de países contra EI causó sorpresa y conmoción. La novedad generó un gran impacto en los ministerios de Defensa e Interior. “Parece un disparate mayúsculo”, escribió el diputado del Movimiento de Participación Popular Daniel Caggiani en su cuenta de Twitter. Las razones trascienden la discusión sobre la supuesta violación del principio de “solución pacífica de las controversias” que Uruguay suele sostener en los foros internacionales en los que participa. La preocupación está vinculada a la propia seguridad interna del país. En momentos en que la política exterior pasará a ocupar un lugar de enorme exposición internacional, varios actores del gobierno entienden que declaraciones como las de Nin ubican al país (en términos militares, el más débil de todos los que integrarán a partir de enero el Consejo de Seguridad) a la cabeza de las naciones enemigas de EI. Y recuerdan, de paso, los efectos desastrosos que este tipo de gestualidades produjeron acá nomás, cruzando el charco, cuando en 1991 el entonces presidente argentino Carlos Menem se embanderó con Estados Unidos en la Guerra del Golfo. Menem, que envió dos naves a la guerra, como si fuera un paseo que devengaría réditos económicos y políticos al país, terminó trasladando a Buenos Aires el teatro de operaciones entre árabes e israelíes.
Nada indica que un escenario similar se repita en Uruguay, pero, por si las moscas, Nin buscó aclarar ayer que Uruguay no se plantea “confrontar en una brigada de una fuerza multinacional a los terroristas que hoy asuelan al mundo”, sino apoyar “una medida que hable de una solución militar y política para combatir el terrorismo”. Lejos de disipar la preocupación en los ministerios de Interior y Defensa, la insistencia del canciller en la lucha contra EI acrecentó la alarma en Montevideo, según confirmaron a la diaria fuentes del gobierno. Inquietos, ambos ministerios decidieron encender el martes todas las alertas de seguridad. No se trata ya del contenido de las afirmaciones del canciller, sino del sentido de la oportunidad y la geografía que las ilumina.
.







6 comentarios:

  1. URUGUAY FUE A FRANCIA A RECIBIR DIRECTIVAS PARA IR A MALI COMO CUERPOS DE PAZ DE LA ONU. EN MALI HAY UNA DICTADURA IMPULSADA POR FRANCIA PARA ASEGURARSE EL URANIO PARA QUE FUNCIONEN SUS CENTRALES NUCLEARES, SABEMOS SER LACAYOS YA LO SOMOS EN HAITI. SER CUERPOS DE PAZ EN UNA DICTADURA ES SER REPRESOR DE UN PUEBLO QUE SE QUIERE SUBLEVAR PARA OBTENER LA LIBERTAD, EL EJERCITO URUGUAYO TIENE GRAN EXPERIENCIA EN ESO, FRANCIA QUIERE TENER UN GENDARME EN MALI. ACA CON EL VERSO DE COMBATIR EL NARCOTRAFICO, EL MI SE HA EQUIPADO CON TECNOLOGIA DE PUNTA QUE AHORA EMPLEA PARA REPRIMIR A LOS TRABAJADORES, ESTUDIANTES Y PUEBLO, Y LA DEJA MONTADA PARA CUALQUIER OTRO REGIMEN QUE SE PUEDA INSTAURAR,,,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MUY BUEN APORTE ANONIMO. ESO ES LO PEOR. SE ESTAN ALIANDO AL EJE TERRORISTA USA OTAN ISRAEL ISIS EI AL NUSRA AL QUAEDA QUE EN SIRIA TIENEN UN SOLO NOMBRE: DAESH. NO ES TRADUCCION, ES ASI COMO LLAMAN AL EJERCITO PRIVADO YANKI POR EL MUNDO.

      Eliminar
    2. LOS VAN A ENTRENAR LOS PEORES ASESINOS TORTURADORES Y SICARIOS DEL MUNDO. EN SIRIA EL PUEBLO LUCHA CONTRA UNA COALICION DE MAS DE 0 PAISES DONDE HAY ASESINOS FRANCESES COMO LOS DE aRGELIA, SICARIOS COLOMBIANOS, ASESINOS ARGENTINOS DE LA DICTASDURA, ISRAELITAS QUE ENTRENARON A LSO SICARIOS Y PARACOS COLOMBIANOS, ETC....SON MOSNTRUOS. CUANDO VUELVAN Y DEGUALLEN AQUI MUJERES Y NILOS Y AUMENTE LA VIOLENCIA DOMESTICA EN CANTIDAD Y CALIDAD Y HAGAN ESO CON SUS MUJERES...RECUERDEN QUE EL PEUBLO NO HIZO NADA PARA IMPEDIR ESTO. RECUERDEN LOS MILITARES QUE NINGUNO ES REVOLUCIONARIO, QUE SON FASCISTAS Y NO LO IMPIDIERON, QUE SUS VIDAS SE VAN A VER DESTRUIDAS TAMBIEN POR ESTO, Y QUE ESTO LO APOYAN TODOS LOS PARTIDOS

      Eliminar
  2. EL GOBIERNO SIRIO NO SE HA ALIADO CON NADIE...ES EL PUEBLO SIRIO CRISTIANO MUSULMAN Y JUDIO QUE ESTA LUCHANDO. ESTAN REPITIENDO LAS MENTIRAS DE LOS MEDIOS DE LAS OLIGARQUIAS CUANDO HABLAN DE ALIANZAS. LA UNICA ALIANZA ES CON HEZBOLLAH, QUE SON LOS PALESTINOS QUE VIVEN EN LIBANO. POR FAVOR, CONTROLAR MAS LO QUE SE ESCRIBE, DE UN TIEMPO A ESTA PARTE ESCRIBE GENTE QUE DICE CUALQUIERA ...REVISAR POR SUPUESTO LOS CURDOS QUE VIVEN EN SIRIA Y ESTAN MUY BIEN Y FELICES SON UN MISMO PUEBLO CON LOS QUE VIVEN EN TURQUIA E IRAK

    ResponderEliminar