martes, 14 de julio de 2020

El arma mas poderosa son los medios

La periodista y escritora especializada en política internacional Stella Calloni analizó la coyuntura en América Latina


Stella Calloni: El arma más poderosa que tiene la derecha son los medios

10 julio 2020

La escritora y periodista especializada en política internacional Stella Calloni analizó la coyuntura en América Latina en diálogo con Nora Lafón y Gustavo Cano. Sostuvo que «la pandemia desnudó la realidad» y «aparecen los rostros» de la «impunidad imperial» y el «capitalismo salvaje». «La gente dice “la oligarquía” y esto es la mafia del empresariado que subió sobre la espalda de las dictaduras militares y con el apoyo de Estados Unidos», aseveró.


Durante su participación en el programa Noticias Hoy, Stella Calloni afirmó que «la pandemia desnudó esa realidad que golpea profundamente y que ocultan los medios de comunicación. Hay un sector de la población del mundo que no se detiene en su ambición. Es la impunidad imperial, el capitalismo salvaje que se expresa perfectamente bien y los rostros aparecen: Bolsonaro, Trump, Piñera, Macri».
«Bolivia en este momento es el símbolo de esta terrible crueldad del imperio que quiere avanzar sobre nosotros. Se produjo un hecho fenomenal a tal punto que Bolivia era el único país que había crecido en América Latina y en muchos lugares del mundo. Esto no lo podían tolerar porque era un ejemplo», aseguró.

Asimismo, Calloni consideró que «el golpe contra Evo venía contra el proyecto que habíamos logrado, así como lo hicieron con Allende, que hizo avances importantísimos. Este golpe fue trabajado. Es tan brutal y tan descarnado, que el secretario general de la OEA estaba en el lugar de los hechos, por primera vez en la historia. La OEA siempre intervino en nuestros golpes, siempre los amparó»
A su vez, señaló el rol de los medios en el plan de dominación, y remarcó que «el arma más poderosa que tiene la derecha en este momento son esos medios», que «ya no son de comunicación, sino de propaganda en acciones de la guerra de cuarta generación. Nada de esto es nuevo, ahora está más descarnado. La gente dice “la oligarquía” y esto es la mafia del empresariado que subió sobre la espalda de las dictaduras militares y con el apoyo de Estados Unidos. La mafia que no tiene patria. Tenemos estos nuevos ricos surgidos de lo más mafioso de la historia de nuestros países», concluyó.








>>> La mentira no es información de sembradores de odio y canalla seriales


 por Stella Calloni

En un escenario como el que nos rodea, con un mundo paralizado, uno podría imaginar que los sembradores de odio se llamarían a la reflexión y ante el sufrimiento humano recuperarían algo de la humanidad perdida, pero los hechos nos están mostrando la persistencia del odio y la mentira.

La pandemia de la desinformación y manipulación, la perversidad del terrorismo mediático, para tratar de seguir atrapando a poblaciones cautivas continúa como si nada pasara en el mundo, y se convierte en un crimen de lesa humanidad. La mentira mediática es un arma de guerra.

La realidad, que en estas situaciones límites se sobrepone a los juegos malditos de la guerra psicológica, determina que la mayoría de los medios de comunicación masiva a nivel global son manejados en este período histórico desde el centro imperial que, a su vez, hegemoniza la revolución tecnológica de las comunicaciones y la informática.

Esto dentro de su proyecto de lograr el manejo absoluto de una comunicación estratégica a nivel global, y como parte esencial de las guerras de todo tipo que el sistema imperial nos impone.

”A su vez las técnicas científicas de comunicación, potenciadas a escala masiva y planetaria por los grandes conglomerados mediáticos del capitalismo, crearon las bases para su utilización en estrategias de manipulación y de control social desarrolladas a partir de los objetivos de la dominación imperial-capitalista” señala el analista especializado Manuel Freytas.

En esa escala tienen bajo su control a los mismos grupos de poder que acompañaron los proyectos depredadores, neoliberales, coloniales, de un capitalismo sin máscaras y que hicieron cómplices de sus fechorías universales a la mayoría de los que se dieron en llamar comunicadores “independientes” cuando no lo eran.

Convirtieron la desinformación en un arma clave y a los medios en armas de destrucción masiva, permitiendo devastación y crímenes atroces, como los cometidos en el mundo, por el terrorismo imperial como en las recientes guerras coloniales del siglo XXI..

La dictadura global mediática no se da tregua, no se detiene ni ante una tragedia de estas dimensiones, y cuenta con la mayoría de los medios de comunicación masiva a nivel global, que continúan tratando de confundir, con un esquema de manipulación perverso, cada día más cercano al discurso del fascismo más primitivo, lo que produce largas listas de víctimas, que en el lenguaje de ese poder hegemónico son convertidos en victimarios.

Como tales aparecen en los mensajes diarios, elaborados en todos los casos desde los centros del poder imperial, para confundir y paralizar a importantes sectores de una sociedad atrapada.

