domingo, 24 de mayo de 2015

Hogares infrahumanos

Los "Hogares sustitutos", también fueron cuestionados por los usuarios

Informes enviados por Ruben Bouvier




Salud privatizada y corrupta

Los usuarios de la salud reclamaron ya en 2010 ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos las "condiciones infrahumanas" de la Colonia Santín Carlos Rossi. Llaman la atención sobre los "hogares sustitutos".

Situación de Santín Carlos
Rossi será elevada a la OEA




PsiquiÁtricos. La situación de la colonia Santín Carlos Rossi preocupa a los usuarios del sistema de salud.

El Movimiento Nacional de Usuarios de la Salud Pública y Privada se reunió ayer para evaluar las denuncias que recibieron por las "condiciones infrahumanas" en la que viven los internos de las Colonias Santín Carlos Rossi y Etchepare. Elaboraron una carta que se hará pública hoy y será presentada ante las autoridades sanitarias y en los próximos días en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) de la Organización de Estados Americanos (OEA).
"Planteamos una situación de emergencia que se debe resolver de forma urgente" indicó a Ultimas Noticias el secretario de organización del Movimiento, Ruben Bouvier.
La organización social recomienda al Ministerio de Salud Pública (MSP) que cada pabellón psiquiátrico tenga un equipo sanitario con responsabilidades definidas y un encargado médico.

"Por otra parte, entre las 5.45 y las 6.15 h, durante media hora las Colonias no tienen ni un funcionario, porque hacen el relevo del personal" aseguró el dirigente social.


Los usuarios no descartaron la posibilidad del cierre de la Santín Carlos Rossi, que es la que está en peores condiciones, pero entienden que es necesario evaluar a dónde enviar a los pacientes, porque los "hogares sustitutos" no son una solución.


"Hay más de 500 personas que están en estas casas, donde son acomodadas en cuchetas, reciben comida y medicamentos que retiran gratuitamente del hospital. A cambio cobran el servicio mediante la pensión de los internos",indicó Bouvier. "Mantienen a los pacientes dopados", agregó.


El integrante de los usuarios precisó que estos hogares no son controlados y en su mayoría ni siquiera están habilitados por el MSP.
Los pacientes que son derivados a estos hogares sustitutos no se consideran peligrosos. Para el Movimiento, la indiferencia no puede ser parte de esta realidad y la sociedad uruguaya "no debe hacerse a un lado, como si nada pasara. Son hombres y mujeres abandonados".

La Colonia Santín Carlos Rossi es la que está en peores condiciones, con estructuras edilicias antiguas. Sus moradores, alrededor de 400, son los pacientes más aislados de la realidad, llevan muchos años internados, algunos incluso llegaron cuando eran niños.



http://www.elobservador.com.uy/noticia/305505/denuncian-muerte-por-falta-de-asistencia-en-colonia-etchepare/


Ver completo




El Presidente del Movimiento Salud para Todos, Ruben Bouvier, declarará esta tarde en el Juzgado Penal, tras la denuncia de omisión de asistencia formulada esta semana a raiz por la muerte de un paciente en la Colonia Etchepare. En las últimas horas, la Fiscal departamental Silvia Lovesio, actuó de oficio, citando a Bouvier y al Director Dr. Osvaldo Do Campo, entre otros. Bouvier expresó “alegría” por la citación.
.



>>>En la puerta del juzgado
Aquí estamos compañeras y compañeros, acabamos de llegar con Miriam. Se tranco el tránsito en Bvar .Artigas. Cientos de miles de personas con carteles: Huidobro Presidente y nos atrasamos un poquito. En una habitacion chiquita entre a las 14.30 al Juzgado de San José.
Solo, sin abogado. Delante mio el Juez, a mi derecha la Fiscal y a mi izquierda 3 abogados de ASSE. Un poquito al fondo el actuario ( que es una luz escribiendo). Terminamos a las 16.05. Fueron muchísimas preguntas. Yo considero que hable aproximadamente 1 hora 20 minutos. Desde mi punto de vista aporte tanta , pero tanta información de la Salud en las Colonias y en todo el país que fui escuchado con mucha atención. Estoy contento, estoy feliz. No quiero sobre valorar mi actuación porque saben que soy muy critico conmigo mismo. Pero pienso que no tuve una sola duda, fui categórico y termine haciendo propuestas de soluciones y que nuestro Movimiento era un mar de ideas y de ganas de colaborar para solucionar los problemas de las Colonias y de toda la Salud. Lleve muchísima documentación que fue fotocopiada y brinde tanta información que seguramente habrán pensado que vivo en las Colonias. Los autos oficiales y las camionetas que llenaban las veredas con chóferes que esperaron horas. Con Miriam nos sentamos en el cordón de la vereda y nos comimos una media luna rellena y una coca LIGHT. Do Campo estuvo unos 35 minutos y aquí estamos. Hubiera deseado que estuvieran todos conmigo para que me vieran con que amabilidad, soltura y respeto les extendí la mano a todos los presentes. La lucha continua. Una anécdota: la abogada de ASSE me pregunto: Usted es Medico, no le conteste yo soy Jubilado. Pero fue Medico ? -me dijo ella. -No,  yo fui guarda de ONDA.
Abrazo a todos,
Ruben bouvier



sábado, 23 de mayo de 2015

Monumento a los dos demonios sobrevivientes

 Monumento a la teoría de los dos demonios






Armas de militares y tupamaros de años 60 y 70 servirán para crear escultura



Dos días antes de dejar el poder, el expresidente Mujica firmó un decreto que hasta esta semana no estaba en conocimiento de Tabaré Vázquez


Dos días antes de dejar su cargo, el expresidente José Mujica firmó un decreto en el que ordenó la creación de una escultura con armas incautadas a los tupamaros y las Fuerzas Conjuntas, las cuales fueron usadas durante la “guerra sucia” de los años 60 y 70.
Atendiendo a una donación de la empresa metalúrgica Laisa Gerdau, las armas fueron convertidas en tres palanquillas de 500 kilos cada una y se encuentra en el Servicio de Material y Armamento del Ejército.
Lo curioso de la situación, según destaca el semanario Búsqueda, es que el presidente Tabaré Vázquez desconocía el decreto, firmado por Mujica y por el ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro, quien prosigue en el cargo en el actual gobierno.
Vázquez admitió al semanario que desconocía la iniciativa de Mujica. Luego, en una consulta posterior, confirmó la noticia con Huidobro, quien se excusó argumentando que no lo había puesto al tanto de la situación en el medio de la intensa transición entre un gobierno y el otro.
El hecho no tendría notoriedad si no fuera que Vázquez tiene sus propios planes para dirimir las causas pendientes con los hechos ocurridos antes, durante y después del Golpe de Estado.
Esta semana se inició la actividad de la Comisión por Verdad y Justicia, un nuevo intento por investigar los casos delictivos del pasado reciente.
Vázquez estableció que se investiguen causas de 1968 en adelante, es decir los años en el que el presidente constitucional era Jorge Pacheco Areco.
Búsqueda pone de relieve el discurso “si vencidos ni vencedores” de Mujica y Fernández Huidobro, primeras figuras del Movimiento de Liberación Nacional – Tupamaros.
Esta semana, en el Día del Ejército, el comandante en jefe del Ejército, Guido Manini Ríos, reclamo no estigmatizar a los integrantes d ellas Fuerzas Armadas por hechos ocurridos en el pasado.
El ministro Huidobro coincidió en el análisis, mientras otros integrantes del gobierno, como Raúl Fernando Sendic -hijo del líder del MLN y actual vicepresidente- dijo no estar de acuerdo con la opinión de su compañero de gabinete.

