sábado, 17 de octubre de 2015

Que la crisis la pague el pueblo

Primavera celeste, que la crisis la pague el pueblo



Dólar, precios y salarios

Segunda quincena octubre de 2015. 

El precio del dólar sube. Ya no quedan dudas del naufragio de la “tercera tablita”.
Las experiencias de finales de los setenta, reiterada en los noventa, tendientes a retrasar el valor del dólar, en el marco de políticas neoliberales, como ancla de los demás precios se reeditó con nuevos ropajes en el nuevo milenio y lógicamente el resultado es similar.i
Después de un período de estabilidad y un retroceso del precio de la moneda extranjera, el funcionamiento del mercado empuja una fase de devaluación del peso frente al dólar. La devaluación del real en Brasil, es el fenómeno puntual que desató el incremento del dólar en Uruguay, pero las causas son más profundas.
Pese a las particularidades de la última etapa que mantuvieron la estabilidad del tipo de cambio por un período más largoii que el de las experiencias previas, la historia vuelve a repetirse.
El subsidio encubierto a las importaciones de todo tipo, que significa el “atraso cambiario” combinado con la apertura comercial irrestricta, conlleva a déficit comerciales con el exterior que se traducen en demanda de dólares que se cubrieron con fuerte ingreso de capitales del exterior.
Los mecanismos de impunidad financiera, e incentivos al ingreso y venta de moneda extranjera para prestar pesos al Estado, al igual que las “mega inversiones” y venta de tierras, tienden a agotarse por su propia dinámica.
El crecimiento de la deuda pública genera pagos de intereses que asfixian el presupuesto. Las ganancias de los especuladores más tarde o más temprano revierten a la compra de dólares y crece la demanda. El capital invertido en tierras y empresas engendra como contrapartida transferencia de ganancias al exterior que se realizan en moneda extranjera presionando las reservas.
Los grupos exportadores, apuestan a la devaluación paralelamente al descenso de los precios internacionales de las materias primas adicionando un ingrediente social a las fuerzas que impulsan al alza la cotización del dólar. En el momento actual el descenso del precio internacional del petróleo atenúa la escalada, pero no llega a impedirla.
La nueva fase de crecimiento de la cotización del dólar en Uruguay impacta fuertemente los demás precios. La relación es muy directa debido al enorme peso de los productos importados o con fuerte componente importado en el consumo de los orientales.
Los productos exportables tienden también a elevar sus precios en la medida que se incentivan las ventas al exterior del trigo, carne, pescado, arroz, y la menor oferta al mercado interno presiona los precios al alza.
En este marco de tiranía del “dios mercado” la inflación tiende a desbocarse y se traduce en pérdida del poder de compra de los trabajadores.
Las pautas del gobierno para los acuerdos privados no dejan lugar a dudas. Ajustes que giran en torno al 8%, con aumentos de precios que para los datos oficiales rondan en promedio el 10%, y que para los bienes de consumo de los asalariados son mayores, así lo testifican, sin hablar de la percepción cotidiana de cualquier asalariado que registra que los aumentos de precios de los productos importantes se acercan al 20%.
El presupuesto tampoco deja margen al error. Los trabajadores públicos “con suerte” recibirán un incremento nominal anual de 8% más allá de tramoyas contablesiii. La política del partido de gobierno está claramente alineada con los postulados del Banco Mundial y FMI pese a los discursos confusos. Se pretende una vez más restaurar la rentabilidad del capital sacrificando salarios y ocupación.
En síntesis quieren que otra vez, la crisis la pague al pueblo
GOTITAS DE ECONOMIA.
  • El equipo económico encabezado por Danilo Astori, participó en la reunión anual del Banco Mundial realizada recientemente en Lima. Los informes de prensa señalan que solicitó apoyo financiero para los proyectos de participación publico privados y que se plantea emitir más títulos de deuda.
  • El Banco Central continúa vendiendo reservas. No para financiar inversiones, sino para postergar en algo el incremento del dólar. Algo así como tirar agua en un colador. O para continuar haciendo regalos a banqueros y demás grandes especuladores. Las reservas que publica el BCU, bajaron de un entorno de 18.000 millones de dólares en julio a 15806 el 9 de octubre, pero si descontamos los encajes bancarios y nos aproximamos a las reservas reales, vemos que a mediados de año se acercaban a 8000 millones de dólares y el 9 de octubre de 2015, son de 5230.
  • El último calendario de servicio de la deuda pública global publicado por el BCUiv, indica que para el tercer trimestre de 2015, había que pagar 4848 mil millones de dólares (585 de intereses y 4363 de amortizaciones) y en el cuarto trimestre 1593.
  • Aumenta el número de trabajadores en seguro de paro en construcción, comercio, industria. La invasión de productos brasileros pone al gobierno en la encrucijada. En el marco de sus políticas neoliberales no tiene alternativas. O continúa sacrificando divisas para evitar el aumento del dólar y deteriorando la actividad económica o permite su incremento y se disparan los precios.
  • Según datos del INE, el promedio del índice de precios al consumo, entre enero y setiembre es de 8,92%. Por encima de las pautas de “ajuste salarial” establecidas por el gobierno para todo el año. Queda claro que el salario vuelve a pagar el pato de la crisis.
  • Se firmó por diversos gobiernos de la zona del Pacífico un acuerdo de libre comercio. En realidad más impunidad para los grandes capitales y reconocimiento de los “derechos de propiedad intelectual”. Es decir la apropiación como objeto de obtención de rentas, de los avances técnicos de la sociedad y hasta de bienes naturales por parte de grandes grupos económicos.
  • La empresa cervecera Miller aceptó oferta de compra de AMBEV. Esto implica la fusión de los dos mayores jugadores del rubro. El que encuentre mercados en competencia perfecta, fuera de los malos libros de economía, por favor, avise.
ii Al respecto se puede ver Capítulo 2 del libro Tierra, agua y soberanía.
iii Vivienda, salud pública, educación pública, inversión pública se postergan y descienden su participación en el producto bruto interno.
iv Estadísticas y estudios, Finanzas Públicas, Deuda pública, cuadro 22.




>>> Índice de Conflictividad Laboral Setiembre 2015


.







0 comentarios:

Publicar un comentario