Los que se dejan atrapar por el mensaje depredador del ser humano y se enferman de inhumanidad, los que imposibilitados de elegir entre mensajes manipulados y otros que se apegan a la realidad, a los que grandes sectores populares no tienen acceso, caen en la red del odio.

En medio de este huracán de noticias falsas, de ofertas mercenarias, hay una mayoría de periodistas, comunicadores, cineastas, documentalistas que resisten y crean formas de comunicación, como se hacía en tiempos de las catacumbas, para enfrentar al odio y acompañar a los desposeídos, los millones de seres humanos arrojados sin piedad a los arrabales del mundo.

Si la red de noticias falsas se interrumpiera, si se impusiera una cuarentena para la circulación de la mentira, vendida como información- cuando la esencia de la divulgación informativa es la verdad a la que todos los pueblos del mundo tienen derecho y que es la verdadera “libertad de expresión”, el mundo en crisis sería distinto.

El discurso del fascismo, que aparecía en las brumas del pasado con lenguajes refinados y perversos, hoy es sin aderezos, brutal, lo que se conjuga con los efectos de entretenimientos desculturizadores, en una verdadera guerra colonizadora de conciencias para fomentar odios, persecuciones, guerras y conformar la red de negacionistas.

Podría proponerse una cuarentena para evitar la pandemia del virus del odio y de la noticia falsa, de los informes aterrorizadores, como si esto ayudara a la humanidad, en una encerrona que transcurre entre la parálisis del miedo y la impotencia y la posibilidad de una información veraz que pacifique y ayude a controlar la incertidumbre y la desesperanza.

El periodismo tiene hoy como nunca una responsabilidad histórica de cumplir con su función de informar con la verdad, sirviendo a la humanidad y cumpliendo con su ineludible compromiso ético de respetar la legislación internacional, donde queda establecido como norma que la información veraz es un derecho ganado por los pueblos del mundo.

También las dirigencias y los partidos políticos, deben cumplir con su deber de impedir que continúe la pandemia de la mentira, ya que existen normas constitucionales e internacionales y éticas para detener este azote de un capitalismo en decadencia, que no admite que hoy es imposible continuar con la acumulación y concentración de riqueza a un nivel como nunca antes había sucedido en el mundo, mientras millones de personas son condenadas a la lenta muerte del hambre y el abandono absoluto de los estados parias.

La depredación ambiental es también un crimen de lesa humanidad que protagonizan los dueños del poder que destruyen todo a su paso, no importa cuántas vidas cueste, para hacer escalar sus fortunas,  custodiada por el armamento más destructivo de todos los tiempos, constituyendo la acción de mayor poder letal del terrorismo económico-ambiental.

Hay montañas de muertos detrás de cada palacio construido con las riquezas acumuladas sin control, pero nadie habla de estos temas, mientras las sociedades son inducidas a la inercia absoluta, bajo la vieja y nunca desechada doctrina Goebbels (Joseph) que con otros subterfugios y engendros tecnológicos, reconstruye en cada tiempo la matriz cada vez más perfeccionada, pero cada vez más mediocre del fascismo.

Esto es la guerra psicológica, la de Cuarta Generación mediante lo cual se produce, la mayor intervención cultural contra nuestros pueblos, como son la desinformación y manipulación, los espectáculos de “entretenimientos” que lobotomizan y zoombifican (el perfecto zoombie social) y logran-que antes de escribir- un niño aprenda a “ matar “.

En general el blanco de los perversos juegos de muerte de la internet es un indio, un negro, un árabe, a un latino, un presunto terrorista, y cada impacto de sus supuestas balas se festeja como un triunfo. Son las “bellezas” fatales y mortíferas que engendra el capitalismo en su verdadera esencia.

La pandemia del coronavirus ha dejado al desnudo esta realidad, que sigue siendo ocultada por la mentira. La mayoría de los medios actúan como comandos de mercenarios “matando” psicológicamente al “enemigo”, perseguido, degradado, humillado por la injusticia sin límites del sistema.

“En la Guerra Psicológica (columna vertebral de la Guerra de Cuarta Generación, sin uso de armas) las operaciones con unidades militares son sustituidas por operaciones con unidades mediáticas”, señala también Freytas.

Todo dirigente político, todo gobierno soberano, que se apoye en el pueblo, que decida por la patria, la soberanía efectiva, la independencia, el honor y la dignidad, la defensa de sus recursos naturales, es un blanco en esta guerra. Lo son los periodistas que se ajustan a las reglas del periodismo, los militantes, los dirigentes populares, los que resisten a la violencia imperial y a sus alcahuetes de turno que imponen en los gobiernos para hacer el trabajo sucio, de entregar países y recursos, como traidores a la patria que son.

Digamos que nada de esto discute nuestra prensa de este siglo XXI, a las que se les inoculó el virus de una pandemia alucinante, la de la ambición sin límites, hasta vender el alma al diablo, para este lo habite definitivamente.

