domingo, 21 de septiembre de 2014

El caso Trigo

La jueza letrada de Colonia Virginia Ginares

CASO TRIGO: ¿Insólito o previsible?

 
Ayer recibí la notificación de la jueza letrada de Colonia, Virginia Ginares, para declarar el próximo lunes en el Juzgado de Colonia por el caso Trigo.
Hoy me acaban de informar que la Suprema Corte de Justicia ordenó el traslado en los próximos días de la Dra. Ginares de lo penal a lo civil a un juzgado de Canelones, la que será suplantada por el juez de Salto, Alejandro Asteggiante.
¿Cuántos días le quedan a la jueza para resolver un caso de 16 años?
¿Cuántos años tardará el nuevo juez para leer los varios metros de expediente?
¿Este es otro caso Mariana Mota?
Sin más que decir, estamos en el horno. Seguimos en el horno.

Sosteniendo la Pared


La tumba de Andés Trigo



El juzgado

Entrevista en Poder Ciudadano, Canal 5 TNU, 22.9.2011 (primera parte)



Poder Ciudadano - Entrevista a Walter Trigo y Fredy González (segunda parte)



El ex comisario Hugo Pintos Funes: Lo sabe muy bien 



Viaja a menudo a la ciudad de Colonia manejando un auto Fiat azul sin custodia policial la convicta por estar relacionada con un asesinato, la señora Karina Carro.
Lo antedicho parece más bien una nota de la sección “Sociales” de un periódico local, pero no lo es. En realidad ningún diario se animaría a publicar semejante nota.
Técnicamente eso no tendría que ocurrir. Una convicta como ella (vulgo: “presa”) por coautoría de asesinato en primer grado, condenada a veinte años de cárcel, no debería tener salidas transitorias, y menos sin custodia policial.
Pero esto sucede, y cada muy poco. Se puede decir que la susodicha va a la cárcel de Piedras de los Indios a comer y dormir, pero va y viene a Colonia cuando, como y si se le antoja; se mudó a la cárcel, por decirlo así, y vive a cuerpo de reina.
Los hechos.
Lo que viene a continuación si bien es historia repetida, es muy duro. Pedimos disculpas si herimos alguna sensibilidad (sabemos que va a pasar), pero no fuimos nosotros quien creamos esta historia, fueron los asesinos, entre ellos la mencionada.
Recordemos que el 17 de agosto de 1998 en la ciudad de Colonia un muchacho de 18 años fue ejecutado, lo torturaron, le dieron dos balazos en la cabeza, uno le salió por un ojo, se lo dejó desangrar, estuvo unas seis horas en agonía, y nadie que lo vio llamó una ambulancia, nadie hizo nada, fue todo intencional, una ejecución con el típico estilo de los delincuentes, que tienen su propio código de honor, y quien no lo cumple debe pagar ante la ley de ese submundo. Lo dejaron en la camioneta de su padre. Al mediodía un primo de la madre del occiso lo encontró y avisó a la familia.
Era el joven Trigo conocido como un muchacho como cualquier otro, de ir a la playa, pasear con los perros, andar los domingos por la cancha, y alguna que otra diversión no mal vista, en fin, como la mayoría de los jóvenes uruguayos. Además trabajaba ayudando a su padre en el reparto de garrafas a gas, y ayudaba detrás de la barra al cantinero del club San Carlos en las reuniones bailables, en fin, no era un vago. Y tenía una novia, lo más común, pero cuatro meses antes de su asesinato terminaron; pasa en todos lados.
Hubo luego de los funestos hechos quienes dijeron que el chico andaba metido en cosas turbias, por un lado barbajanes que lo dicen para no aburrirse, por otro los que opinan de lo que no saben, y encima… quien nunca debió hacerlo: el investigador. Ya veremos por qué dijo eso, y vamos a agregar algunos datos.
La policía dice haber investigado, pero pasaron cosas muy “raras,” si es la palabra. El grupo investigador, bajo la dirección del jefe de policía Hugo Pintos Funes dijo haber aclarado el caso expeditivamente, y que fueron enviados a prisión los dos responsables. Bueno, esa es la versión oficial. Pero fíjese usted, estimado lector: no se preservó la escena del crimen de la manera debida. No se permitió trabajar a la Policía Técnica de Montevideo. La camioneta a la familia le fue entregada lavada, cuando es obvio que hay que esperar para hacer eso, por lo menos hasta dar una prueba clara de haber investigado a fondo el caso. Hubo tantas cosas raras, entre ellas la de un joven de 19 años que dijo haber sido torturado para que se declare culpable, y una seguidilla de cambios en las personas que investigaban el caso. Es raro eso…
Pintos Funes, lloviendo sobre mojado, llegó a levantar acusaciones contra el infortunado Andrés, hablando como que este muchacho andaba metido en cosas turbias, y que ese crimen fue un ajuste de cuentas. Es decir, “que se embrome”. Se armó un lío de los que hay pocos, al punto de que hasta en la Junta Departamental fue declarado “persona no grata”. Porque en general los colonienses sabían bien que este joven no era de esa clase de gente.
Encima de todo, en esta hermosa cuidad, cualquiera sabe la verdad de todo este lamentable caso.
Y seguimos. Solo faltó llamar a Sherlock Holmes. Hubo investigaciones, llamadas a testigos y sospechosos a declarar, avances que nunca se confirmaron, pero solo cayeron presos la ex-novia, Karina Carro, y Alejandro Ismael Píriz Brun (no es Brum como se ha dicho, pedimos excusas).
Píriz Brun y sus descargos.
El susodicho fue acusado del asesinato porque el auto que se usó para el crimen fue el de él; eso es comprometedor, es cierto. Encima, este hombre ya tenía en su haber la muerte de Maurilio “Lilio” Martínez, y es reconocido narcotraficante, entre otras cosas. Tal vez pensando “qué le hace una mancha más al tigre” lo acusaron de este monstruoso crimen, y dijeron haberlo aclarado todo en un tiempo relativamente breve.
En la cárcel hasta intentos reales de asesinarlo han habido, de los que se salvó de milagro. Sirva como ejemplo que le dieron unas puñaladas y hasta hay quien habla de que infiltraron unas armas de fuego para barrerlo, y en vez de silenciarlo lo enfermaron más por hablar todavía.
Pero Píriz Brun dice no tener nada que ver con el caso Trigo, que al auto lo había prestado, y quien le contó todo fue una prostituta que sabía todo lo del caso. Este hombre ha acusado a altas autoridades, ha descrito el caso con lujo de detalles, por ejemplo que el móvil de ese salvaje crimen fue que a un cabecilla de los traficantes de drogas le robaron una mochila con drogas, cocaína, para ser más específicos, y dólares, y para lavarse las manos acusaron al ahora fallecido; y pasó lo obvio, lo torturaron para que hable de algo de lo que él no sabía nada, y como no habló (qué iba a hablar si no estaba al tanto de nada), bueno, ya sabemos el resultado.
El acusado al principio no sabía mucho del tema, pero de a poco se fue informando en el presidio, y cuando pudo darle forma al caso pidió hablar con el juez, es obvio, para desligarse el caso, llamó a un periodista de Colonia, entre otras muchas cosas, pero sus reclamos cayeron en oídos sordos. Sucede que acusa a grandes personajes de la ciudad de Colonia, entre ellos policías en actividad, comisarios, y… mejor, le sugerimos verlo en el blog de Facebook del implicado, ahí describe todo bien claro, usted mismo lo puede leer.
Tal vez alguien se pregunte por qué ningún diario quiere publicar eso. Muy sencillo: solo se puede hacer si se tiene “plena o semiplena prueba” de lo que se dice. Si algún llega a publicar lo que dijo el acusado en su muro lo que va a pasar es que si no hay nada concluyente que demostrar se nos van a hacer muchas demandas judiciales por salir a hablar sin base, y encima de algo tan grave. Eso mismo pasa cuando hay un crimen y la policía sabe bien quién es el culpable, pero no puede arrestar a ese delincuente porque este toma sus precauciones y elimina toda pista y/o prueba.
En otras palabras, si hubiera que tomar medidas en contra de los que el sindicado acusa, entonces estos podrían decir que el señor presidente José Mujica fue el organizador de todo, y hay que meterlo preso a él también. Y si otro de los acusados quiere decir que fue a esconderse en la casa de usted, que está leyendo, a usted, que no tiene nada que ver también hay que enjuiciarlo por eso. Y si eso pasara, volveríamos a la época de la caza de brujas o a la dictadura, cuando cualquiera podía ser hasta muerto solo por sospechas y/o acusaciones sin base. No. Otra vez no…
Solo algo queremos puntualizar antes de seguir: no estamos acusando a todas las autoridades judiciales colonienses, solo a individuos, y contados con los dedos.
Al presente.
El acusador (que dice no ser tal, solo quiere limpiar su nombre, no se declara inocente de cosas como lo de Maurilio ”Lilio” Martínez y los otros cargos que se le imputan) quiere hacer sus descargos, no quiere ser un chivo expiatorio y se ve que no quiere que los asesinos salgan impunes. Ya lo dijimos, los jueces no lo quieren llamar a declarar (raro, verdad? es el trabajo de todo juez), los Trigo Fonte pidieron hasta el cansancio que se revisen ciertas cosas, pero los jueces y los fiscales ni siquiera los atendieron, quieren dejar todo “como está”. Sucede que Píriz Brun acusa a altas autoridades de la ciudad de Colonia, dice que son unos Vito Corleone y Al Cappone cualquiera, y no es cosa simple ir contra ellos, no es el caso de un almacenero de barrio que tiene cucarachas en el depósito, es un grupo poderoso (en dinero y dentro del crimen organizado, claro). Si los jueces hicieran lo que deben, entre otras cosas deben llamar a careo a Piriz Brun con ciertas autoridades de Colonia, si cae uno, caen todos. Es obvio que de ser cierto lo que el acusado dice, se puede armar una batahola legal histórica en la ciudad de Colonia, Patrimonio Común de la Humanidad, y tal vez literalmente una batalla campal (por llamarlo de alguna manera) de las que hay pocas.
El caso es que como a Piriz Brun no lo quieren recibir los jueces, este estuvo haciendo huelga de hambre, se llegó a coser la boca y no parece haber cambio de ninguna clase en la actitud de las autoridades. Ayer abandonó la huelga de hambre seca, después de 9 días, sólo se puede vivir máximo 12 días sin tomar agua y nadie hizo nada, no lo vio ningún médico y en el penal de Libertad taparon todo. Muerto no puede hablar, es mejor que siga vivo para seguir luchando.
Sucede que se nota que entre el personal encargado de hacer justicia en este caso hay gente que está cometiendo lo que se llama “delito de omisión”. Es decir que no está haciendo ningún mal activo a nadie, por ejemplo brutalidad policial, se está eludiendo una gran responsabilidad. Y hay muchas pruebas de eso. Si alguien no lo cree, basta con preguntarle a la familia Trigo Fonte.
Entendemos la situación del señor Alejandro Ismael Píriz Brun, pero sin querer parecer cobardes le recordamos que si repite esa huelga de hambre solo va a empeorar las cosas. Si es cierto la mitad de lo que dice (aquí nadie le dice que no le cree, esto es en un caso supuesto), puede estar seguro: esta organización no le va a maniatar las manos a la justicia. Ya lo hizo. Si el acusador muere ya no va a haber acusación, el caso va a quedar más confuso, más impune, y va a pasar lo de siempre: algún periodista va a retomar el caso, va a hurgar aquí y allá, va a hacer que la sociedad ponga el grito en el cielo contra los culpables… pero luego de que todo haya remitido y/o esta generación haya pasado.
Si el señor Piriz Brun (que ya es lo bastante grandecito como para mandarse solo) no repite esa actitud va a seguir vivo; ahora los culpables están encantados con su acción, no les permiten a las autoridades hacer nada. Es obvio que van a querer que la repita, y esta vez “hasta el final”. Él mismo lo dice en su muro.
Y de todos modos, en caso de que a la familia Trigo Fonte, a los periodistas y los medios que estamos investigando, y al propio acusador nos llegara a “pasar algo”, cualquier policía, político, periodista y quien sea lo suficientemente honesto que quiera investigar ya sabe quién es el acusado (o los acusados).
Escribimos esto para que nadie olvide que hubo un crimen monstruoso en Colonia y salvo dos personas, Alejandro Piriz Brun y Karina Carro, nadie ha pagado ante la ley lo que se debe.
Y que Karina Carro le hace pito catalán a la justicia ayudada por autoridades colonienses. Y que Alejandro Piriz Brun grita como una voz en el desierto que puede demostrar su inocencia en este caso.
Los comentarios huelgan.
http://www.lr21.com.uy/enredados/1057330-caso-trigo-siguen-pasando-cosas-raras




