sábado, 8 de octubre de 2016

Que la reparación no sea un blanqueo de la tortura

Nido de torturadores




El 19 de julio de este año se colocó una placa reparatoria en la esquina de Maldonado y Paraguay, donde está la sede de la Dirección Nacional de Inteligencia DNII, en ese lugar donde llevaron a miles de uruguayos para ser interrogados, biabas, plantones, torturas y muerte fueron los métodos de interrogación.
Entonces en la parte oficial del acto, el Ministerio del Interior resolvió retirar la placa  de una sala que llevaba el nombre del Inspector Gral Víctor Castiglioni, ya que ese había sido un integrante del oscuro "Comandos caza tupamaros" o Escuadrón de la Muerte, que tantas vidas se llevo desde antes de la dictadura. Maldonado y Paraguay fue la sede de esta organización paramilitar.


>>> Momentos en que se cambia la placa

>>> Momentos que reponen la placa
En el marco de un nuevo aniversario de su creación, el Círculo Policial del Uruguay realizó el martes por la noche un “acto de desagravio” al inspector general (r) Víctor Castiglioni con fuertes críticas al gobierno y a las autoridades del Ministerio del Interior. La directiva de la institución descubrió una placa en homenaje al exjefe de Inteligencia policial durante la dictadura, en directa respuesta al reciente retiro de su imagen del salón de honor de la sede de la Dirección General de Información e Inteligencia (DNII), en julio pasado.
En dicha oportunidad, fue retirada la placa recordatoria de Castiglioni del salón de honor –al que se denominó comisario general ( r ) Julio Guarteche, en homenaje al fallecido director nacional de Policía – y en su lugar se colocó en el edificio una de las marcas de la memoria a propuesta del Colectivo de ex Presos y Torturados en la DNII, pedido que concretó el Ministerio de Educación y Cultura.
En el acto, en el Círculo Policial, se recordó la carrera “meteórica” de Castiglioni desde sus inicios al ingresar como simple agente de 2ª en la Guardia Metropolitana, hasta llegar –en mayo de 1972- a convertirse en la máxima jerarquía de la novel y recién creada Dirección Nacional de Información e Inteligencia (DNII) hasta su pase a retiro en octubre de 1985. Se recordó que Castiglioni asumió “con energía y mucha inteligencia las tareas de represión e infiltración de organizaciones clandestinas” y que “entre sus logros más resonantes, se recuerda el reclutamiento del exintegrante del Partido Comunista Jorge Guldenzoph”.
“Castiglioni fue temido por los delincuentes, terroristas y sediciosos, por la eficiencia a la hora de reprimirlos”, se agregó.
En otro pasaje, se señaló que “los tiempos siguieron su paso, y la ilógica realidad nos ha golpeado, haciendo que aquellos delincuentes que fueran reprimidos y enfrentados por aquellos valientes y patriotas ciudadanos policías, que tuvieron que enfrentarse a una delincuencia desconocida en el país, que usaba métodos y una violencia inusitada, hoy sean las autoridades de gobierno elegidas democráticamente por la ciudadanía” y agrega que hoy “los entonces delincuentes y terroristas que fueran derrotados en el campo operativo por la propia policía en primer lugar y por las Fuerzas Armadas luego, no han sabido asumir esas derrotas, y hoy en el poder, no hacen otra cosa que cobrar viejas facturas y frustraciones en una suerte de venganza encubierta”.
Señalan que por ese motivo el inspector Castiglioni “ha estado recurrentemente en el punto de mira de esas espurias elucubraciones, y pese a todo ese esfuerzo y a reiteradas denuncias de violaciones de derechos humanos, no han logrado denigrar la imagen de Castiglioni, siendo la Dirección Nacional de Información e Inteligencia la única unidad que reprimió y derrotó al Movimiento terrorista Tupamaros y no tiene ningún desaparecido, ni ninguna de la denuncias encontró nunca la verificación de los hechos”.
Además de rechazar el retiro del nombre de Castiglioni del Salón de Honor de la sede de la actual Dirección General de Información e Inteligencia, se señala que “las autoridades políticas, con la incalificable complicidad de las actuales autoridades de la Policía Nacional y de la propia Dirección General, eliminó el nombre de Castiglioni y en su lugar colocó el nombre del inspector principal (f) Julio Guarteche, que fue el último director de la Policía Nacional, y que tuvo una muy loable trayectoria en Dirección Antidrogas, pero que por la Dirección Nacional de Información e Inteligencia no pasó ni por la puerta…”
Por último, fue colocada la plaqueta en los muros de la sede social “con la certeza que de este lugar nadie la removerá ya que todos y cada uno de nosotros seremos dedicados custodios de su memoria y de su nombre”.

>>> Símbolo de la represión política

Carta al Sr. Ministro del Interior, Eduardo Bonomi
Los abajo firmantes promovimos denuncia penal en el año 2011 por haber sido torturados en dependencias de la entonces Dirección Nacional de Información e Inteligencia en diversos períodos comprendidos entre los años 1973 y 1984.

En el marco de dicha denuncia, la Justicia nos convocó en dos ocasiones para participar en sendas inspecciones oculares que se realizaron en el local de la calle Maldonado y Paraguay.


En dichas oportunidades constatamos con asombro, dolor e indignación que en la galería de fotos de los sucesivos directores de la repartición se encuentra el retrato del Inspector Víctor Castiglioni, quien fuera Director durante la dictadura, y que el Salón de Actos de la actual Dirección General de Información e Inteligencia lleva su nombre, como lo acredita la fotografía que se adjunta a la presente nota.

Consideramos que es una afrenta a los cientos de detenidos y torturados que pasaron por ese local, así como a la conciencia democrática del pueblo uruguayo que aún hoy se le realicen estos reconocimientos.

Por ello solicitamos a usted que en acto oficial y público sea descolgado el retrato de tan funesto personaje y suprimido su nombre en el Salón de Actos de la DGII. Sin otro particular lo saludamos cordialmente.

>>> La placa de Castiglioni había sido retirada “cuando era ministra del Interior Daisy Tourné, y durante ese mismo tiempo se volvió a poner sin que la ministra lo supiera”.

>>> Vea la galería de torturadores


>>> La placa se volvió a poner

La directiva de la institución descubrió una placa en homenaje al exjefe de Inteligencia policial durante la dictadura, en directa respuesta al reciente retiro de su imagen del salón de honor de la sede de la Dirección General de Información e Inteligencia (DNII), en julio pasado.
En dicha oportunidad, fue retirada la placa recordatoria de Castiglioni del salón de honor -al que se denominó comisario general (r) Julio Guarteche, en homenaje al fallecido director nacional de Policía - y en su lugar se colocó en el edificio una de las marcas de la memoria a propuesta del Colectivo de ex Presos y Torturados en la DNII, pedido que concretó el Ministerio de Educación y Cultura.

En el acto, en el Círculo Policial, se recordó que Castiglioni asumió "con energía y mucha inteligencia las tareas de represión e infiltración de organizaciones clandestinas" y que "entre sus logros más resonantes, se recuerda el reclutamiento del ex integrante del Partido Comunista Jorge Guldenzoph".

"Castiglioni fue temido por los delincuentes, terroristas y sediciosos, por la eficiencia a la hora de reprimirlos", se agregó.

En otro pasaje, se señaló que "los tiempos siguieron su paso, y la ilógica realidad nos ha golpeado, haciendo que aquellos delincuentes que fueran reprimidos y enfrentados por aquellos valientes y patriotas ciudadanos policías, que tuvieron que enfrentarse a una delincuencia desconocida en el país, que usaba métodos y una violencia inusitada, hoy sean las autoridades de gobierno elegidas democráticamente por la ciudadanía" y agrega que hoy "los entonces delincuentes y terroristas que fueran derrotados en el campo operativo por la propia policía en primer lugar y por las Fuerzas Armadas luego, no han sabido asumir esas derrotas, y hoy en el poder, no hacen otra cosa que cobrar viejas facturas y frustraciones en una suerte de venganza encubierta".

Señalan que por ese motivo el inspector Castiglioni "ha estado recurrentemente en el punto de mira de esas espurias elucubraciones, y pese a todo ese esfuerzo y a reiteradas denuncias de violaciones de derechos humanos, no han logrado denigrar la imagen de Castiglioni, siendo la Dirección Nacional de Información e Inteligencia la única unidad que reprimió y derrotó al Movimiento terrorista Tupamaros y no tiene ningún desaparecido, ni ninguna de la denuncias encontró nunca la verificación de los hechos".

Además de rechazar el retiro del nombre de Castiglioni del Salón de Honor de la sede de la actual Dirección General de Información e Inteligencia, se señala que "las autoridades políticas, con la incalificable complicidad de las actuales autoridades de la Policía Nacional y de la propia Dirección General, eliminó el nombre de Castiglioni y en su lugar colocó el nombre del inspector principal (f) Julio Guarteche, que fue el último director de la Policía Nacional, y que tuvo una muy loable trayectoria en Dirección Antidrogas, pero que por la Dirección Nacional de Información e Inteligencia no pasó ni por la puerta"

Por último, fue colocada la plaqueta en los muros de la sede social "con la certeza que de este lugar nadie la removerá ya que todos y cada uno de nosotros seremos dedicados custodios de su memoria y de su nombre".




0 comentarios:

Publicar un comentario