ES TIEMPO DEL NUNCA MÁS PARA LA MENTIRA

“En este clima fin de ciclo, y para colmo pandémico, En este mundo de espejismos tenemos que encontrar estrategias para recuperar la verdad. Porque, sin ella, no podremos vivir”. dice el escritor mexicano Juan Villoro.

Para recuperar la verdad se necesita una unidad monolítica del periodismo y los trabajadores de prensa para denunciar  ante organismos internacionales que protegen el derecho de los pueblos a una información veraz y pautar las imprescindibles normas éticas que deben regir la profesión. Si la mentira y la manipulación en la información son armas letales como está demostrado en estos tiempos aciagos y en documentos como los que definen la reglas de una Guerra de Cuarta Generación, es el momento del Nunca más.

Sembrar el odio  es un gesto de violencia extrema y transforma a buena parte de sociedad en un batallón perdido de zombis, que terminan matando sin culpa, destruyendo sin conciencia y devorándose a sí mismo en su integridad humana.

https://solidaria.info/la-mentira-no-es-informacion-de-sembradores-de-odio-y-canallas-seriales/





domingo, 12 de julio de 2020

Mujica no sabía quien era Sofía?





Procesaron a Miguel Sofía por crimen de tupamaro Héctor Castagnetto

 El empresario también fue procesado por participar en los Escuadrones de la Muerte entre 1960 y 1970.


El empresario Miguel Sofía, que cumple prisión preventiva desde el año pasado, fue procesado este viernes por el homicidio del militante tupamaro Héctor Castagnetto y por su participación en los escuadrones de la muerte entre 1960 y 1970.

El fiscal de lesa humanidad, Ricardo Perciballe, había pedido el procesamiento con prisión de Miguel Sofía por tres crímenes atribuidos a los escuadrones de la muerte entre 1960 y 1970.

Se supone que Sofía vivió varios años en Estados Unidos, pero en 2019 fue detenido cuando vino a pasar las fiestas con su familia. El día de su detención caminaba por la calle con un documento de identidad falso.


Desde entonces el empresario permanece en prisión preventiva ya que su defensa interpuso un recurso de incostitucionalidad basado en la prescripción de los delitos.

Este viernes la jueza Ana Claudia Ruibal hizo lugar al pedido del fiscal Perciballe y procesó a Sofía por el homicidio del militante tupamaro Héctor Castagnetto y por integrar los comandos parapoliciales en dictadura, por lo cual le tipificó asociación para delinquir.


Castagnetto fue secuestrado, torturado y asesinado por miembros de los escuadrones y su cuerpo fue arrojado a las aguas del Río de la Plata




>>> Mujica no sabía quien era Miguel Sofía?












Triste papel






CONTRA LOS ACUERDOS DE LA BUROCRACIA SINDICAL CON EL GOBIERNO Y LAS PATRONALES



Triste papel el que está jugando el sindicalismo conciliador, hoy en su nuevo ropaje de opositor al “gobierno de derecha”. Cuando la mayoría de los trabajadores esperaban un llamado a lucha para defender “los cambios”, se ha mostrado timorato y desorientado.

Salvo el saludo a la bandera del 4 de junio, ha quedado de espectador, por ejemplo, sin convocar siquiera declarativamente, de las formidables movilizaciones callejeras contra la LUC. Solo unos pocos Sindicatos convocaron y movilizaron. Y es en este marco que aparece el planteo de un plebiscito y para colmo solo contra algunos artículos de la LUC. Sin ningún debate, sin ningún balance de lo que esto implicaría. En vez de salir a la calle a enfrentar la militarización creciente, se consuma una conciliación de clase intolerable. Resolviendo todo en las cúpulas aún aquello que afecta a toda la clase explotada. A su vez se siembra una expectativa sobre una renta básica, planteando una vez más dilucidar en las firmas y las urnas la agudización de la miseria reinante. La actitud asumida frente al esperable planteo del gobierno y los empresarios de una generalizada expropiación del salario del conjunto de la clase trabajadora, fue la frutilla en la torta de este triste papel.

A la anunciada rebaja del 15% para los trabajadores públicos en el próximo presupuesto, se sumó el vergonzoso acuerdo firmado entre el gobierno, los empresarios y el PIT-CNT respecto a los Consejos de Salarios del sector privado. Fue una muestra clara del carácter colaboracionista que asume la burocracia sindical frente a los gobiernos de turno, sean del signo que sean. Siendo un tema de extrema gravedad, en la Mesa Representativa del 27 de junio se puso a los Sindicatos frente a propuestas que se conocieron por la mayoría en esa misma Mesa. Que Sindicato pudo discutir mínimamente, en sus organismos de dirección cotidianos, una postura a llevar a esta instancia? Ya no hablemos de Asambleas que sería el ámbito indicado frente al planteo que estaba arriba de la Mesa.

Este estilo burocrático y verticalista, que es el pan de cada día desde hace décadas; se utilizó en este nuevo episodio de aceptación consciente, de que nuestros salarios sean los que paguen la crisis. El secretariado resuelve y la Mesa se convoca para convalidar lo ya acordado.

