martes, 2 de abril de 2019

No leyó las actas

El silencio de los culpables



Fiscalía investigará omisión de denunciar asesinato de Gomensoro


El fiscal general de la Nación, Jorge Díaz, remitió a la Fiscalía Penal y Flagrancia de 13 Turno, los antecedentes de la “omisión” de denunciar los hechos y circunstancias de la muerte de Roberto Gomensoro ocurrida en 1973, en la que incurrieron los seis generales que integraron los tribunales de Honor del Ejército, tras escuchar las declaraciones del teniente coronel retirado, José “Nino” Gavazzo.


Este lunes 1º de abril el presidente de la República, Tabaré Vázquez, decidió cesar al comandante en Jefe del Ejército, José González, y al jefe del Estado Mayor de la Defensa (ESMADE), Alfredo Erramún; y solicitó la venia de la Cámara de Senadores para promover la situación de pase a retiro obligatorio de los generales Claudio Romano, Carlos Sequeira, Alejandro Salaberry y Gustavo Fajardo, quienes integraron el Tribunal Espacial de Honor y el Tribunal de Honor de Alzada militar.
La decisión de Vázquez se debió a que los seis militares cometieron una “grave omisión” ya que conociendo o debiendo conocer la consecuencia de la presunción de un delito, omitieron dar curso a la denuncia pertinente.
Ante el Tribunal de Honor, Gavazzo declaró que en marzo de 1973 arrojó al río Negro el cuerpo sin vida de Roberto Gomensoro, quien había sido detenido y torturado hasta la muerte en el Grupo de Artillería 1.
Por su parte, el coronel retirado Jorge “Pajarito” Silveira acusó a Gavazzo, ante el mismo Tribunal, de ser el responsable de la muerte de Gomensoro, y de otro detenido: Eduardo Pérez Silveira.
A la vez, responsabilizó a Gavazzo por la desaparición de María Claudia García de Gelman.

Justicia Penal

A raíz de los hechos, este lunes 1 de abril, el Fiscal de Corte, Jorge Díaz, resolvió enviar al Fiscal Letrado Penal de Montevideo de Flagrancia de 13º turno, Rodrigo Morosoli, “todos los antecedentes de fuente abierta sobre la omisión de denunciar los hechos y las circunstancias del homicidio de Roberto Gomensoro Josman, relatados al Tribunal de Honor del Ejército por el reo José Gavazzo”.
El fiscal expresa en su escrito que “los hechos descriptos por el reo Gavazzo al Trinbunal de Honor del Ejército no fueron denunciados ante las autoridades judiciales correspondientes a los fines de su efectiva investigación”.
Asimismo, remitió los hechos a la Fiscalía Especializada en Crímenes de Lesa Humanidad “a los efectos que pudieran corresponder”.




Fiscal especializado en Crímenes de Lesa Humanidad pide reabrir caso Gomensoro


El fiscal especializado en Crímenes de Lesa Humanidad, Ricardo Perciballe, solicito a la Justicia reabrir el caso de Roberto Gomensoro, quien falleció en marzo de 1973 luego de ser torturado en el Grupo de Artillería Nº 1 de La Paloma, Montevideo, y posteriormente su cuerpo arrojado a las aguas del río Negro, en la represa de Rincón del Bonete.

Fiscal especializado en Crímenes de Lesa Humanidad, Ricardo Perciballe.


Días pasados se conoció el contenido del acta del Tribunal de Honor militar que a fines de 2018 tomó declaraciones al teniente coronel retirado, José Nino Gavazzo, quien aseguró que arrojó a las aguas del río Negro el cuerpo de Gomensoro.
En el año 2010 la Justicia había condenado, por la muerte de Gomensoro, al ex coronel Juan Carlos Gómez, quien estuvo preso durante tres años, y decidió sobreseer a Gavazzo.
Tres años después, Gómez fue sobreseído al considerárselo inocente.

Reabrir el caso

En las últimas horas, el fiscal general de la Nación, Jorge Díaz, envió al fiscal especializado en Crímenes de Lesa Humanidad, Ricardo Perciballe, las declaraciones efectuadas por Gavazzo ante el Tribunal de Honor militar en la que confiesa que el sólo arrojó a las aguas del río Negro el cuerpo de Gomensoro.
Ante ello, Perciballe pidió a la Justicia de Paso de los Toros reabrir el caso.
Asimismo, el fiscal solicitó a la Justicia investigar la muerte de Eduardo Pérez, otro detenido que fallecido en el Grupo de Artillería Nº 1, pero en mayo de 1974.