FOTO: Blog  Uruguay Militaria. Armas tupamaras incautadas en un berretín de Artigas.




“Creen que construyen la paz en nombre del conjunto de la sociedad”

 21/05/2015 | Categoría: Política

El decreto firmado por Mujica para crear un monumento con armas de militares y tupamaros refuerza, según Caetano, la teoría de los dos demonios.

El historiador y analista político Gerardo Caetano opinó sobre el decreto firmado por el ex presidente José Mujica en febrero de este año en el que se establece la construcción de un monumento de metal construido con la fundición de armas usadas por militares y tupamaros durante su enfrentamiento.

“Es la teoría de los dos demonios llevada al paroxismo. Es esa idea de que los combatientes, entendiendo por tales a quienes empuñaron las armas, creen que entre ellos construyen la paz en nombre de la mayoría del conjunto de la sociedad (que es la que no empuñó las armas), fundiendo las armas de un lado y del otro. Me cuesta creerlo. Es tan poco republicano que realmente me asombra”, dijo.

El politólogo consideró que no se llegará a conformar este monumento pero que ese decreto “será un documento estupendo dentro de algunos años para que los historiadores expongan la teoría de los dos demonios y cómo, de manera a veces incomprensible, militares y tupamaros creían que pueden representar al conjunto de la sociedad y resolver los asuntos fundiendo las armas que usaron de un lado y del otro”. 

Por otra parte, opinó que la última Marcha del Silencio “no fue una marcha más”. “Tal vez fue la más numerosa, la que tuvo más jóvenes, había enojo, demanda y expectativa que tiene que ver con la conformación del Grupo de Trabajo por Verdad y Justicia”, señaló.

Caetano destacó el hecho de que el decreto que crea este grupo sea claro en el tema de la justicia y que se comprometa allí directamente el presidente de la República, Tabaré Vázquez.

“Todos lo conocemos a Vázquez, si algo no se le puede decir a él es que no tiene capacidad de decisión. Si se comprometió e involucró tan directamente está generando expectativa en ese grupo”, agregó.

Además, hizo referencia a los discursos fuera de “sintonía” del ministro de Defensa Nacional, Eleuterio Fernández Huidobro y del comandante en Jefe del Ejército, Guido Manini Ríos: “En estos problemas de tono, de no sintonías de algunos discursos, cuando alguien está desentonando, como se está desentonando, lo que va a primar claramente es la voluntad del presidente. Hay tonos divergentes que están provocando enojo, demanda y hastío”.

El decreto firmado por Mujica para crear un monumento con armas de militares y tupamaros refuerza, según Caetano, la teoría de los dos demonios. Mirá el análisis: .






La pesca pende de un hilo


URUGUAY DE ESPALDAS AL MAR



Unos 8.000 trabajadores de la pesca industrial y 4.600 artesanales están en vilo por la baja de capturas de peces (40% en dos años). Temen el fin de una actividad que sufre las consecuencias de la contaminación, el cableado y la limitación de los mercados.
TOMER URWICZsáb may 23 2015
A la derecha vive José Mujica. Al fondo y a la izquierda, ellos. Son unos 500, pero estos días, previo a la zafra, llegan otros 400. Están en tierras que no son suyas, rodeados de cables que ellos mismos colgaron para tener luz. Varios de sus hijos abandonaron el liceo para dar una mano, o las dos. Despiertan para trabajar unas horas antes de que salga el sol, embarcan hasta sábados y domingos, y aún así hay veces en que el salario no cubre las necesidades básicas. La industria pesquera uruguaya está al borde del colapso. Y en Pajas Blancas, el mayor asentamiento de pescadores artesanales del país, la crisis del sector se hace sentir.
En 2014 la captura de corvina, pescadilla y variado costero, las especies más explotadas en Uruguay, bajó 40% respecto a 2012. No hay datos de 2013 porque durante ese año el Sindicato Único Nacional de Trabajadores del Mar y Afines (Suntma) estuvo 114 días de paro.
La Dirección Nacional de Recursos Acuáticos (Dinara) discrepa en algunas cifras, aunque coincide en que las capturas globales (incluye todas las especies) cayeron 17% en 2014 comparado con 2012. También un 17% fue la baja de las exportaciones en volumen, lo que representó una caída de 12% del valor.
Por eso, en la proclama del pasado 1º de mayo, el PIT-CNT advirtió: "Hay que prestar especial atención al sector pesquero".
La situación precaria en la que viven algunos pescadores artesanales no es nueva. De hecho es parte del "distintivo" del oficio en "varios pueblos del mundo", dice el sindicalista Carlos Vega, y "no deja de ser una postal turística".
Pero en el último año "hubo un agravamiento" de la situación. Tres de cada diez trabajadores habita en casas de lata, "la mayoría tiene que buscar changas en otros sectores (sobre todo a la construcción), los gurises trabajan a la par que los adultos, hay delincuencia, drogas y el futuro pende de un hilo".
Julio Maseda (44) lo vive en carne propia. Lleva 30 años en la pesca. Es un oficio que heredó de su padre y este de su abuelo, aunque espera que ninguno de sus seis hijos siga sus pasos. Antes, en época de vacas gordas —o mejor dicho de peces—, "llegaba a juntar 2.000 kilos" por día. Ahora, "con suerte" obtiene la mitad. Y eso que sigue levantándose a las cuatro de la mañana para estar a las cinco con su chalana en el río. Todo sea por sacar entre 200 y 400 pesos diarios. Cuando en la zona costera no hay zafra, trabaja en los barcos industriales que alcanzan alta mar.
La crisis actual afecta por igual al pescador artesanal e industrial. Los grandes barcos, esos que llevan al menos nueve tripulantes y salen del puerto, pasaban varias semanas flotando y capturando con el sistema de arrastre (en la profundidad). Sin embargo, hoy a los pocos días de zarpar deben regresar.
También Fripur, la planta de procesamiento de alimentos de mar atraviesa una difícil situación. Sigue en concurso de acreedores con deudas por US$ 70 millones y envió a decenas de trabajadores al seguro de paro. Desde la gerencia de la compañía prefirieron no hacer declaraciones. "Hay una realidad", advierte el sindicalista, "los mercados están limitados y algunas especies se venden muy por debajo de los costos de los productos uruguayos". A modo de ejemplo, el pangasio que exporta Vietnam ingresa a Europa al 50% del precio que se exporta desde Uruguay.
Hace dos años, Uruguay y Argentina perdieron las preferencias arancelarias para ingresar a Europa. "Los mercados son cada vez más proteccionistas y las especies nacionales que se exportaban quedan relegadas", cuenta Daniel Gilardoni, director nacional de Recursos Acuáticos, quien admite que "la pesca pasa uno de sus peores momentos" y las causas son "múltiples".
La contaminación que producen las prospecciones de hidrocarburos, el realojo del material que se draga para la construcción de la regasificadora, los cables de fibra óptica en medio del Río de la Plata y el fondeo de unos 300 barcos a la espera de ingresar a la Hidrovía Paraná-Paraguay son parte del problema que tiene en vilo a 8.000 trabajadores del sector industrial y 4.600 del artesanal.


En vivo.

