jueves, 12 de octubre de 2017

Corrupción en emergencia

Gravísima denuncia en Emergencia de Bella Unión, Artigas



>>> Entrevista a Ruben Bouvier, La salud para todos



Una producción de Resonando



video

>>> Ella no tenía conocimiento, pero estuvo en la inauguración
Posando con Marcos García, Susana Muñiz, Beatriz Silva y Federico Euguren


La expresidenta de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) Beatriz Silva concurrió en 2013 a la inauguración de la empresa privada Siemm SRL en Bella Unión, Artigas. Tres directores de hospitales públicos son los dueños y su firma fue contratada ese mismo año para brindar servicios de traslado en el hospital de la ciudad. Sin embargo, Silva dijo este lunes ante la Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados que indaga presuntas irregularidades en ASSE que "no sabía" que los dueños de la empresa a cuya inauguración asistió eran jerarcas del organismo.

Marcos García

El actual director del hospital de Salto creó la empresa Siemm SRL en mayo de 2011, mientras se desempeñaba como director del hospital de Bella Unión. Al tiempo que se creó la empresa dedicada al traslado de pacientes, en el hospital de Bella Unión empezó a desmantelarse progresivamente el servicio de emergencia que prestaba la propia ASSE con sus recursos. En 2013, el hospital contrató a Siemm para que se hiciera cargo del servicio. García envió previamente una nota a su superior alertando de un posible conflicto de intereses por ser el jerarca del hospital, pero el Directorio de ASSE lo pasó por alto.

Susana Muñiz

En 2011, cuando se creó la empresa Siemm, Muñiz era directora del Segundo Nivel del organismo. En marzo de 2013 asumió como ministra de Salud, cargo en el que se mantuvo hasta marzo de 2015, cuando se convirtió en presidenta de ASSE. En su comparecencia ante la comisión investigadora de la Cámara de Diputados, el pasado lunes 2 de octubre, Muñiz reconoció que la contratación de Siemm fue un error, aunque señaló que fue un tema de la administración pasada. Sin embargo, la actual presidenta impulsó y recomendó el convenio entre ambas partes.

Beatriz Silva

Fue presidenta de ASSE durante la pasada administración. Bajo su mandato, el hospital de Bella Unión contrató a una empresa propiedad del director del centro. Ante la comisión investigadora, Silva negó conocer a los dueños de Siemm. Sin embargo, estuvo presente en su inauguración y posó para la foto con los médicos empresarios.

Federico Eguren

El actual director del hospital Pereira Rossell también estuvo involucrado en la trama del hospital de Bella Unión. Es uno de los dueños y socios fundadores de Siemm, y se había desempeñado como director del hospital antes que García. Cuando se creó Siemm, Eguren estaba al mando del hospital Español. La subdirectora de esa unidad era Valeria Celada, quien en 2015 pasó a la dirección del hospital de Bella Unión, donde continuó extendiendo el contrato con la empresa de su excompañero. En 2016, Celada asumió como directora de la región norte, controlando, entre otros, al hospital de Bella Unión.

>>> Es un delito
 
>>> Lo sabían

El 5 de junio del año 2013, Ruben Bouvier presidente del Movimiento Salud para Todos, entregó una carta en mano a la entonces ministra de Salud Pública, Susana Muñiz, donde se reseñaban diversas irregularidades en el hospital de Bella Unión y un Servicio de Emergencia privado.

Escuchar a Carlos Pelaez Cosechando Amigos
http://audios.espectador.com/2017/10/11/cosechandoamigos171011.mp3


Manuescrito que denuncia

http://www.espectador.com/politica/357953/corrupcion-en-el-hospital-de-bella-union#1expanded

En la carta se señalaba que el servicio de emergencia “fue creado hace cinco meses atrás. Los dueños son el actual director del hospital de Bella Unión, el ex director, que hoy es director del hospital Español en Montevideo (año 2013, hoy es director del Pereira Rossell) la jefa de personal del hospital es la jefa de Personal de la Emergencia, así como el jefe de choferes y la contadora, que también trabajan en el hospital y en la emergencia móvil privada”.
El 10 de julio de ese año El Observador se hizo eco de esta denuncia pero “desde la emergencia móvil de Bella Unión, indicaron a El Observador que los dueños son dos socios privados que nada tienen que ver con el hospital y nadie de la dirección del hospital es propietaria de la emergencia móvil.
Agregaron que lo denunciado “es incorrecto”. “Nadie de la dirección del hospital forma parte de la emergencia móvil”, reiteraron.
Pero Bouvier puso los nombres: “los dueños de la emergencia son el director del hospital de Bella Unión, Marcos García; el ex director del hospital Federico Eguren. A su vez, la contadora del hospital Mercedes Moraes es la contadora de la emergencia; así como la jefa de personal cumple tareas en ambos lados al igual que el jefe de choferes”.
Usuarios de Salud Pública de Bella Unión le informaron a Bouvier que “el doctor Eguren se desempeña como director del hospital Español (año 2013); hace guardias en un sanatorio de FEMI en Bella Unión y en la emergencia móvil de la que es uno de los propietarios. Entre semana se lo ve en Bella Unión, ¿cuándo dirige el hospital en Montevideo?”, se preguntaron.
Agregaban que “la directora de primer nivel, Natalia Dominguez, hace guardias en un centro privado y cursa un pos-grado. ¿Cuándo cumple con Salud Pública?”.
También informaban que “la directora del Centro de Salud, Liria Martínez, vive en Montevideo, trabaja en Florida y Salto, pero tiene bajo su responsabilidad todas las policlínicas de la periferia y algunas rurales en Bella Unión. ¿Cuándo trabaja aquí”.
La carta entregada a la entonces ministra Muñiz, también refiere a un convenio firmado con Brasil por la entonces presidenta de ASSE, Beatriz Silva, por el que el hospital de Bella Unión prestaría cobertura de emergencia a los residentes en la Barra de Quaraí.
Y también accedimos a un documento que revela que desde la emergencia privada se usaban recetarios de ASSE para retirar medicamentos en el hospital. A la usuaria se le dijo que “el hospital y la emergencia eran lo mismo”.
Pero antes de esta carta entregada por Bouvier a Muñiz, circuló otra entre varios legisladores de diferentes partidos. Se trata de un manuscrito (que publicamos adjunto a esta columna) fechada el 18 de mayo de 2013 y firmada por el médico Carlos Manassi.
El profesional relata una serie de irregularidades y su propia peripecia, ya que siendo médico del hospital también fue contratado para cubrir traslados en la emergencia privada. Pero cuando a través de algunas radios de Bella Unión se comenzó a informar sobre las irregularidades, los dueños de la emergencia acusaron a Manassi de ser “la fuente” y lo despidieron.



