lunes, 20 de noviembre de 2017

La carne en conflicto




>>> Frigorífico Carrasco envió a 600 trabajadores al Seguro de Paro
9 Noviembre 2017

“Empresas multinacionales aplican políticas que van en contra de los obreros, como es el caso del Frigorífico Carrasco que tiene a 600 trabajadores en el Seguro de Paro. Reclamamos una pronta solución a esta situación que tiene de rehenes a 600 familias”, le indicó Martín Cardozo, Presidente del sindicato Frigorífico Carrasco e integrante de la Federación Obrera de la Industria de la Carne y Afines (Foica).

El dirigente sindical recordó que a fines de julio se perdió el mercado de China debido a “una caja de corazones que tenía una tapa de quijadas que fue en un contenedor. Esto fue como la gota que colmó el vaso, ya que el año pasado por un problema de etiquetado habíamos tenido una suspensión de seis meses en el mercado chino. Ahora nuevamente el Frigorífico Carrasco fue nuevamente suspendido. Se debe tener en cuenta que cerca del 50% de la producción está destinada al mercado chino. A esto se le suma que también se faenaba para el grupo kofher y que a principio de agosto no había ganado preparado, ya que los animales deben pesar más de 350 kilos sino son rechazados”.

Cardozo agregó que a raíz de esta situación, el dos de agosto se envía al personal un mes de licencia y luego al Seguro de Paro. Esto llevó a que se iniciaran gestiones ante el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) y con la empresa a fin de encontrar una solución. El planteo de la empresa fue que comenzaran a trabajar 350 personas, de los 600 que integran la plantilla. Las propuestas planteadas por los trabajadores no han sido aceptadas.

El dirigente de la Foica señaló también que el Frigorífico Carrasco integra la Corporación Minerva, de capitales brasileros, que tiene un frigorífico en Canelones y otro en Cerro Largo. “La empresa nos dice ahora que no tiene trabajo para nosotros y por eso nos envía al Seguro de Paro, sin embargo el frigorífico de Cerro Largo está trabajando a tope de lunes a sábado. Por esta razón entendemos que se quiere llevar adelante una reestructura tapada para despedir a 150 trabajadores”.

Cardozo fue categórico al afirmar que los trabajadores de la carne junto al resto de los sindicatos “deben ponerle un freno a estas empresas multinacionales que aplican en nuestro país la política impulsada por (Michel) Temer en Brasil”.





Por Manuel González Ayestarán
Los trabajadores del frigorífico La Caballada en Salto, propiedad de la empresa brasileña Marfrig Alimentos S.A, llevaban doce años sin poder realizar una asamblea dentro de la planta de trabajo. El pasado miércoles reconquistaron ese derecho tras un periodo de lucha en el marco de negociaciones con la empresa.
El dirigente de la Federación de Obreros de la Industria de la Carne y Afines (Foica), Luis Muñoz, explicó a Caras y Caretas Portal que la Caballada era una de las pocas excepciones en esta rama productiva que negaba a los trabajadores ese derecho, “por eso es noticia que en la Caballada conquistaran de nuevo ese espacio”.
Muñoz señaló que ese sector de trabajadores siempre se mostró reticente a la organización sindical, pero el contexto de de reestructuración que estaban viviendo, con la correspondiente pérdida de salarios y derechos que conlleva, hizo que los trabajadores comenzasen a unirse más. Entonces “la gente decidió que la asamblea había que hacerla adentro, se puso dura, y se hizo adentro de la planta” señaló el sindicalista a este medio.
Siguiente parada: Carrasco
Tras esto, el siguiente reto para el Foica es lograr que este derecho sea reconquistado también en el otro gran frigorífico donde continúa denegándose, el frigorífico PUL de Carrasco, propiedad del también brasileño grupo Minerva. Hace casi dos semanas, los trabajadores del frigorífico Carrasco estuvieron diez días parados porque cada vez que hacían una asamblea, la empresa no les dejaba entrar a trabajar. “Estábamos en la misma situación que en La Caballada en lo que tiene que ver con la represión sindical” explicó Muñoz.
“Aquellos sindicatos cuyas direcciones tienen muchos años no tienen ningún tipo de problema en hacer asambleas adentro de las plantas, pero hay otras como la Caballada o Carrasco que no las permitían, como también pasa en otras plantas chicas. De ahí la importancia de la conquista de los trabajadores al empezar a hacer prevalecer su independencia de clase con las asambleas, ya que tienen todo su derecho a hacerlas”, añadió.


>>> “Pretenden exterminar el gremio”

Martes, 14 Noviembre 2017  - PORTAL PIT-CNT



La Federación Obrera de la Industria de la Carne y Afines (FOICA) se declaró en conflicto ante la intransigencia patronal del Frigorífico Solís y las reiteradas acciones de la empresa “con el solo y único fin de desarticular una vez más la organización sindical de los trabajadores y así evitar discutir un acuerdo con el sector faena”. Desde la Federación se denunció que la práctica empresarial ha sido reiterada a través de los años y que en el año 2009 “ante el mismo reclamo y la misma negativa, utilizó la misma receta despidiendo a 30 trabajadores, hostigando y amenazando al resto, para exterminar la organización”. Luis Muñoz, dirigente de la FOICA, dijo al Portal minutos antes de ingresar a una reunión en el ámbito del Ministerio de Trabajo, que los trabajadores resolvieron declararse en conflicto y parar toda la industria de los frigoríficos. Según explicó Muñoz, la empresa que desata este conflicto “pertenece a las cámaras empresariales y son ellas las que deberán hacerse cargo si el frigorífico no modifica su actitud y desata este conflicto” aseguró.