Son las cinco de la tarde de un viernes. La poca pesca del día ya está en las fábricas. En "El Ñoño", una de las barcas de maderas naranjas y blancas, algunos adolescentes del barrio ven pasar su juventud, impregnados por el clásico olor que desprenden los pescados. A diferencia de otros de su edad, la piel de sus manos no luce brillante ni tienen esos primeros vellos que nacen luego de la pubertad. Sus palmas están curtidas por la exposición al sol, el frío del agua y la fricción de las redes. Hablan de un "picadito" de fútbol 5 que harán el sábado; anuncian temporal y será imposible embarcar. En eso pasa una camioneta, esas cuatro por cuatro con cabina abierta, levanta el polvo del camino e interrumpe la charla.
"Es uno de los intermediarios, el encargado de pagarle al pescador y venderle a la fábrica", dice Arturo Vaquero, secretario de Finanzas del Suntma. "Por kilo de pescado sucio —como sale del agua—, un pescador gana 13 pesos. El intermediario vende el filete —ya lavado y cortado— a 140 pesos". Y luego doña María lo compra en la feria por 190.
En el fondo, explica Vega, "el tema no es salarial… si no hay peces, no hay salario". Así lo comprueba Jorge Villalba (47), otro de los históricos pescadores de Pajas Blancas. Él, quien comenzó a pescar con 13 años, es dueño de una barca. Sale al mar con dos o tres empleados, a quienes debe pagarle entre un 20% y 30% de las ganancias. Pone las herramientas, el motor de la chalana (le costó unos 100 mil pesos) y, hasta el momento, no recibe devolución de los 40 litros de nafta que gasta a diario.
Gilardoni, de la Dinara, aclara que tienen ese beneficio pero la "informalidad" no permite, a veces, concretarlo. En pocas palabras: Villalba tiene 1.500 pesos solo de gastos y hay días en que "apenas" llega a cubrirlos.
La camioneta pasa y los adolescentes retoman la charla. Estaban en la planificación del partido de fútbol. Martín (17) no sabe si jugará, está cansado. Dejó el liceo para dedicarse a trabajar y hay veces en que el cuerpo le pide dormir. Quizás eso es lo que más disfrutan del oficio: manejar sus tiempos, "ser libres", dice.
Ellos, los más jóvenes, no vivieron las mejores épocas de la pesca, pero saben a la perfección los motivos de la merma de captura. "¿Ves allá?", dice Martín señalando con el dedo unas embarcaciones grandes que están sobre el horizonte. "Son barcos extranjeros que fondean, hacen ruido, tiran desechos y nos matan todos los peces". Y, "por si fuera poco, quitan espacio para que los barcos industriales puedan navegar".
Maseda, quien sí conoció otros tiempos de la pesca, apunta a la regasificadora. "No estamos contra la regasificadora ni el avance, nos molesta que ahora no podemos pasar y que las dragas tiran todo el fluido a unos kilómetros… luego eso vuelve". Según el sindicato, en esa zona de la bahía es donde la corvina se reproduce. Desde el gobierno, explica Vega, la solución que se encontró fue indemnizar a 22 trabajadores de Santa Catalina, pero "no se atendió" a quienes salen de muelle del Cerro o de Pajas Blancas.
El combo lo completa la búsqueda de petróleo y gas. "Hace un año tuvimos tres barcos de Ancap haciendo prospección sísmica al mismo tiempo", cuenta el director de la Dinara. "Nos preocupa el efecto que pueda estar generando eso en los peces (…) Ahora mismo hay una serie de cables submarinos (de fibra óptica) que debieran estar a un nivel que no generaran problema a los barcos y, sin embargo, hay un decreto que le prohíbe a los pesqueros estar allí".


Paradoja.

El pescado es imprescindible en una dieta balanceada. Su gran cantidad de proteínas, calcio, omega 3 y bajas calorías, lo convierte en una de las vedettes de los nutricionistas. Aun así, en Uruguay está relegado y en promedio su consumo per cápita no supera los nueve kilos al año. Hay un factor cultural, por el cual la carne vacuna es la principal competencia. Y otro de costos, lo que lleva a que no todos puedan comprar, advierte el sindicato.
Como solución, Vega propone una regulación del mercado, exigir que parte de la mercadería de pesqueros uruguayos tenga como destino la plaza local a un precio más bajo; algo así como "el asado del Pepe" en versión pescado.
Lo curioso, o paradójico, es que en aguas uruguayas están algunas de las especies más codiciadas y con posibilidades de ser explotadas a un muy bajo costo. Hay pez espada y uno "de los mejores" atunes del mundo, dice Gilardoni. Pero, ¿qué sucede? "Los inversionistas prefieren pescar en aguas internacionales", ni bien se sale de la jurisdicción uruguaya. De ese modo abaratan costos y usan personal que no tiene contratos o leyes sociales que los amparen. Competir en esas condiciones es realmente difícil". Algunos barcos extranjeros esperan un mes a que ese mismo atún que está en agua uruguayas pueda ser pescado del otro lado "y listo". Esa es la "diferencia entre los peces y las vacas, a las que uno las puede retener con alambrados". Eso sí, aclara, "no es un problema de los costos de los trabajadores uruguayos... ¿cómo vamos a competir con empleados que no tienen leyes sociales?"

Nostalgia.

En la década del 80, la pesca pasó por sus años dorados. No es que los pescadores se hayan enriquecido, sino que, por el excedente de peces, abundaba el trabajo. Más aún, esta industria fue importante para la economía del país y llegó a exportar más de 270 millones de dólares anuales.
Como las olas, la estabilidad del sector varía de un momento a otro. En especial, el clima es uno de los factores que más afecta al sector. "Un año es la corriente de El Niño, otro año La Niña y ahora el calentamiento del río", señala Vega. Hace referencia al aumento de la temperatura del agua lo que produjo, según biólogos argentinos, la aparición de miles de peces muertos (lacha) en las costas de Uruguay y Argentina. Por cada caja de 24 kilos de lacha, Maseda recibe cien pesos. Es una de las especies que con mayor frecuencia aparece por la zona de Pajas Blancas, porque suele estar sobre la superficie costera.
"En los buenos tiempos", recuerda, "nos juntábamos unas 60 chalanas donde hoy es la regasificadora". Hoy no lo puede hacer. Por eso opta por buscar nuevos puntos claves, aunque "casi todo está cubierto por otros compañeros".
Es que la pesca artesanal en Uruguay va desde Colonia hasta el Chuy. Incluso ríos adentro también hay captura de peces. La industrial, sin embargo, trabaja desde la desembocadura del río Santa Lucía hasta la frontera con Brasil.
El exceso de barcas —hay 600 barcas artesanales legales y otros centenares ilegales— y la reducción del espacio para navegar hace que la competencia aumente día a día. En algunos casos llega a conflictos entre vecinos.
Pero a Maseda lo que más le preocupa es el deterioro social que causa la crisis del sector. "Para comer tenemos, a lo sumo repetimos el pescado... pero lo de la droga no tiene límites". En Pajas Blancas, admite, "hay vecinos que le roban a vecinos para consumir. Sé que es un problema de toda la sociedad, pero ante la falta de trabajo, el problema aumenta". Pero pocos se enteran de lo que ocurre en Pajas Blancas, al fondo y a la izquierda luego de tomar camino Tomkinson. Y Maseda repite: "Uruguay vive de espaldas al mar".

Especies a la espera de una captura.


En el mar uruguayo está "uno de los mejores" atunes del mundo. Con estas palabras Daniel Gilardoni, director nacional de Recursos Acuáticos, alerta que hay especies de primera calidad que pueden ser capturados en jurisdicción nacional y, sin embargo, escapan para ser explotados por barcos extranjeros en aguas internacionales.
Pero en la industria uruguaya no hay un barco atunero. ¿Por qué? "Viene una embarcación japonesa, abona 400 mil dólares por el permiso y se lleva 10 millones de dólares", explica Arturo Vaquero, secretario de Finanzas del Sindicato Únicos de Trabajadores del Mar y Afines. "Encima vienen con empleados de ellos, muchos sin jubilación ni seguro de salud y ganan chirolas".
Uruguay podía pescar hasta 800 toneladas de atún, pero ahora el límite ascendió a 1.500, cercano al tope que propone el comité científico. Una realidad similar sucedió con las diez especies que se pescan más en la zona común entre Uruguay y Argentina, dice Gilardoni. "Se está ante los niveles más altos permitidos". Lo que falta es la inversión.