Ver además:
http://elmuertoquehabla.blogspot.nl/2011/09/el-narco-cartel-de-colonia.html

Clic para ver





Cuentas nacionales 2014 (primer semestre) análisis



Tendencias de la economía nacional
Autor: William Yohai
21 de setiembre de 2014



El informe lo publicó hace unos días el Banco Central del Uruguay. Hicimos, a fin de establecer una base de comparación más amplia, unas cuentas que sintetizamos en el cuadro siguiente. La primera columna muestra la evolución porcentual del producto bruto interno entre el primer semestre de 2014 y el primer semestre de 2013. La segunda columna explica la incidencia de dicha variación en la del total. O sea, para “industrias manufactureras” la caída de 0,5% implica una incidencia de 2% en la evolución total del pbi.



(3) Incluye Intermediación financiera; Actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler; Administración pública y defensa, planes de seguridad social de afiliación obligatoria; Enseñanza; Servicios sociales y de salud; Otras actividades de servicios comunitarios, sociales y personales y Hogares privados con servicio doméstico.

Son notables:
a) la mencionada caída de la producción industrial. El texto explicativo que acompaña los cuadros no nos permite extraer conclusiones respecto los sectores afectados, ya que se refiere sólo a la evolución de los segundos trimestres entre un año y otro.
b) La “estrella” del crecimiento sigue siendo la rama “transporte almacenamiento y comunicaciones” que acapara más de un tercio (37%) del total. Le sigue en volumen (incidencia) el sector “otras actividades” que es una mezcla de servicios de diversa índole con un 35%.
c) Cae la construcción en forma importante. La finalización de la pastera de Montes del Plata y otras obras que no son compensadas por las que se realizan en el marco de la “vivienda de interés social” u otras explican, probablemente, el resultado.
d) Como es costumbre el clima juega su papel. Crece en forma importante “suministro de electricidad, gas y agua” a expensas de la sustitución de generación térmica por hidroeléctrica a causa de las generosas lluvias que cayeron sobre el país durante la primera mitad del año.
e) Crece la producción agropecuaria probablemente asociada, también, al factor climático.
f) Resulta difícil interpretar el significado del rubro “Servicios de intermediación...”.


Desde el punto de vista de la inversión elaboramos, a partir de los datos del texto mencionado[1] un pequeño cuadro que pretende resumir la evolución semestral (primero de 2014 en relación al mismo de 2013).





Se entiende por formación bruta de capital la inversión incluyendo la variación de existencias de, por ejemplo, materias primas o cultivos en proceso.
La formación bruta de capital fijo excluye la mencionada variación de existencias. Para construir el cuadro promediamos las variaciones de los respectivos trimestres (primero y segundo) del presente año respecto a 2013. Como se observa, tanto la variación de la formación de capital cuanto la de capital fijo son inferiores a la variación del pbi que fue de 3,3% (ver cuadro anterior).
Un importante aumento de la inversión pública compensó la caída de la privada. Acá se siente de nuevo la finalización de las obras de Montes del Plata.
Esta caída de la inversión privada se da a pesar de las generosas ventajas fiscales que premian el proceso.
El próximo cuadro muestra un resumen de la variación semestral entre los períodos señalados vista desde el punto de vista del gasto de consumo final.





Como decíamos más arriba el crecimiento del producto se produce a expensas del gasto que crece por encima de la inversión.
Para finalizar evaluamos el cambio en el comercio exterior.





Como surge del cuadro de más arriba la evolución de las variables en los semestres seleccionados sigue mostrando una constante de los últimos años: la tendencia de las exportaciones a crecer menos que las importaciones. O lo que es lo mismo, el aumento del déficit de la balanza comercial de bienes y servicios. Como se sabe las exportaciones suman al producto bruto interno mientras que las importaciones restan.
A modo de resumen: la economía continúa creciendo a un ritmo  menor que la norma de los últimos 10 años. Dicho crecimiento es, sin embargo, significativo.
Al “abrir” los datos constatamos dos tendencias:
1) la inversión en la economía crece menos que el producto por lo cual cae el cociente entre ambos.
2) Se acentúa el déficit comercial.
Ambas tendencias tienen un signo claramente negativo.


[1]          http://www.bcu.gub.uy/Estadisticas-e-Indicadores/Paginas/Presentacion%20Cuentas%20Nacionales.aspx



cualquier monedita sirve

Informe setiembre 2014. Segunda quincena.
La noticia comentada.
CUALQUIER MONEDITA SIRVE.
El presidente inauguró la segunda gran planta de celulosa en la zona franca de Punta Pereira y viaja a Finlandia en busca de inversores. La tercera mega planta de celulosa, está en la mira. El gobierno consolida y extiende el modelo de país eucalipto, celulosa y zona franca.
Uno de los versos utilizados para la entrega de la tierra, el agua, la soberanía es la supuesta generación de empleo pese a que todos los datos demuestran que la forestación y los eslabones derivados (chips, celulosa) en el balance expulsan trabajadores.
Las cifras hablan por sí mismas. Según el último censo agropecuario (2011), los trabajadores permanentes en el campo apenas registran 115371 personas en una superficie explotada de 16.5 millones de hectáreas. En cifras redondas, un promedio de 7 trabajadores cada 1000 hectáreas. Por su parte la forestación es de las que menos empleos permanentes genera, apenas 1,74 cada 1000 hectáreas.
Veamos algunos datos que surgen del último censo agropecuario.

Trabajadores permanentes Miles de hectáreas explotadas. Trabajadores por cada mil hectáreas
Bosques artificiales 1867 1071 1,7
Ganadería 76642 12833 6,0
Cereales 10891 1546 7,0
Frutas cítricas 1551 18 86
Viñedos 2451 8 306
Huertas 7168 17 422