Los despidos han sido catalogados como una “embestida patronal” de la empresa Ersinal SA, Frigorífico Solís, “que ya sin tapujos comenzó una reestructura disfrazada por las continuas quejas de las patronales de su situación (supuestamente) crítica con el solo y único fin de desarticular una vez más la organización sindical”. La dirección nacional de la FOICA señaló en una reciente declaración pública que la anunciada “reestructura” y los pronunciamientos que refieren a una supuesta situación de crisis del sector es en realidad “una farsa porque Solís sigue faenando lo mismo que hace tres meses, lo mismo que el promedio anual e interanual (por lo que) es lisa y llanamente una acción explícita que atenta contra la libertad sindical que pretende exterminar el gremio y continuar con trabajadores de primera y segunda en esta planta”. En este marco es que la FOICA resolvió declararse en conflicto y “llevar adelante todas las acciones necesarias para terminar definitivamente con estas actitudes represivas y antisindicales en las plantas mencionadas”.


>>> Trabajadores de los frigoríficos en conflicto por medidas antisindicales

Miércoles, 08 Noviembre 2017 - PORTAL PIT-CNT

Ante la represión y medidas antisindicales que viene reiterando la empresa Ersinal S.A., Frigorífico Solís, la Dirección Nacional de la Federación Obrera de la Industria de la Carne y Afines (Foica) se declaró en conflicto y anuncia que se llevarán adelante en el corto y mediano plazo las “acciones necesarias” en defensa de la organización sindical y los trabajadores.

La Foica informó hoy que se declaró en conflicto ante “una nueva embestida patronal de la empresa Ersinal S.A., Frigorífico Solís, que ya sin tapujos comenzó una reestructura disfrazada. La misma va acompañada de las continuas quejas de las patronales de su situacion “critica” y el único fin es desarticular una vez más la organización sindical de los trabajadores y, así, evitar discutir un acuerdo con el sector faena. Sector éste que está sumergido, teniendo en cuenta lo que es la industria exportadora del Uruguay”.

Recuerda la federación que el anti sindicalismo “no es novedad, ya que en 2009 ante el mismo reclamo salarial la respuesta fue negativa y se utilizó la misma receta: el despido de 30 trabajadores , el hostigando y la amenaza de despido para el resto de los miembros de la organización obrera. En 2016 que intento aplicar nuevamente la receta y la mismo no tuvo éxito. Esta represión va acompañada de continuas mentiras y manejo de todo lo laboral en las fronteras de la legalidad. Ningunearon la negociación colectiva en todas sus escalas y le faltron el respeto a todos los que creemos en el dialogo y la negociación”. Agrega la Foica que los trabajadores y la Dirección Nacional de Trabajo (Dinatra) le presentaron varias propuestas a la empresa y las mismas fueron desechadas. La respuesta de los empresarios fue “el despido de un compañero al termino de sus jornales y reafirmó el anuncio de que se despedirán entre 60 y 70 trabajadores. A esto se le suma el hecho de que más de la mitad de la plantilla está con licencias pendientes. La reestructura que plantea la empresa se hace de forma unilateral y se descarta cualquier negociación con los trabajadores y la propia Dinatra”.

La Foica informa que el Frigorífico Solís “sigue faenando lo mismo quehace tres meses, lo mismo que el promedio anual e interanual, por lo que se está ente una lisa y llanamente una acción explicita atenta contra la libertad sindical. El objetivo es exterminar nuevamente al gremio y continuar con trabajadores de primera y de segunda en esta planta. Hemos recorrido todos los pasos posibles a fin de buscar una salida, pero la actitud soberbia y represora de la empresa nos coloca en una situación no deseada pero ineludible para defender los puestos de trabajo en riesgo”.

La declaración de conflicto también está definida en la empresa Ecocranes/Broncelil (chacinados) y es en rechazo a otra embestida patronal que apunta a desarticular el sindicato, ofreciendo dinero y coaccionando a los trabajadores para que se desafilien a cambio de mantener el empleo. Se exigen ritmos elevados cuando apenas cumple con los laudos, e incumple diariamente con todo lo que puede de las normativas y convenios”. A esto se le suma la situación de incertidumbre de los trabajadores de frigorífico carrasco, nucleados en Sifrica, que ya hace tres meses están en el seguro de desempleo, donde la coyuntura de ausencia de algunos mercados, es aprovechada por la multinacional Minerva para generar inestabilidad e imponer sistemas de trabajo perjudiciales para los trabajadores. Con esto se está desconociendo la historia de los convenios colectivos de destajos, implantando sistemas que solo beneficia a la empresa, utilizando las plantas FCO.PUL y Frigorífico Canelones para cumplir con sus clientes, mientras “disciplinan” Carrasco. Además dejan al aire el fantasma de la reestructura, muletilla utilizada por esta empresa y las cámaras empresariales para presionar a los trabajadores y al gobierno. El fin es claro: equilibrar sus ganancias pretendidas, aún si eso se lleva por delante a los trabajadores como consecuencia de la pérdida de puestos de trabajo”.







0 comentarios:

Publicar un comentario