Exclusividad es un ámbito que dominan los hombres


A metros de la playa de Pajas Blancas vive Julio Maseda. Tiene seis hijos, algunos de los cuales todavía duermen en su casa. Para ellos dispuso unas cuchetas y unas velas porque, a veces, la electricidad se corta. Su esposa es ama de casa, aunque cada tanto lo ayuda a bajar la mercadería o armar las redes. Es poco frecuente ver a una mujer dedicada a la pesca, al menos subida a una embarcación (sí hay trabajadoras en las fábricas). Es parte de una cultura que se trasmite de generación en generación. Maseda aprendió el oficio de su padre, quien trabajaba en el frigorífico Nacional y, en las horas libres, salía con la chalana. También pescador fue su abuelo y los amigos del barrio. Para revertir las diferencias de género, el Suntma propuso que cuatro mujeres pasen a integrar una de las flotas industriales. Ellas se dedicarán a la limpieza de los pescados y su congelado.

UNA REALIDAD MUNDIAL CON UN CONDIMENTO BIEN URUGUAYO


Exportación


El comensal toma el menú y lee: "Hoy, pesca del día". Tentado, llama al mozo y pregunta: "¿Qué pescado es?". La respuesta no lo sorprende: "hay merluza". Es una de las especies más comunes en los restaurantes. Lo extraño es que figure como "pesca del día" un tipo de pez de alta mar, el cual es atrapado por los barcos industriales que pueden pasar semanas lejos de tierra. Eso no quiere decir que el producto no sea fresco, claro. La merluza es, después de la corvina, la especie que más se capturó en 2014 (13.052 toneladas) y, por tanto, las exportaciones superaron los 37 millones de dólares. En total, la venta al exterior de pescados capturados en la zona compartida con Argentina y el Río de la Plata superaron los 157 millones de dólares en 2014.

Hermanos


La zona de pesca de Uruguay es compartida con Argentina. Gracias a eso, dice el sindicalista Carlos Vega, "nuestro país puede capturar merluza, sino sería imposible". Por eso, el sindicato propone una reestructura del sector junto con quien comparte el mar territorial. "Ellos (los argentinos) tienen más especies, barcos y equipamiento". A propósito, la Dinara envió esta semana al Ministerio de Industria una evaluación para renovar la flota uruguaya.

Fronteras


La crisis de la pesca es común a la mayoría de países. El problema "es la competitividad", explica Vega. Sin embargo, el cambio en el valor del dólar "estaría revirtiendo la situación", dice Daniel Gilardoni, director nacional de Recursos Acuáticos. La mayor puja es por el ingreso de mercadería a Europa, uno de los mayores consumidores de estos alimentos. En 2014, Uruguay exportó hacia allí 7.496 toneladas de pescados; pero no tiene preferencias arancelarias.





.

El TISA que se traen




TISA: Estados Unidos le expresó a Uruguay interés por telecomunicaciones y preocupación de DirecTV

Natalia Uval

Miércoles 20 • Mayo • 2015








Un asuntito



En un documento de la Dirección de Organismos Internacionales Económicos de la cancillería elevado al ministro Rodolfo Nin Novoa, al que accedió la diaria, se relatan las reuniones bilaterales que mantuvo Uruguay en abril, durante la última ronda de negociaciones del Acuerdo de Liberalización del Comercio de Servicios (TISA, por su sigla en inglés). En el texto, fechado el 20 de abril, se consigna que Uruguay se reunió con Estados Unidos, la Unión Europea, Noruega y Colombia. Asimismo, participó en una reunión ampliada de servicios de transporte marítimo coordinada por Noruega.
En el encuentro con Estados Unidos, según consta en el documento, ese país le “reiteró” a Uruguay su “interés” en el sector de las telecomunicaciones de este país. “Mencionaron la ley de medios y la televisión por cable, citando preocupaciones que les había transmitido la empresa DirecTV”, continuá el informe. De prosperar el TISA, un acuerdo de liberalización en telecomunicaciones echaría por tierra varias de las disposiciones de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual uruguaya. Precisamente, la empresa DirecTV fue la primera en presentar un recurso de inconstitucionalidad contra esa norma ante la Suprema Corte de Justicia, porque entiende que se limita arbitrariamente la cantidad de abonados que puede tener.
Durante la ronda, según el informe, Uruguay “se refirió a sus sensibilidades y preocupaciones y su marco normativo, en especial lo relativo a los monopolios estatales en servicios financieros y telecomunicaciones”. Además “se adelantaron intereses ofensivos tales como software, servicios globales a las empresas [todo lo que funciona en zonas francas] y los servicios logísticos” (entre otros, los puertos). Se adelantó la intención de presentar una oferta preliminar en la próxima reunión de julio.
El informe de la cancillería consigna que “subsisten importantes diferencias, incluso entre los actores mayores, que deberán ser resueltas” y que hay “muchos aspectos técnicos y jurídicos a resolver”. Se entiende “indispensable” la conformación de un grupo ad hoc a nivel técnico que se encargue de las negociaciones, dada su “complejidad”. Se señala además que algunas delegaciones, entre ellas la de Estados Unidos, reconocen los “progresos” pero entienden que hay que dar “un impulso político” a las negociaciones. Esas delegaciones proponen que a la próxima ronda de negociaciones, en julio, asistan “altos funcionarios” políticos.
En las negociaciones del TISA se discuten 17 documentos, de los cuales la diaria hizo públicos ocho: el acuerdo general y los anexos de telecomunicaciones, servicios financieros, reglamentación nacional, transporte marítimo, comercio electrónico, servicios profesionales y movimientos de personas.
Según comentaron fuentes vinculadas a las negociaciones, el presidente Tabaré Vázquez transmitió a varias personas que la decisión de firmar o no el acuerdo del TISA será política, no técnica, y que será fundamental la posición que adopte el Frente Amplio (FA). El presidente de la Comisión de Asuntos y Relaciones Internacionales de la coalición de izquierda, José Bayardi, informó que la presidenta del FA, Mónica Xavier, “está haciendo consultas” con gente experta en el tema, porque quiere realizar “actividades de intercambio y exposiciones” antes de que la fuerza política adopte una posición.


Foro sobre el TISA
El economista Antonio Elías en la Fundación Vivián Trías 18.05.2015

.






22 may. 2015
 Espacio radial" De fogon en fogon" presente en el 42º Foro de Debate organizado por la Fundación Vivián Trías y auspiciado por la Central Única de Trabajadores del Uruguay PIT CNT:

TISA y el regionalismo abierto. Foro de la Fundacion Vivián Trías .




viernes, 22 de mayo de 2015

Un frente anti TISA



Firmar:
https://secure.avaaz.org/es/petition/Senor_Presidente_de_la_Republica_Oriental_del_Uruguay_Doctor_TAbare_Vasque_No_rendir_soberania_del_gobierno_uruguayo_a_l/?fMnesdb




Viernes 22 • Mayo • 2015
Declaración pública

Montevideo, 22 de mayo de 2015
Los abajo firmantes, ciudadanos y ciudadanas provenientes de distintos ámbitos e instituciones comprometidos con el rumbo de la vida nacional, desean expresar su fuerte preocupación respecto a la participación uruguaya en las negociaciones para el acuerdo denominado TISA (Acuerdo en Comercio de Servicios), sobre las que hemos podido obtener información fragmentada y tardía. Este último señalamiento no resulta un aspecto menor a propósito del involucramiento del país en negociaciones de tan extraordinaria implicancia estratégica y ajenas a las garantías mínimas que ofrece la negociación multilateral.
Las negociaciones TISA abarcan un amplio rango de temas como la energía, el agua, las telecomunicaciones, el servicio postal, la educación, la salud, el medioambiente, el empleo, el transporte aéreo y marítimo, los servicios financieros (bancos, seguros, créditos no bancarios, otros), las compras públicas, entre otros. En torno a estos temas, y ante las resistencias encontradas en las negociaciones en el ámbito de la Organización Mundial de Comercio (OMC), las grandes potencias y las empresas transnacionales han impulsado en las últimas décadas una agenda de extrema liberalización y desregulación, que procura el avance del mercado por sobre la lógica tradicional del accionar del Estado en beneficio de la producción, de los sectores populares y como motor de acciones estratégicas para el desarrollo nacional.
Es particularmente preocupante la concesión de trato nacional a las empresas extranjeras (salvo casos de excepción expresa) con la consiguiente eliminación de las prioridades a las empresas nacionales en general, públicas o privadas, y a las pequeñas y microempresas. Una consecuencia del TISA será el debilitamiento de la protección a los trabajadores y trabajadoras, y el retroceso del Estado -con el menoscabo de sus empresas públicas- como motor del desarrollo. El TISA no reconoce las profundas asimetrías entre los países -no contempla el Trato Especial y Diferenciado- y trastoca la cláusula de salvaguardia, que tradicionalmente ampara a un Estado ante el exceso de importaciones en un sector, atándola a eventuales desequilibrios en la balanza de pagos, que quedan sujetos al monitoreo del Fondo Monetario Internacional volviéndose, en definitiva, un amparo para el país exportador.
Es especialmente condenable la naturaleza secreta de las negociaciones del TISA y la falta de información y participación de las y los ciudadanos, en lo que configura una verdadera práctica antidemocrática, mientras las grandes corporaciones de los países desarrollados definen la agenda de temas, controlan y pautan la negociación e imponen las grandes definiciones.
Los gobiernos de los países desarrollados que impulsan el TISA siguen una estrategia que ha sido calificada con acierto como de “patear la escalera”, impidiendo la evolución del resto de los países al desarrollo de capacidades y tecnologías que ellos ya han alcanzado.
Es nuestra convicción que la adhesión de un país como Uruguay al TISA significa afectar su desarrollo futuro, la transformación de su matriz productiva y sus perspectivas de crear una sociedad más prospera y más justa.
Uruguay tiene poco para ganar en este acuerdo y mucho para perder. Es imperioso que se evalúe adecuadamente y en su limitada dimensión para el proceso de desarrollo del país, los beneficios que se derivarían de la expansión de los Servicios Globales de Exportación, desde zonas francas. Ante los eventuales beneficios que de ahí se derivarían se pone en juego la autonomía de las políticas públicas en las más diversas áreas. Las normativas en materia de relaciones laborales, seguridad social, protección al medioambiente, regulación del sistema financiero, promoción del derecho a la salud o la educación serán evaluadas en función de su “objetividad, razonabilidad e imparcialidad” y pueden ser cuestionadas o impugnadas en la medida en que menoscaben el interés de las empresas extranjeras.
La permanencia de nuestro país en las negociaciones tiene, además, fuertes impactos en materia de su inserción internacional. Implica un movimiento de apertura irrestricta al resto del mundo y de debilitamiento del espacio regional como ámbito de referencia. Una eventual adhesión del país a este tipo de acuerdos conllevaría importantes daños a nuestra estrategia de desarrollo.
Por todo lo expresado esperamos un debate público genuino y profundo sobre estos temas de gran relevancia, para lo que resulta imprescindible la postergación de la presentación de la lista de oferta uruguaya, lo que implicaría la aceptación de condicionamientos y restricciones contrarios a la defensa de los intereses nacionales. Alertamos respecto a los peligros que entraña este acuerdo y sostenemos la inconveniencia de la permanencia de nuestro país en una negociación de esta naturaleza.
La presente declaración se encuentra abierta a nuevas adhesiones.
Saludan atte.
Marcelo Abdala, Óscar Andrade, Felipe Arocena, Rodrigo Arocena, Viviana Barreto, Gustavo Bittencourt, Gerardo Caetano, Julio Calzada, Lilián Celiberti, Roberto Chiazzaro, Isabel Clemente, Roberto Conde, Alberto Couriel, Omar Defeo, Álvaro Díaz, José Díaz, Raúl Donangelo, Adolfo Elizaincín, Wilson Fernández Luzuriaga, Julio Ángel Fernández, Wilson Nerys Fernández, Fernando Gambera, Macarena Gelman, Daniel Gil, Carlos González, Jorge Irisity, Roberto Kreimerman, Gustavo Leal, Joselo López, Susana Mallo, Roberto Markarián, Marcelo Mondelli, Constanza Moreira, Karin Nansen, Pedro Narbondo, Daniel Olesker, Álvaro Padrón, Ricardo Pallares, Gabriel Peluffo, Fernando Pereira, José Manuel Quijano, Gonzalo Rodríguez Gigena, Octavio Rodríguez, Enrique Rubio, Alejandro (Pacha) Sánchez, Rafael Sanseviero, Jorge Schellemberg, Judith Sutz, Maren Ulriksen, Daniel Viñar, Marcelo Viñar.
http://ladiaria.com.uy/articulo/2015/5/declaracion-publica/






http://ladiaria.com.uy/AEEN
Las generales de la ley

Anexos del TISA sostienen que normas nacionales sobre comercio de servicios deberán ser “razonables, objetivas e imparciales”

