lunes, 27 de marzo de 2017

La gusanera celeste



>>> Uruguay y otros 13 países le dan ultimatum a Venezuela




Lunes 27 • Marzo • 2017

Carta crítica con Venezuela firmada por Uruguay y otros 13 países recoge apoyos y rechazos


Un comunicado de 14 países, que no descarta la posibilidad de suspender a Venezuela como miembro de la Organización de Estados Americanos (OEA), tuvo amplia repercusión en el espectro político nacional. El diputado del Partido Socialista Roberto Chiazzaro dijo a la diaria que está en total desacuerdo con el contenido de la nota y con que Uruguay haya acompañado el pedido de aplicar la Carta Democrática Interamericana. “Entiendo que la cancillería está cometiendo, por lo menos, una equivocación, ya que el compañero [presidente] Tabaré Vázquez dijo claramente que Venezuela era una democracia donde existe separación de poderes, un presidente electo como corresponde, y una Asamblea Constituyente gobernada por una mayoría de la oposición. Además, se sale de la línea que Uruguay mantenía con Venezuela”, dijo el representante nacional. Chiazzaro afirmó que el secretario de la OEA, el uruguayo Luis Almagro, por razones que él desconoce, quiere derrocar al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. “Se está actuando con una injerencia que no tiene ninguna concordancia con el derecho internacional”, afirmó. Chiazzaro es miembro de la Comisión de Asuntos Internacionales de la Cámara de Diputados; consultado sobre si se tratará el asunto en la comisión, dijo que él no lo presentará, pero afirmó que es posible que el Partido Nacional lo haga. “No me extrañaría nada que el diputado [Jaime] Trobo se una a esta campaña, de la que ha sido un directo animador durante mucho tiempo. Trobo apoya a la derecha en Venezuela, así como ha apoyado a la ‘gusanera’ de Miami”, concluyó.
Del otro lado de la vereda
Senadores de la oposición apoyaron el comunicado de los 14 países. El nacionalista Jorge Larrañaga y el independiente Pablo Mieres concordaron con lo expuesto en la nota suscrita por la cancillería uruguaya. En declaraciones a Radio Uruguay, Larrañaga dijo que Venezuela es una dictadura en la que los poderes Judicial y Legislativo son “pisoteados” por el Ejecutivo. “Tendríamos que echarlos del Mercosur”, dijo, y agregó que es una “vergüenza para la izquierda latinoamericana”. Mieres aseguró que está de acuerdo con la posición adoptada por el Ejecutivo. “El gobierno da un paso que era ineludible hacia una posición fuerte”, dijo.
Después de conocer el apoyo de los 14 países, Almagro respaldó “el trabajo de evaluación crítica realizado por los países firmantes” y alentó “a la unidad de los gobiernos de la región a continuar y profundizar el esfuerzo colectivo para volver a contar con una Venezuela democrática en la OEA”.
La carta
Uruguay, Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú emitieron un comunicado el viernes en el que aseguran que “están profundamente preocupados por “la situación por la que atraviesa la hermana República Bolivariana de Venezuela”. El texto asegura que la suspensión del país, “como se desprende de la propia Carta Democrática Interamericana, es el último recurso”, y antes “deben agotarse los esfuerzos diplomáticos en un plazo razonable”. Los firmantes hacen un llamado para que se cumplan los acuerdos alcanzados y avanzar en las acciones para garantizar “la efectiva separación de poderes y el respeto al Estado de Derecho y a las instituciones democráticas”. Consideran prioritario la liberación de los presos políticos, que se reconozca la legitimidad de las decisiones de la Asamblea Nacional y que se establezca un calendario electoral.
Comunicados varios
El sábado, el PIT-CNT emitió un comunicado en el que dice que “mientras exista democracia, ningún gobierno de otro país puede interferir en sus asuntos internos, y menos aun, exigir un calendario electoral cuando el mismo está previsto en la Constitución”. Lamentan que la cancillería uruguaya “se deje llevar por trascendidos” y quede alineada con países que buscan una “contraofensiva imperialista”.
El Partido Comunista del Uruguay es contundente. “Esta declaración no puede tomarse como un hecho aislado. En primer lugar, porque estamos en pleno desarrollo de la contraofensiva del imperialismo yanqui y las derechas nacionales en nuestro continente para impulsar la restauración conservadora y garantizar un ajuste y la disposición de todos los recursos de nuestros países al servicio del gran capital. En segundo lugar, porque se produce en medio de la campaña obsesiva y militante de Luis Almagro, ex canciller de nuestro país y ahora operador desembozado del imperialismo yanqui desde la Secretaría General de la OEA, contra Venezuela y su gobierno legítimamente electo. Almagro ha presentado informes falsos, sustentados en campañas de agencias de Estados Unidos y financiadas desde Miami. Por si faltaba algo más, se ha prestado, con niveles de servilismo raramente vistos, a una provocación contra Cuba. Sus acciones son muy claras: ataca donde el imperialismo ordena y calla lo que le ordenan callar”.
Otras organizaciones como la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay y la Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua, entre otras, aseguran que no existe ningún argumento jurídico para la aplicación de la Carta Democrática “si no se llama a elecciones generales, ya que la misma se aplicaría si en un país se pone en riesgo el respeto a los derechos humanos, el acceso al poder por elección popular o la separación de poderes públicos, entre otros”. Sobre Almagro señalan que “desde que llegó a la OEA, se ha ensañado con el proceso revolucionario venezolano buscando cualquier excusa para arremeter contra el gobierno democráticamente electo por su pueblo”.


