viernes, 18 de diciembre de 2015

A puro préstamo



>>> del mar los vieron llegar


Estrategia 2016 - 2020
BID programa créditos para el sector público de Uruguay por 1.800 millones de dólares
Ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, y el representante del BID en Uruguay, Juan José Taccone 

Astori informó que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ya otorgó a Uruguay préstamos de libre disponibilidad con desembolso diferido por 800 millones de dólares, lo cual le genera al país un margen de maniobra muy importante más allá del objetivo que persiga cada préstamo. En particular, el miércoles 16 aprobó un préstamo de US$250 millones para mejorar la contribución del sistema financiero al crecimiento del país
Este jueves se presentó la nueva Estrategia de País Uruguay-BID para 2016-2020. El representante del BID en Uruguay, Juan José Taccone, anunció que la institución proyecta créditos al sector público 1.800 millones de dólares para esos años. Dos tercios de esa cifra serán aprobados entre 2016 y 2017. Precisó que en 2016 se esperan aprobar programas por US$ 400 millones para privados y públicos.




El representante del BID en Uruguay, Juan José Taccone, resumió las principales áreas de colaboración del BID para el próximo período, en coincidencia con las prioridades programáticas.
El programa apoyará la mejora en la regulación y supervisión financiera, el desarrollo de regulación e instrumentos para promover la inclusión financiera de hogares y empresas, y el fortalecimiento de las instituciones y regulaciones dedicadas a proveer financiamiento de largo plazo.
También apoyará reformas que incluyen la definición de un marco regulador de inclusión financiera como mecanismo para el desarrollo e inclusión social, el desarrollo reglamentario de medidas que promueven la universalización del acceso y uso de los servicios financieros básicos, y el desarrollo de nuevos instrumentos e incentivos para promover la eficiencia del sistema de pagos.
Adicionalmente, promoverá el fortalecimiento de las instituciones y regulaciones financieras para el desarrollo productivo, con objeto de aumentar la inversión privada y mejorar la eficiencia de la inversión pública.
En este sentido, apoyará la regulación del mercado de capitales para mejorar su papel como instrumento de financiación de largo plazo, el fortalecimiento de la banca pública para mejorar su eficiencia y objetivo de financiación para el desarrollo, y el impulso a las alianzas público-privadas para incrementar el financiamiento de largo plazo destinado a la inversión productiva.
Las acciones previstas incluyen, asimismo, apoyo al fortalecimiento de la eficiencia de las empresas públicas para mejorar su eficiencia en la inversión y la gestión, y la efectiva implementación del Sistema Nacional de Inversión Pública.
Otro de los proyectos aprobados que fueron presentados, corresponde al apoyo del BID a la mejora de los servicios públicos y la interacción Estado-Ciudadano en Uruguay. El nuevo programa simplificará y facilitará el acceso en línea a los trámites por parte de los ciudadanos. La operación financiará un programa que reducirá los costos transaccionales de la interacción de ciudadanos y empresas con la Administración Central, mediante la simplificación de trámites, la ampliación de la cobertura de los servicios en línea y la promoción del acceso de los ciudadanos -en especial los de menores ingresos- a estos servicios.
El principal impacto esperado es una mejora de la satisfacción de los ciudadanos con los trámites realizados y en el nivel de competitividad de las empresas, a través de menores costos de transacción y un aumento del uso de servicios en línea, en particular por los ciudadanos de menor nivel educativo.





>>> Presentación del BID


“El sector privado, junto al sector público, tendrá un papel fundamental en materia de capacidad humano y potencial físico”, sostuvo Astori, al destacar el apoyo que también prevé el BID para las actividades ajena del Estado, que cumplirán un papel fundamental en el desarrollo de la infraestructura de Uruguay.
El apoyo financiero al sector privado ha superado desde 2010 los 900 millones de dólares, precisó el ministro de Economía y Finanzas en la presentación este jueves, junto al representante del organismo multilateral en Uruguay, Juan José Taccone, de la nueva Estrategia de País Uruguay-BID para el período 2016-2020.
Destacó el apoyo de este organismo multilateral de crédito a Uruguay en sus 55 años de vida.
A modo de ejemplo resaltó la asistencia financiera para la construcción del complejo hidroeléctrico de Salto Grande, para el saneamiento de Montevideo y de la Ciudad de la  Costa, la Unidad de Generación Eléctrica de Delta Del Tigre, el muelle C del Puerto de Montevideo y, especialmente el respaldo a Uruguay cuando en 2002 afrontó una de las peores crisis económicas de su historia.
“No por casualidad la mitad del endeudamiento público con organizaciones multilaterales corresponde al BID”, subrayó.
Astori recordó que Uruguay fue pionero en la utilización de préstamos de libre disponibilidad con desembolso diferido, que le permitieron al país desarrollar disminuir sus vulnerabilidades,  implementar medidas económicas de contracíclicas y enfrentar situaciones de volatilidad e incertidumbre, como las actuales.





0 comentarios:

Publicar un comentario