Los países y bloques más poderosos en las negociaciones del Acuerdo de Liberalización del Comercio de Servicios (TISA, por su sigla en inglés) -Estados Unidos y la Unión Europea- tienen voluntad de avanzar en sectores como las telecomunicaciones, los servicios financieros, la reglamentación nacional y el comercio electrónico. En cambio, tienen poco interés en liberalizar los servicios vinculados al transporte marítimo y aéreo y en facilitar el movimiento de personas. Esta conclusión surge del número de páginas que tienen los anexos a estudio en las negociaciones, y de los países más activos a la hora de formular propuestas.
Del análisis de los anexos sobre “reglamentación nacional”, “transporte marítimo”, “comercio electrónico”, “servicios profesionales” y “movimiento de personas”, a los que accedió la diaria, surge que hay conceptos transversales que atraviesan los distintos sectores. Por ejemplo, el énfasis en que las medidas de reglamentación nacional que afecten el comercio de servicios deben ser “razonables, objetivas e imparciales” (original en inglés, traducción de la periodista), y que debe garantizarse la competencia entre proveedores de todos los países o bloques que formen parte del acuerdo. Los términos “razonabilidad, objetividad e imparcialidad” son lo suficientemente amplios como para requerir una interpretación, y aún no está resuelto qué organismo será el que laude en caso de que exista un conflicto.
En el anexo de “reglamentación nacional” hay medidas específicas para facilitar los trámites a los proveedores de servicios; por ejemplo, se propone que “en la medida de lo posible” las autoridades eviten “requerir a un solicitante que se dirija a más de una autoridad competente” cuando formule la solicitud de provisión de servicios o compita en una licitación. Además, las autoridades deberán tomar resoluciones “en un marco de tiempo razonable desde que se presentó la solicitud”, así como “asegurarse de que las tasas que se impongan “sean razonables”, “transparentes y no restrinjan por sí mismas la provisión del servicio”.
Se propone también dar “la oportunidad al solicitante, en caso de una solicitud incompleta”, de “corregir errores menores y omisiones en la solicitud”. También se establece que se deberá informar sin “demoras indebidas” al solicitante en caso de que su propuesta sea rechazada, y si el solicitante lo pide, explicitar el motivo del rechazo.
Todas las banderas
En 2010, los países de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) resolvieron prohibir el ingreso a sus puertos de barcos con bandera de las Islas Malvinas, en respaldo al reclamo de soberanía de Argentina sobre dichas islas, en una decisión que molestó a Reino Unido. De firmarse el anexo sobre transporte marítimo del TISA, decisiones como ésta serían controvertidas, ya que a propuesta de diez países, el anexo señala que “una parte no debe adoptar o mantener ninguna medida que restrinja el acceso a barcos de transporte marítimo internacional con bandera de los países parte”. Estados Unidos se opone a esta iniciativa. En el mismo anexo también se señala que “una parte no debe adoptar o mantener cualquier medida que niegue a los proveedores de servicios de cualquier otra parte el tratamiento que ésta da a sus nacionales o a cualquier otro país con respecto al acceso a puertos, el uso de la infraestructura y servicios portuarios”.
La Administración Nacional de Puertos de Uruguay está analizando el texto del anexo, y antes del 26 de mayo deberá redactar un informe para el ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi. Fuentes del organismo dijeron a la diaria que en las negociaciones “hay que tener el cuidado de que algunas normas locales sigan vigentes”, como las vinculadas al cabotaje (transporte de carga entre dos puertos del mismo país). “Hay leyes que tienen que seguir vigentes, y uno las tiene que marcar”, explicaron las fuentes.
Vacío legal
Uruguay no tiene una normativa específica sobre comercio electrónico, otro de los puntos de las negociaciones del TISA. Las disposiciones al respecto están dispersas en leyes y decretos que abordan temas vinculados. “Se está pensando en que es necesaria una ley que actualice la normativa, fundamentalmente por un tema de seguridad, para evitar estafas”, explicó el diputado frenteamplista Alfredo Asti. La comisión de Ciencia y Tecnología del Senado, que sería la encargada de estudiar una norma de este tipo, aún no está integrada.
Las disposiciones sobre comercio electrónico que se discuten en las negociaciones del TISA apuntan a dar transparencia a las transacciones y también a proteger la privacidad y dar seguridad al consumidor. Más allá de esto, habilitan las transferencias de información: “Ninguna parte podrá evitar a un proveedor de servicios de otra parte transferir información, incluyendo información personal, dentro o fuera del territorio, cuando esa actividad se realice en conexión con el negocio del proveedor de servicios”. “Las partes reconocen la importancia de mantener y adoptar medidas transparentes y efectivas para proteger a los consumidores de actividades comerciales fraudulentas o engañosas”, indica otro fragmento. También se subraya la necesidad de “proteger la información personal de los usuarios del comercio electrónico”.
En otros pasajes se establece que “ninguna parte podrá dar prioridad o tratamiento preferencial a sus propios proveedores de servicios en el uso de infraestructura local”, y que las partes “concuerdan en que un envío hecho por medios electrónicos no estará sujeto a obligaciones aduaneras (tasas y cargos)”. “Esto no obstaculiza a la parte a imponer impuestos internos sobre las transmisiones electrónicas, si dichas tasas se establecen de manera consistente con este acuerdo”, indica el texto.
Sobre el final del documento, Estados Unidos propone agregar que “nada en el anexo tiene la intención de evitar que cualquier parte tome cualquier acción si la considera necesaria para la protección de sus intereses esenciales en materia de seguridad”; otros países discrepan y le exigen a Estados Unidos que especifique qué significa “intereses esenciales en materia de seguridad” en este contexto. Estados Unidos propone también que se disponga que no se podrá establecer discriminaciones basadas en la nacionalidad del autor, productor o desarrollador del bien objeto de comercio electrónico.
Profesionales y personas
El anexo sobre servicios profesionales detalla los servicios que son objeto del acuerdo: legales, de contaduría y auditoría, arquitectónicos, de ingeniería, veterinarios, de educación privada. “Las limitaciones y condiciones” que “afectan el comercio de servicios profesionales deben limitarse a medidas que las partes mantengan a la fecha de este acuerdo, o a la continuación o renovación de esas medidas”, indica el texto.
“Ninguna parte requerirá a un proveedor de servicios de cualquier otra parte establecer o mantener una oficina representativa o cualquier otra forma de presencia comercial, o ser residente en su territorio como condición para ser proveedor de servicios profesionales”, agrega. “No se puede establecer restricciones vinculadas a la nacionalidad de los socios o de cualquier otro integrante del personal esencial” de la empresa, continúa. Además, señala la necesidad de que las partes dialoguen para “reconocer las calificaciones profesionales y facilitar los procedimientos de licencias y registros”.
Finalmente, en el anexo sobre movimiento de personas se nota la posición ofensiva de Japón y la defensiva de la Unión Europea, que se opone a la mayoría de las propuestas porque afectan sus políticas migratorias. Al principio del anexo se aclara que el acuerdo “no evita que una parte aplique medidas para regular la entrada de personas, o su estadía temporaria”, incluyendo “aquellas medidas necesarias para proteger la integridad de sus fronteras”, si esas medidas no se aplican de una forma que anule o menoscabe los beneficios del acuerdo, y si éstas son “razonables, objetivas e imparciales”. Se propone que sean públicos y claros los procedimientos para la entrada y permanencia de personas y que las visas y permisos de trabajo respeten en la medida de lo posible la extensión del contrato de provisión de servicios.




vie may 22 2015
Cuestionan el "secretismo" con el que el gobierno maneja el tema y lo califican de "antidemocrático". Le reclaman un debate "público y profundo", y anuncian "peligros" para el desarrollo futuro del país.
Por otra parte, frente a una intimación judicial para dar información sobre el TISA, elevada semanas atrás por el fiscal Enrique Viana, la Cancillería respondió que "las negociaciones internacionales de ese tenor tienen un carácter reservado" por lo que negó toda información sobre el asunto.
TISA es un tratado internacional que se está negociando en Ginebra en estos días y que apunta a liberalizar un sector crucial de la economía. Estados Unidos y la Unión Europea (ambos con gran fortaleza en el sector de servicios) son sus grandes impulsores aunque no los únicos. Hay 23 partes involucradas. La Unión Europea reúne a 28 estados, por lo cual participa en las tratativas un total de 50 países. La Unión Europea (el actor que más servicios exporta a nivel mundial) difundió oficialmente su oferta en julio del año pasado, luego de que la "filtrara" la organización WikiLeaks que acusó a sus impulsores de estar actuando con secretismo.

Silencio.

La jueza Mónica Bessio había dado curso a la intimación de Viana para que el Ministerio de Relaciones Exteriores brindara los detalles de las negociaciones del gobierno para sumarse al Acuerdo de Comercio de Servicios. Según Viana, el acuerdo se negocia en forma "oscura" y puede llevar a Uruguay a un estado "feudal".
Según Viana, "consentir la confidencialidad" de un acuerdo como el TISA "es reconocer de antemano su antijuridicidad, por aquello que solo se oculta lo que avergüenza o lo que daña a otros". En su escrito agregó: "al igual que los tratados o contratos de inversión, el TISA es una expresión más de neocolonialismo y de deconstrucción de los Estados-Nación".
A modo de respuesta, la Cancillería presentó un breve escrito en el que sostiene que "las negociaciones internacionales —y más aún si las mismas se encuentran en curso— tienen, necesariamente, un carácter reservado pues, desconocérsele dicha naturaleza, implicaría no solamente exponer la posición del país en las mismas, sino la de otros sujetos de Derecho Internacional de lo cual se derivaría, necesariamente, la responsabilidad internacional del Estado. Es del caso hacer notar que dicha reserva es la esencia del Derecho Internacional así como de los Derechos internos".