Yo lo cargué al vehículo, yo manejé el vehículo, lo llevé al lugar, lo bajé, lo puse en un bote, lo tiré del bote. Yo solo". Estas son las palabras que José "Nino" Gavazzo habría dicho en el Tribunal de Honor militar y con las que confesaba haber arrojado al río Negro al tupamaro Roberto Gomensoro, quien había muerto en el batallón de Artillería 1 en 1973, según publicó El Observador este sábado.
En ese mismo Tribunal, el también ex militar Jorge "Pajarito" Silveira acusó a Gavazzo de la muerte de Gomensoro, pero también de la de Eduardo Pérez Silveira y de la desaparición de María Claudia García de Gelman.
Ese tribunal estaba integrado por los generales Alfredo Erramún, quien es actual jefe del Estado Mayor de la Defensa, José González, actual comandante en jefe del Ejército, y Gustavo Fajardo, quienes, a pesar de que la confesión quedó registrada en las actas, decidieron no llevar el tema a la Justicia ni al Poder Ejecutivo. Pese a esta confesión, el Tribunal entendió que los militares no habían afectado el honor del Ejército, decisión que provocó el pedido de destitución por parte de varias figuras de Gobierno y oposición.
En el informe elaborado por Guido Manini Ríos, que era entonces comandante en Jefe del Ejército, no se hacen valoraciones ni se juzga la actuación de Gavazzo y Silveira en el caso Gomensoro, pese a estas confesiones, sino únicamente por los 28 casos de homicidios en dictadura por los que fueron encausados.
Por este crimen estuvo preso tres años el coronel Juan Carlos Gómez, hasta que fue absuelto en 2013. Ni Gavazzo ni "Pajarito" Silveira dieron su versión ante la Justicia por el tema, permitiendo que Gómez continuara preso.
Ahora, el fiscal de Corte, Jorge Díaz, envió a la Fiscalía de Flagrancia los antecedentes del caso para que se investigue si hubo alguna ilegalidad u omisión, reportó esta mañana Informativo Sarandí. Díaz envió a Fiscalía el reglamento de los tribunales de honor de las Fuerzas Armadas, decreto 55.985, que en su artículo 77 dice que cuando el Tribunal de Honor "intervenga en cualquier asunto en el que exista la presunción de delito común o militar su presidente comunicará de inmediato al superior que corresponda, suspendiendo las actuaciones del tribunal hasta que el superior se pronuncie".
La Fiscalía Especializada en Delitos de Lesa Humanidad, que está a cargo de Ricardo Perciballe, investigará la confesión de Gavazzo.




Chargonia: decisión de Vázquez es “ambivalente y dual”

1 abril de 2019

El presidente Tabaré Vázquez destituyó al ministro de Defensa Jorge Menéndez, al viceministro Daniel Montiel y a los tres generales que integraron el Tribunal de Honor: entre ellos el actual comandante en jefe del Ejército, José González, el actual Jefe del Estado Mayor de la Defensa, Alfredo Erramún, y al general Gustavo Fajardo.


La situación se generó después de que el fin de semana el diario El Observador publicara el contenido de las actas del Tribunal de Honor sobre las conductas del coronel Jorge Silveira, el teniente coronel José Nino Gavazzo y Luis Maurente, homologadas con la firma del presidente Tabaré Vázquez.


En declaraciones al programa Fuerte y Claro, de Radio Informarte, el abogado Pablo Chargonia, que integra el Observatorio Luz Ibarburu, dijo que se trató de “un hecho ambivalente y dual” porque ha quedado demostrado que el Poder Ejecutivo “sostuvo la impunidad” pero “cuando la sangre llegó al rio reaccionó”.


https://www.dropbox.com/s/tf0law6o0c7mf61/Fuerte_y_Claro_-190401-Entrevista_a_Pablo_Chargonia.mp3?dl=1


“Alguna reacción tenía que haber porque la publicación periodística era demasiado gruesa sobre la confesión de Gavazzo en referencia a la muerte de Gomensoro Josman”, dijo.
“La trascendencia de la información periodística es clave en todo esto. Hace años que se sabe que lo mataron en el cuartel lo novedoso es que Gavazzo lo confiesa en el tribunal de Honor y que un periodista lo publica”, agregó.