Naturalmente que el ropaje bajo el que se quiso hacer pasar este despojo, es la defensa de los puestos de trabajo, un sacrificio necesario para mantener el empleo y “fomentarlo”, a lo que se suma la participación en el llamado Diálogo Social por el empleo.

Esto es una grosera falsedad. Lo único que garantiza esta rebaja salarial, asumida con pose de gran responsabilidad, es la rentabilidad capitalista. Es el salvataje de la ganancia de las empresas que hasta contarán con nuevos subsidios si retoman algún trabajador en el seguro de paro. Los meses que vienen mostrarán como una parte importante de los miles que hoy están en el seguro de paro, pasarán a engrosar la lista de despedidos. Despidos que si bien son un drama en cualquier sector, tienen una especial gravedad en el área de la salud, ya que en medio de la emergencia sanitaria se suprime una parte importante de la atención hospitalaria.

¿Cuál es la alternativa levantada desde las diversas corrientes clasistas?

Frente a una nueva profundización de la rebaja salarial y el desempleo en este crudo invierno de 2020, es imperioso que las organizaciones sindicales estén a la altura de este drama social, en particular aquellos Sindicatos que se opusieron a este acuerdo, y también las corrientes que se reclaman del sindicalismo clasista. La resolución de la Mesa solamente definió la posición de PIT-CNT como tal, pero los Sindicatos tienen plena autonomía para impulsar una oposición activa a este ataque a nuestra clase. Lo tienen por estatuto, lo tienen por su legado histórico, pero sobre todo por obligación moral frente a las nuevas generaciones de trabajadores y militantes organizados.

No puede haber resolución de convención, central, federación o el marco unificado que fuese; que pueda impedir el derecho elemental de un Sindicato de defender el salario, el empleo y la vida misma de la clase trabajadora a la que agrupa.

En tiempos de confinamiento voluntario y redes sociales, hábiles mecanismos de control social del sistema para mantenernos auto amarrados; debemos terminar con la protesta por zoom y el radicalismo desde atrás de un teclado y ganar las calles.

Para romper esta lógica regimentadora que nos condena a morir con los ojos abiertos frente a un nuevo ataque de las patronales y su estado, y a la complicidad en reiteración real del sindicalismo conciliador, burocrático, oportunista y adaptado desde siempre a la “normalidad” capitalista, y ahora a la “nueva normalidad” post coronavirus.

Este colectivo de militantes de base, sin ninguna aspiración de protagonista ni de convocante, está hoy presente y dispuesta a ser parte de una impostergable reacción del conjunto de los explotados y oprimidos que no se ha resignado y quieren organizar la pelea contra este despojo.

NINGÚN DIÁLOGO SOCIAL CON LAS PATRONALES Y EL GOBIERNO! LEVANTAR UN PLAN DE LUCHA CONTRA LOS DESPIDOS Y LA REBAJA SALARIAL!



>>> Mientras empresas continúan enviando trabajadores al seguro de paro


La empresa Paycueros S.A. envió al seguro de paro a unos 200 trabajadores en mayo ante un descenso en la producción, y en julio lo hará con la mayoría de su plantilla ante complicaciones en las exportaciones por la pandemia de COVID-19.
El secretario general de la Unión de Trabajadores de Paycueros (UTP) e integrante de la dirección nacional de la Unión de Obreros Curtidores (UOC), Antonio Ferreira, recordó que “a comienzos de mayo anunciábamos el envío de unos 200 trabajadores al seguro de paro. Debido a eso, habíamos acordado con la empresa que si la situación no cambiaba y seguía complicada, estábamos dispuestos a hacer la rotación cada dos meses. Llegado el mes de julio, en nuevas conversaciones con la empresa, nos aduce que la situación empeoró y tenía que enviar a otros 260 al seguro. Ante un agravamiento de la situación, la empresa resolvió el envío de toda la plantilla –el 99% de los trabajadores– y van mensuales, jornaleros y administrativos al seguro de paro parcial”.
A partir de esta semana la empresa comenzará a trabajar de lunes a jueves. “A los trabajadores que se les vence el seguro de paro por dos meses, que son unos 70 u 80 y salían en los próximos días, a fin de mes harán una rotación con unos 90 o 100 trabajadores e irán al seguro de paro total. Esa es la situación a partir de esta semana”, dijo a EL TELEGRAFO.
Según Ferreira, la empresa cuenta con unos 680 trabajadores y quedarían unas 30 personas en total a cumplir con funciones específicas.

https://www.eltelegrafo.com/2020/07/paycueros-envia-al-99-de-su-plantilla-al-seguro-de-paro-parcial-ante-baja-de-las-exportaciones/

https://www.pitcnt.uy/novedades/item/download/531_831b366fc9cdb517208d8eb287badb71



PIT-CNT sale a marcar la cancha en defensa de las urgencias de la gente junto a la Intersocial



Viernes, 10 Julio 2020


La Mesa Nacional Representativa reunida este viernes 10, analizando el contexto social, económico y política actual y los desafíos nacionales con respecto al empleo y lucha salarial, resuelve:

- Respaldar lo actuado por la delegación obrera en el Consejo Superior Tripartito, aclarando nuevamente, que no se trata de un acta de acuerdo, la propuesta de pauta de índole salarial para el llamado "período puente", desde el 1o de julio de 2020, sin desmedro de reconocer que ha habido movimientos en dirección a lo planteado por el PITCNT, se consideran globalmente insuficientes en el marco del objetivo de mantener el poder de compra del salario real de los trabajadores durante el período propuesto.

