viernes, 19 de mayo de 2017

En homenaje a Anibal Troilo (Pichuco)





De Miguel A. Olivera (El Cristo)



Los “18 de mayo” eran días jodidos en el Penal de “Libertad.
La “memoria institucional” de los milicos se ponía salada….
Cada fecha “suya”, es decir, cada fecha que les recordara algún muerto propio, algún atentado de los “sediciosos”, alguna “fechoría” de las fechas los ponía como arañas…Ya no te cagaban a palos gratuitamente como cuando estábamos en los cuarteles a merced de su sevicia y de su verdugueo torturador…Pero igualmente se la hacían difícil a los presos políticos prisioneros suyos en las cárceles…
Era el día de la Batalla de las Piedras…Era el “día del ejército”…
Era “el día de los 4 soldados”…Un símbolo montado por la “inteligencia militar”
(¿!) -que hizo parecer y creer a toda la población sometida, que se trató de un “atentado cobarde” a 4 pacíficos miliquitos que fueron acribillados mientras “tomaban mate” haciendo la custodia del Comandante en Jefe en la puerta de su domicilio…(¡!) y no un enfrentamiento a balazos como tantos otros de los que ocurrían por aquellos días de 1972, ya desencadenada la lucha armada en el país…
En fin, era el 18 de mayo pero de 1975…
El Penal amaneció “apretado”, riguroso, ominoso…La guardia estaba en actitud alacrana: te buscaban la falta, te sancionaban por cualquier pavada, limitaron todos los movimientos de planchada, el clima interno era muy jodido…
En la 24 Izquierda del 1º A, el 1708 leía un libro y el 173 ojeaba una revista…
Hubo visitas, sí, tres tandas en la mañana.
En la 2ª tanda entró la noticia echando espuma por la boca: “Murió Troilo…!”
Para entender un poco la magnitud de tal noticia entre los presos hay que aclarar alguna cosa: en una primera mirada, el mundillo del prisionero resulta limitado (2,20 x 3,20 el tamaño de su celda…) pero “la otra mirada” se obtiene dando vuelta el largavista: el único límite verdadero para un “preso por ideas”
es el del planeta mismo…Como dijo Sandino: “Nuestra patria es el mundo…!”
Con aquello del internacionalismo proletario, la correlación de fuerzas a nivel mundial, los dos bloques imperiales en disputa, las crísis inter e intra imperialistas, etc etc…sumado a los anales marxistoides de lo general a lo particular y viceversa, nuestra mirada iba un tanto más allá de las alambradas del Mojón 301, perversa sede del Establecimiento Militar de Reclusión Nº1, “Libertad”…Divididos y separados tajantemente entre “grises y verdes”, viviendo permanentemente con el “enemigo a la vista” del otro lado de las rejas, aprendimos a valorar y a querer las cosas y los seres “positivos” del mundo de afuera –el mundo verdadero…- y a odiar las odiables…El mundo también estaba demarcado –para nosotros cautivos- en “buenos y malos”…
Un éxito de los buenos se festejaba, una derrota de los malo, también…
En la cana se pone todo el potencial ideológico en funcionamiento…también, aunque menos medible, lo emocional, lo sentimental, lo afectivo…
Troilo era uno de los buenos…inobjetable, nada que decir, un Gordo bueno…
Y muchos lo queríamos desde muy antes…Por eso del tango, su fueye, su genialidad…Por lo tanto, la muerte de “Pichuco” era una pérdida, era una muerte llorable…Entonces, muchos, lo lloramos…
El 1708 dijo qué pena…! Quedó callado…Y se fabricó su duelo interior…
El 173 lanzó una puteada tipo réquiem, miró por la ventana sin ver nada, contuvo un lagrimón y se puso a escribir un boniato sacado de las tripas…
El “cristo” terminó el poema, se lo leyó a Palito, ambos soltaron un par de lagrimones, ( cada uno disimulándolos como pudo), y acordaron “mandar por mariposa” la cancioncilla triste…
Era el mediodía, caía una llovizna sobre las celdas del Ala Este…
La “mariposa” llegó al 2º Piso, ahí circuló, se voleó para el 3º y de ahí al 4º y después no se sabe pero revoloteó el penal…
Pasó el resto de la tarde de ese día aciago; los guardias verdugueaban a mansalva ese 18 de mayo, hubo “islazos” a rolete, calaboceadas injustas…los presitos bancábamos…
