miércoles, 5 de junio de 2019

El largo brazo del club Bilderberg




Las presencias más relevantes fueron, como de costumbre, las de personalidades ‎estadounidenses: Henry Kissinger, quien junto al banquero David Rockefeller –el fundador del ‎Grupo de Bilderberg y de la Comisión Trilateral, fallecido en 2017– es una ‎‎«figura histórica»‎ del ‎Grupo; Mike Pompeo, ex jefe de la CIA y actual secretario de Estado [2]; el general David ‎Petraeus, ex jefe de la CIA [3]; Jared Kushner, consejero y yerno del ‎presidente Donald Trump para asuntos del Medio Oriente, además de amigo íntimo del ‎primer ministro israelí Benyamin Netanyahu. Detrás de todos estos estadounidenses viene el ‎noruego Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN, quien acaba de obtener un segundo ‎mandato en reconocimiento a los servicios prestados a Washington.‎
Durante 4 días, en una serie de sesiones secretas multilaterales o bilaterales, estos personajes y ‎otros representantes de los grandes poderes –tanto públicos como secretos– de Occidente han ‎fortalecido y ampliado la red de contactos que les permite ejercer su influencia sobre las políticas ‎de los gobiernos y las orientaciones de la opinión pública. ‎

Las llegadas de Henry Kissinger y de Mike Pompeo al Montreux Palace para participar en la ‎‎67ª reunión anual del Grupo de Bilberderg.‎

Los resultados son visibles. En la publicación italiana Il Fatto Quotidiano, Stefano Feltri defiende ‎con uñas y dientes el hecho que tales reuniones se desarrollen a puertas cerradas «para crear ‎un contexto de debate franco y abierto, precisamente por su carácter no institucional» y ‎arremete contra «numerosos complotistas» que divulgan «leyendas» sobre el Grupo de ‎Bilderberg y la Comisión Trilateral [4]. ‎
Claro, ese artículo no dice que entre los «numerosos complotistas» se encuentra el juez ‎Ferdinando Imposimato, el presidente honorario de la Corte Suprema de Casación (fallecido ‎en 2018), quien resumía de la siguiente manera el resultado de las investigaciones que había ‎realizado: ‎ ‎

[2] Mike Pompeo no aparece ‎en la lista oficial de participantes. Su presencia fue revelada por el diario belga L’Écho: «Mike ‎Pompeo est à la réunion du groupe Bilderberg», Nicolas Keszel, L’Écho, 1º de junio de 2019.
[3] Como jefe de la CIA, el general Petraeus implementó el tráfico de ‎armamento destinado al Emirato Islámico (Daesh) a través de la Operación «Timber Sycamore» ‎‎(Ver «Armamento por miles de millones de dólares utilizado contra Siria», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 18 de julio ‎de 2017.). ‎Petraeus prosigue actualmente ese tráfico de armas desde su puesto de director ‎del Global Institute, del fondo de inversiones estadounidense KKR, que a su vez se halla bajo la ‎dirección de Henry Kravis, eterno invitado del Grupo de Bilderberg, en cuya junta de ‎administración figura… la esposa de Kravis. Henry Kravis es además el principal proveedor de ‎fondos del hoy presidente de Francia, Emmanuel Macron.
[4] “Sì, il gruppo Bilderberg mi ha invitato alla sua riunione. Vi ‎spiego perché mi interessa partecipare”, Stefano Feltri, 28 de mayo de 2019; ‎‎«Stefano Feltri al Bilderberg, per me è un errore e le spiego perché», Angelo Cannatà, 1º de junio ‎de 2019; «Dentro il Bilderberg: ecco di cosa si discute davvero», Stefano Feltri, 4 de junio de 2019, Il Fatto Quotidiano.



>>> Un mundo de secretos y conspiraciones

Una vez ayer conocimos el lugar, fecha y hora donde tendrá lugar Bilderberg 2019, en esta ocasión voy a compartir con vosotros un sub capítulo de Los amos del mundo están al acecho, aquel libro que desapareció del mercado durante 7 largos años. Lo acompaño con imágenes exclusivas del hotel donde tendrá lugar la reunión, cortesía de una lectora que vive en el epicentro de la noticia, a la que debo mantener en el anonimato, y que me deja mensajes como estos:

  • Ayer paseando por alli vi a seguridad del hotel con gente que parecian guardaespaldas o seguridad privada.
  • Cruzando la calle tiene un anexo que se llama «Petit Palais – La Coupoule» y esta lleno de seguridad.
  • He ido a hacer una foto y una persona de seguridad y me ha llamado la atención.
  • La puerta de entrada esta como si no pasara nada pero la parte trasera es un hervidero.

Un mundo de secretos y conspiraciones

Pese a su intencionalidad secreta, más de medio siglo después la existencia del club empieza a superar el umbral del silencio. Aunque solo para algunos, porque la mayoría de la opinión pública vive aún en el desconocimiento total de sus actividades y objetivos. Después de tantos años en el oscurantismo, su mitología empieza a trascender más allá de sus reuniones clandestinas gracias a las escuetas infiltraciones de la prensa, a las interesadas y tendenciosas filtraciones del grupo y, sobre todo, a la investigación reveladora de algún que otro periodista no alienado. Desde hace más de una década, presto especial atención al análisis de las interesadas y tendenciosas filtraciones del grupo, pues sin el estudio en profundidad de los hechos y de las declaraciones de sus miembros no conseguiremos comprenderlos nunca.

¿Quiénes son los bilderbergs? ¿Qué debaten en sus perturbadoras reuniones? ¿Es posible el diálogo dentro de su seno, o el sentido de los asistentes invitados no es otro que cumplir fielmente las órdenes del clan superior? Y sobre todo, ¿quién manda en Bilderberg?





>>> El hilo conductor con Uruguay





>>> Buenos gestores









1 comentario:

  1. Cuanto putismo hay en el mundo.Solo la Educacion nos hara Libres.Salu2.

    ResponderEliminar