- Poner en marcha un gran encuentro nacional que nuclee las fuerzas del ámbito populares para elaborar un proyecto de país para el pueblo y un proceso basado en la más amplia participación de la clase trabajadora.

- Fortalecer la red de alianzas agrupadas en la Intersocial y la búsqueda de acuerdos como forma de ampliar las bases de sustentación de las reivindicaciones, las propuestas programáticas y la lucha del movimiento sindical.

- La preparación para una masiva movilización proyectada para finales de julio en rechazo de los cambios aprobados en la LUC, ubicando los ejes en la emergencia y necesidades del pueblo de cara a la discusión del Presupuesto Nacional.

- Acompañar la movilización resuelta para el día 29 de julio por la Mesa Coordinadora de Entes.

 

Texto completo de la declaración

Montevideo, viernes 10 de julio de 2020.

Resolución de la Mesa Representativa Nacional Ampliada

La Mesa representativa Nacional Ampliada, reunida en el día de la fecha, considerando:

• La caracterización de la composición social y política del actual gobierno en los siguientes términos: “El acceso al Gobierno de los sectores vinculados al gran capital –en particular de aquellos segmentos que se corresponden con la fracción vinculada al agronegocios y las diferentes formas de manifestación del capital financiero– implicará un sentido de restauración neoliberal en las políticas públicas, de devaluación, rebaja salarial, liquidación o deterioro en el funcionamiento de los Consejos de Salarios y la negociación colectiva, en fin, de ataque a las conquistas de los trabajadores y un giro probablemente represivo, como respuesta a las movilizaciones que deberemos desarrollar como movimiento sindical organizado.
Es la misma composición que en el plano social se refleja en las cámaras empresariales CGE, CIU, CCyS, en el movimiento “Un solo Uruguay”, ARU, etc.
Esta nueva situación se reporta a la contraofensiva del imperialismo y las clases dominantes en todo el planeta, en particular en América Latina.” (Documento de caracterización de la coyuntura nacional).

• El proceso de ajuste –correspondiente a la composición de clase mencionada más arriba- contra los trabajadores y el pueblo establecido, por ejemplo en el aumento de las tarifas públicas, la eliminación de los 2 puntos de devolución del IVA por utilización de medios electrónicos de pago, las diferentes formas de rebaja salarial, el desmantelamiento de los programas del MIDES y el Sistema Nacional de Cuidados y el rechazo de las propuestas principales de la Intersocial.

• El desarrollo de la pandemia del coronavirus opera en la formación social capitalista como mecanismo para amplificar todas las desigualdades y brechas del sistema.

• El desarrollo vertiginoso de un importante crecimiento del desempleo marcado por los caso 200.000 compatriotas en el seguro de paro y decenas de miles de desocupados abiertos además de los trabajadores desestimulados de buscar empleo, fenómeno que sabemos, opera a favor del sistema como un elemento que propicia el deterioro del salario real.

• La reciente aprobación de la L.U.C. en el Parlamento Nacional, que implica un verdadero retroceso democrático en materia de garantías individuales, recortes en la posibilidad de inversión del Estado (regla fiscal), justamente en medio de la pandemia, que es cuanto más se necesita, cuestionamiento a nuestras empresas públicas, cambios regresivos en la educación, cuestionamientos a las legítimas representaciones sociales, liquidación del dialogo social en seguridad social, recortes al derecho de huelga, concentración de las decisiones en el Poder Ejecutivo, libertad extrema para la circulación financiera, etc.

• Las tratativas en el marco del Consejo Superior Tripartito, y el tipo de planteos allí desarrollados tanto por parte del Poder Ejecutivo como de la representación patronal.

• La puesta en marcha del tejido de alianzas amplias marcada por la gravitación de la Intersocial, y la búsqueda de acuerdos generales o puntuales con las más diversas instituciones de la sociedad, como forma de ampliar las bases de sustentación de las reivindicaciones, las propuestas programáticas y la lucha del movimiento sindical.

• El importantísimo nivel de movilización y lucha (en algunos casos único en el mundo, si tomamos en cuenta su dimensión masiva) como por ejemplo el 8 de marzo, el caceroleo 1° de mayo, el 20 de mayo, el 4 de junio y el 27 de junio, movilización que debe continuar y profundizarse a través de todas las formas de lucha que nos permitan acumular fuerzas.

