martes, 20 de septiembre de 2016

Imágenes del infierno en Uruguay (video)




Video Comcar


 Imágenes presentadas en: “La cárcel: ¿rehabilitación o castigo?”, una mesa redonda organizada por el sindicato de funcionarios policiales (Sifpom) sobre el sistema carcelario.


Invitados: Patricia Rodríguez, presidenta de Sindicato de Funcionarios Policiales de Montevideo -SIFPOM- (integran el PIT-CNT), Fabricio Ríos, secretario general de SIFPOM, y Eduardo Andrade directivo de SIFPOM.
Temas: 1. L@s invitados hablan sobre la situación - problemática de las cárceles uruguayas, hablan del Comcar y de otras cárceles más. Treinta y un presos fueron asesinados en lo que va de 2016 en las cárceles uruguayas, y más de 70 resultaron con heridas de entidad por armas blancas y quemaduras de colchones de polifón.
2. Mensajes de l@s oyentes.
3. Los invitados y William Yohai hablan sobre la cárcel privada que se construye por Ley de Participación Público-Privada (PPP).
3. Situación del sirio Jihad Diyab, habla el compañero "El Muerto", integrante del grupo "Vigilia por Jihad Diyab"
4. Análisis económico de William Yohai, ¿qué son las PPP?...William lo explica haciendo alusión a la cárcel privada.




El País 

Lanzas.

En la noche del miércoles 7, los integrantes de la celda 8 del Módulo 8 del Comcar se preparaban para cocinar unos ñoquis. Uno de los reclusos se subió a un ventilador para sacar agua de la cisterna del baño. A pocos metros de distancia, presos de la celda 6 rompieron los candados de dicho celdario, arrancaron los cables de luz y rompieron los candados de la celda 8. "Empezaron a tirar lanzazos (con varillas de hierro afiladas) primero por los dos sapos (aperturas en la puerta para pasar la comida), hasta que partieron los candados", testificó uno de los internos en el juzgado penal.
Los presos de la celda 6 tiraron trozos de colchones de polifón encendidos adentro de la celda 8. "Nos estábamos intoxicando. Si me quedaba adentro me moría por el humo. Si salía afuera me iban a matar. No pude más y salí afuera. Me partieron la cabeza y me pegaron en el hombro con un cuchillo", dijo.
Agregó que no supo quién lo hirió. "No veía nada. Sé que eran de la celda 6. Estaban todos con lanzas grandes", declaró en la sede penal. Enseguida agregó: "Los de la celda 6 nos gritaban que nos iban a matar. Nos prendieron fuego a todos. Ellos tenían bardo (problemas) con el finado. Él era quien mandaba en mi celda".
Un recluso conocido como "el Banana" confesó que lideró el ataque de sus compañeros contra la celda 8. "Yo me desquité con el muerto. Él mató a mi primo hace dos o tres años. Sé que se llamaba Miguel Ángel. El que mandaba era yo. Cuando entramos a la celda 8 empezamos a tirar pedazos de colchón con fuego y puñaladas. No lo dejamos salir. Murió ahogado y quemado", testificó.
Consultado sobre si hay algún policía vigilando el pasillo donde están las celdas 6 y 8, el interno respondió: "No hay ninguno. Ellos están delante de todo (el módulo). Quedan uno o dos policías de noche y nosotros somos como 400. Pasa cualquier cosa que nadie se mete".
El recluso reconoció que todos los integrantes de la banda del muerto fueron lastimados. "Nuestra intención era matarlo a él. A mi primo le prendieron fuego. Yo lo que hice fue sangre por sangre. Los dos que mataron a mi primo están muertos".





“Che, acá no hay extintor, ¿no?”. “No, lo fueron a buscar”. “Este está pronto, ¿aquel está vivo?”. “¿Cuántos hay acá?”. “No sé, unos cuantos, se dieron de bomba”. El diálogo entre funcionarios de la guardia se ambientaba de fondo con los gemidos, lamentos y súplicas de algunos internos: “Ayudame, hermano, no me puedo ni parar”, se escucha. Y lo peor, el crepitar de algo que se parece a un cuerpo humano, retorciéndose mientras era devorado por las llamas.










0 comentarios:

Publicar un comentario