miércoles, 25 de octubre de 2017

DDHH duermen




>>>  165.º período ordinario de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

Hace años, desde la salida de la dictadura miles de uruguayos venimos marchando en marchas del silencio, sin que la justicia uruguaya mueva un pelo. Son mínimas y privilegiadas las pocas condenas que hubieron.
A Chela Fontora cuando comenzó a hablar de la ley de reparación se le terminó el tiempo de exposición, la dejaron con la palabra en la boca. No tan así cuando el defensor de los genocidas argentinos hizo su exposición defendiendo a los criminales militares. Otro expositor uruguayo acababa de denunciar la impunidad que habian sufrido un grupo de adolescentes que los violaron y los obigaron a hacer actos de sodomía, de las mujeres denunciantes de violaciones.
Se me escapó cuando al fascista le grité ESO ES MENTIRA!!!!!, (minuto 17.47 al minuto 19.00 del siguiente video)

El segundo video es la desesperante situación de los presos políticos peruanos, hablamos con ellos.

El Muerto




>>> Carta de CRYSOL al Alto Comisionado de las Naciones Unidas

Montevideo, 24 de octubre de 2017

Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los DDHH. Sr. Zeid Ra'ad Al Hussein.

Estimado Comisionado:
Saludamos su presencia en nuestro país. Deseamos que su presencia contribuya a fortalecer las normas de DDHH en una región en que tanto se necesita, dados los retrocesos que fácilmente se perciben en Brasil y en Argentina. Esperamos que su presencia en Uruguay robustezca la institucionalidad democrática y la cultura de derechos humanos que se ha ido forjando.
Somos la organización que en Uruguay nuclea a todas y a todos los ex presos políticos, a los miles de luchadores sociales y políticos privados de su libertad por defender la democracia y la libertad durante el terrorismo de Estado.
Somos una organización democrática, formalmente constituida, representativa y reconocida formalmente por las autoridades.
Valoramos muy positivamente los pasos llevados a delante desde el año 2005 en todos los ámbitos. Han sido progresos muy importantes y valiosos. Luchamos por ellos y los valoramos como corresponde. Queremos expresarle nuestra sincera preocupación por el escaso compromiso del Poder Judicial en cuanto a la investigación y esclarecimiento de las graves violaciones a los DDHH de dicho período. No hay, de parte del sistema judicial, un compromiso serio en cuanto a la investigación de las desapariciones forzadas, de los asesinatos, de las torturas y de los abusos sexuales. Además el sistema judicial trata a los escasos militares condenados con una indulgencia desmedida, permitiéndoles, al margen de las leyes vigentes, la prisión domiciliaria.
Suscribimos, como colectivo, una iniciativa que está en trámite a nivel parlamentario, con el propósito de transparentar el proceso de elección de los miembros de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) y estamos a favor de promover propuestas parlamentarias con el objetivo de democratizar dicho poder.
La creación de la Institución Nacional de DDHH y Defensoría del Pueblo (INDDHH) ha sido un gran avance y una gran conquista, pero aún no logra ser suficientemente respetada por los organismos estatales. Queremos solicitarle formalmente su intervención personal ante el Poder Ejecutivo de nuestro país a los efectos de que implemente la recomendación formulada por la Institución Nacional de DDHH y Defensoría del Pueblo (INDDHH) en diciembre de 2012. Hace 5 años, ella se expidió en el sentido de que las leyes reparatorias a las víctimas del terrorismo de Estado deben ser mejoradas sustancialmente, para hacer justicia y, en parte, restañar las heridas.
El Estado debe reparar a todas las víctimas de una manera integral, sin exclusiones y sin discriminaciones. Al hacerlo, además, no debe obligarlas a renunciar a otros legítimos derechos como jubilaciones y pensiones, como ya lo ha señalado el Relator Especial Pablo de Greiff, y debe basarse en los estándares establecidos por la Resolución 60/147 de la ONU.
En este sentido, el Estado uruguayo aún no ha pedido disculpas oficiales y públicas a las víctimas y a la sociedad, sigue sin sancionar administrativamente, sometiendo a tribunales de honor, a los pocos militares condenados por estos crímenes y falta una política estatal global, que incluya la memoria histórica para encarar el pasado terrorista y sentar las bases profundas que impidan la reiteración.
La impunidad, siempre es una espada de Damocles sobre la democracia. Nuestro compromiso institucional es acabar con ella para fortalecer la libertad y una vida digna, asentada en las normas de DDHH.

En nombre del colectivo, lo saludan atentamente,
Gastón Grisoni
Enrique Chalar





Denuncian ante ONU la "omisión" judicial

Diego Damián, uno de los uruguayos que encabezó las denuncias penales contra quienes cometieron delitos durante la dictadura, se quejó ayer ante el Alto Comisionado de la ONU en temas de derechos humanos porque "la Justicia está al borde de ser omisa".


Como ejemplo, el denunciante dijo que las causas reabiertas en 2011 no tuvieron "casi" efecto. Hay dos casos emblemáticos, agregó: los 40 niños detenidos ilegalmente en 1975 y las 28 mujeres víctimas de violencia sexual.
Son "pocos" los pedidos de procesamiento dictados por fiscales, "y casi nulos" los procesamientos sentenciados por los jueces, expresó Damián en el espacio de denuncias que habilitó el Alto Comisionado, Zeid Raad Al Hussein, y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.
Hay tres pedidos de procesamiento fiscal, pero ninguno fue concedido por los magistrados. Uno de estos pedidos pende sobre "un señor que se vanagloria de estar entre notables, se llama Jorge (Charleta) Gundelzoph, está acusado por violaciones y robos y se saca fotos abrazado de los expresidentes Julio María Sanguinetti y Luis Alberto Lacalle".
Los más de 1.000 denunciantes por delitos en la dictadura han activado más de 300 causas. Pero ante la falta de acción, y "lentitud", del Poder Judicial hoy marcharán ante la Suprema Corte.



>>> La desesperante situación de los presos peruanos










0 comentarios:

Publicar un comentario