En síntesis los datos oficiales niegan de manera rotunda el discurso oficial.
Cada hectárea de plantaciones forestales, que sustituyan ganadería, cereales, huertas, frutales, tambos, significa reducir la ocupación en el agro. No es casual que entre el censo del 2000 y el correspondiente a 2011, los trabajadores permanentes en el campo oriental hayan descendido desde 157000 a poco más de 115000.
El proceso de reducción de explotaciones y trabajo agropecuario fue una de las consecuencias del ascenso de la presencia de grandes sociedades anónimas de capitales extranjeros que controlan desde los viveros y plantaciones de eucaliptus hasta la producción de celulosa en zonas francas. La construcción de nuevas pasteras profundizará este funcionamiento. Dentro de este panorama se acentúa la expulsión de mano de obra y emigración desde el campo a las ciudades.
La propaganda oficial nos trata de convencer de otras bondades de las grandes inversiones extranjeras todas ellas por lo menos cuestionables.
El supuesto ingreso de capitales se apoya en préstamos internacionales garantizados por el gobierno uruguayo. El aumento de producción en zonas francas infla el PBI, pero los frutos se van al extranjero.
El aporte fiscal es negativo, pues se sustituyen actividades que aportan por entidades exoneradas de la mayor parte de los tributos. Además el Estado gasta para generar infraestructura al servicio exclusivo de los grandes emprendimientos.
Los efectos de las relaciones de producción que se generan a partir del esquema actual de explotación forestal son también nefastos sobre la distribución de la riqueza. El 2% de los establecimientos forestales poseen el 65% de las plantaciones.
Si consideramos las cadenas productivas, incluyendo industrias derivadas, el balance se agrava. La comparación de los menguados niveles de empleo que generan las pasteras de celulosa, con el potencial de actividades sustituidas exime de cualquier comentario. Frigoríficos, textiles, panificadoras productos lácteos generan mayor ocupación.
Más pasteras, una vez finalizada la fase de obras de construcción significarán menos fuentes de trabajo, más extranjerización y concentración de tierras. Los datos son demasiado elocuentes.
GOTITAS DE ECONOMIA
  • El índice de precios al consumo IPC aumentó un 0,75% en agosto respecto a julio. Entre enero y agosto el acumulado del año, llegó a 6,96 % según los datos del INE.
  • La tasa de empleo en julio de 2014, según el INE, fue de 60%, frente a 59,6% del mes anterior. El análisis por sector muestra que creció la ocupación en tareas de servicio social, y sector público, contrarrestando la disminución en industria. Recordemos que el INE además considera ocupados a trabajadores en seguro de paro.
  • En setiembre 50 trabajadores del Casino Carrasco pasaron a seguro de paro. ¿a quién sirven las privatizaciones?
  • En julio el índice de volumen físico de la industria que elabora el INE creció un 5,7% respecto al mismo mes del año anterior. El aumento se explica casi exclusivamente por el sector papel y derivados, vinculado fundamentalmente a la inauguración de Montes del Plata en zona franca.
  • En los 7 meses del 2014, el índice de volumen físico de la industria se redujo un 2,6% respecto a 2013. El índice de horas trabajadas se redujo un 1,8.
  • El magnate George Soros, demandaría al Banco de Nueva York, por haber congelado los fondos destinados a pagar la deuda pública argentina. Las medidas del juez Griessa, de privilegiar a los fondos buitres, continúan generando “daños colaterales”.
  • La economía europea, no sale de la crisis. Sus locomotoras pierden fuerza. La economía alemana se redujo un 0,2% en el segundo trimestre y la francesa se estanca con un crecimiento de 0,3% en el primes semestre del 2014, frente al mismo período de 2013.
  • El Banco Central europeo recortó los tipos de interés, a mínimos históricos lo que provoca debilidad del euro frente a otras monedas. Además lanzó un programa de compra de activos financieros, es decir regalos para la Banca.




Parti Kan Pep La (Partido campo del pueblo Haití)

Enviado por Mónica Riet

Declaración
          19 de Setiembre Puerto Príncipe (Alter Presse)




El partido político PATI KAN PEP LA ( Partido  el Campo del pueblo)
exige el retiro del país de las Misiones de las Naciones Unidas  para la estabilidad de Haití (MINUSTAH) en ocasión del 20 aniversario (19 de setiembre 1994-19 set. 2014) del desembarco de 20.000 marines estadounidenses, interviniendo en Haití para preparar el retorno físico ( el 15 de octubre de 1994) de Jean Bertrand Aristide (depuesto por un golpe de Estado militar sangriento el 30 de setiembre de 1991).

En una Conferencia de prensa a la que asistió Alter Presse, este 19 de setiembre 2014, el partido PATI KAN PEP LA ha querido resaltar esta fecha histórica, simbólica en la historia de Haití.

La organización política aprovechó la coyuntura para “denunciar la fuerza de ONU que continúa pisoteando la soberanía y la dignidad del pueblo haitiano”, subraya Reyneld Sanon, miembro del secretariado ejecutivo del partido  Pati kan pep la.

El desembarco de las fuerzas americanas el 19 de setiembre de 1994  vino después del golpe de estado orquestado el 30 de setiembre de 1991 contra el ex presidente Aristide (7  de febrero 1991-30 setiembre 1991;  7 de febrero 2001- 29 de febrero 2004) por los militares golpistas de la época.
Elegido presidente el 16 de diciembre de 1990, Aristide volverá físicamente a Haití , el 15 de octubre de 1994, gracias a la intervención militar de los norteamericanos.

Esta intervención militar contribuyó a abrir la puerta a otra ocupación del país a través de la presencia militar de las fuerzas de la ONU.
El golpe contra Aristide en setiembre de 1991 fue cometido con la complicidad de la clase dominante haitiana y de los países imperialistas, especialmente los EEUU, subraya el ejecutivo de PATI Kan  PEP la.

“Durante estos 3 años (1991-1994) los golpistas, los miembros del Frente paramilitar para el Avance y el Progreso Haitiano (FRAPH) asesinaron a miles de opositores haitianos. Muchos de estos últimos se vieron obligados a exilarse.”

Las casas de opositores del régimen fueron incendiadas,  especialmente en  CITÉ SOLEIL,  en el curso del mes de noviembre de 1993.

Eran actos de una barbarie inimaginable, recuerda el PATI KAN PEP LA.

Por otro lado , la MINUSTAH está implicada desde 2004, en múltiples exacciones como robos, brutales  violaciones y  torturas, denunciadas regularmente por organizaciones locales de defensa de los derechos humanos.

La MiNUSTAH es también responsable de la introducción de la epidemia del cólera en Haití que ha muerto ya a 9 mil personas a la fecha, según diversos informes científicos.

Esta semana, la PLATAFORMA Haitiana para luchar por un DESARROLLO ALTERNATIVO (PAPDA), ha subido el tono para condenar el informe del Secretario Gral de la ONU BAN KI-MOON, que calificó la presencia de la MINUSTAH, luego de 10 años de ocupación, en términos de exitosa con respecto a la estabilización.

Este informe, que recomienda una reducción de las tropas a 2.000 soldados y una prolongación para aún un año más (hasta octubre del 2015), fue presentado, el jueves 11 de setiembre delante del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas.

 Puerto Príncipe, Viernes 19 de setiembre 2014


-




HACIA UNA REDUCCIÓN del EFECTIVO MILITAR DE LA MINUSTAH
En su último informe , el secretario general de las organizaciones de las Naciones Unidas, propone al Consejo de Seguridad, de reducir el 45% el efectivo militar de la MINUSTAH en Haití, mientras que el componente policial quedaría su estado actual.
El representante Bank i MOON en Haití, explica que esta decisión sigue a una evaluación conducida sobre el terreno que permitió constatar los progresos realizados en el país en términos de estabilidad. Según Sandra Honoré, solo 2730 hombres constituyen do 2 batallones que quedarían sobre el territorio.
El Consejo de seguridad debe analizar esta propuesta así como la de refuerzo del sistema judicial haitiano. La representante del Secretario General de la ONU, Sandra Honoré dijo:
“ En la continuidad de varias resoluciones votadas a partir de 2011, el Consejo de Seguridad ha adoptado la Resolución 2119 en las cuales ha prorrogado  por un año el mandato de la Minustah y decidido  la reducción contínua de sus efectivos militares y policiales autorizados. Los efectivos militares autorizados han pasado de 8.940 luego del terremoto, a 5.021 previstos luego del retiro progresivo de elementos de infantería , y los efectivos de policía de 4.391 a 2.601 oficiales, como recomendó el Secretario Gral. De la ONU, Ban Ki-Moon, en ese informe de fecha 19 de agosto 2013” 

 

sábado, 20 de septiembre de 2014

Hambre crítica en asentamientos de Salto






Merendero “Puertas Abiertas a la Comunidad” asiste a más de 200 personas en situación de vulnerabilidad



Salto 14.09.2014
El Merendero  “Puertas  Abiertas a la Comunidad” fundado el pasado 30 de agosto por Sandra Pintos, junto a un grupo de madres voluntarias, padres y jóvenes lleva adelante este proyecto que asiste a casi a 200 personas, entre niños, madres solteras y ancianos.
Pintos informó que se está trabajando para poder brindar la merienda también los domingos y durante todo el año se organizan campañas de colaboración para atender los diferentes menesteres de las personas en situación de extrema vulnerabilidad.
LOS SÁBADOS
El merendero atiende todos los sábados a las 17:00 horas y la actividad comienza a las 10 de la mañana para hacer la merienda.
Actualmente atiende a 160 niños entre ellos con problemas de riesgo nutricional  y desnutrición crónicas, a embarazadas y madres adolescentes en lactancia, jefas de hogares y adultos mayores.
Este está ubicado en el salón comunal del Bº Andresito I.
Se ha logrado una obra comunitaria, prestando servicio a la sociedad, con una población de contexto crítico y de vulnerabilidad.
Es necesario  el apoyo de la comunidad y de los empresarios salteños para continuar con este beneficio y obra social asumiendo  responsabilidad, dedicación, sirviendo  y atendiendo  a la  población.
UNA OBRA SOCIAL POR EXCELENCIA
Felizmente se han recibido donaciones de varias personas que creen en la obra social, “ayuda por parte de Víctor Galli, el Contador Barla, que inclusive nos visitaron para ver de cerca todo lo que se hace” – afirmó Sandra Pintos.
Se reciben comestibles y prendas de vestir, calzados y juguetes. Los interesados en colaborar pueden comunicarse al 098768367 o 47379761.
Dirección: calle Andresito y Rafaela Villagrán vivienda C 9 Barrio Artigas.
OBRA SOCIAL COMUNITARIA
El proyecto comunitario abarca las zonas Barrio Andresito 1, Asentamiento Andresito 2,Complejo Habitacional Andresito 3 , Asentamiento Baypass,  Asentamiento Manuel Oribe, zonas inundados y Barrio Uruguay; se brinda atención de niños, familias de contexto crítico y de vulnerabilidad. A su vez el proyecto lleva adelante el abordaje familiar, puntualizando  situaciones de emergencia y de atención inmediata, explicó.
Se reciben donaciones de ropas de desuso, calzados, artículos de cocina, donaciones en efectivos y comestibles. Esta obra  social comenzó con lo básico, ya que  debido  a la realidad no podía  continuar esperando más tiempo, porque este apremia y los niños padecen situaciones críticas.
La población de esta zona  Bº Artigas, Bº Uruguay, Bº Andresito 1, asentamiento Andresito 2, Complejo Habitacional Andresito 3, Asentamiento Manuel Oribe, Asentamiento By Pass  y sector inundados.
Las familias dependen  de las  zafras (citricultura, arándanos, frutillas y cebollas), empleos temporales, peones de chacras, changadores, jornaleros, empleos domésticos y empleos privados.




