martes, 3 de julio de 2018

Capitalismo S.A.

Un paso mas a la Alianza del Pacífico


Este sábado 23 de junio se reunió el Plenario del Frente Amplio para tomar una posición sobre la firma del TLC entre Uruguay y Chile el cual deberá ser ratificado por el Parlamento.
En el marco de la sesión del organismo de conducción frenteamplista se analizó un informe del Ejecutivo sobre las consecuencias que tendría la firma del acuerdo.
En dicho estudio se destaca que el mercado chileno resulta “sumamente interesante para los servicios profesionales audiovisuales y las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICS)”.
También se indica que “el TLC supone un primer paso hacia un Uruguay más integrado en América Latina y abierto al mundo”.

>>> Giro a la derecha

El MPP inclinó la balanza para aprobar TLC con Chile

La sigla TLC le ha generado grandes discusiones internas al Frente Amplio. Es un tema ideológico. Una gran parte del partido de gobierno no está de acuerdo con los Tratados de Libre Comercio. No importa si son con "el imperio" de Estados Unidos, o con un gobierno socialista como el de Michelle Bachelet en Chile.
Los frentistas no son amigos de este tipo de acuerdos. Y eso quedó demostrado en la larga y entreverada discusión que han tenido sus dirigentes para resolver que ahora sí prestarán sus votos para avalar el acuerdo comercial en el Parlamento.
Después de 1 año, 8 meses, y 19 días, la posición del presidente Tabaré Vázquez triunfó en una votación dividida de su partido. "Apoyar la ratificación del tratado suscripto por nuestro gobierno y el gobierno de Chile", así dice la resolución que fue apoyada por 86 votos afirmativos contra 65 por la negativa y cinco abstenciones.
El Movimiento de Participación Popular (MPP), liderado por José Mujica, fue el encargado de terminar de inclinar la balanza a favor del pedido del gobierno. El Partido Socialista y el Frente Líber Seregni, del ministro Danilo Astori, además de la Vertiente Artiguista, ya habían resuelto varios meses atrás votar afirmativamente.
El Partido Comunista, Casa Grande de la senadora Constanza Moreira, la Liga Federal del diputado Darío Pérez, el Partido Por la Victoria del Pueblo (PVP) y la Lista 711 de Raúl Sendic, fueron quienes marcaron las diferencias y votaron de forma negativa.
La clave estuvo en la decisión de los militantes de base, que si bien responden a los diferentes sectores frenteamplista, su voto representa lo que resuelven los diferentes comités de base de todo el país.
En estos ámbitos el PCU y el MPP tienen más poder que el resto de los grupos del Frente. Estos militantes habían llegado con la intención de no avalar el TLC con Chile en el pasado del 5 de mayo. Al ver que no estaban los votos el Plenario decidió pasar a un cuarto intermedio y negociar para conseguir la mayoría. Y eso fue lo que ocurrió ayer. El trabajo realizado desde el MPP para convencer a sus militantes de base, que era necesario aprobar el acuerdo comercial y no dejar "en falso al gobierno", logró su cometido.
"Está todo el pescado vendido", dijo a El País un legislador del MPP sobre el mediodía. Por la tarde un militante comunista dijo que el debate había sido "muy de guante blanco", aludiendo que si bien su posición perdió, no se generaron rispideces en la interna.

>>> Otra vez Mujica


El pedido de Mujica y la pelea de Lacalle y OPP

El tema se había convertido en una de las piedras en el zapato del Frente Amplio. "No puedo creer que estemos enfrascados con esta pelotudez", dijo el expresidente José Mujica, muy enojado, a un compañero del MPP. Fue en un asado en el Quincho de Varela, al costado de su chacra, donde el líder frenteamplista transmitió "a su barra" que había que dar vuelta la página y cerrar este tema.
Es que él tenía bien claro que la oposición se había agarrado de la falta de consenso en el oficialismo para avalar el TLC con Chile. Mujica les pidió que "se dejen de joder" y "no rompan más" porque no es un tema en el que a Uruguay le vaya la vida. "No mueve la aguja esto con Chile, y los blancos nos están saliendo a matar", les dijo con su típico tono exclamativo. Semanas antes el líder blanco Luis Lacalle Pou le anunció al presidente Vázquez a través de la prensa, que él ordenaba a su bancada prestar los votos para aprobar el acuerdo si su partido político no le daba el respaldo. Vázquez se negó a tomar la apuesta del blanco, que implicaría una ruptura con el Frente Amplio.
Ayer tras el anuncio del Plenario del FA mandatando a su bancada a aprobar el acuerdo comercial con Chile, el precandidato blanco salió a recordar el tiempo perdido.
"Un año y medio esperando una decisión del FA sobre el TLC con Chile. El mundo no espera y nosotros debemos apurarnos. Gobernar es tomar decisiones acertadas y a tiempo. Ahora a no perder más tiempo", escribió en su cuenta de Twitter.
Su crítica al oficialismo despertó la reacción del número dos de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), el socialista Santiago Soto. "Senador, le recuerdo que el Congreso de Chile todavía no culminó el trámite y recién en abril de este año lo votó en Diputados, ¿no?".


>>> La derecha, unánimemente, apoya el Tratado de Libre Comercio (TLC) Chile-Uruguay













0 comentarios:

Publicar un comentario