viernes, 25 de diciembre de 2015

Escrache al Coronel retirado Carlos Rossel Argimón








Jueves 24 • Diciembre • 2015

Complicidad de corbata
Escrache al coronel retirado Carlos Rossel Argimón, ayer, en el barrio Atahualpa. Foto: Federico Gutiérrez

Patrocinantes pedirán que “se indaguen las responsabilidades de civiles vinculados a la empresa CICSSA” en muerte de Pascaretta.

Plenaria Memoria y Justicia convocó ayer a un escrache frente al domicilio del coronel retirado Carlos Alberto Rossel Argimón, uno de los indagados en la causa que investiga la muerte de Humberto Pascaretta Correa, acaecida el 4 de junio de 1977 en el Hospital Central de las Fuerzas Armadas, después de ser sometido a intensos interrogatorios durante un mes a manos de la Compañía de Contra-informaciones del Departamento II del Estado Mayor del Ejército. El caso tomó notoriedad en setiembre, cuando 13 militares que habían sido citados a declarar como indagados por la jueza Beatriz Larrieu no comparecieron porque no fue posible ubicarlos.
Las citaciones se reiteraron el 30 de octubre por medio del Equipo Auxiliar de la Justicia en terrorismo de Estado que funciona en la órbita del Ministerio del Interior. Dos de los militares fueron ubicados y citados a audiencia para el 8 de diciembre. Rossel Argimón compareció a declarar y adujo que cuando Pascaretta falleció, él se encontraba realizando un curso. El otro indagado citado, el coronel retirado Glauco Yanone, no concurrió y su abogado presentó una solicitud de clausura del proceso. El abogado Pablo Chargoñia, del Observatorio Luz Ibarburu dijo a la diaria que no tiene “noticias” sobre los demás militares indagados, y explicó que ante la declaración de Rossel Argimón, el Ministerio Público envió una consulta al Ministerio de Defensa Nacional sobre si la asistencia a un curso exime al militar retirado “de las operaciones propias de la represión”, ya que integraba la Inteligencia del Ejército.
Pero la causa podría tener otras derivaciones. Pascaretta era militante del Partido Comunista y trabajaba en la Compañía Industrial Comercial del Sur Sociedad Anónima (CICSSA), por entonces fábrica de papel. Según el testimonio de Hugo García Rivas, desertor de la Compañía de Contra-informaciones, la patronal de esa empresa denunció un sabotaje en la producción de bolsas de pórtland, por lo que el Ejército diseñó un operativo para identificar “a los presuntos saboteadores”. “En esa época había una partida muy grande para exportar, decían que con eso se pretendía crearle un problema al país. [...] La finalidad de la operación de la Compañía era dar con los saboteadores, con la aceptación del Directorio de la Empresa, el capitán Méndez infiltró a dos elementos de la Compañía en CICSSA, a trabajar, para observar a Pascaretta y a los otros elementos”, testimonió García Rivas, según la Secretaría de Derechos Humanos para el Pasado Reciente. Según Chargoñia, el curso de la investigación reveló que “había algo más que colaboración con la dictadura: había participación” de los directores de la empresa, e incluso “fueron mencionados algunos mandos medios”. “Nos estamos distrayendo respecto de las complicidades de algunos componentes de las empresas que colaboraron activamente con el aparato represivo”, agregó el abogado. Por el momento la fiscalía no ha citado a civiles por esta causa, pero los abogados denunciantes pedirán que “se indaguen las responsabilidades de civiles vinculados a la empresa CICSSA”.

Involucrado caso Elena Quinteros: desaparecida el 24 de junio de 1976

El coronel retirado Carlos Alberto Rossel Argimón, quien en 1982 fue jefe del Batallón 13, declara que allí no existía documentación relativa a Elena Quinteros, anarquista, maestra desaparecida.

