sábado, 11 de junio de 2016

Balde de agua fría

El intendente de Montevideo, Daniel Martínez pidió al presidente de Cutcsa, Juan Salgado, que se hiciera cargo de los permisos que administraría esa firma.


>>> Intendencia de Montevideo le da a Salgado el monopolio del transporte

Petricor de 79
 
Roger Rodriguez· 
Viernes, 10 de junio de 2016
 
 
Había sobrevivido al reparto de la vieja Amdet. Le dejó los trolley a Cooptrol (alguna vez se volverá a circular bajo cables o sobre rieles) y se quedó con aquellos Leyland Worldmaster que mostraban los dientes. No recuerdo si alguna vez utilizaron un Thamco Scorpion junto a los Volvo Foz Super. Llegué a subirme a los Caio y hasta viajé en un Micro Senior que, por un tiempo, también hizo el recorrido entre Villa Española y la Aduana. Pocos saben que su sigla significa Rápido Internacional Cooperativo... a mí me gustaba pensar que el “rain” era por lluvia.
El 79 de Raincoop siempre tuvo un “no sé qué”, como las calles de Horacio Ferrer en que rueda la luna. Lo veía venir de lejos, cuando Canstatt era doble mano. Lo corría hasta la parada de Chiavari, tratando de llegar antes de que diera la vuelta por Propios (José Batlle y Ordóñez, sí, pero siempre será Propios). O lo esperaba en Larrañaga (Luis Alberto de Herrera, si, pero siempre Larrañaga), mientras campaneaba al 161 o el 164 para picar hasta Cádiz o hasta Canstatt si no quería llegar tarde. Hoy, las dos líneas de Cutcsa son como “Moebius” y pasan... no se sabe cuándo.
Por eso, el 79 es el servicio de transporte privado de interés público que usamos todos los que no tenemos auto y viviendo entre Villa Española y La Blanqueada tenemos que ir a laburar en algún negocio del Barrio de los Judíos (sí, lo sé, Villa Muñoz, pero será lo otro sin connotaciones discriminatorias), o a una oficina pública, banco o comercio del Cordón, el Centro o la Ciudad Vieja. El ómnibus del atajo de Amézaga (sólo una cuadra queda de Cuñapirú), con pasaje vecinal, de trabajadores, casi familiar, donde todos los días se cruza la misma gente a la misma hora.
Se puede decir que el 79 era puntual. Cada 15 minutos pasaba. Y aunque no era mucho lo que había que esperarlo, uno se calentaba cuando lo perdía y lo veía seguir de largo desde Bonaparte o llegaba a adivinarlo en bajada hacia Bulevar Artigas o hacia Centenario (ahora Dámaso Larrañaga, pero Centenario). Todos los días los mismos rostros, muchas veces el mismo asiento, por mucho tiempo el mismo coche, el mismo chofer y -mientras hubo- el mismo guarda. Hasta los mismos vendedores o cantores en las mismas paradas, con la misma oferta o la misma canción.
El que desde Fernández Crespo (ya nadie dice Sierra) escucha la rumba que exige sonrisas cuando el carisma no las provoca, al que sube en Justicia para lanzar la oferta de caramelos o de medias que acaba de retirar en un mayorista. En el que a la ida van chiquilinas maquilladas y perfumadas que trabajan en las tiendas de Arenal Grande, quienes regresan sin sonrisa, cansadas y con los pies doloridos. El que lleva a algunos tipos de corbata y trae al guardia de seguridad. Al que sube el bullicio con túnicas o las señoras que van a pedirle o a agradecerle a San Pancracio.
Había que se valiente para esperarlo en la loma de Propios cuando empezó a venir por Arrieta. En invierno el viento helado cala los huesos desde el mar y en verano el sol raja las baldosas sobre la vereda desarbolada (esos techitos altos que pusieron últimamente, no refugian del agua ni del sol). Todos se conocían en el 79. Por la cara sabíamos si había líos en casa (o por escuchar los indiscretos celulares), nos extrañaba si no subía la pelirroja de la parada de Defensa, o si no estaba el que lleva las empanadas a un puesto ambulante de Hocquart.
Desde hace un par de años algo le pasó al 79. No sé si fue cuando empezó a circular sin aquellos guardas que decían buenos días y te avisaban que te habías dormido. O fue cuando sus coches comenzaron a parecer viejos y no hubo recambio. O cuando dejaron de lavarlos a diario y el pasamanos tiznaba, la goma de la ventanilla ensuciaba y los boletos y papeles denunciaban la crisis desde la mugre del suelo. Los viajes se hicieron más apurados (que no rápidos), las curvas fueron peligrosas y la subida de Cádiz un riesgo para autos o peatones que la atravesaran.
En este mundo de global e impune consumismo, donde a nadie le importa más que los resultados económicos, la ineficiencia y el error se pagan caro. No sé cuál pudo ser el origen de la crisis, pero ya es clara su consecuencia. Quizás el 79 no muera y con otros colores su número vuelva a hacer el recorrido. Quizás hasta con mejor servicio... Pero como cuando circuló el último trolley, el último Leyland “tuerto” o el último Mercedes 180, algo se termina con Raincoop. Y aunque sea la misma gente, la misma parada, la misma calle... el petricor (*) tendrá otro aroma en Montevideo.