Resuelve:

• Respaldar lo actuado por la delegación obrera en el Consejo Superior Tripartito.

• La MRNA hace suyo el comunicado del Secretariado Ejecutivo que establece:

Montevideo, miércoles 8 de julio de 2020.

El Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT, reunido en el día de la fecha, en consideración del acta firmada en el marco del Consejo Superior Tripartito del día martes 7 de julio del 2020, deja constancia de lo siguiente:

El acta celebrada el 7/7/20 no es un acta de acuerdo, en la misma se deja constancia de la posición de las partes.

Se valoran como positivos los aspectos vinculados al trabajo y su defensa: "La delegación de los trabajadores manifestó que acepta la creación de un ámbito de diálogo y negociación concebido para la generación de trabajo de calidad y expresa su opinión favorable acerca de su instalación inmediata. A su vez considera positiva la voluntad expresada para las prórrogas en el seguro de paro, como forma de ayudar al mantenimiento de los vínculos laborales de los trabajadores con las respectivas empresas en que trabajen."

Sobre los aspectos salariales, nuestra constancia afirma lo siguiente: "Sobre la propuesta de pauta de índole salarial para el llamado "período puente", desde el 1o de julio de 2020, considera que, sin desmedro de reconocer que ha habido movimientos en dirección a lo planteado por el PIT- CNT en la propuesta presentada por el Poder Ejecutivo, se consideran globalmente insuficientes en el marco del objetivo de mantener el poder de compra del salario real de los trabajadores durante el período propuesto".

• Acompañar la movilización resuelta para el día 29 de julio por la Mesa Coordinadora de Entes.

• Apuntar al desarrollo de una movilización masiva contra la LUC en el entorno del 30 de julio y por la plataforma de la Intersocial, ubicando los ejes en la emergencia y necesidades del pueblo de cara a la discusión del Presupuesto Nacional.

• Considerar esta acción como parte de la preparación y generación de las condiciones de acciones superiores como un paro general de 24 hs a desarrollarse cuando madure su necesidad en la opinión de las grandes mayorías del pueblo.

• Encomendar al Secretariado Ejecutivo que extreme las medidas, conversaciones y procesos de preparación de un gran encuentro nacional por soluciones o similar, que nuclee a las granes mayorías nacionales y populares para retomar la iniciativa programática e histórica para elaborar un proyecto de país para el pueblo y un proceso democrático basado en la más amplia participación de la clase trabajadora y el pueblo para su realización efectiva. Este encuentro se desarrollará durante el año 2021

Aprobada por amplia mayoría












sábado, 11 de julio de 2020

La ley del gatillo fácil aprobada







“La LUC habilita a reprimir manifestaciones con armas de fuego”
Reactiva Contenidos
-




https://soundcloud.com/radioactivafm1025/lmr-daniel-parrilla-13-de-mayo?in=radioactivafm1025/sets/contenidos-13-de-mayo