 Al coronel no se le preguntó si había estado detenida allí. Eso no interesaba. Solo se le pregunta si había en el cuartel documentación sobre Elena, porque eso era lo que afirmaba Pintado.

¿Cómo se compadece lo declarado y lo que se le pregunta, con la posterior afirmación de Batlle respecto de que las conclusiones de la Comisión para la Paz son la verdad oficial?

Dos días antes de que Batlle creara la Comisión para la Paz, se redacta el informe final de la investigación. Un informe categórico en cuanto al desamparo en que continuará Tota –la madre de Elena-. Al referirse al objeto de la investigación, dice que está determinado “por los fallos” de la justicia. ¿Qué decían uno y otro?” 2El 26-VI-90 La República informa que fuentes de los servicios de información de las Fuerzas Armadas revelaron que Elena había sido ejecutada el 11-VII-76, junto a otras siete personas, en el Batallón 13 de Infantería. Participaron en esos asesinatos el sargento Artigas Rovelli y los oficiales Zimarripa, Mario Cola y un cabo de apellido Fernández, quien fue el autor material de la muerte de Elena. Los ocho cuerpos fueron enterrados en un cementerio clandestino a tres quilómetros de Toledo y posteriormente fueron trasladados al Batallón de Infantería Nº 13.” 

Datos del libro Secuestro en la embajada

Secuestro, tortura y asesinato de Humberto Pascaretta. Secuestrado el  4 de Junio de 1977; tenía 46 años. Era empleado de UTE y trabajaba en la papelera CICSSA. Militaba en el PCU. Lo capturaron en mayo de 1977.  La causa está en el Juzgado Letrado de Primera Instancia en lo Penal de 7º Turno. Ficha IUE 88-213/2011, proviene del 2-21986/2006 anterior 1-608/2003. Estado. Presumario. 

Compromete a los coroneles Carlos Alberto Rossell; Armando Méndez Caban, impune y Carlos Calcagno (fallecido). Pero el coronel se defiende ante el caso de alegando que los hechos que se investigan han prescripto. Sentencia 382/2014 del 7 de Abril de 2014. Luego vendrán otras sentencias la Nº 383 que resolvió de que no prescribe el caso de tortura secuestro y muerte pero él sigue libre presentando chicanas jurídicas. Pascaretta fue asesinado en contrainformaciones del Ejército.
Secuestro en Brasil de Universindo Rodríguez,  Lilian Celiberti y sus hijos de 7 y 3 años

En Noviembre de 1978  Lilian narra:

 "Yo exijo que me lleven a Porto Alegre porque entendía que era la única manera de salvarnos. En Brasil había otro contexto político. Los militares uruguayos estaban acostumbrados a trabajar en la lógica de impunidad argentina. Pensaban que ambas dictaduras eran lo mismo... Me meten en la Jefatura de Policía, donde estoy esa noche. El día 14, con Ferro a cargo…En la madrugada del sábado 18 Eduardo Ferro es el encargado de trasladarla nuevamente a Uruguay, esta vez por la frontera Rivera-Santana do Livramento…Cuando llegamos a la frontera nos esperaban Bassani y Carlos Rossell. Desde Rivera me trajeron a Montevideo, probablemente a la misma casa que a Universindo, pero no pude ver nada”  

El periodista Roger Rodríguez narra que Celiberti no supo de Camilo y Francesca hasta el 25 de diciembre, cuando el soldado Sergio Pintado, quien junto al soldado Ariel López Silva le ayudó a sacar cartas para su familia, le dijo que estaban con su madre. Pintado terminó procesado por eso, López Silva fue dado de baja. Otro de los involucrados –denunciado por torturador y secuestrador  (en diversas causas) es Glauco Giannone y Ferro.

Secuestro de Anatole y Victoria, los hijos de Roger Julien y Victoria Grisonas, involucrado en el secuestro de los niños y tiene información sobre quién los trasladó desde Automotores Orletti.

0 comentarios:

Publicar un comentario