SALTO LUIS PÉREZ  sáb sep 20 2014
Amalia Silva llegó al Andresito II con sus cuatro hijos y lo puesto. Nunca se olvidará de la fecha: 31 de diciembre de 2013. Ese día había por lo menos 40 grados de temperatura y no estaba de ánimo para festejar un nuevo año. Con ayuda de algunos vecinos enterró unos palos y tiró un nylon para no estar a la intemperie. Y allí se quedó.
"Quedé viuda hace dos años cuando mi esposo murió aplastado por un camión en Canelones, había ido a trabajar en la zafra de la uva. Quedé con los niños y una pensión que no llega a los dos mil pesos y el Plan de Emergencia", contó a El País.
Como si fuera poco su hijo de 6 años tiene "un problema de salud delicado" que le afectó los riñones. Por ello cada poco tiempo tiene que viajar a Montevideo para que lo atienda un especialista.
"No recibo ayuda de nadie, no tengo vergüenza en decirlo que pasamos hambre y muy mal con el frío y cuando llueve", dijo la mujer.
El asentamiento se viene formando desde hace siete años, está ubicado en el extremo este de la ciudad y se estima que viven entre 2.300 y 2.500 vecinos. La mayoría de ellos se encuentran en situación de extrema de pobreza.
Desde la comisión vecinal denuncian que por las noches y los fines de semanas decenas de niños no tienen acceso a la alimentación. También advierten que hay dificultades para realizar controles de salud a las adolescentes embarazadas.
Elsa Martínez, más conocida como "La Negra", es quien preside la comisión del asentamiento, advirtió a El país que la situación de muchos vecinos "es lamentable" y fustigó a los políticos en general por no colaborar con ellos para mejorar la calidad de sus vidas.
"Hay noches que los niños no comen porque en sus casas no hay para darles alimento, los fines de semana es peor. Necesitamos urgente que nos donen algún material para fabricar un comedor en el que se les pueda servir una taza de leche o un pan con dulce aunque más no sea", acotó Martínez.
La mujer contó a El País que el CAIF de Aldeas SOS, que está instalado en la zona, atiende a unos 300 niños. Los niños "comen al mediodía y antes de irse se llevan una merienda en su pancita porque muchos de ellos tienen que aguantarse así hasta el otro día", dijo. "Hay niños que duermen en el piso y cuando llueve les pasa el agua por debajo de los ranchos", agregó.
En el asentamiento Andresito I, vecino del Andresito II, funciona el merendero "Puertas Abiertas a la Comunidad" que fue impulsado por madres y vecinas voluntarias. A él concurren los niños del Andresito II y otros de los alrededores a los cuales se le sirve una copa de leche los sábados por la tarde existiendo la posibilidad de que se extienda al día domingo.
"Lo hacemos solo un día porque no tenemos recursos. Hemos advertida que las necesidades de una población con problemas que se relacionan con el riesgo nutricional, desnutrición crónica y aquí atendemos a 160 niños", dijo Sandra Pintos quien se desempeña en la zona como trabajadora comunitaria.
"La realidad está bien visible, es realmente preocupante las necesidades que hay en los asentamientos pero en especial en el Andresito II", dijo Pintos y criticó el hecho de que ahora que se avecina una contienda electoral algunos políticos se arriman para demostrar preocupación y prometer soluciones.
"Después (que pasa la campaña) hay cero interés, si hubiera un interés real, de lo contrario no estaríamos hablando de los asentamientos que se han incrementado en Salto. Desde el gobierno nacional no han respondido cuando tendrían que estar trabajando en conjunto con el gobierno departamental. Ante la necesidad habitacional la única solución posible para estas personas es el asentamiento", opinó Pintos.

Adolescentes.

Por su parte, Martínez se mostró preocupada por el alto número de adolescentes embarazadas y otras que ya son madres que viven en condiciones de hacinamiento, sin controles médicos y con evidentes padecimientos de riesgo nutricional.
Martínez hizo hincapié en la gran cantidad de madres solteras y divorciadas que viven en este lugar y sin más ayuda que los planes sociales oficiales en algunos casos pero sin ningún seguimiento por parte de las autoridades de la salud o de organizaciones sociales.
Angelina es una adolescente de 17 años que no estudia ni trabaja. Vive en el Andresito II desde el 24 de diciembre de 2012. "Somos ocho hermanos, cinco vivimos aquí con mi madre. Vivimos de una pensión alimenticia que le pasa el padre de mi hermana más chiquita y de una pensión por invalidez de un hermano. Aquí estamos abandonados, ni siquiera tenemos una calle", comentó.

Riesgos.

El asentamiento tiene graves problemas en su infraestructura, en particular porque los muchos vecinos están "colgados" a los cables de UTE. "Esto es una bomba de tiempo porque hay miles de metros de cables con energía eléctrica de conexiones clandestinas que parten de un transformador a la entrada del barrio apoyadas sobre precarios postes", advirtió la mujer.
En términos oficiales, al barrio no llegan los servicios de UTE y tampoco lo de OSE.
"El agua potable llega en su mayoría con tanques cisternas de la Intendencia, no hay un contador de UTE y tampoco alumbrado público", explicó Martínez a El País.
"Nadie hace nada para darle una contención a esta gente que vive bajo unas chapas y con paredes de nylon o ranchos de maderas", lamentó.