A eso de las 6 de la tarde, con los últimos mates del celdario, se soltó un sonido lejano que fue cobrando fuerza…desde la 16 Derecha del 4ºPiso,
en el Ala Oeste, se abrió ventana y salió la “voz” terrible del bandoneón del Gordo Belo haciendo el mejor “Responso” de su vida…
Lo repitió, lo repitió insistente, envolvedor, removedor, un himno que conmovió hasta el último barrote…
Hugo Gómez me dijo: “Cristo, llegó hasta el 4º…!”
El papelito ya estaba en manos de Baudilio, “el bandoneón mayor de la planchada”…y nos estaba convocando a una misa rea y presa y tangueraza…
El poema decía: “suenen todos los fueyes a “Responso”/ pero no afloje nadie…”
Y así fue nomás…sonó a Responso el único fueye del penal…
y NO AFLOJÓ NADIE…
GLORIA A ANÍBAL TROILO Y VIVA EL TANGO…!!
Y Gracias Baudilio Belo por tu bandoneón que nos “pulmoneó” la cana…!
ELEGÍA PARA “EL GORDO” (un salmo reo...)
“Alguien dijo una vez que yo me fui de mi barrio.
Cuándo, pero cuándo? Si yo siempre estoy llegando...!
ANIBAL TROILO
la noticia echa espuma por la boca: “Murió el Gordo!!”
los intestinos se retuercen de otro modo
las tripas se estrangulan y no hay salto
la verdad está ahí sin vuelta de hoja
-el tango sin querer sufrió un aborto...-
con esas cosas tristes que mayo a veces tiene
-yoquésé-
los adioses la agonía la angustia
una tarde con niebla y pesismismo
una noticia así para partirte
un otoño infecundo
una calle vacía...
hay
un olor a réquiem en el aire
una tormenta lagrimal adentro
una rotunda extremaunción de la alegría:
la gente entró a ponerse de luto los oídos...
y no se oye otro ruido que el del tiempo
todo paró de golpe / de repente
el haceunrato se volvió recuerdo
el recién es pasado
y falta álguien
para ponerle música a este duelo
a este infarto de notas inconclusas
a este enorme silencio
a esta noticia puta que no creo
aunque rabiosa espume por la boca
y el gordo se haya muerto...
nadamenos que el gordo –nada menos-
que nos troiló la vida desde siempre
desde que uno aprendió a decir amigo
a decir sirvaotra y cigarrillo
vinotinto mujeres y tequieros
desde que uno aprendió a usar los ojos
las manos los cojones la ternura
el amor a mansalva
la ira a quemarropa
desde que uno aprendió a bailar el ruido
de la ciudad preñada de fantasmas
de luciérnagas ebrias y suicidas
esta ciudad –la vida- esta hembra endiablada
a quien hoy le amputaron su exorcista...
nadamenos que el gordo –nada menos-
y justamente ahora que hace frío
que hace ganas de tango y de pichuco
y no se sabe qué hacer con las palabras
si hablar si dar un grito si mamarse
si ponerse los dedos en la boca
y vomitar igual que la noticia
con furioso dolor y quécarajo
o ponerse a frasear una milonga suya
con la torpeza padre de estar vivos
y no tener siquiera la guitarra de grela
acompañándonos la lágrima
la voz de fiorentino palmeándonos la pena
o el arrugado abrazo de su fueye
pulmoneándonos dándonos aliento
para insistir haciendo de las nuestras
en esta sobrevida que nos queda
en este compromiso de seguirla
como si fuera
–la canción-
un tango a largoplazo
y él –el gordo- apenas
su duéndico estribillo...
pero...dejá...!!
si el gordo se enterara
que andamos masoqueándonos la risa
que nos reverdugueamos grosamente
con la rabiosa novedad de esta brutal herida
nos diría
-ritual y aguardentoso-
con su ronco vozarrón de buda reo
con su gola de alcohol y 2x4
como un compinche consolando a otro
como un hermano que se va de viaje
nos diría
-repito-
dulcemente
con su vos de arrabal y de atorrante
hierático oficiante de la noche
obispo mishio de curdas y de yecas
nos diría:
“... pero muchachos...
si siempre estoy llegando...”
la noticia echa espuma por la boca: murió el gordo ¡!
suenen todos los fueyes a responso
pero no afloje nadie...!!

miguel ángel olivera
“el cristo” nº173
Celda 25 derecha/ 1º A
Mayo 1975
(Penal de “Libertad”)







0 comentarios:

Publicar un comentario