miércoles, 6 de febrero de 2019

¿No hay garantías?

El novel jefe del Estado Mayor de la Defensa (ESMADE), general Alfredo Erramún dijo que hay que "aportar información sobre el destino de los detenidos expresó el militar", y en tal sentido remarcó que se deben brindar “garantías a quienes puedan tener información valiosa”.


>>> La amenaza militar siempre latente



Aportar información sobre el destino de desaparecidos no debe ser una moneda de cambio El director ejecutivo del Observatorio Luz Ibarburu, Raúl Olivera, cuestionó que se considere como “una moneda de cambio” aportar información sobre el destino de los detenidos - desaparecidos durante la pasada dictadura (1973-1985), y por otro lado aclaró que limitar los derechos humanos a encontrar los restos de los desaparecidos es “incorrecto desde el punto de vista del derecho y de las obligaciones de una sociedad democrática”.



Raúl Olivera, director ejecutivo del Observatorio Luz Ibarburu. DD.HH 02 de febrero de 2019, 22:31hs - LR21 Este viernes 1º de febrero el novel jefe del Estado Mayor de la Defensa (ESMADE), general Alfredo Erramún, dijo que está dispuesto a buscar una solución “sensata y equilibrada” para conocer el destino de los detenidos – desaparecidos durante la pasada dictadura cívico-militar.

“Creo que tenemos que recurrir a los que saben y hablar con ellos”, expresó el militar, y en tal sentido remarcó que se deben brindar “garantías a quienes puedan tener información valiosa”. A raíz de tales declaraciones de Erramún, LARED21 conversó con Olivera quien recordó que “en el tema de la verdad sobre los crímenes del terrorismo de Estado ya ha habido una reflexión a nivel internacional y de la humanidad que tiene que ver con las declaraciones del magistrado Louis Joinet, defensor de los derechos humanos y la libertad de los uruguayos durante la dictadura.

En tal sentido dijo que “los adjetivos de determinadas condiciones no son un problema de ‘sensatez’, sino de ajustarse a las recomendaciones del derecho humanitario, a partir de las cuales se deben entender las responsabilidades que tienen los funcionarios de Estado que poseen información vital para el fortalecimiento de la vida democrática”. El representante del Observatorio rechazó los intentos de plantear el tema de la verdad como si entregar información fuera una moneda de cambio. “Es decir, doy información sólo si tengo determinadas garantías.

¿Garantías de qué?”.

Recordó que cuando el Estado comenzó a investigar, a partir de las Justicia, de las denuncias de las víctimas y de la documentación, la información apareció como una “moneda de cambio” y en ese sentido es “inaceptable para una sociedad que quiera saldar el tema en forma adecuada”.

Olivera dijo también que la salida de Sudáfrica (la cual Erramún planteó como un camino a seguir), no fue una buena experiencia, porque luego de la violencia generada por el apartheid se acordó no penar a los responsables de los crímenes de lesa humanidad a cambio de información sobre el destino de las víctimas. “Nos encontramos ante acciones de carácter criminal. A ningún asesino la sociedad le plantea, a través de la Justicia, que dé determinada información y se lo perdona. Hay cosas que deben transitar las obligaciones que establecen las normativas internacionales y la Convención sobre Desaparición Forzada, la que sí plantea un atenuante para quienes teniendo información la aportan. Pero en ningún momento propone que esa información implica eximir de responsabilidades”, agregó.

Olivera remarcó que de las palabras del jerarca castrense “queda claro que efectivamente existe información, pero que no se plantea en función de que de ello pueden sobrevenir determinadas responsabilidades”. Añadió que si bien la forma de exponerlo “varía”, porque se ha pasado de decir que no existe información a que sí puede existir, de todos modos, en esencia, se plantea más de lo mismo.

Crímenes, torturas y delitos sexuales

Por otro lado, Olivera mencionó que en el discurso del jerarca militar también está implícito “que los derechos humanos son sólo la desaparición de las personas y vinculado a ello la aparición de los restos. Pero el tema de los derechos humanos es mucho más amplio”.

Remarcó que la sociedad ha superado esa etapa donde lo central era sólo la desaparición, y se pasó a otra instancia “en la cual en todas las sedes penales están radicadas denuncias que van más allá de la desaparición y se refieren a crímenes, torturas y delitos sexuales”.

Indicó que no se puede pensar en resolver el tema de los derechos humanos solo con encontrar los restos de los desaparecidos, porque ello es una visión que retrotrae a una estrategia que existió a la salida de la dictadura. “No es correcto desde el punto de vista del derecho, ni de las obligaciones de una sociedad democrática”.



Abordamos esta propuesta con el coordinador del grupo de trabajo por verdad y justicia, Felipe Michelini, y el director ejecutivo del observatorio Luz Ibarburu, Raúl Olivera.







Montevideo, 5 de febrero de 2019.

A la opinión pública

Sobre las declaraciones del Gral. Alfredo Erramún

El día 1 de febrero asumió el nuevo Jefe del Esmade, Gral. Alfredo Erramún. Nuevamente, como se ha hecho costumbre, en ese acto protocolar un alto oficial en funciones hace declaraciones sobre varios temas, a pesar de estar inhibido constitucionalmente para realizarlas.

Entre ellas, reitera el chantaje de brindar información sobre nuestros desaparecidos, que parece saber que existe, a cambio de más impunidad.

Ante estas declaraciones, hechas con total liviandad e hipocresía, que son una falta de respeto a la conciencia democrática de nuestra sociedad, Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos expresa:

         • Exigimos que el Gral. Erramún, visto que está en conocimiento de que las Fuerzas Armadas tienen información, actúe en función del cargo que ocupa y se la entregue al Presidente de la República. Con todas las garantías de un estado de derecho que parece ignorar.
Aclaramos:

         • Hace más de 30 años que los distintos jerarcas militares reclaman y ponen condiciones con la promesa falsa de dar información sobre el destino de nuestros desaparecidos. Los distintos gobiernos concedieron todas esas condiciones y nunca hablaron: más de 25 años de absoluta impunidad que otorgó la Ley de Caducidad con los nefastos resultados de maniatar a la justicia e impregnar a la ciudadanía en esa cultura de impunidad.
        • Las Fuerzas Armadas parecen insaciables. Quieren inmunidad para sus crímenes mientras protestan por las reformas a su caja y las jubilaciones de los oficiales; se ubican fuera de la Constitución y la Ley cuando continúan opinando sobre soluciones para el país y avalando en discursos el golpe de estado y sus métodos de tortura, así lo han hecho los sucesivos mandos desde el retorno a la democracia sin consecuencia alguna. Nunca demostraron arrepentimiento por los crímenes cometidos, y menos aún asumieron la responsabilidad que les cabe por haber usurpado el gobierno por la vía de las armas.
Nicaragua 1332 Apto. 205, 11800 / Montevideo, Uruguay / Tel. +598 2 929 16 25 E-mail: famidesa@adinet.com.uy / Web: www.desaparecidos.org.uy

2
         • Corresponde a los tres Poderes del Estado generar las garantías necesarias para que nunca más haya dictadura en nuestro país.

Tomar las medidas que correspondan para no permitir los desbordes inconstitucionales de los altos mandos, redimensionar las Fuerzas Armadas, reformular su formación desterrando la infame Doctrina de la Seguridad Nacional que sostuvo la ideología desplegada en los años de dictadura. Y exigir a sus mandos información y respeto.

Una vez más decimos Basta. Impunidad responsabilidad del estado ayer y hoy. Verdad, Memoria y Justicia.
Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos










0 comentarios:

Publicar un comentario