Entrevista a Alvaro Pioli de Raincoop




vie jun 10 2016
Esta tarde Cutcsa presentó un proyecto a la Intendencia de Montevideo, que luego fue enviado a la Dirección Nacional de Trabajo (Dinatra), en el que informaba que estaría presente en las negociaciones para la absorción de líneas de Raincoop.

Según informaron fuentes participantes a El País, la empresa presidida por Juan Salgado quiere contratar a 142 trabajadores de la cooperativa y hacerse cargo de las líneas 14, 21, 77 y D10.

En declaraciones a la prensa, los cooperativistas manifestaron su rechazo a la participación de Cutcsa en las negociaciones. Señalan que la empresa apareció recién este viernes con una propuesta, en la que serían contratados como empleados, no como socios cooperativstas.

Esta noche se lleva a cabo una reunión entre los trabajadores de la cooperativa, la Intendencia de Montevideo y las empresas participantes del acuerdo, con el fin de encontrar una solución al problema de Raincoop.

Esta mañana el intendente de Montevideo, Daniel Martínez, dijo en declaraciones a los medios recogidas por Telemundo, que cuando se enteró que COME se bajaba del acuerdo de absorción de las líneas de Raincoop ayer, se comunicó con el ministro de Transporte Víctor Rossi y con el de Trabajo, Ernesto Murro.

Martínez dijo que se está atravesando por "momentos delicados", que "la sensibilidad de mucha gente está demasiado a flor de piel", por lo que "es momento de no decir nada y de encontrar soluciones".

"Han corrido bolazos de todo tipo sobre Raincoop", dijo el jerarca, pero señaló que "hay muchas posibilidades" ante la crisis de la cooperativa.

"Estamos rebarajando y trabajando en soluciones", aseguró.

IMM elaboró plan de emergencia.

Esta tarde la IMM emitió un comunicado en el que informa que “se está trabajando con el objetivo de asignar” los recorridos que Raincoop no realiza más “a otras compañías de transporte a la brevedad”

“Se prevé que a partir del miércoles 15 los servicios que realizaba Raincoop se incorporen progresivamente hasta su normal funcionamiento”, indica el comunicado.

La IMM asegura que “las líneas van a mantener sus recorridos, horarios y frecuencias originalmente asignadas, que en el último tiempo no se estaban cumpliendo en todos los casos. Esas deficiencias se irán corrigiendo con la mayor celeridad posible para asegurar la normalidad de los servicios y poder satisfacer las necesidades de las y los ciudadanos”.

La comuna elaboró un “plan de emergencia” para “cumplir con aquellos recorridos que no pueden ser cubiertos por líneas de otras compañías de transporte o mediante trasbordo, mientras se trabaja en la solución definitiva”.

Es por eso que el recorrido que realizaba la línea 2 entre la Plaza Vidiella y el Hospital Saint Bois será cubierto por la línea L50.