Legítima defensa: la Policía siente más apoyo

Los expertos aseguran que los cambios no tienen impacto a nivel jurídico


 El Pais (Uruguay)
11 Jul 2020 DELFINA MILDER


Entre las modificaciones al Código Penal, la Ley de Urgente Consideración da una nueva redacción a la legítima defensa: especifica las áreas en torno a una casa o un establecimiento rural donde la víctima puede defenderse del agresor, agrega un inciso sobre la defensa de los bienes patrimoniales y amplía el alcance de esta causal de justificación a policías y a militares que estén ejerciendo su labor. La opinión de los expertos en derecho se divide: por un lado, se cuestiona la necesidad de modificar un código que ya era “claro”; por otro, se alega que la lectura errónea de algunos jueces y fiscales hacía imperativo el cambio. Pero, respecto a la incorporación de policías y militares parece haber unanimidad: jurídicamente no habrá impacto. Sin embargo, la Policía ya siente más respaldo.
Un comerciante mata a un delincuente que intenta robarle y va a prisión. Un extraño intenta ingresar en una casa habitada, el dueño le dispara y va a prisión. La indignación de la ciudadanía arde y las banderas partidarias se izan de un lado y de otro —si es que existe tal cosa como una división. Mientras tanto, desde que el gatillo se aprieta hasta que se dicta la sentencia, jueces, fiscales y abogados se sumergen en el análisis de los tres elementos que componen la legítima defensa, que ahora, con la aprobación de la Ley de Urgente Consideración (LUC), se amplían.
Esos elementos, que figuran en el Código Penal desde 1934, son: la agresión ilegítima, la necesidad racional del medio empleado para defenderse o impedir el daño, y la falta de provocación suficiente. Si estas tres condiciones se cumplen, acompañadas de la intención de defender, se está ante un caso de legítima defensa. La conducta de quien lastima o da muerte a alguien que pone en peligro sus derechos, se justifica. El delito se “elimina”.
Pero ningún caso es tan simple. Cada uno es un laboratorio. Esos elementos escritos con rigidez deben ser interpretados por observadores objetivos, pero por más objetividad que pueda tener un investigador, puede haber más de una lectura sobre un mismo caso. O al menos, esa fue una de las motivaciones para modificar el Código, que ahora especifica los lugares próximos a una casa —balcones, terrazas, azoteas, parrilleros, barbacoas— donde la víctima puede sentir la necesidad de defenderse de un agresor. Y agrega también, entre otros cambios, dos párrafos sobre cómo debe entenderse la racionalidad, el elemento más valorativo de la legítima defensa.
En concreto, sobre esto, la LUC incorpora: “El medio se considerará racional cuando resulte ser una respuesta suficiente y adecuada a fin de conjurar el peligro derivado de la agresión sufrida”. Y en la frase siguiente, que crispó el debate en el Parlamento, se determina: “Cuando la defensa deba ser ejercida respecto de cualquier derecho de contenido patrimonial, la racionalidad deberá ser apreciada con prescindencia de que no haya existido o ya hubiera cesado una agresión física a la persona que se defiende”.
Amadeo Ottati, abogado penalista y profesor emérito de la Universidad Católica, fue parte de la redacción de ese agregado y lo explica así: “La intención de la frase es permitir que, cuando una persona es víctima de un hurto o de una rapiña —o sea, un delito contra la propiedad— pueda responder a ese ataque empleando violencia contra la persona que lo comete, causándole alguna herida o incluso la muerte”, aún cuando la amenaza a la vida haya cesado.
Ottati señala que el Código Penal, en su redacción original, “habilita no solo la defensa de la vida sino también la de los demás derechos, entre ellos, el derecho de propiedad”.
¿Por qué, entonces, es necesaria esta reafirmación? A su juicio, el derecho de propiedad no era tenido en cuenta por “algunos jueces o fiscales”, ya sea por sesgos políticos o por “mala voluntad”. Entonces, “se negaba legítima defensa en casos donde la vida no corría peligro, pero sí la propiedad”, sostiene.
Sobre la consideración de la legítima defensa aun cuando no hay agresión física o cuando la agresión finalizó, Ottati ejemplifica: “Muchas veces ocurría, por ejemplo, que una persona ingresaba armada en un negocio, encañonaba al dueño o empleado obligándole a que le entregara todo el dinero de la caja y se retiraba con el botín. Y si la víctima tomaba un revólver, salía corriendo tras el rapiñero y le disparaba para evitar que se fuera con su dinero, solía negársele la legítima defensa, alegando que en ese momento su vida ya no corría peligro porque el autor del delito se estaba yendo”.
A su vez, Ottati afirma que la modificación no es una vía libre para que un comerciante mate “impunemente” a un ladrón, ya que “el modo en que se defienden los bienes debe ser siempre racional”.
Además, sostiene que, al fin de cuentas, esa valoración queda únicamente a criterio del fiscal o del juez que evalúa el caso. Pero agrega que ahora, esa valoración de la racionalidad del “modo” en que se defienden los bienes deberá hacerse de acuerdo a esta nueva redacción.
Al discutirse este artículo, la oposición se dejó oír. Se hicieron predicciones de más violencia y se habló de que la nueva norma equipara el derecho de propiedad con el de la vida. Pero más allá de las discusiones políticas, hay reparos académicos.
Para el abogado Marcelo Domínguez, profesor adjunto de la cátedra de derecho penal de la Universidad de la República, la nueva redacción es innecesaria. En particular, cuando se habla de los bienes patrimoniales, hay una confusión del concepto, dice el abogado. Allí, la “racionalidad” cobra un sentido distinto al que tiene en el renglón previo.
El agregado de Ottati dice que “el medio se considerará racional (...)”, pero Domínguez puntualiza que no son los medios los que deben evaluarse como racionales o no —por ejemplo, si utilizó un cuchillo o una pistola—, sino la necesidad que tuvo de emplearlos.