Chargonia dijo que la publicación de las actas por parte de Leonardo Haberkorn “generó una reacción inevitable” y expresó que se trata de “un gesto ambivalente y dual porque el mismo Gobierno sostiene la impunidad pero cuando la sangre llega al rio reacciona y es dudoso porque el mensaje es que la responsabilidad es del ministro de Defensa”.
Para el abogado este punto “es difícil de aceptar porque Presidencia recibió la información en manos de sus dos abogados, el secretario Miguel Ángel Toma y el prosecretario, Juan Andrés Roballo. A mi me cuesta admitir que ellos no analizararon la información que el periodista si analizó”, expresó.
Ante esto, para Chargonia “es muy difícil sostener la hipótesis de que el presidente que no estaba al tanto, que es la idea que se deja con el cese de las autoridades del ministerio”.

Por otro lado el integrante del Observatorio Luz Ibarburu dijo que quienes apunta solo a “reprochar penalmente a los militares” lo único que hacen es “un intento de salvar la responsabilidad política del mando civil de las FFAA”.
“Se ilumina una responsabilidad y se hace un cono de sombra a los que están lejos de ese foco de luz. No creo que se cortara la responsabilidad en el ministro. Vázquez se saca una responsabilidad de encima con la decisión que tomó”, dijo.

Habrá respuesta
Chargonia dijo que por estas horas las organizaciones de DDHH están reunidas y no se descarta una respuesta popular en la calle.
“Están sucediendo los hechos muy rápido y las organizaciones están reunidas y seguramente va a haber reacción. La sociedad civil debe presentarse ante estos hechos sin caer en la lógica político partidaria, propia del año electoral”.
Chargonia advirtió sobre la importancia de “no caer en la tentación de erigir a Vázquez en una especie de héroe civil porque destituyo a unos militares” porque se trata de una “postura ingenua y peligrosa desde los principios de los DDHH, el movimiento se debe mantener independiente de cualquier Gobierno”, cerró.






El integrante del Observatorio Luz Ibarbouru y abogado patrocinante de causas sobre violaciones a los derechos en el pasado reciente Pablo Chargonia dijo que “se exagera” al afirmar que con la aceptación del militar retirado José Gavazzo de su participación en el caso de la desaparición del militante Roberto Gomensoro se rompe el pacto de silencio. En su opinión ya ha habido episodios de declaraciones en esa línea y desde hace más de seis años había información suficiente para investigar la muerte de Gomensoro.
“No caigo en la trampa” de quien sostiene que la asunción de Gavazzo de sus acciones es lo más importante cuando en realidad esas declaraciones son una estrategia para evitar la crítica al conflicto interno que se ha generado en el Gobierno, dijo Chargoñia. Agregó que “por supuesto” el militar no está diciendo toda la verdad “porque él no pudo haber transportado una persona el solo y haberla intentado hacer desaparecer en el Río Negro”.
Agregó que “es difícil que estas solas declaraciones puedan tener consecuencias respecto a la responsabilidad de Gavazzo, en primer lugar porque una confesión se tiene que hacer ante un juez, en segundo lugar porque se tiene que verificar”. “En tercer lugar porque se tiene que investigar exhaustivamente quienes operaron en el cuartel de La Paloma, porque no fue él solo”, reiteró.
Por otra parte Chargoñia cuestionó la actitud del Ministerio de Defensa cuando se actuó, durante la administración del ministro Eleuterio Fernández Huidobro, para demostrar que al militar Juan Carlos Gómez, que estaba preso por el episodio de la muerte de Gomensoro, no había participado. “Siempre me he preguntado por qué el Ministerio de Defensa, que fue eficaz en la defensa de Juan Carlos Gómez, no dio otro paso respecto al análisis de las responsabilidad de quienes sí eran culpables y que habrían ejecutado a Gomensoro”, agregó.


Nuevo ministro de Defensa admitió que existe “mucho ruido” en torno a las Fuerzas Armadas, que “no le hace bien a la institucionalidad”.
Lejos de apagarse con la cadena de destituciones dispuesta este lunes por el presidente Tabaré Vázquez, las repercusiones sobre la confesión del represor José Gavazzo en relación al crimen de Roberto Gomensoro ante un Tribunal de Honor militar y el grado de conocimiento de las máximas jerarquías del gobierno sobre lo allí expresado no hicieron más que comenzar.

Y, sobre todo, podría derivar en mayores repercusiones políticas.