Este será el recorrido del L50: Salida de Saint Bois, Guanahany, Gutemberg, Veraguas, avenida Lezica, Yegros, Durán, Calderón de la Barca, Terminal Colón, avenida Garzón, 19 de junio. Y la vuelta por: Eduardo Raíz, Lanus, avenida Garzón, Terminal Colón, Colman, avenida Garzón, Calderón de la Barca, Durán, Yegros, Lezica, Guanahany, Saint Bois.

La IMM señala que la línea funcionará en forma provisoria por 10 días a partir de este viernes y será operada por la empresa COETC y que “se está evaluando tomar la misma medida en otros trechos puntuales”.

Hoy es un día clave.

La Dirección de Trabajo (Dinatra) citó para una reunión a partir de la hora 13:00 de hoy con el objetivo de acordar la transferencia de las líneas y trabajadores a Ucot y Coetc, de acuerdo a lo informado por una cooperativista no sindicalizada que participó de la reunión.

Luego de encontrarse a primera hora de la mañana los trabajadores decidieron adelantarse y dejar de circular hoy viernes. Las idea era que hoy fuera el último día. Pero las líneas de Raincoop ya no salieron hoy a la calle.

Martínez reconoce "compromiso" de funcionarios por tema basura.

El intendente habló también esta mañana en el programa De Buena Fuente de radio Carve, y entre otros temas mencionó el de la mejora que se logró en lo relacionado a la basura en la ciudad.

Martínez señaló que se logró una mejora y en gran parte fue gracias al “compromiso” de los funcionarios.

El intendente destacó que “se mejoró el mantenimiento” de las flotas de Limpieza.

También aseguró: “Venimos con atraso cero en contenedores desde aquel domingo que hicimos la gran jornada” de limpieza”.

“Los circuitos se cumplen todos”, dijo Martínez, y explicó que para llegar a esto se siguen reforzando los turnos, haciendo turnos especiales y con el compromiso de los trabajadores, lo que destacó como “un salto cualitativo“.

Todo esto, según el jerarca, permitió llegar a un “delicado equilibrio” y que “ahora dentro de unos 15 días cuando lleguen los cinco camiones nuevos” les va a permitir “respirar un poco”.

Hacia fin de año, dijo, “cuando lleguen los otros 15” camiones, “a fin de año a principios de enero vamos a tener una situación muy diferente que va a permitir mejorar inclusive la frecuencia de algunos circuitos”.

El jerarca dijo que se compraron 4.000 contenedores, lo que “de acá a fin de año vamos a tener, sumado a las mejoras del mantenimiento y al destacable compromiso de los trabajadores de la parte operativa”. Y eso permite que podamos “mirar el futuro con mucha mejor perspectiva”.
En relación al endeudamiento de la comuna, Martínez dijo que “hay en los últimos 25 años un endeudamiento acumulado” que “por suerte en 2015 creció muy poco” y que el objetivo de su administración “es llegar a déficit cero” y “sobre el final del período estar achicando el déficit histórico”.

El jerarca dijo que mira “con mucha esperanza” lo que queda del período porque ya en el primer año se ha logrado ser “muy estrictos de no gastar lo que no se tiene”.

“El esfuerzo que hicimos en cinco meses de bajar lo que bajamos el déficit demuestra que hay una conciencia global y que hay una capacidad de corregir cosas”, señaló.