Antidemocrático.

Ayer, 24 personalidades de la izquierda dieron a conocer una declaración para expresar su "fuerte preocupación respecto a la participación uruguaya en las negociaciones para el acuerdo denominado TISA, sobre las que hemos podido obtener información fragmentada y tardía. Este último señalamiento no resulta un aspecto menor a propósito del involucramiento del país en negociaciones de tan extraordinaria implicancia estratégica y ajenas a las garantías mínimas que ofrece la negociación multilateral". Fue firmada por Kreimerman y Olesker, dos integrantes del gabinete de José Mujica, bajo cuyo mandato se tomó la decisión de negociar el TISA.
"Es especialmente condenable la naturaleza secreta de las negociaciones del TISA y la falta de información y participación de las y los ciudadanos, en lo que configura una verdadera práctica antidemocrática, mientras las grandes corporaciones de los países desarrollados definen la agenda de temas, controlan y pautan la negociación e imponen las grandes definiciones. Los gobiernos de los países desarrollados que impulsan el TISA siguen una estrategia que ha sido calificada con acierto como de "patear la escalera", impidiendo la evolución del resto de los países al desarrollo de capacidades y tecnologías que ellos ya han alcanzado", agrega el escrito.
La declaración considera "particularmente preocupante" la concesión de trato nacional a las empresas extranjeras (salvo casos de excepción expresa) con la consiguiente eliminación de las prioridades a las empresas nacionales en general, públicas o privadas, y a las pequeñas y microempresas. "Una consecuencia del TISA será el debilitamiento de la protección a los trabajadores y trabajadoras, y el retroceso del Estado —con el menoscabo de sus empresas públicas— como motor del desarrollo. El TISA no reconoce las profundas asimetrías entre los países —no contempla el Trato Especial y Diferenciado— y trastoca la cláusula de salvaguardia, que tradicionalmente ampara a un Estado ante el exceso de importaciones en un sector, atándola a eventuales desequilibrios en la balanza de pagos, que quedan sujetos al monitoreo del FMI volviéndose, en definitiva, un amparo para el país exportador", sostiene.
La adhesión de Uruguay al TISA fue defendida en su momento por el excanciller Luis Almagro y el actual ministro de Economía, Danilo Astori.
Para los firmantes de la declaración, muchos de ellos pertenecientes al Partido Socialista, "Uruguay tiene poco para ganar en este acuerdo y mucho para perder. Es imperioso que se evalúe adecuadamente y en su limitada dimensión para el proceso de desarrollo del país, los beneficios que se derivarían de la expansión de los Servicios Globales de Exportación, desde zonas francas. Ante los eventuales beneficios que de ahí se derivarían, se pone en juego la autonomía de las políticas públicas en las más diversas áreas. Las normativas en materia de relaciones laborales, seguridad social, protección al medio ambiente, regulación del sistema financiero, promoción del derecho a la salud o la educación serán evaluadas en función de su objetividad, razonabilidad e imparcialidad y pueden ser cuestionadas o impugnadas en la medida que menoscaben el interés de las empresas extranjeras".

24 firmas para formar un frente anti-tisa.

Los firmantes de la dura declaración contra el TISA y la actitud del gobierno son: Marcelo Abdala, Rodrigo Arocena, Viviana Barreto, Gerardo Caetano, Roberto Chiazzaro, Roberto Conde, Alberto Couriel, Álvaro Díaz, José Díaz, Fernando Gambera, Carlos González, Jorge Irisity, Roberto Kreimerman, Joselo López, Marcelo Mondelli, Wilson Nerys Fernández, Daniel Olesker, Álvaro Padrón, Fernando Pereira, José Manuel Quijano, Gonzalo Rodríguez Gigena, Octavio Rodríguez, Alejandro Sánchez y Judith Sutz. La izquierda conforma así un frente con políticos, sindicalistas e intelectuales en contra del TISA.

MUNDO GLOBAL.

Un debate que divide aguas en la izquierda.

Mientras un sector de la izquierda considera al Trade in Services Agreement (TISA) como un caballo de Troya que las multinacionales quieren utilizar para ingresar al mercado de servicios global para condenar así a los países más débiles, otros (la mayoría en el actual gobierno) son menos apocalípticos y defienden la decisión de ingresar al ámbito de discusión (centrado en Ginebra) para saber de qué van los planes de cada país y finalmente decidir si le conviene o no al Uruguay adherirse al acuerdo.
Quienes hasta hoy participan de las negociaciones son: Australia, Canadá, Chile, Taiwán, la Unión Europea, Hong Kong, Islandia, Israel, Japón, Liechtenstein, Nueva Zelanda, Noruega, la República de Corea, Colombia, Costa Rica, México, Panamá, Perú, Turquía, Estados Unidos, Uruguay, Pakistán y Paraguay.
El ámbito fue creado como una respuesta a la lentitud de las negociaciones que se llevaban adelante en el marco de la Organización Mundial de Comercio.
Hay once grandes grupos de servicios: los prestados a las empresas, las comunicaciones, la construcción y servicios de ingeniería conexos, la distribución, la enseñanza, los vinculados al medio ambiente, los financieros, los sociales y de salud, los de turismo, los de esparcimiento y los de transporte.
En Uruguay, el Pit-Cnt fue el primero en pronunciarse en contra, e incluso le dedicó su primer paro parcial en esta administración.
Por su parte, la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información (CUTI), que reúne a las empresas de software, considera fundamental que Uruguay se sume a la negociación del TISA porque incrementaría sus posibilidades de exportación en un momento en que ya es notorio el enlentecimiento de la actividad económica local.



Adhesión de Uruguay al TISA

Viana: El TISA es antidemocrático

 

El Ministerio de Relaciones Exteriores emitió una resolución en la cual explica que no brindará la información solicitada por la Justicia respecto a las negociaciones referentes al TISA. El fiscal Enrique Viana, quien realizó la intimación, dijo que ese tipo de acuerdos hacen “desaparecer al Estado – nación” y son antidemocráticos.