Vázquez manifestó este martes que “nunca tuvo conocimiento” de las actas en donde Gavazzo dio detalles del crimen, contenidas en el fallo que terminó homologando con su firma.

El diario El País publica este martes que las actas completas estaban a disposición de Presidencia desde febrero, y que el ministro de Defensa, Jorge Menéndez, había sugerido presentar una denuncia penal.

La nota apunta directamente al secretario de la Presidencia, Miguel Ángel Toma, que habría recibido ese informe.

Lo que el gobierno informó este lunes es que, luego que el contenido de las actas fuera difundido el fin de semana por El Observador, se le solicitó a Defensa los antecedentes del caso.

Según la versión oficial, la respuesta del ministerio fue que tenía en curso “varias acciones”. Entre ellas, se dijo que estaba “pendiente” la puesta en conocimiento de los hechos a la Fiscalía General de la Nación.

Ante la situación, Vázquez ordenó la “inmediata remisión” al Ministerio Público de los testimonios vertidos por Gavazzo, Silveira y otro represor, Luis Maurente.

El comunicado oficial evita hacer mención a Toma y al prosecretario de Presidencia, Juan Andrés Roballo, cuyo rol en todo el asunto aparece ahora en duda.

Técnicamente, el secretario y el prosecretario de la Presidencia no tienen una función específica definida. La Constitución se limita a establecer que serán designados por el presidente para ser sus “asesores y ayudantes”.

Funciones que no están previstas taxativamente. Lo cierto es que en la práctica tienen el cometido de revisar toda la documentación que se le da a firmar al presidente, y las consecuencias de lo que está firmando.

El rol de cada uno es definido por cada gobierno, pero es habitual que uno tenga un perfil político y el otro sea más técnico.

Lo concreto es que Toma adquirió en este período un mayor poder. El secretario aparece firmando directamente varias resoluciones de distinto tenor desde el año pasado.

El argumento utilizado por Vázquez al delegarle funciones habla de “notorias razones de buena administración, principalmente la necesidad de lograr una mayor agilidad y eficiencia en el ejercicio de las funciones de la Presidencia de la República", según se indica en esos textos.

Para el diputado nacionalista Pablo Abdala la sucesión de hechos ocurridos es grave, y también su desenlace.

El legislador se preguntó si el presidente no va a hablar públicamente, para darle información a la población y explicaciones sobre sus “actos, decisiones y omisiones”.

En la misma línea se expresó el ex diputado Gonzalo Mujica. “En Presidencia sabían todo lo que habían declarado los militares, pero decidieron tapar todo”, aseguró.

Mujica, ex integrante del Frente Amplio, recordó que en la izquierda “a esas aberraciones las llamábamos pacto de silencio para garantizar la impunidad. No fue para esto que peleamos”, lamentó.

Más lejos aún fue el abogado y candidato presidencial por el Partido Verde Animalista, Gustavo Salle, que está trabajando en una denuncia penal contra el presidente, al que señala directamente por haber incurrido en una violación del artículo 177 del Código Penal, que obliga a todo funcionario público a denunciar la comisión de un delito del que tome conocimiento.

Salle se basó en lo que publica este martes El País, en cuanto a que el renunciante ministro de Defensa, Jorge Menéndez, sugirió en febrero a Presidencia presentar una denuncia sobre la confesión de Gavazzo ante el tribunal de honor.

Salle sostuvo que Menéndez, aquejado de una grave enfermedad, fue cesado injustamente.

Igual postura mostró el diputado colorado Fitzgerald Cantero, preguntándose cómo se podría materializar la “asunción de responsabilidad” expresada por Vázquez en torno a todo este proceso.

El legislador también apuntó al artículo 177 del Código Penal. “Tuvieron conocimiento de un hecho delictivo y no lo denunciaron”, expresó.

El Partido Socialista salió a su vez en defensa del ministro. Más allá de respaldar las decisiones tomadas por Vázquez este lunes, el sector reconoció la gestión de su “compañero” Menéndez, bajo cuya conducción “ y venciendo muchos obstáculos, se impulsó la implementación de los compromisos asumidos en el programa de gobierno del Frente Amplio en relación a la democratización y transformación de las Fuerzas Armadas”.

Para los socialistas la renuncia de Menéndez, a pedido del presidente, “lo enaltece y confirma su compromiso con el gobierno, el Frente Amplio y su programa de cambios”.

Al ex jerarca también lo salió a defender el diputado colorado Ope Pasquet. “Queda claro que el ministro de Defensa actuó bien. El que se durmió fue el secretario de Presidencia”, sostuvo.