PABLO MELGAR11 jun 2016
Una crisis que se venía venir desde comienzos de año, y que estalló ayer con la caída de Raincoop un día antes de lo previsto, obligó a los principales actores del sistema de transporte —la IMM, las empresas y el Ministerio de Trabajo— a mantener reuniones de emergencia para atender la situación de más de 450 cooperativistas y cerca de 20.000 montevideanos que se quedaron sin servicio.
Raincoop dejó de cubrir las líneas que manejaba desde mayo de 1975. Por ese motivo, la Intendencia de Montevideo se vio obligada a elaborar un plan de emergencia para cubrir las líneas vacantes.
La IMM entregó por 10 días el recorrido de la línea 2 a la firma Coetc, una de las empresas interesadas en absorber líneas y trabajadores de Raincoop. Coetc cubrirá el trayecto con el servicio L50 de similar recorrido.
Mientras tanto, la empresa Cutcsa resolvió incrementar las frecuencias de los recorridos que hasta ayer hacía Raincoop.
La Intendencia anunció que está "evaluando tomar la misma medida en otros trechos puntuales" que cubría la cooperativa. "Se prevé que a partir del miércoles 15 los servicios que realizaba Raincoop se incorporen progresivamente hasta su normal funcionamiento", indicó la comuna.
A las 5.00 de la madrugada de ayer, un grupo de cooperativistas se concentró en el galpón de Raincoop y resolvió no salir a trabajar, como se había anunciado, para concentrarse al mediodía en los alrededores de la Dirección de Trabajo (Dinatra).
En ese lugar se reunieron desde la hora 13:00 representantes de UCOT y Coetc, delegados de los cooperativistas y la dirigencia nacional del sindicato del transporte colectivo (Unott).


Durante toda la tarde se esperaba una propuesta de la IMM que incluyera las líneas y los puestos de trabajo que la empresa COME se negó a absorber.
El intendente de Montevideo, Daniel Martínez, convocó de urgencia al presidente de Cutcsa, Juan Salgado, para analizar la salida para Raincoop y los servicios que quedan vacante a pocas horas de Raincoop confirmara el cese de actividad.
De esta forma, Cutcsa, la empresa que ocupa el 65% del mercado del transporte colectivo de Montevideo, ingresó a la conversación sobre el reparto de líneas y trabajadores de Raincoop. Salgado se comprometió a "ayudar" en la salida a la crisis de Raincoop. No obstante, se negó a hablar de "absorción" de los cooperativistas.
A la hora 18:30 Cutcsa hizo saber a la comuna que, ocupando el lugar que COME dejó libre, estaría en condiciones de absorber a unos 142 trabajadores de Raincoop junto con las líneas 14, 21, 77 y D10. La oferta incluía sumar a los cooperativistas como nuevos empleados, lo que les quitaría los beneficios que tenían en Raincoop como "patrones".
A cambio, Cutcsa ofrecía los salarios correspondientes al laudo. Los guardas percibirían unos $ 35.000, los choferes alrededor de $ 48.000 y los conductores-cobradores, $ 56.000.
La propuesta de Cutcsa fue rechazada por los trabajadores de Raincoop que ayer estaban reunidos en la Dinatra. Pretenden seguir siendo cooperativistas y entienden que el planteo de Cutcsa es una "tomadura de pelo a los trabajadores", según dijo el cooperativista Carlos Furtado a Canal 12.
"Es un número irrisorio y a la vez tomaría a los trabajadores de asalariados, sin antigüedad y sin nada. Nos tomarían a prueba. Lo que sí está de acuerdo Cutcsa es quedarse con el porcentaje de mercado, y los trabajadores y cooperativistas quedaríamos en la calle", dijo.

Opciones.

Seguir formando parte de una cooperativa permitiría a los 460 socios de Raincoop no perder el capital invertido hasta el momento. Los 142 que eventualmente podrían pasar a la empresa Cutcsa como empleados, no tendrían posibilidades de mantener su participación en el capital accionario.
Los precios del mercado indican que una "cuarta" en la empresa Cutcsa puede valer cerca de US$ 80.000 y alrededor de US$ 90.000 en COME.
En cambio, los valores de las parte en las cooperativas es menor. En Coetc se puede conseguir una participación por US$ 37.000; en UCOT puede costar US$ 32.000. Por las partes de las unidades de Raincoop llegaron a pedir US$ 9.000 el mes pasado pero ahora ya no tienen cotización, según fuentes del sector.
En la mañana de hoy la asamblea de socios de Raincoop se reunirá en el Colegio Maturana para tomar una decisión. Todas las partes consultadas anoche coincidieron en que se resolverá el cierre de la compañía y la absorción de trabajadores y líneas por parte de Coetc y UCOT.
La fórmula presentada por ambas cooperativas indica que se podría contratar a 3,1 funcionarios por coche que se incorpore. Ese cálculo incluye a la mayor parte de los trabajadores pero dejaría fuera a un centenar. A su vez, la mitad de estos están cerca de jubilarse por lo que pasarían a cobrar el seguro de desempleo hasta que puedan retirarse, según se venía manejando hasta ayer.
Desde la Dinatra y la Intendencia se asumió que se percibe cierto "riesgo" para las dos cooperativas comprometidas en la operación por las "dimensiones que tendrá la absorción".
Por ese motivo la Intendencia se vio en la obligación de convocar a Cutcsa después de nueve meses de negociación por Raincoop sin la inclusión de la compañía principal de transporte capitalino, de acuerdo a fuentes de la empresa.