>>>Caso de 62 familias que ocuparon terrenos en Salto Nuevo expuso una situación de carencia e inacción gubernamental
El artículo 45 de la Constitución de la República establece que “Todo habitante de la República tiene derecho a gozar de (una) vivienda decorosa. (Y que) La ley propenderá a asegurar la vivienda higiénica y económica, facilitando su adquisición y estimulando la inversión de capitales privados para ese fin”.
Acaso este fue el déficit más importante que ha tenido la actual administración de gobierno y si bien con el paso del tiempo los29 4 14 066asentamientos se han ido levantando, sobre todo con la ayuda de los planes sociales del Ministerio de Desarrollo Social, que han sido lanzados en los últimos tiempos, sigue habiendo carencia de viviendas en el país y mientras tanto, el Estado sigue enredado entre varios planes que buscan tapar el agujero, entre ellos con el propio Plan Juntos, las situaciones de ocupaciones de predios siguen existiendo y al menos en la zona sur de nuestra ciudad, este tipo de casos pululan.
El último evento más notorio de esta naturaleza fue la ocupación de los predios que pertenecen a la Intendencia de Salto pero que están en manos del Club Salto Nuevo, por un comodato que le permite la explotación a la institución deportiva por 90 años.
La situación que causó alarma pública entre las autoridades por el importante número de personas que se vieron involucradas en este asunto, se registró el pasado fin de semana cuando al menos 62 familias, conformadas por unas 350 personas, ocuparon los terrenos que se ubican sobre la avenida Patulé pasando la avenida Solari, en las postrimerías del escenario deportivo que pretendía construir el club Salto Nuevo.
De buenas a primeras, mucha gente se vio sorprendida cuando vio que decenas de personas levantaban sus ranchos en el lugar, con costaneros, chapas de cartón, y hasta instalando carpas, con la finalidad de poder conformar su casa allí.
Sin embargo, conocida la situación y enterados los usufructuarios del predio, comenzaron los problemas. Primero fue el Club Salto Nuevo, cuya comisión directiva, no demoró más que unas horas en presentarse ante la Seccional Tercera de Policía para formular la denuncia y exigir el desalojo de los predios.
Aunque tras esto, la policía notificó a los ocupantes y les dijo que si el juez letrado de 4º Turno, Alejandro Asteggiante, ordenaba la salida del lugar de las personas que se encontraban haciendo sus casas precarias allí, los tendrían que sacar.
Si bien al parecer ese día las aguas se calmaron, aunque la comisión directiva de Salto Nuevo dio a conocer su preocupación por este hecho, horas más tarde, los problemas para los ocupantes se multiplicaron, ya que debieron enfrentar una nueva denuncia.
Esta vez, la de la Intendencia de Salto, cuya división jurídica entendió que las personas que se encontraban invadiendo los terrenos que la comuna le había cedido en comodato al Club Salto Nuevo, podían estar configurando el delito de usurpación, por lo cual solicitaron al juez penal de turno, el mismo que había recibido la del Club Salto Nuevo, que procediera al desalojo de estas personas de ese lugar.
En este caso la situación generó malestar entre los vecinos, ya que horas antes, al conocer esta nueva denuncia, habían sido visitados por las asistentes sociales de la comuna, quienes concurrieron al lugar para hacer un relevamiento de la situación de cada núcleo familiar.
Según pudo saber EL PUEBLO en aquella oportunidad, las profesionales les habrían manifestado que por el momento no serían sacados del lugar, pero que debían tener sus datos para saber cual era la situación socioeconómica que los distinguía.
Aunque se enteraron que horas después, otra área de la comuna fue la que tomó la iniciativa y viendo una flagrante violación a la ley, no se ciñeron por criterios políticos y procedieron conforme a lo que dicen las normas y las disposiciones vigentes.
Aunque al ser consultados por EL PUEBLO ese mismo día, los vecinos organizados en el lugar daban su versión de la situación, y si bien dijeron “no tener a nadie detrás que los esté organizando”, señalaron que acudieron al lugar por “iniciativa propia” al ver que los predios estaban desocupados y que ellos “no tenían dónde vivir”.
En base a su situación de carencia económica y manifestando tener la “mejor intención de mejorar el lugar, no robar servicios y cuidar la zona para construir un barrio”, aportando propuestas para poder “quedarse” en el lugar y hacer de esos terrenos baldíos, que tienen como propietario al erario público, su lugar donde vivir.
Pero al día siguiente de que la comuna presentara la denuncia penal y que los lugareños se vieran enfrentados a la policía por el desalojo en el lugar, el intendente de Salto, Germán Coutinho, arribó al lugar para conversar con los ocupantes y saber quiénes eran.
En ese momento, los ocupantes mantuvieron un diálogo que catalogaron como bueno con el jefe comunal y del cual salieron alentados a que era viable la posibilidad de encontrar una solución para quedarse.
Si bien Coutinho les dijo a los ocupantes que “no les prometía nada”, les animó diciendo que tenía que analizar la situación por la que estaban atravesando, para interiorizarse del asunto y en base a  ello lograr una solución, esto operó como un aliciente para las personas que se apropiaron del terreno.
Además el jefe comunal les dijo que además esta situación era competencia de los ministerios de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, y del de Desarrollo Social. Pero en las últimas y horas y ante esta situación, el Mides indicó que “haría un relevamiento para conocer la situación de los vecinos del lugar”, aunque no anunció ninguna medida concreta.
En el Uruguay hay alrededor de 250 mil personas que viven en asentamientos irregulares. En Salto los números son importantes y preocupan mucho, pero por ahora la situación de los vecinos de la zona sur es desesperante.
Allí hasta las plazas de algunos barrios han sido ocupadas con casas precarias y hasta con carpas, sin embargo, las autoridades por el momento no se dan por aludidas. Si bien el problema se genera por la falta de viviendas, la ocupación en espacios públicos amerita una intervención del Estado, en este caso para reprimir la acción, pero la rapidez con la que actúan a estos efectos no es la misma con la que actúan para buscar una solución, algo que se ha visto en el común de los reclamos.
Por ahora las 62 familias que decidieron ocupar los predios en el barrio Salto Nuevo, esperan que quienes los denunciaron se apiaden de ellos y lleguen a una solución política, antes que jurídica y tengan que irse del lugar con las chapas en la mano.
Serán desalojados en cualquier momento, porque el edificio presenta un “riesgo inminente” de derrumbe
Dos familias, del casi centenar que vivía en el Complejo Habitacional Nº 20 de Montevideo, aún se resisten a irse
Dos familias, de las 96 que vivían en el Complejo Habitacional Nº 20 (CH 20) del barrio Sur de Montevideo, se resisten a dejar sus viviendas, tras rechazar las soluciones habitacionales propuestas por la Agencia Nacional de Vivienda (ANV).
La ANV tiene previsto demoler el edificio debido a que presenta un “riesgo inminente” de colapso “por paneles”, según aseguró su presidenta Cristina Fynn, quien acotó que “puede haber un desprendimiento de la fachada”, con “riesgo de lesión o incluso de muerte” para las personas que se encuentren cerca. Sin embargo, el CH 20 sigue en pie y con dos familias resistiéndose a abandonarlo.
Las otras 94 familias aceptaron dejar el complejo: 49 fueron realojadas en viviendas compradas para dicho fin, al tiempo que las otras 45 aceptaron viviendas disponibles de la ANV.
Una de las familias “sobrevivientes” la componen un nieto y su abuela de 90 años, mientras que la otra está integrada por siete personas. La exigencia de los primeros es que le entreguen de inmediato los títulos de propiedad de la nueva casa, mientras que los segundos pretenden un apartamento de tres dormitorios, cuando se les ofreció una vivienda con una sola habitación.
ORDEN DE DESALOJO
La semana pasada, la ANV notificó a las dos familias que continúan en el edificio que se les otorgó “un último plazo para la desocupación voluntaria”, agregando que ya inició “los caminos legales correspondientes para la desocupación y posterior demolición” del complejo ubicado en Rambla República de Argentina y Cuareim. A pesar de todo, el organismo aclara que los desalojados no perderán la posibilidad de ser relocalizados.
Según la ANV, en uno de los casos nunca pudo tratarse directamente con la titular de la vivienda, por lo que todas las gestiones debieron realizarse con el nieto de la misma. “Esta persona, en el último plazo eligió una vivienda que fue reparada con su conformidad y se encuentra en perfectas condiciones de habitabilidad y sin ningún problema de humedades, pero ahora nos informa que no quiere la opción elegida y que pretende adquirir otra en el mercado”, afirmaron.
El otro caso, “se trata de un ocupante irregular, que en todo el proceso de negociación manifestó que el núcleo de integrantes de la vivienda eran él, su hermana y su sobrino, cuando según nuestros datos, vivía solo”, informó la propia Agencia. Para peor, “a fines de febrero dejó ingresar a la finca a un compañero de trabajo con sus cinco hijos, y ahora exige una vivienda de tres dormitorios, cuando el ofrecimiento de la ANV es de una unidad de un dormitorio, de acuerdo a las pautas definidas y en coincidencia con las soluciones adoptadas con los restantes habitantes del CH 20 en idéntica situación”.
En ambos casos se ofreció vivienda en el CAFE 11, un complejo habitacional ubicado en José Cabrera y 20 de Febrero (en el barrio Unión de la capital); pero mientras el nieto y su abuela podían acceder a un apartamento de tres dormitorios (ahora tiene dos), a la segunda familia se le ofreció solo una pieza. Ante su negativa, se le propuso otro apartamento de un dormitorio en Euskalerría (barrio Malvín Norte), pero también respondió negativamente.

>>>Sin agua potable

Los surtidores abastecidos por camiones cisternas no dan abasto y se plantean conflictos entre vecinos
Quienes tenemos la posibilidad de abrir una canilla en nuestra casa y obtener todo el agua que necesitemos, sin duda debemos sentirnos privilegiados por esa situación y tal vez no podamos creer que todavía hay gente que no tiene esa misma posibilidad de acceder y hacer uso libremente de un bien vital tan preciado como el agua en estos días en que las altas temperaturas azotan la región.
En Salto, según informaron fuentes cercanas a OSE (Obras Sanitarias del Estado) no hay barrios propiamente sin agua potable, lo que hay son situaciones puntuales de personas que no están conectadas a la red en muchos barrios de la ciudad, así como asentamientos cuyos habitantes acceden al agua potable a través de diferentes tanques o surtidores que alimentan a toda una zona.
Sin embargo el jefe de la Unidad de Recolección de la Intendencia de Salto, Alberto Tripodi (sector encargado de la distribución del agua potable en la ciudad), aseguró que hay muchísimos lugares que no tienen agua y que los surtidores no dan a basto, sobre todo en los asentamientos donde “se crea una guerra interna por el agua”. A la distribución en estos barrios, además deben sumarse los casos puntuales de vecinos que no tienen una conexión a la red por diferentes motivos, así como algunas chacras  cuyos pozos están secos y la Intendencia concurre a llevarles agua potable con una frecuencia semanal.
Un camión cisterna de 7.000 litros para todo Salto
El procedimiento para acceder a este servicio de distribución de agua potable, requiere de una solicitud en el departamento de Desarrollo Social de la Intendencia de Salto, donde se corrobora la situación a los efectos de hacer el traslado de dicha solicitud al área de Recolección, quienes se encargan de distribuir el agua en camiones cisternas por lo menos una vez por semana según un cronograma de planillas previamente establecido.
Esta tarea que en principio correspondería que la realizara OSE, como organismo estatal responsable del abastecimiento de agua potable en toda la República Oriental del Uruguay, actualmente la realiza la Intendencia de Salto a razón de un convenio con dicho organismo y en cumplimiento de un fin social.
La Intendencia cuenta para realizar dicha tarea con un camión cisterna con una capacidad de 7.000 litros, y OSE  a su vez cuenta con otro camión que tiene una capacidad de hasta 3 o 4 veces más, pero es un camión zonal, lo que implica que muchas veces no esté en Salto, ya que debe atender los requerimientos de los departamentos limítrofes, lo que hace que esta tarea sea llevada en forma casi exclusiva por la Intendencia de Salto.
La “guerra” por el agua en diferentes zonas de la ciudad
Entre las zonas de la ciudad que presentan mayores carencias de agua se encuentran algunos asentamientos como el Andresito 2, que día a día se transforma en una de las zonas más populosas de la ciudad con una estructura irregular y desordenada lo que dificulta la distribución de agua, similar situación se da en el barrio Ceibal Sur en las denominadas “viviendas del BPS” y en el Caballero Viejo.
- La situación en Andresito 2
En el primero de dichos casos, el Andresito 2, cuenta con tres tanques de aproximadamente 2.000 litros cada uno que abastecen a todo el asentamiento y que la Intendencia provee diariamente. Allí se da una verdadera “guerra” por el agua según dijo Tripodi, porque la gente va directamente al camión a surtir sus recipientes generándose inconvenientes y dificultades, esto se debe a que  muchas veces se ensucian los tanques por parte de los propios vecinos, “hay gente que abre los tanques, roban las tapas, sacan agua directamente con baldes que están sucios, a veces tiran piedras y otras cosas para adentro y eso deja el agua sucia, los vecinos se quejan de que no llevamos agua potable y eso no es cierto, el agua que nosotros llevamos es potable”.
A esta situación un tanto descontrolada se agregan otros hechos que agravan aún más la problemática “hay gurises que abren la canilla y se bañan ahí mismo, hay gente que se cree dueña de eso”, relató Tripodi.
- Las viviendas del BPS en Ceibal Sur
En las “Viviendas del BPS” ubicadas en el Ceibal Sur se da la particularidad que no cuentan con ninguno de los servicios esenciales como agua potable y energía eléctrica,  ya que son viviendas que no terminaron de construirse y algunas personas las ocupan para vivir; son alrededor de 12 viviendas que reciben agua potable distribuida por la Intendencia los días miércoles de cada semana con una frecuencia de hasta 5 o 6 viajes por día, y allí al no haber tanques surtidores, la distribución se hace a cada uno de los pobladores que concurren al camión cisterna a suministrarse de agua hasta en botellas de 1 y 2 litros para tratar de que les sea suficiente para toda la semana.
- El Barrio Caballero Viejo
El barrio Caballero Viejo si cuenta con un tanque surtidor con una capacidad de aproximadamente 5.000 litros, pero allí se dio un hecho insólito según comentó el jerarca del área consultado, el hecho consistió en que un camión cisterna con una capacidad de 7.000 litros no podía terminar de llenar el tanque de 5.000 litros existente en el lugar debido a que el mismo estaba abierto y tenía una bomba que le llevaba el agua directamente a la casa de un vecino, lo que demuestra hasta que punto llegan algunas personas en esa situación.
- Casos puntuales
El sector de recolección y barrido lleva una serie de planillas  con algunas situaciones puntuales de vecinos que no tienen acceso al agua potable en varios puntos de la ciudad que pueden ir desde zonas como el Hipódromo, Colonia 18 de Julio, Garibaldi,  a barrios como Salto Nuevo, Ceibal o Cerro, e incluso en algunas zonas muy próximas a la OSE como en las calles Saturnino Rivas o Atahualpa.
La Tarifa Social de OSE
OSE tiene a su cargo el abastecimiento de agua potable en todo el territorio nacional, por medio de un servicio que atiende alrededor de 2.996.750 habitantes a través de 756.282 conexiones, lo que significa una cobertura de la población nucleada de más del 98%, según datos que figuran en la página web del organismo.
Asimismo, ofrece una Tarifa Social, más económica, destinada a la población de bajos recursos: personas comprendidas en el Plan de Equidad y aquellas incorporadas a los programas Asistencia a la Vejez y Trabajo por Uruguay; asentamientos con redes de agua potable y saneamiento regularizadas a través del PIAI (Programa de Integración de Asentamientos Irregulares) del MVOTMA (Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente) o directamente por OSE con previo aval de la Dirección Nacional de Ordenamiento Territorial o las Intendencias Departamentales; así como aquellos hogares considerados por la DINAVI, del MVOTMA, en situación de vulnerabilidad socioeconómica, los cuales generalmente corresponden a los realojos de familias en complejos SIAV y Núcleos Básicos Evolutivos.
En estos casos, por un consumo de hasta 15 m3 al mes el cliente abona por el servicio de agua potable 70,92 pesos y el consumo excedente se factura de acuerdo a la tarifa familiar; mientras que en pequeñas localidades del interior del país con gestión participativa cada cliente abona 59,10 pesos por un consumo de hasta 15 m3.







