sábado, 7 de octubre de 2017

Con la refinería parada




La Federación ANCAP (FANCAP) decidió días pasados paralizar los trabajos de prueba que son necesarios para reabrir la refinería de La Teja.
Los trabajadores reclaman que las guardias mínimas sean de 54 empleados por razones de seguridad.
Por su parte, el ente autónomo entiende que con 42 personas es suficiente, de todos modos la propuesta de la empresa podría aumentar a 47 funcionarios y las negociaciones prosiguen.
En las últimas horas la ministra de Industria se pronunció sobre el conflicto entre ANCAP y sus funcionarios.

Medidas desproporcionadas

“Algunas medidas me parecen desproporcionadas respecto al esfuerzo que se está haciendo por dialogar. Seguimos abiertos al diálogo y a que se comprendan con profundidad los planteos que se están haciendo de los dos lados”, dijo Cosse.
A la vez, la secretaria de Estado pidió al directorio de ANCAP que “vea con profundidad y mirada más larga los planteos para llegar a soluciones que beneficien al país”.
“No podemos tener de rehén a todo el Uruguay con la refinería parada, porque se ha demostrado que es más caro importar que producir. Así que vamos a ver si podemos producir de una vez”, sentenció Cosse.


>>> Violación
 Los jerarcas violaron la negociación colectiva

La Federación de Trabajadores de ANCAP (Fancap) emitió un comunicado donde rechazó las palabras enunciadas por el directorio del ente y aseguró que los jerarcas violaron la negociación colectiva.
En el documento difundido este lunes, Fancap aseguró que las expresiones emitidas días atrás "manipulan la opinión pública, ocultando los hechos penosos de la gestión" y asegura que sus decisiones "vulneran" los derechos de los trabajadores.


>>> El día que vuele todo
Por culpa de los jerarcas










0 comentarios:

Publicar un comentario