lunes, 18 de junio de 2018

El último censo del MIDES

De "personas que duermen en la calle"


MIDES EN EL PARLAMENTO
Ana Olivera señaló que no hay "nuevas personas" durmiendo en la calle
 
Autoridades del Mides defendieron en Diputados el trabajo interinstitucional realizado.

Las autoridades del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) comparecieron ayer ante la Comisión Especial de Población y Desarrollo de la Cámara de Representantes para informar sobre la situación de personas que viven en la calle. Al salir, la ministra Marina Arismendi explicó, en conferencia de prensa, que su ministerio dispone de 48 refugios y de equipos que están trabajando continuamente para que las personas que viven a la intemperie accedan a alojarse en esos lugares. También señaló que actualmente los refugios están "a tope" y que el Mides prevé abrir centros de contingencia, ya que "da la pelea" para "que la gente entre [a ellos], no para que no vengan".

El fracaso de las políticas asistenciales. (Es el neoliberalismo...doña!) En Cuba no pasa.





El último censo del Mides, realizado en 2016, indicó que había 556 personas durmiendo en las calles de la capital. Sin embargo, la directora nacional de Protección Integral en Situaciones de Vulneración del ministerio, Eleonora Bianchi, reconoció el 7 de mayo, en una entrevista con el programa radial En perspectiva, que el panorama actual es otro: "Vemos más gente", dijo, y comentó que no sabía si el número del censo de 2016 que se estaba manejando era "absolutamente preciso", porque "en el ínterin vamos alimentando el censo con nuevas informaciones, y lo que estamos viendo desde hace un tiempo es que hay población que viene de otros lugares", distintos de aquellos "de los que habitualmente provenía la gente en situación de calle".

El Mides no tiene refugios; solo hay uno de la Intendencia. Una docena de personas se refugian en la ex estación de ferrocarril de la ciudad de Salto.


Bianchi explicó en aquella ocasión que antes se podía ver que "la gente en situación de calle tenía adicciones, tenía problemas vinculados con la vivienda, con la ruptura del entramado social propio", y que ahora, en cambio, se constataba la presencia de "gente que sale de la cárcel y va a vivir en la calle; hay otras personas que han estado institucionalizadas por muchos años, por ejemplo, jóvenes que han tenido tránsitos largos en el INAU y también los encontramos en la calle". Y concluyó: "Todo esto es a lo que llamamos "formas nuevas": nueva gente que llega a la calle".
Olivera dijo a La Diaria que no hay "nuevas personas" durmiendo en la calle. "Si tú mirás en el censo, las personas que se encuentran durmiendo a la intemperie son mayoritariamente gente joven, y seis de cada diez vienen de un proceso de institucionalización o de un proceso de privación de libertad. No es que sean nuevas personas".


Ana Olivera, Subsecretaria MIDES: "Hay una nueva forma de estar en la calle".

Olivera dijo que “la interinstitucionalidad se viene fortaleciendo", y no sólo se trata de "actuar juntos", sino de "pensar en común", dijo. Eso, aseguró, es lo que está pasando con el abordaje de la "nueva modalidad" de personas que viven en la calle y montan "campamentos". "Lo trabajamos con la Intendencia de Montevideo, que es la que tiene la obligación de liberar el espacio ocupado junto con el Ministerio del Interior, que es el que actúa en función de la Ley de Faltas, al mismo tiempo que nosotros recogemos los datos que nos permiten saber de quiénes se trata".










0 comentarios:

Publicar un comentario