Lapidados por la TV

Ana le puso Paspol, porque la beba tenía la colita paspada.



Por César Bianchi Foto Matilde Campodónico 

 

Caterine, la hija menor del matrimonio Velázquez, murió en un barrio pobre de Montevideo por insuficiencia respiratoria. Una pediatra aseguró que la bebé había sido violada al confundir una pomada para las paspaduras con semen. La policía detuvo a los padres. La televisión los condenó al instante: no había dudas, eran violadores y asesinos. Luego la autopsia reveló que la niña murió de una infección y que no existió abuso. Tres años después, los periodistas y canales son demandados por daño moral. Una historia de mala praxis, atropello policial y periodismo carroña.

 

 

Ana le puso Paspol, porque la beba tenía la colita paspada.

Eran los últimos gramos de un tubo ya estrujado. En la casa de los Velázquez nada se desaprovecha. Después de untarle la pomada, tiró el tubo vacío y se acostaron. Ella, su marido Washington y la pequeña Caterine de diez meses en la cama grande, Natalia de 8 años y María Victoria de 6 compartían -y lo siguen haciendo- la cama de una sola plaza.

Se acostaron y durmieron. Todos apretujados para darse calor. Faltaban cinco días para el invierno. Apenas despertó, Washington se puso la indumentaria verde oliva y se fue al trabajo. Es empleado del ejército: hace cuchillos y sables decorativos como los que manipulaban los Blandengues de Artigas, el prócer, el Padre de la Patria.

Ana siguió durmiendo un poco más: ese día, 16 de junio de 2009, no tenía que ir a limpiar ninguna casa ajena. Cuando se despertó, sobre las 10, notó que a Caterine le costaba respirar y tenía la cara morada. Lo llamó a Washington pero él no atendió el celular, corrió hasta lo de una vecina y desde ahí llamó a la emergencia médica de Salud Pública y no la atendieron. Entonces probó con el número de emergencias 911 y tampoco. Finalmente tuvo suerte en la comisaría del barrio, la 17. Un patrullero salió hacia el ranchito del barrio Nueva Quinta, un vecindario que no figura en el mapa de Montevideo.

A las 10.30 de la mañana el móvil policial que ofició de ambulancia los llevó a la policlínica del barrio Capitán Tula y una hora después, las cámaras de la televisión mostraban cómo un patrullero se llevaba a Ana Freire, de 30 años, y a Washington Velázquez, de 40, esposados rumbo a la comisaría, sospechados de violar y asesinar a su propio hija.

***

Los movileros de los canales de televisión abierta se enteraron del caso por escuchar clandestinamente la radio policial desde redacciones o pisos de estudio. Y allá fueron, a esperar a los presuntos violadores a la salida de la policlínica. Los acusados salieron con la cabeza gacha, se metieron en un patrullero con los vidrios bajos en pleno invierno y fueron entrevistados para todos los informativos capitalinos. Los policías escoltas miraron para otro lado.

El movilero Santiago Bernaola le preguntó a Washington:

-¿Violaste a tu hija?

Otro de los periodistas presentes era Jean George Almendras, cronista policial de larga experiencia, muy recordado en Uruguay porque una vez, al perseguir un delincuente que huía le gritó a su camarógrafo: “¡No te cagués González!”. Almendras se acercó a Washington:

-¿Tiene pruebas de que es inocente?

-Soy inocente –contestó Washington.

Almendras insistió con una pregunta extraña.

-¿Inocente por qué?

Como si en Uruguay el derecho y la Constitución no hubieran dejado claro negro sobre blanco que lo que se debe probar es la culpabilidad de una persona en un hecho delictivo. Esa noche, todo el país vio a Washington y Ana yéndose en patrullero.


Esa mañana, cuando Ana llegó con Caterine a la policlínica de Capitán Tula, Marisol Souza Garate, pediatra de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE), dijo que la niña ya era un “fenómeno cadavérico”. La médica igual revisó el cadáver y encontró un líquido espeso entre las nalgas. No le preguntó a la madre de qué se trataba, en ese mismo instante concluyó que era semen. Y terminó de convencerse de que Caterine había sido violada por sus padres al comprobar dilatación anal.

Para ese entonces, el camión basurero ya se había llevado de la vereda de la casa de los Velázquez el frasquito que tenía Paspol, la pomada que Washington conseguía gratis en el Hospital Militar y así se ahorraba los 80 pesos (4 dólares) que costaba en una farmacia.

Para Nicolás Pereyra, abogado de la familia Velázquez, es “inexcusable” el error de la médica.

-Como mujer que tuvo hijos, no puede confundir semen con una pomada para la paspadura de la cola. Y además, en los cadáveres es muy común la dilatación anal. Es común en los fenómenos cadavéricos -dijo en su despacho del centro de Montevideo. Sentado a su lado, Washington Velázquez asentía con la cabeza.

El abogado de la familia enjuició al Estado: a ASSE como responsable del error médico en el diagnóstico y al Ministerio del Interior. Pidió 750.000 dólares para resarcir el daño moral de una forma no simbólica, sino a la altura de la doctrina y la jurisprudencia. La Justicia falló a favor de los Velázquez y contra el Estado pero dijo que 11.000 dólares eran suficientes para emparchar el dolor ocasionado. El caso está a estudio del Tribunal de Apelaciones de segundo turno.

La tele dijo muchas cosas ese día: Nazario Sampayo de canal 12 dijo que la niña “fue violada y como consecuencia de ello, llegó al centro de salud muerta”.
***

En el barrio Nueva Quinta suenan Señora de las cuatro décadas, de Arjona, y Fuiste, de Gilda. Un vecino de los Velázquez que martilla un clavo contra una madera ve a Washington y le dice que pase cuando pueda, que tiene que pedirle algo. Washington, bigotito fino y tabaco La Paz armado entre los labios, dice que después se da una vuelta. Ese hombre que martilla es de los pocos que todavía le dirige la palabra.

La casa no tiene piso: apenas contrapiso, dos sillas y un mini sofá que ya no da más. Cada tanto pasan un gato auriblanco y otro negro azabache. De la pared pintada de celeste furioso cuelga una especie de alfombra con dos patos navegando un arroyo de aguas mansas. En el horno hay restos de una tarta de fiambre.

Natalia y María Victoria están de vacaciones y juegan en su pieza: la de los cuatro, sólo los divide una delgada separación de durlock. Ana Freire, la mamá, busca la cédula de identidad de Caterine, que está junto al papel de certificado de defunción.

-Su segundo nombre era Jazmín, como la flor.


Aquella mañana, recuerda, Washington se había ido a trabajar y la beba se despertó con problemas para respirar.  Tras varias llamadas frustradas, la atendieron en la seccional de Policía 17 y en cinco minutos ahí estuvieron.

