lunes, 13 de mayo de 2019

Chapeau!!! Marcelo Hospitale

Marcelo Hospitale


>>> Magistral 









>>> El club de las lenguas marrones


por Hugo Bruschi

A veces me pregunto porqué mucha gente dice: "a mí no me interesa la política" Estarán dando por descontado, que de interesarse nada podrán hacer o considerarán que la política es cuestión de políticos? Como quiera que sea, les estarán regalando terreno a los vividores de la política, al tiempo que se estarán privando de la parte humorística que la misma nos ofrece y con ello la oportunidad de reir tan importante para la salud. Salgan de su letargo amigos!!

El otro día asistimos a un espectáculo sin parangón. Dicho evento se llevó a cabo en el Ministerio de Transporte y fue envidia de los mejores sainetes rioplatenses. Los hermanos Podestá están temblando en sus tumbas. Un empresario que se la llevará toda si se pone en marcha el tren de UPM, se movía en el Ministerio como si fuera el dueño de casa. Increpó y patoteó a un muchacho que les cantó las 40.

No me diga que no es para gozar y morir de risa! Luego un medio pelo que recoge migas abajo de la mesa, una suerte de perro que cuida la mansión pero duerme afuera, trató de hacer mérito ante sus patrones provocando al muchacho al momento que le gritaba "payaso" unas 17 veces. Ya lo decía José Ingenieros en su Hombre Mediocre. Los inmorales y corruptos tiemblan ante un acto de dignidad.

Y Ud. todavía sigue pensando que la política poco importa o no le importa?

Pero Ud. seguramente mira la televisión, no es así? Bueno, no me diga que se perdió el show del Club de las Lenguas Marrones…..No me diga que no lo vé porque sería imperdonable! Mire, le voy a contar que llevaron al muchacho del Ministerio para "quemarlo" como se dice y el tiro les salió al revés. Lo intentaron de todos modos y a medida que transcurrían los minutos, aquellas lenguas iban adquiriendo un intenso marrón oscuro. Se trata de un panel integrado por lenguas de distinta procedencias, pero todas identificadas por ese atributo. Ellos cuando se cruzan por la calle no dicen buen día o buenas tardes, simplemente sacan la lengua. Unos dicen ser periodistas, otros son abogados o psicólogos, comunicadores, operadores y toda la fauna habida y por haber. Este es el país del curro y los títulos se reparten como caramelos y si más tarde no aparecen, siempre habrá un buey corneta que los vió. Pero entre ellos hay una lengua que se dice periodista y se siente un "ligero" con sus salidas irónicas y provocadoras. Siempre y cuando el invitado no sea un Diputado o Senador, o un Salle o un Viana, que se permiten el lujo de mearlos mientras ellos se hacen los distraidos y miran para otro lado.Pero esta lengua también suele ser desprolija aunque se crea "viva". La emprendió contra la ocupación obrera del gas y dijo que hay que respetar la decision de la Justicia, sin embargo cuando el caso Placeres dijo que el Fiscal no le ofrece garantías. También intentó descalificar a la Secretaria de ADEOM Valeria Ripoll, diciéndole que ella representa apenas a 600 personas de la totalidad del gremio. Esta lengua asquerosa se hace llamar periodista.

La cosa se puso fea cuando el muchacho les preguntó: "alguien leyó el contrato UPM"? Se hizo un silencio sepulcral...hasta que una lengua dijo "no se puede leer todo" y la lengua mayor que conduce el programa acotó: "nosotros confiamos en nuestros gobernantes".....dando muestra de su servilismo a destajo. No me diga que Ud. se perdió este show porque sería imperdonable. Justo cuando nuestras lenguas marrones nos ofrecen una clase de moral periodística…….







1 comentario:

  1. Mucho hablar de sistema de justicia y reclamó y nada de decir lo que cuesta , el tiempo que lleva y que el ambiente y las maniobras secretistas no existen para este poder judicial y siempre se pierde luego de años y años de litigio

    ResponderEliminar