La cancillería negó el pedido de la jueza Mónica Bessio de brindar información respecto al acuerdo de servicios (TISA) que se encuentra en etapa de negociación. La justificación dada por el ente fue que se trata de una negociación internacional, por lo que la divulgación de información podría afectar los intereses de otros estados, según informó Montevideo Portal.
La intimación fue realizada a pedido del fiscal Enrique Viana el pasado 4 de mayo. En diálogo con Caras y Caretas, el fiscal dijo que lo que más le llama la atención no es la resolución del Ministerio de Relaciones Exteriores, sino una carta que fue publicada hoy en el semanario Brecha en la cual diversas personalidad uruguayas expresaron que la adhesión de nuestro país al TISA “afecta su desarrollo a futuro”.
Entre los firmantes se encuentran los ex ministros Roberto Kreimerman y Daniel Olesker, acompañados también de Alejandro Sánchez, Marcelo Abdala, Enrique Rubio, Macarena Gelman, Alberto Couriel y Constanza Moreira, entre otros. En el texto, expresaron su “preocupación respecto a la participación uruguaya en las negociaciones” del TISA.
El fiscal dijo que le llama la atención porque ya ha realizado denuncias respecto a este tupo de acuerdos, “no sólo por su confidencialidad, sino porque este tipo de acuerdos implican el sometimiento del estado a la voluntad de empresas privadas”.
“Yo lo vengo sosteniendo respecto al tratado de inversiones con Finlandia, lo sostuve en su momento en el contrato de inversión con Montes del Plata, lo sostuve con el tema de Phillip Morris, también respecto a la negociación del contrato con Aratirí y tengo planteado una inconstitucionalidad que está hoy a consideración de la Suprema Corte de Justicia”, agregó.
Viana dijo que no vio “ningún tipo de reacción” cuando inició dichos accionamientos, “entonces me llama la atención que hoy sí exista con respecto a lo del TISA porque yo leía que algunos acuerdos anteriores son mucho más graves que el TISA o tienen la misma entidad y tienen la misma naturaleza. Acá lo que se busca es que grandes corporaciones tengan poder sobre los estados para manipular la voluntad a favor de sus intereses”.
Para el fiscal, acuerdos como el TISA, “hacen desaparecer el Estado-nación”.
“En éste último caso no solo son antidemocráticos porque son secretos sino por algo más profundo ya que este tipo de acuerdo lo que generan es una fuente de derecho ajena a la soberanía legislativa de los estados y hoy nosotros depositamos en nuestros representantes cada vez que vamos a un acto eleccionario la voluntad de legislar y ya eso no va a tener sentido en la medida que la voluntad de legislar ya no va a estar en manos del estado uruguayo ni del poder legislativo sino que va a estar en manos de estos mecanismos que van a crear derecho a su antojo”, sentenció el fiscal.




Vuelta por Brasil




Los tiempos cambian

Por primera vez, Brasil acompaña pedido de Uruguay de “adaptar” el Mercosur “a las nuevas circunstancias”

“La prioridad para los países del Mercosur es lograr un Tratado de Libre Comercio [TLC] con la Unión Europea”. La declaración que hizo ayer la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, en el marco de la visita a su país del presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, no fue meramente protocolar. Brasil, al igual que Uruguay y Paraguay, tiene claras sus ofertas en las negociaciones con el bloque europeo. Pero el obstáculo para avanzar en dirección al TLC es, desde hace varios meses, la postura de Argentina. Primero demoró las listas y finalmente presentó una oferta que propone un grado de liberalización menor que el resto de los países. En ese marco, la idea defendida por Uruguay de negociar “a dos velocidades” cobra fuerza en Brasil.
El ministro de Industria brasileño, Armando Monteiro, dijo a principios de mayo en el Parlamento de su país que el gobierno de Rousseff está dispuesto a revisar las normas del Mercosur que obstaculizan la negociación con otros países o bloques en forma bilateral. “No hay nada en el mundo que cristalice a tal punto que impida hacer ajustes y dar a los países, como Brasil, un mayor grado de libertad para ir en dirección de nuevos acuerdos”, dijo el ministro.
Ayer Vázquez y Rousseff, en conferencia de prensa tras reunirse en el Palacio de Planalto, hicieron referencia a la situación del Mercosur. “Nuestros países no viven en soledad y forman parte de un bloque regional con un enorme potencial, pero que hoy no está a la altura de su razón de ser”, manifestó el presidente uruguayo. Opinó que se debe trabajar en la “reconfiguración de los compromisos existentes” y crear “la necesaria flexibilidad” en el bloque. La presidenta brasileña, en tanto, consideró que el Mercosur debe “adaptarse a las nuevas circunstancias” y “diversificar” sus asociaciones comerciales.
Vázquez explicó los alcances de la “flexibilización”: “Que aquellos países que estemos prontos para ir a ese acuerdo lo hagamos, y los países que pertenecen al Mercosur y precisan un tiempo más para avanzar se queden en esa situación y, cuando estén en condiciones de avanzar, lo hagan de la misma manera que lo podemos hacer Brasil y Uruguay”. Agregó que eso no significa “dejar a Argentina por fuera”. “Queremos que participe, y para lograr este proceso de flexibilización Argentina es un factor fundamental”, indicó.
En el ámbito bilateral, Vázquez señaló que Brasil “se comprometió a intentar alguna solución para el problema de Uruguay en lo que respecta a autopartes”, en referencia, sobre todo, al cierre de la empresa china Chery, instalada en Uruguay y que exportaba a Brasil. Vázquez mencionó la posibilidad de implementar en el segundo semestre del año un programa piloto de seguridad aduanera de cadenas de suministro para ambos países. Informó que los mandatarios coincidieron en la necesidad de encontrar “elementos de equilibrio en relación con los free shops” en la frontera y exploraron la posibilidad de establecer nuevas frecuencias en servicios de conexión aérea entre San Pablo y Punta del Este, entre otros temas. Rousseff aseguró que ambos países continuarán siendo “socios inseparables”

>>>La prioridad es un TCL con la UE

El Presidente Tabaré Vázquez se reunió en Brasilia, con su par Dilma Rousseff. Una vez finalizado el encuentro, ambos mandatarios ofrecieron una conferencia de prensa en Planalto y coincidieron en que la prioridad de la agenda del Mercosur para este año será avanzar hacia el acuerdo con la Unión Europea.


>>>Estrenaron avión presidencial: una ganga
Publicado el 21 may. 2015
Los ministros de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa; de Economía y Finanzas, Danilo Astori; y de Industria, Energía y Minería, Carolina Cosse, brindaron una conferencia de prensa tras arribar a Uruguay, luego de la visita oficial a Brasil encabezada por el Presidente Tabaré Vázquez

.

>>>Acordaron excluir a Argentina
Vázquez, por su parte, intentó justificar, de la manera más diplomática posible, la exclusión de la Argentina del ámbito de negociaciones bilaterales. “Nuestros países no viven en la soledad y forman parte de un bloque regional con un enorme potencial, pero que hoy no está a la altura de su razón de ser”, aseguró el presidente oriental. “Nuestros pueblos deben sentir que el Mercosur sirve para mejorar su vida cotidiana, sino no estaremos cumpliendo con su cometido”, agregó.

El canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, fue más claro al respecto –pero muchos menos diplomático– al indicar que, como las autoridades del gobierno argentino pretenden excluir del acuerdo bilateral a una extensa lista de productos por un período de ocho años, el mismo contemplará distintas “velocidades de incorporación” para “considerar los tiempos” de la Argentina (los productos que la gestión kirchnerista quiere dejar fuera del acuerdo son todos los bienes producidos por fábricas ensambladoras de piezas importadas).

>>>Preocupados por Venezuela

Rousseff y Tabaré Vázquez insisten en que la crisis de Venezuela debe ser superada de forma constitucional
La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, y su homólogo uruguayo, Tabaré Vázquez, insistieron hoy en que la crisis que atraviesa Venezuela debe ser superada en forma pacífica y constitucional, y manifestaron su “preocupación” por esa situación.
“Coincidimos en nuestra preocupación por Venezuela y en que su legítimo Gobierno y las otras fuerzas políticas deben solucionar pacíficamente y en el marco constitucional” la actual crisis, dijo Rousseff junto a Vázquez, quien realiza hoy una visita oficial a Brasilia.
Según Rousseff, en la resolución de las diferencias entre los venezolanos, la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) “tiene un papel fundamental que cumplir, como es estimular el diálogo y el respeto por las instituciones”.
La mandataria brasileña apuntó que, tanto en su opinión como la de Vázquez, “el entendimiento entre los venezolanos le interesa a todo el conjunto de los latinoamericanos”.


>>>El 10 de junio Uruguay con la CELAC en Europa

http://www.consilium.europa.eu/es/meetings/international-summit/2015/06/10-11/

Ver además:

http://elmuertoquehabla.blogspot.nl/2015/05/la-corporacion.html