Llegaron a la policlínica de Piedras Blancas. Enseguida aparecieron cinco o seis médicos hasta que una pediatra se hizo cargo del estudio más profundo. Dos minutos después de haber llegado, un policía le dijo a Ana que Caterine había muerto. Y la pediatra le preguntó: “¿Usted sabe que esta nena está violada? ¿Sabe quién fue? ¿El padre, el tío?”

Ella dijo “la nena no está violada”, pero no pudo ni hacer preguntas, porque en ese instante los policías que la habían auxiliado, le colocaron las esposas y la metieron en un patrullero. Ahí llegó Washington a la policlínica. Lo esposaron y lo metieron en la parte de atrás de una camioneta policial. Lo abordaron varios cronistas, que se habían enterado por la radio interceptada.

-¿Usted  sabe qué pasó con la nena?

-No. Si no me dice, yo no sé.

-La nena fue violada y usted es el sospechoso número uno -le notificó un policía.

Ana siente que la trataron como a “la peor madre del mundo”.

-Me preguntaron si tenía un… ¿cómo se dice?… cuando uno anda con otro…

-¿Amante?

-Eso, si tenía un amante que se metiera en mi casa.

Ella dijo que no, que a su casa sólo entraban su marido y su cuñado, tío de la nena. Para qué…

Walter, hermano de Washington, iba todas las mañanas a la casa de los Velázquez a buscar un bolso de herramientas para ir a trabajar en la zona como albañil. Ese 16 de junio, cuando Walter llegó a la vivienda de su hermano, lo esperaba un enjambre de periodistas. Y la policía. Le informaron que su sobrina había sido violada y luego asesinada, le preguntaron si tenía algo que ver con eso. Walter dudó, quedó shockeado. Lo esposaron y se lo llevaron detenido. En ese momento un reportero le preguntó si él era el violador. Walter contestó:

-Yo soy un laburante. Que se haga justicia, por mí que me hagan un ADN.

El parte policial -tan afecto a los gerundios- que fue presentado en el juzgado, dice en referencia a Walter Velázquez: “…mostrándose muy nervioso y titubeando en su respuesta en referencia al hecho, por lo que se procedió a su detención y conducción” a la comisaría.

Esa noche Ana Freire y Washington Velázquez la pasaron en un calabozo de la seccional 17 de Montevideo, en celdas separadas. Hacía mucho que no dormían en camas distintas.

Se habían conocido hacía diez años por medio de una amiga en común en el barrio La Gruta de Lourdes. Washington vio en Ana a una mujer tranquila, compañera, alguien con quien podía hablar de todo. Ana vio en Washington a un hombre emprendedor, laburante, con ganas de progresar. Salieron una vez, la pasaron bien, tomaron litros de mate, se enamoraron. Washington tenía un rancho cerca del Borro. Ana vivía un tiempo con una amiga, otro tiempo con otra. Él la invitó a vivir a su casa. Enseguida vinieron los hijos.

Esa noche en la comisaría ninguno durmió. No saben si fue porque los acusaban de haber violado y matado a su hija,  porque la “cama” era una tarima de cemento frío sin almohadas, por no haber soportado el asedio de los comunicadores, o por no haber asumido la muerte de la pequeña.

O por todo eso junto.

Esa noche, Bernaola, de canal 10, dijo por televisión que Washington “aparentemente abusaba también de las otras dos hijas”.


En todos los canales de televisión hubo imágenes de la casa de los Velázquez en Nueva Quinta. Algunos camarógrafos le hicieron un primer plano a la cédula de identidad de Caterine. Canal 10 eligió el daño menor: no atosigar con preguntas al tío albañil y no mostrar el documento de identidad de la beba, apenas la fotografía: se la ve durmiendo plácidamente.

Tres años después del episodio de la detención equivocada de los padres de Caterine, el periodista Jean George Almendras dice que la culpa fue de la pediatra y de la Policía, pero que él no se arrepiente de nada. Habla como un corresponsal de guerra y dice que en el fragor de la lucha no hay tiempo para pensar un abordaje periodístico elaborado.

-No estábamos hablando del robo de una gallina, estábamos ante un delito contra la infancia que causó conmoción pública.

Almendras omite un detalle: sólo había una presunción de delito, no un delito comprobado.

-Cuando estamos en el campo de batalla tratamos de dar las posibilidades a nuestro alcance tomando en cuenta todas las partes. Todos los canales les preguntamos, después es responsabilidad de ellos contestar o no.

Almendras no tiene claro si sometió a un pobre diablo al escarnio público, porque –dice- no sabe muy bien qué es escarnio público.

-Si vas a hacer una investigación, no demonices nuestra profesión –exige.

Admite que dio por sentado que el padre era culpable del delito porque la pediatra era una “fuente calificada”. Él se la jugó y lo justifica:

-Yo antes de afirmarlo o preguntarle a los familiares “¿usted lo hizo?”, por la izquierda le pregunto a personas de confianza para que me den una pista, un elemento, para hacer esa pregunta. Si tengo elementos para tirarme a una piscina, me tiro, y si está sin agua, bárbaro. No somos jueces de la Justicia.
El periodista dice que se dejó llevar por lo que le informaron los médicos y policías que actuaron en el caso, pero insiste en que hizo bien su trabajo.
-No me equivoqué. Con el fallo judicial ya no puedo decir nada, me allano a lo que dice la Justicia.

Almendras se tiró a la pileta y se dio de bruces contra el fondo, se rompió la cara. Hoy, fuera de circuito, se dedica a investigar a los OVNIS y a tratar de determinar la existencia de vida extraterrestre.

***

Esa noche, en la comisaría, a Ana, Washington y Walter les hicieron interrogatorios por separado con el típico juego del policía bueno y el policía malo. Dice el abogado de la familia que a Ana le sugerían que su marido había violado la nena, a Washington le decían que había sido su hermano Walter y a Walter que el degenerado era el padre de la criatura.

-Yo le eché la culpa a él –dice Ana. Washington, cabizbajo, está sentado a un metro-  Me llenaron la cabeza con que había sido él, y pensé que podía ser, sí.

Washington dice que entendió que su mujer pudiera pensar eso, porque estaba alterada por el hecho. Pero dice lo suyo:

-¿Cómo iba a ser yo? ¿Y las otras dos hijas estaban bien y nunca les había pasado nada? Yo cuando fui para el juzgado ella me dice “para mí que fuiste vos”, pero yo no me enojé con ella. Fue un momento de problemas y todo eso.

La mañana de las detenciones, un móvil policial fue a buscar a Victoria y Natalia, que habían quedado al cuidado de una amiga de la mamá. El abogado Pereyra dice que a las nenas las “periciaron”: las llevaron a un baño, le bajaron la ropa y las tocaron para comprobar que no habían sido violadas.
Ellas, las niñas, no se acuerdan de nada. O no quieren acordarse.


Ambas vestidas por mamá con un buzo rosado, son de hablar poco y sonreír mucho. Estaban jugando alXA en la ceibalita, una laptop del Plan Ceibal, un programa gubernamental que instrumentó el ex presidente Tabaré Vázquez con el fin de llegar a “una computadora por niño” en el período escolar.
A María Victoria, hoy con 8 años, le va bien en la escuela, dice que tiene “muybuenosote” en el carné de calificaciones. A Natalia, de 10, le va un poco mejor: en aplicación se sacó buenomuybueno y en conducta muybuenosote.

-¿Se acuerdan de su hermanita Caterine?

Piensan, sonríen. Miran el contrapiso.

-Yo me acuerdo de mi hermana, sí -dice Natalia.

-¿Qué se acuerdan de ella?

-Papá dice que se reía todo el tiempo…

-Sí, o lloraba…-agrega la mayor.

-¿La mimaban mucho?

-Sí.

-¿Y se acuerdan qué pasó con la bebé?

-Ah, no me acuerdo- insiste Natalia.

-¿Preferís no acordarte o de veras no te acordás?

-No me acuerdo…Ah sí, nosotras todavía no habíamos salido para la escuela, vino la Policía y mamá me mandó a los de una amiga de ella. Después nos fueron a buscar unos policías y nos llevaron a una policlínicas, ahí nos revisaron. Me hicieron sentar en una escalerita y nos revisaron todas.

-¿Y qué recuerdos tenés, Natalia?

-De mañana yo estaba durmiendo, mamá me despertó, me dijo que fuera para lo de la Laura y después no me acuerdo de más nada. Me di cuenta que a Caterine le faltaba el aire. Me vestí y me fui con la María (Victoria).

Estuvieron una semana internadas en el Hospital Militar. Las autoridades del hospital no les permitieron a los padres hacerse cargo de sus hijas. Antes debía quedar claro que ellas no habían sufrido ningún tipo de abuso.

-Les hicieron estudios de toda clase, y una semana después nos las dieron -dice Ana.

Washington explica que Natalia contesta casi con monosílabos y que María Victoria no quiere hablar porque quedaron muy afectadas por la pérdida de la bebita.  Desde entonces se atienden con un psiquiatra en el Hospital Militar. Los papás pagan un simbólico tique de 19 pesos (1 dólar) y ellas hacen catarsis.

***

La noche en la que los hermanos Velázquez y Ana Freire estuvieron detenidos en el calabozo de la comisaría 17, los policías buscaron que alguno confesara. A Ana le dijeron que su marido ya había confesado, a Washington le plantearon una oferta: si él confesaba, le darían un mejor lugar de reclusión en la cárcel, lejos de los que saben cómo darle la bienvenida a los violadores.

Washington dice que lo recuerda “clarito”:

-La primera pregunta fue si había sido yo el violador de mi hija. Después uno me dijo “decí que sos vos” y empieza a tocarme el pecho con el dedo índice. Otro me dijo: “¿tu mujer tiene amante?”. “No sé, pregúntele a ella, que vive conmigo”, contesté. “No me entendiste: tu mujer tiene amante”, me dijo. “Bueno, no sé, averigüe”, le contesté. “Hablá, porque sino hablás, te vamos a hacer hablar”.

