miércoles, 24 de diciembre de 2008

Violenta represión en Santiago

No impone miedo a la solidaridad con el pueblo mapuche


Violentamente reprimida, casi a su termino, resulta una manifestación en solidaridad con el pueblo mapuche y en particular con la Comunidad Autónoma de Temucuicui, que enfrenta desde sus inicios a la maquinaria represiva del estado chileno, estado que mantiene militarizada la zona y avala medidas como es el secuestro de menores de edad para ser “interrogados”.

Poco a poco se fueron reuniendo, cerca de 100 solidarios se manifestaron el lunes 23 de Dic.

El lugar elegido fue la concurrida Plaza de Armas de Santiago, que por estas fechas se encuentra repleta de personas sumergidas la pacividad del consumo de las fiestas de fin de año. Pese a este clima enajenante propiciado por los medios de desinformación masiva, los transeúntes se acercaron a escuchar el mensaje entregado por lxs solidarixs congregados y manifestaron su apoyo durante el transcurso de la manifestación por el populoso Paseo Ahumada.

La policía estaba ausente durante los primeros minutos, lo que hizo pensar que la marcha transcurriría de manera pacífica y que se podría entregar el mensaje sin mayores problemas, pero la tranquilidad no duró mucho. Personal de la 1º Comisaría de Santiago, verdaderos delincuentes con uniforme, se hicieron presente en el lugar y comenzaron las provocaciones.

Mientras la marcha transcurría por la calle Moneda y llegaba a la intersección con San Antonio, la turba de delincuentes con uniforme repartiendo fierrazos a todo lo que se movía, participara o no de la marcha. Todx aquel que osara criticar su accionar era obligadx a golpes a continuar su camino.

Al termino de la marcha resultaron cinco personas detenidas, de las que dos eran menores y fueron dejadas en libertad horas después, sus padres anuncian medidas para reclamar por el pésimo trato recibido por sus hijxs. De los tres restantes uno fue a constatar lesiones y anuncia presentará cargos. Una muchacha a quien se le atribuyó propiedad del cuchillo, pasó la noche en la 1ra Comisaría y luego del control de detención esta mañana, quedó en libertad sin cargos. Los abogados anuncian presentar cargos contra los uniformados involucrados en la agresión. Por último, una de las detenidas, de nacionalidad peruana, se encuentra en la peor situación, ya que se estaría gestionando su deportación del territorio bajo los cargos de haber participado de una marcha.

No lograran imponer el miedo!

La solidaridad no se detendra!





De Indymedia Santiago

0 comentarios:

Publicar un comentario