Mucho ruido

En “el banco de la reserva, ya casi retirado”, el dirigente de la Vertiente Artiguista José Bayardi recibió el fin de semana el llamado del presidente Vázquez, que le ofreció hacerse cargo del Ministerio de Defensa.

“Me preguntó si estaba dispuesto a asumir y le dije que sí”, expresó Bayardi en diálogo con ECOS. “Mi objetivo será responder a ese ofrecimiento, en el marco de la Constitución y la ley".

Bayardi eludió pronunciarse sobre lo sucedido en los últimos días, hasta que esté oficialmente designado.

Sí consideró que “hay mucho ruido” en el escenario de las Fuerzas Armadas, lo que “no le hace bien a la institucionalidad”.

Bayardi está a la espera de la designación del nuevo subsecretario. El nombre que ha trascendido con más fuerza es del ex número dos de Ganadería, Andrés Berterreche, que hoy ocupa en el Senado la banca por la que fue electo José Mujica.

La subsecretaría de Defensa seguiría así en manos del Movimiento de Participación Popular.


>>> La carta de renuncia de Menendez

Menéndez da su versión de los hechos en carta de renuncia,

La carta de renuncia de Jorge Menéndez que confirma que se reunió primero con Tabaré Vázquez y luego con Miguel Angel Toma para "interiorizarlo" sobre el fallo del Tribunal de Honor y transmitir la "necesidad de denunciar los hechos ante la Justicia"


La carta de renuncia del ex Ministro Menéndez es muy clara; Vázquez y Toma desde febrero estaban en conocimiento de las declaraciones de Gavazzo. Omitieron denunciar.

Vázquez dijo que firma 50 resoluciones administrativas por día y que no puede estar leyendo los "50 expedientes".
"No homologué lo que actuó el tribunal, homologué parte del fallo. El ministro de Defensa me dice que también hay un informe firmado por Guido Manini Ríos que me parece que lo tenés que leer. Cuando leo el informe noto que era un ataque muy fuerte al Poder Judicial", señaló el presidente.
Vázquez dijo que había un "pacto de silencio" y que nadie habló del tema "hasta que salió a la luz". El presidente agregó que, entre las consideraciones, el Tribunal de Honor había determinado que tenían que pasar a reforma Gavazzo y Silveira, "no por la acusación de los 28 crímenes, sino porque habían permitido que un camarada de ellos, el coronel Juan Carlos Gómez, hubiera estado preso tres años y medio siendo inocente y ellos sabiendo que era inocente". Vázquez subrayó que "acá hubo una persona que siendo inocente estuvo presa y otras dos personas que sabiendo que era inocente dejaron que siguiera presa y hay que ver quién era el culpable".
El presidente señaló que le dijo al ministro de Defensa Jorge Menéndez: "Hablá con el doctor Toma y que esto pase a la Justicia”.
"No le quiero sacar la cola a la jeringa, asumo toda mi responsabilidad política y será la Justicia la que tendrá que dictaminar", dijo.
El mandatario recalcó que hasta ese momento "había un pacto de silencio" y que "cuando se denuncia que hubo torturas, muertes y desapariciones, uno de los actores principales lo reconoce".
Por último, Vázquez dijo que ahora "nadie puede decir que no hubo muertes en los cuarteles, en unidades militares e intención de desaparecer gente".




COMUNICADO DE LA SECRETARÍA DE LA PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA



“Ante sucesivas versiones de prensa referidas a la actuación de la Secretaría de la Presidencia de la República, en virtud de los fallos emitidos por el Tribunal Especial de Honor para Oficiales Superiores N°1 del Ejército Nacional, que juzgaron las conductas de Jorge Silveira Quesada, José Nino Gavazzo Pereira y Luis Alfredo Maurente Mata, se efectúan las siguientes precisiones:
1) La Secretaría de la Presidencia de la República efectivamente recibió de manos del entonces ministro de Defensa Nacional, Dr. Jorge Menéndez, el expediente en el que se tramitaban los fallos emitidos por el Tribunal de Honor arriba citado.
2) La recepción de dichos antecedentes estaba acompañada por la decisión explícita del Sr. Presidente de la República en cuanto a homologar la parte dispositiva de los fallos referidos a las conductas de Silveira Quesada y José Nino Gavazzo, así como no homologar el fallo vinculado a la actuación de Luis Maurente, como bien lo hizo saber el entonces ministro.
3) La homologación o no de los fallos tienen como objeto procedimental, circunscribirse sobre dichos extremos, sin que el Poder Ejecutivo se constituya en tribunal de alzada.
No obstante y habida cuenta que el Sr. Presidente advierte en el juzgamiento de Silveira y Gavazzo, conductas con apariencia delictivas, instruyó al entonces ministro de Defensa sobre la necesidad de poner los hechos en conocimiento de la Justicia.
4) Consecuentemente la Secretaría de la Presidencia remitió el expediente a la Asesoría Jurídica de la Presidencia, a fin de que extendiera los proyectos de resolución en la forma de estilo, sobre la homologación de los fallos, siguiendo las directivas impartidas, emitiéndose las resoluciones del Poder Ejecutivo del 12 de marzo de 2019.
5) Para el cumplimiento de la instrucción del Sr. Presidente de la República, en el sentido de poner los hechos en conocimiento de la Justicia, ese mismo día, es decir el 12 de marzo de 2019, el Ministerio de Defensa Nacional, con la finalidad de actuar en consecuencia, recibió todos los antecedentes que habían sido entregados a la Secretaría de la Presidencia.
6) Ante la versión de prensa publicada el 30 de marzo de 2019, con conexión con los hechos descritos, el 1° de abril de 2019 se solicitó al Ministerio de Defensa Nacional que elevara con carácter urgente las actuaciones que venimos refiriendo, a fin de verificar si la instrucción de poner los hechos en conocimiento de la Justicia, había sido cumplida o no.
7) El Ministerio de Defensa Nacional, en virtud de esta solicitud, cumplió de inmediato el requerimiento, elevando los documentos más relevantes a dicha finalidad, dejando expresa constancia, con la firma del Sr. ministro Interino de Defensa Nacional, que aún se encontraban los servicios del Ministerio desplegando distintas acciones, entre las que señala: “determinar la remisión de copia de las Actas de Declaración ante el Tribunal de Honor a las distintas Sedes Penales que pudieron haber intervenido en los hechos a que se han referido los Oficiales sometidos” y “ poner en conocimiento de los hechos a la Fiscalía General de la Nación”.
8) Ese mismo día, es decir el 1° de abril de 2019 y teniendo en cuenta que no se había realizado aún la comunicación a la Justicia, el Presidente de la República ordenó que de inmediato se compareciera ante la Fiscalía General de la Nación, poniendo en su conocimiento los hechos que resultaban de las actuaciones elevadas por el Ministerio de Defensa Nacional, lo que se cumplió.
9) Ante la divulgación insistente de hechos que genera confusiones y contradicciones, que en puridad no existen, la Secretaría de la Presidencia de la República, se ve en la obligación de emitir el presente comunicado.
10) Se lamenta profundamente que se haya optado por hablar y sostener conjeturas, con notorios desaciertos, antes que reconocer la histórica decisión adoptada por el Sr. Presidente de la República, en defensa de los Derechos Humanos, de las Instituciones, de la Justicia y del acceso al conocimiento de la verdad; principios sagrados que quedan -por la fuerza de los hechos- curiosamente disimulados.
Montevideo, 3 de abril de 2019”.


El fiscal de Corte, Jorge Díaz,  deslindó responsabilidades en una eventual convocatoria al presidente de la República en relación a una posible omisión en pasar a la justicia la confesión del exmilitar procesado José Gavazzo.
“Eso le corresponde al fiscal de la causa. No me corresponde a mí evaluarlo. (…) No le voy a indicar a ningún fiscal cual es el camino a seguir en una investigación de estas características”, afirmó.
Luego agregó, como consideración, que “es buena cosa que los ciudadanos uruguayos sepan que todos los ciudadanos uruguayos estamos bajo la órbita de la justicia”.
“El fiscal (Ricardo) Perciballe y el fiscal (Rodrigo) Morosoli en las respectivas órbitas de su competencia determinarán el camino a seguir, como corresponde”, indicó Díaz.











1 comentario:

  1. REGLAMENTO DE LOS TRIBUNALES DE HONOR DE LAS FUERZAS ARMADAS

    Decreto Nº 55/985 de 08/02/1985

    Art. 104 Todos los fallos de los Tribunales de Honor serán elevados por la vía jerárquica correspondiente a resolución del Poder Ejecutivo. Los escalones jerárquicos ante los que se tramite dicha elevación, deberán emitir su opinión.

    ResponderEliminar