Washington y su abogado lo tomaron como una amenaza de tortura. Los policías no los dejaron dormir: las preguntas se sucedían en procura de una revelación. Ellos, inmutables. En el parte policial los uniformados de la 17 escribieron: “Es de significar que en el momento de la indagatoria los padres de la niña no se emocionaron, se comportaron de manera fría, despectiva, sobradora, de que se les comprobara (si podíamos) la responsabilidad de ellos en el hecho”.


Para la Policía, que Washington y Ana no se hicieran cargo de los delitos de violación y homicidio de su propia hija los hacía más culpables.
Los policías que hicieron los interrogatorios no labraron actas, como se los exige la ley de procedimiento policial. Los tres sospechosos fueron citados a declarar al juzgado del magistrado Juan Fernández Lecchini y volvieron a la seccional. En el trayecto de la sede judicial al patrullero otra vez fueron entregados a los periodistas. Entre las preguntas de los movileros, se escuchó un grito dirigido a Washington:

-¡Es una beba de diez meses, señor! ¿Usted es conciente?

Al otro día se conocieron los resultados de la autopsia del forense Guillermo López: “El cuerpo tenía los genitales sanos, himen sano, ano con pliegues y sin lesiones y una lesión de eritema de pañal. Se aprecia crema entre labios y nalgas. Se abre tórax: pulmones poco aireados”. El forense dijo en una entrevista televisiva: “Todo pasa por la cautela. Por no ser cuidadoso, es mucho daño el que se puede hacer”.

Por culpa del eritema de pañal Ana le puso Paspol, para curar la colita. La falta de oxígeno no la supo explicar el forense, que habló de predisposiciones genéticas. El diagnóstico final, tras la autopsia, estableció que fue una infección generalizada.

El juez sentenció que debían ser liberados y archivó el caso. Pocas horas después, los padres velaron a su hija a cajón abierto.


***

Conocida la autopsia, los informativos fueron a buscar a la doctora que había diagnosticado la violación. Marisol Souza Garate no se mostró arrepentida, insistió con que Caterine “por lo menos” había sido víctima de algún abuso sexual. Hablaron también doctores de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) y sí admitieron errores de procedimiento médico. El directivo de la Red de Atención Primaria de ASSE, Wilson Benia, reconoció que el caso no debió haber llegado con tanta rapidez a los medios de comunicación.

A tres años del episodio, Washington dice que en el barrio no lo tratan bien. Él trabajaba haciendo planchadas y levantando viviendas junto a su hermano Walter. Pero lo dejaron de llamar. Dice que lo miran de costado y cuchichean, cuando él pasa.

-Hablan por lo bajo, señalan con el dedo, como que te miro y no te miro. Yo, por ser militar, sé cuando hablan de mí por la espalda. Siento la murmuración de la gente.

A la mujer de Walter, el hermano, una vez en un almacén, le dijeron que su marido era un violador. “¿Y vos cómo sabés eso?”, le preguntó la esposa.

“Porque lo vi en la tele”, contestó. Y no hubo más que discutir.

A Ana le costó llevar a sus hijas a la escuela. Las primeras semanas debió ser escoltada por funcionarios del colegio porque la insultaban a los gritos. Una mujer le dijo: “Vos tenés un asesino ahí adentro; es un violador y vos sos una mala madre”.

El 16 de junio, Roberto Hernández, de canal 4, al hablar de Caterine, dijo mirando a cámara: “Una nena violada y aparentemente asesinada”. 

***

Santiago Bernaola, el cronista policial de canal 10, recibió una llamada de una fuente “confiable”. La voz le dijo: “Tenemos un caso de presunta violación de una bebé de meses en el centro de salud de Piedras Blancas”. Allá fue él.

Cuando Bernaola llegó a la comisaría 17, los policías retiraban esposado al tío de Caterine, Walter Velázquez.

-Yo puse el micrófono pero el que hacía todas las preguntas era Almendras. Bernaola se enteró que la pediatra hablaba de violación porque había hallado mucosa en la materia fecal de la beba.

Bernaola reconoce hoy que no fue cuidadoso y se dejó llevar por la Policía y por el impulso de su colega Almendras. El reportero del 10 hizo un copete al aire diciendo que la Policía investigaba “un presunto caso de violación”. Sus colegas Almendras y Nazario Sampayo de canal 12 fueron a la vivienda de los padres de la criatura fallecida y a la casa del tío. Entrevistaron a los vecinos, hicieron primeros planos de la fachada de la casa de los Velázquez y hasta accedieron –gentileza de la Policía- a la cédula de identidad de Caterine, esa en la que aparece durmiendo plácidamente y detrás dice “no firma”.

-Para mí todo nació en un parte médico equivocado. No digo que todas las cagadas que nos mandamos (los periodistas) fueran culpa de la mujer, pero que la Policía haya detenido a los padres sí fue culpa de un mal diagnóstico de esta señora.

Bernaola llegó a la redacción del canal 10 y avisó a sus superiores: “Ojo, que para mí, este caso está agarrado de los pelos”. La primera decisión fue no poner el video editado al aire, pero canal 4 sí lo hizo y la guerra del rating pudo más que la mesura: el 10 también  puso al aire el informe y Washington Velázquez se convirtió en violador y su mujer en una “mala madre”. Lo había dicho La Televisión.

Desde entonces, dice Bernaola, decidió no cubrir nunca más episodios de presuntas violaciones a menores de edad. Prefiere exponerse a una sanción o despido.

***

Los Velázquez nunca pudieron superar lo que pasó. Más de dos años después siguieron yendo a estrados judiciales a verles las caras a los cronistas que los atosigaron a preguntas incómodas y se subieron a la confusión del semen en vez de pomada para irritaciones de la piel. En marzo de este año fueron padres de nuevo: Santiago Ezequiel nació en el Hospital Militar y pesó dos kilos seiscientos.

El abogado defensor de la familia, que en principio había demandado a los canales privados, finalmente sumó a Almendras, Bernaola y Sampayo. La jueza Claudia Kelland citó a los periodistas a conciliación para lograr un acuerdo que evite un juicio millonario, pero Nazario Sampayo faltó a la cita. En la Justicia los Velázquez volvieron a encontrarse con Almendras y Bernaola, quien llegó sin abogado y dijo que no tenía dinero para pagarle los honorarios a alguien que lo defendiera y mucho menos para afrontar los 750.000 dólares que pide el abogado de la familia.

-Estoy en el Clearing de informes por falta de pago, no tengo tarjetas de crédito y viajo en ómnibus a trabajar, a veces a pie para ahorrarme el boleto. Si tengo que pagar algo, lo haré con cárcel – dijo en canal 4, su nuevo trabajo.

En la oficina judicial, Bernaola se cruzó con Gustavo Salle, conocido defensor de humildes, carenciados e militantes de izquierda iracundos contra el establishment. Salle había ido al juzgado como abogado de Jean George Almendras. Bernaola le pidió si como “gauchada” lo podía defender también a él. Salle aceptó y frente al juez se aprovechó de la propia imagen que el cronista quería proyectar: “Si quieren sacarle un peso a este trabajador, tendrá que dejarles su reloj, los zapatos y su camisa, porque no tiene plata. Después culpabilizó a los grandes tomadores de decisiones en la gerencia de los noticieros.  Dijo, palabras más, palabra menos, que por más peligrosas o mal intencionadas que fueran las preguntas de los noteros, lo que sale en pantalla se “cocina” en los canales: los zócalos, las palabras que elijen los informativistas principales, la jerarquía de las noticias que determina el director del noticiero. Negó así responsabilidad de sus defendidos. También de Almendras, quien se había jugado la ropa por sus fuentes confiables que acusaban al militar Velázquez de ser un violador.

Sampayo, de canal 12, faltó. Entonces se lo volvió a citar para el lunes 30 de julio y volvió a ausentarse. El magistrado no dio por empezado el juicio porque, arguyó, quizás no le había llegado la citación a su lugar de trabajo.

Recién cuando la Justicia la apruebe, la demanda con sus 60 páginas, más cds, videos y recortes de diarios llegarán a cada demandado: los tres canales y tres periodistas que hicieron la cobertura del incidente. Ahí tendrán 30 días para planificar una defensa digna.

Bernaola piensa que el abogado Pereyra utilizó el caso “para hacer prensa”, pero también razona lo siguiente:

-La bebé se murió de una infección pulmonar aguda. ¿No le cupo responsabilidad a los padres por no haberla cuidado y no haber atendido la salud de su hija? En otro caso, los hubieran demorado y se hubiera cuestionado si cumplieron con los deberes de su patria potestad. Pero no, se señaló a los periodistas.

Pereyra dice que lo de Almendras y Bernaola llorando por su estado económico fue “payasesco”. Sabe que el daño moral causado a los Velázquez no se compensará con 750.000 dólares de cada cronista.

Para el abogado lo que pasó con sus defendidos fue un homenaje a la mejor TV chatarra satirizada en la película Asesinos por naturaleza, donde Robert Downey Jr. se excitaba al poner sangre en la tevé. Bernaola no la vio, y sólo quiere parecerse a Downey Jr. en Ironman: un superhéroe al que no entran las balas.


*Una versión de esta crónica obtuvo una mención en la segunda edición el Premio Internacional de Crónica Las nuevas Plumas, organizado por la Universidad de Guadalajara y la Escuela de Periodismo Portátil.


http://revistaanfibia.com/cronica/uruguay-lapidados-por-la-tv/#sthash.y9qm9QEd.dpuf .

http://www.180.com.uy/articulo/Violacion-o-paspadura
http://www.lr21.com.uy/justicia/369029-violaron-y-asesinaron-a-beba-de-10-meses-homicida-seria-muy-cercano
http://elgatoinforma.blogspot.nl/2009/07/beba-muerta.html