>>> Preocupados en el PIT CNT



>>> Federación de Estudiantes Universitarios de Uruguay manifestaron su apoyo a Venezuela

comunicado oficial:
Montevideo, 15 de marzo del 2016
Desde la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay seguimos con especial atención los distintos procesos políticos e institucionales que se desarrollan a nivel mundial y particularmente en nuestro continente americano. En este sentido, y con respecto a la situación del hermano pueblo venezolano en particular, vemos hace ya algún tiempo con preocupación algunas operaciones de desestabilización política e institucional promovida por el imperialismo norteamericano y la derecha local, que tuvieron su punto de mayor exposición en los hechos de violencia ocurridos hace pocos años conocidos como las guarimbas, que buscan a través de la violencia y apoyándose en operativos mediáticos de dimensiones internacionales generar la caída del gobierno democráticamente electo de Nicolás Maduro y a su vez el aislamiento y la no respuesta de la comunidad internacional.
Esta situación descripta de forma simplificada vuelve a tomar rumbos preocupantes en estas últimas semanas donde la derecha venezolana, tras la obtención de mayorías en el poder legislativo en las últimas elecciones parlamentarias, busca aprobar un proyecto de ley auto nominado como de amnistía y reconciliación nacional. Vasta estudiar dicho proyecto de Ley con un mínimo de detenimiento y atención para entender que es un proyecto que busca consagrar la impunidad y absolución de aquellas personas que promovieron y llevaron adelante, no solo delitos que a la luz de la propia Constitución venezolana se tipifican como de terrorismo, sino incluso se incluyen artículos que actuarían sobre personas imputadas por delitos comunes como narcotráfico, utilización de menores para acciones delictivas, robo, etc.
La aprobación de dicho proyecto y el éxito de la campaña de impunidad y desmemoria promovida por la derecha venezolana, no solo tendría repercusiones nefastas con respecto a la justicia en las situaciones particulares a las que dicho proyecto refiere, sino que abriría para el pueblo venezolano y su historia un camino signado por la impunidad con repercusiones sociales de largo aliento en los más diversos aspectos de la vida de los venezolanos, el pueblo uruguayo conoce los efectos que tiene el cubrir a un pueblo con el manto de la impunidad y el olvido.
Desde la FEUU queremos manifestar nuestro apoyo al movimiento encabezado por organizaciones locales de DD. HH. en rechazo a dicha ley así como nuestra solidaridad con las organizaciones de víctimas y familiares de víctimas de estos episodios violentos de carácter terrorista y desestabilizador.
Por todo lo que nos une, Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay.
ASCEEP – FEUU.

"Venezuela rechaza categóricamente el plan intervencionista que una facción minoritaria de países dentro de la OEA pretende acometer contra nuestra patria", recalcó la Cancillería del país caribeño.

El Gobierno venezolano solicitó suspender la sesión extraordinaria de la Organización de los Estados Americanos (OEA) convocada para este martes, al considerar que vulnera las normas del organismo regional.
Por medio de un comunicado emitido por la Cancillería venezolana, se aseguró que "hay en curso un acoso contra la República Bolivariana dirigido por Estados Unidos" de la mano del secretario general de la OEA, Luis Almagro, "y un grupo de países que han conformado una facción minoritaria".

>>> Activistas de DDHH increpan en la OEA a Almagro y éste se retira de la sala, molesto










1 comentario: