sábado, 22 de mayo de 2010

La culpa no es de Peñarol

UNA FIESTA TOTAL!!! a pesar de que la opacaron como siempre los milicos (Manga de ignorantes de porqueria) buscando problemas para que después salgamos en la tv como los "inadaptados de siempre".

La brigada palo y palo
Gracias locopormarley 21 de mayo de 2010policia reprime festejo de peñarol campeon uruguayo 2010 frebte a la Universidad y ataca a los clientes de iber park sin ningun motivo.


Para el presidente José Mujica, la Policía “estuvo notable”, según informó ayer Búsqueda.
De la Diaria 18 y (Jorge) Vazquez


compañer@s, dado que tengo una hermana médica y muchos amigos que ejercen la medicina, me atrevo a definir un nuevo síndrome, el de Israel, llorar por el holocausto donde asesinaron a seis millones a la vez que, con premeditación y sadismo, se asesina a miles de palestinos...

Sobre la represión (no fue un operativo, fue represión lisa y llana) a la hinchada de Peñarol, cabe destacar un par de informaciones sobre “pérdida de puntos de referencias” u “excesos” de la policía: 1) una niña con uniforme escolar bajada de un bus que iba al Estadio y detenida en la Comisaría junto con los que cantaban, la policía le aseguró a la madre que en media hora se la devolvía; 2) los estudiantes liceales golpeados en el Callejón de la Universidad mientras estaban en asamblea para definir su concurrencia a la Marcha del Silencio.

Es cierto que al fútbol van algunos “enfermos”. Voy a ver a Cerro y varias veces he participado en operativos “calmantes” para evitar la pérdida de los derechos de locatario o las sanciones económicas al club. Hay enfermos, como los hay en todas partes, por ejemplo el Jefe de Policía y sus enfermas declaraciones. Que haya inchas violentos no da derecho al gobierno a reprimir masiva e indiscriminadamente. La represión indiscriminada a los que festejan encierra el gérmen del terorrismo de Estado, sea porque ha sobrevivido impune en los sótanos cerebrales de los policías, sea porque hay algunos que han terminado por conducirise tanto que ya no saben cuál de los demonios son.

Por verdad y justicia, por erradicar la cultura de la impunidad de la subjetividad “a la uruguaya”. Siempre respetuoso

Abrazos

tambero









REPRESIÓN: Liceales presentaron denuncia penal ante hechos del pasado martes
Un grupo de estudiantes liceales presentó una denuncia penal contra policías actuantes en el operativo desarrollado el pasado martes en la noche en virtud de los festejos del Club Atlético Peñarol. Los jóvenes, algunos menores de edad, denunciaron haber sido apaleados sin mediar palabra en el callejón de la Udelar.
La denuncia penal fue radicada ayer ante la jueza penal de 6º Turno, Fanny Canessa, por el abogado Oscar López Goldaracena, representante de los jóvenes agredidos, algunos de ellos menores de edad, ante la eventualidad de la comisión de los delitos de "abuso de funciones" y "lesiones" por parte de los policías actuantes.
Los jóvenes participaron en una reunión gremial del CEMM (Coordinadora de Estudiantes de Enseñanza Media) en el callejón de la Udelar, "ya que el lugar para donde estaba convocada, IAVA, se encontraba cerrado". El motivo del encuentro era coordinar la participación de los jóvenes en la Marcha del Silencio, entre otros temas de agenda.
Al culminar el encuentro, a las 21.20 horas, los jóvenes procedían a retirarse hacia la Avenida 18 de Julio "cuando vimos a muchísimos policías con escudos, llegando al callejón, avanzando por la calle a pie y en motos rojas", expresa la denuncia, a la cual accedió LA REPUBLICA.
"Cuando los policías empezaron a ingresar al callejón nos quedamos quietos levantando las manos en actitud pacífica (...) Fue entonces que, sin ningún tipo de advertencia, ni aviso, un policía se adelantó al resto y efectuó tres disparos hacia adelante con una escopeta, lo que nos generó terror. Ninguno de los disparos impactó en nosotros (creemos que fueron de balas de goma)", expresa la denuncia.
Algunos de los jóvenes corrieron hacia la calle Guayabo y otros intentaron resguardarse detrás de la fuente ubicada en el lugar. Sin embargo, "los policías empezaron a corrernos y a golpear, indiscriminadamente, con palos y a patadas, al tiempo que insultaban", dice la denuncia. Incluso, los jóvenes afirman haber sido golpeados "en el suelo". Asimismo, la denuncia afirma que el operativo contó con la participación de mujeres policía, una de las cuales trató de "mugrienta" a una de las jóvenes mientras la tomaba de los pelos.
"Se tendrá presente que la legislación vigente solamente habilita el uso de la fuerza por parte de la Policía de manera 'excepcional', racional, progresiva y proporcional para garantizar los derechos individuales y siempre y cuando se esté frente a una conducta ilícita", recuerda el escrito.
"En el caso, nada de esto se respetó". "Se nos apaleó brutalmente sin ningún motivo, sin advertencia ni aviso previo y sin haberse verificado en el lugar ningún hecho que, ni por asomo, pudiera calificarse como irregular y mucho menos de apariencia delictiva".
"En el caso no existió ninguna intervención moderada ni racional, ni de las armas ni de la fuerza pública. No se nos solicitó identificación, sino que sencillamente se nos golpeó y cuando regresamos a buscar nuestras mochilas, las que habían quedado tiradas en el lugar, también se nos pegó. Parecían enajenados", indica el texto. El accionar supuso una violación de la Ley Nº 18.315, "Ley de Procedimiento Policial", dice el escrito.
La denuncia fue radicada en la tarde de ayer ante la jueza Fanny Canessa, disponiéndose la concreción de diversas pericias forenses para constatar la gravedad de las lesiones. Una de las jóvenes debió ser internada en el Casmu con lesiones en las rodillas y brazos, y marcas de palos en el abdomen y la espalda.

Encuentro
Los jóvenes denunciantes mantuvieron ayer un encuentro con el subjefe de Policía de Montevideo, inspector Washington Curbelo, para interiorizarlo sobre el accionar policial en el callejón de la Udelar la noche del 18 de mayo, durante los festejos del Club Atlético Peñarol, por la obtención del campeonato uruguayo de fútbol.
El subjefe de Policía condenó los hechos, pidió las disculpas del caso en nombre de la institución policial y se comprometió a realizar de inmediato las averiguaciones pertinentes para identificar a los responsables, esclarecer los hechos y adoptar las medidas que correspondan, indicó el abogado Oscar López Goldaracena a LA REPUBLICA. La reunión entre las partes fue pautada por intermedio del ministro (interino) del Interior, Jorge Vázquez
(*) La República






.

1 comentario:

  1. Yo pregunto,esto se denomina gobierno progresista??de izquierda??que izquierda?la de la madre de ellos sera,porque aqui en este pais siguen mandando los milicos,con todos estos ortibas que se dicen pseudotupas,a quien engañan?el pueblo esta ciego y hay que darle pan y circo,la juventud sigue creyendo que son tupas de verdad,pero por favor payasos,hay que tomar las armas y hacer realmente la revolucion,no esperar que regalen el pais,la cosa esta yendo rapido y nos van a ganar por ventaja,arriba!!! alzaos !!!antes que sea tarde lo cual ya lo es.siento pena por el paisito que era en otra epoca,pero bueno,parece que cada pueblo tiene el gobierno que se mereze,asi que nosotros nos merecemos un gobierno como este,FACHO.saludos,el naufrago

    ResponderEliminar