>>> Bella Unión: emergencia móvil privada pertenece a directivos del hospital
El Movimiento Salud Para Todos, que defiende los derechos de los usuarios de la salud, denunció que en la emergencia móvil privada de Bella Unión es dirigida por directivos y funcionarios del hospital público local. El caso sale a luz luego de que se informara que una médica que era atendida por un quebranto de salud debió ser trasladada a Montevideo en un taxi, porque no había una ambulancia disponible.
Ruben Bouvier, presidente del Movimiento Salud Para Todos, expresó a El Observador que el pasado 5 de junio se entregó a la ministra Susana Muñiz un documento con la situación de la emergencia móvil en Bella Unión.
“Fue creada hace cinco meses atrás. Los dueños son el actual director del hospital de Bella Unión, el ex director, que hoy es director del hospital Español en Montevideo, la jefa de personal del hospital es la jefa de Personal de la Emergencia, así como el jefe de choferes y la contadora, que también trabajan en el hospital y en la emergencia móvil privada”, indicó Bouvier.
Niegan presencia de funcionarios
Por su parte, desde la emergencia móvil de Bella Unión, indicaron a El Observador que los dueños son dos socios privados que “nada tienen que ver con el hospital” y “nadie de la dirección del hospital es propietaria de la emergencia móvil”.
Agregaron que lo denunciado “es incorrecto”. “Nadie de la dirección del hospital forma parte de la emergencia móvil”, reiteraron.
“La muralla”
En la denuncia, desde el Movimiento Salud Para Todos señalaron situaciones concretas de trasladados a Artigas, con fechas, horas y nombres. “Pedimos que se investigara. La investigación no la puede realizar la ministra, la tiene que realizar la dirección de ASSE (Administración de Servicios de Salud del Estado), porque está dentro de su órbita”, expresó.
“Dentro del Movimiento Salud Para Todos hemos intentado hablar con ASSE, a lo que a esta altura denominamos ‘la muralla’, porque es infranqueable. O sea, no saben, no contestan, o saben… Es muy difícil poder trabajar como movimiento de usuario, en la defensa de los usuarios, con una dirección que no abre una sola puerta”, dijo Bouvier.
“Una gauchada por $11.500”
El presidente del movimiento de usuarios narró la situación de la pediatra María Elena Curbelo, quien decidió trasladarse en un taxi hacia Montevideo ante la falta de ambulancia en Bella Unión.
“Estuvo cuatro días internada con un principio de neumonía que se fue agravando, con líquido en el pulmón derecho y con fiebre. No tenía respuesta, la única que se le dio era que iban a enviar una ambulancia desde el Casmu en Montevideo para que fuera a buscarla a Bella Unión”, señaló.
La médica, que tiene unos 60 años y se desplaza en silla de ruedas, tiene carné de asistencia de ASSE, indicó Bouvier. Su neumóloga personal pidió que se la trasladara para que ella la pudiera atender en Montevideo en mejores condiciones, agregó.
“No hubo de parte de la dirección del hospital ninguna actitud buscando soluciones. Dijeron que no tenían médicos para el traslado y por supuesto que no tenían ambulancia”, narró.
“Entonces, el jueves pasado los compañeros del Movimiento Salud para Todos la sacaron del hospital y un taximetrista que les hizo una gauchada, porque les cobró nada más que $11.500, los trajo a ella y su esposo, con un tanque de oxígeno, porque estaba en una situación bastante delicada”, agregó.
Hoy la doctora es atendida con asistencia domiciliaria. “Está siendo estabilizada y está mejor a cuando llegó a Montevideo”, dijo Bouvier.
“A nosotros nos indigna todo esto y nos indigna la pasividad de la dirección de ASSE, la indiferencia frente a problemas que son graves. Tenemos información y todos los elementos para que ASSE los pueda solucionar, pero en la medida que hay una puerta que uno golpea y del otro nadie la abre, se hace difícil poder trabajar en estas condiciones”, agregó el presidente del Movimiento Salud para Todos.
>>> La presidenta de ASSE dice que "no sabía" que Siemm vendía su servicio al Estado

Los vínculos entre ASSE, el hospital de Bella Unión y la empresa Siemm –de traslado de pacientes– podrían formar parte del guion de una comedia de enredos. La sinopsis ya es conocida: tres médicos de la salud pública crean una empresa privada de emergencia móvil en la ciudad más al norte del país. Uno de los tres empresarios ejerce también como director del hospital público y al poco tiempo contrata a su propio servicio con dinero del Estado.







0 comentarios:

Publicar un comentario