Mercado.

En el año 2014 Raincoop vendió 19.565.180 boletos por año (6,66% del total), lo que representa 53.603 boletos por día. Si se toma en cuenta la caída del 20% que sufrió este año en el medio de la crisis, se puede concluir que atendía en promedio unos 20.000 usuarios por día en sus diferentes líneas.
De acuerdo a la información de la Intendencia, en 2014 Cutcsa vendió el 64,02% de los boletos en la capital, recaudando $ 188.072.494 (unos US$ 65 millones). Muy lejos la sigue Coetc con el 12% y una recaudación de US$ 1.200.000. En tanto, sumadas, Ucot (8,84%), COME S.A. (8,48%) y Raincoop (6,66%), recaudaron US$ 2,5 millones.
Los subsidios recibidos por las empresas fueron consonantes con la porción que tienen del mercado: Cutcsa US$ 27 millones, Coetc US$ 5.327.000, Ucot US$ 3.750.000, COME US$ 3.735.000 y Raincoop US$ 2.650.000.
En Cutcsa estiman que será el mercado quien resolverá la crisis de Raincoop. En tal sentido, la compañía más grande calcula que en los próximos 12 meses se perderá un 10% de la venta de boletos y que si Raincoop ocupaba algo menos del 5% del mercado capitalino, potencialmente no sería necesario distribuir los permisos. En cambio se podría incrementar las frecuencias de los servicios que competían con Raincoop.
De hecho, en la mañana de ayer Cutcsa incrementó las frecuencias en los horarios pico en todas las líneas donde antes competía con Raincoop, según explicó Salgado.

Expendedoras.

Ayer varios ómnibus que participaron en la movilización ante la Dinatra tenían arrancadas sus máquinas expendedoras de boletos. Un chofer informó a El País que las habían quitado para vendérselas a la Intendencia por unos US$ 250 cada una.
El País pudo saber que todavía la IMM no ha comprado ninguna, pero lo haría una vez que la asamblea decida el cierre de la empresa
Esto no quiere decir que se vayan a comprar todas, "sino las necesarias para la restitución del servicio", dijo una fuente comunal. Aclaró que las máquinas que ya se retiraron no están en servicio.

CUTCSA ESTÁ DISPUESTA A JUGAR PAPEL EN LA CRISIS

La empresa Cutcsa dijo que asumirá los servicios de cuatro líneas de Raincoop y está dispuesta a absorber a 142 trabajadores de la cooperativa. Así lo acordó el presidente de la empresa Juan Salgado con el intendente de Montevideo Daniel Martínez. "Vamos a tratar de cubrir en aquellos tramos importantes que eran en común", dijo Salgado a la prensa. Por su parte, en una primera reacción, cooperativistas de Raincoop rechazaron la iniciativa. "Es un número irrisorio y a la vez tomaría a los trabajadores como asalariados y sin antigüedad", dijeron.

TENÍA 18 LÍNEAS ADJUDICADAS

Raincoop operaba, por sí sola o de forma compartida con otras cooperativas, 18 líneas en Montevideo y el área metropolitana, cubriendo un extenso territorio desde el Oeste al Este de Montevideo, con algunos destinos en el norte, como Mendoza, Melilla o Villa Española.
Ocho líneas urbanas (que aparecen a la izquierda) se complementaban con las líneas locales L12, L17, L18, CA1, L20 y L21, la mayoría compartidas con otras cooperativas.









0 comentarios:

Publicar un comentario