Domínguez lo explica de esta forma: “‘Racional’ califica a la necesidad y no al medio”, y este calificativo amplía el ámbito en el que se puede justificar el delito, dice, ya que no es preciso que “a posteriori se compruebe que el medio empleado era estrictamente necesario”. El abogado indica que basta con que, en el momento de actuar y a la vista de las circunstancias, “el sujeto que se defiende pueda creer racionalmente —en una creencia objetivamente fundada—, que (ese medio) era necesario”.
En otras palabras, no se trata de si se empuñó tal o cual arma, sino de haber creído necesario utilizarla. Por eso, según sostiene, la nueva frase genera confusión.
Pero al margen de esta apreciación, ¿cómo determina un juez o un fiscal que un sujeto, con la intención de defenderse, creyó en determinado momento que necesitaba un arma y no, por ejemplo, disuadir al agresor con la palabra?
“Racionalidad es que, mirando desde el punto de vista de un observador objetivo, consideramos que esa conducta en el momento que se realiza era racional para defenderse. No lo podemos mirar con el diario del lunes. Tenemos que situarnos en el momento adecuado y ahí poder interpretar la racionalidad”, responde Domínguez, que también considera innecesarias las demás modificaciones a la legítima defensa, como por ejemplo, haber incluido a funcionarios policiales y militares en el amparo de la misma.
EL POLICÍA URUGUAYO. En octubre de 2016, el presidente Luis Lacalle Pou presentó un proyecto de ley para que la legítima
En 2016, Luis Lacalle Pou presentó un proyecto de ley para amparar a policías en la legítima defensa.
defensa alcanzara también a funcionarios policiales que se vieran involucrados en enfrentamientos con delincuentes. Tres años después, fue promesa de campaña a pedido del sindicato policial. Hoy, la extensión de la legítima defensa a funcionarios de los ministerios de Interior y de Defensa es ley.
Patricia Rodríguez, presidenta del Sindicato de Funcionarios Policiales de Montevideo (Sifpom) está conforme con esta redacción. Durante la campaña electoral habían hecho llegar un proyecto de ley propio a todos los candidatos, “para que se generara una norma acorde a las necesidades que el funcionario policial tenía a la hora de defenderse”, dice Rodríguez. Pese a que el proyecto no prosperó, el sindicato ve en la LUC “una herramienta más” para defenderse. “Suponemos que va a generar un extra en lo que es el respaldo”, sostiene la presidenta de Sifpom.
El martes por la madrugada, un joven murió de un disparo tras un enfrentamiento a balazos con dos policías en Ca
rrasco Norte. El episodio fue confuso; los dos agentes declararon en Fiscalía y quedaron en libertad. El caso se está investigando.
Consultado sobre si se trató de legítima defensa, Andrés Ojeda —abogado de los agentes y de Sifpom— dice que se actuó “conforme al cumplimiento de la ley”, más allá de si hubo o no legítima defensa. “Jurídicamente, los policías actúan con la causal de justificación ‘cumplimiento de la ley’. Después, naturalmente, actúan en legitima defensa como actuamos todos los ciudadanos de la República. Pero en principio, lo que ampara y obliga a los policías en su actividad es el cumplimiento de la ley”, sostiene. En este caso, señala Ojeda, se rigen y amparan en la Ley de Procedimiento Policial.
A su juicio —y lo sostiene aún como defensor de los policías del Sifpom—, el agregado de presunción de legítima defensa para policías y militares “no cambia demasiado”. Lo ejemplifica así: “Si lo que pasó en Carrasco Norte pasara con la LUC aprobada, no cambiaría nada, se resuelve exactamente igual. Jurídicamente, no va a cambiar nada”, considera Ojeda. “Pero si sirve para que (los policías) se sientan más seguros, adelante”.
Por su parte, Juan Raúl Williman, abogado del Sindicato Único de Policías del Uruguay (SUPU), sostiene que la causa de justificación más utilizada para defender policías es el cumplimiento de la ley y no la legítima defensa.
“Son todas causas de justificación que eliminan la antijuricidad (el delito). Pero las veces que me ha tocado defender policías, he utilizado mucho más el cumplimiento de la ley que la legítima defensa, que queda, más bien, para particulares”, dice el abogado, que planteó lo mismo en comisión cuando concurrió con el presidente del SUPU, Jorge Madrid Melgares.
Madrid, al igual que Rodríguez, está conforme con la norma. “Cambia un montón el amparo hacia los funcionarios policiales. Lo habíamos dicho ya en el Parlamento”, sostiene, pese a que el abogado del sindicato reconoce que la norma no tiene un impacto real en la defensa de policías.
Si la Ley de Procedimiento Policial ya se utiliza en la defensa de los agentes que hieren o dan muerte a una persona durante el ejercicio de su deber, ¿por qué ahora figuran también en las líneas de un artículo escrito, en su génesis, para el amparo de un civil?
Según Alberto Reyes, presidente de la gremial de jueces y ministro de un Tribunal de Apelaciones en lo Penal, la modificación al código obedece a un “discurso universal” que llegó a los legisladores. “El
Parlamento entendió necesario ‘respaldar’ a la Policía a partir de la desconfianza instalada en que los jueces siempre presumimos que no respetan los derechos de las personas, que usan excesivamente la fuerza, que la ley les ata las manos en la represión de los delitos, que los agentes del orden están indefensos”, dice el magistrado. “Ese discurso policial, universal y muy efectivo, no tiene base empírica”.
Reyes pone el mismo ejemplo que Ojeda: “En el caso de Carrasco Norte, si no se demuestra que el accionar policial fue abusivo, el policía que disparó en un procedimiento no puede ser reprochado penalmente, con o sin la presunción (de legítima defensa) aprobada en la LUC”.
El magistrado sostiene que ese “discurso universal” de la Justicia versus la Policía apunta a “soltarla”, y eso constituye un riesgo, una puerta a los excesos policiales. No obstante, aclara que el riesgo no está en la norma en sí: “No veo en la ley ese alcance de que van a a poder hacer cualquier cosa. No”, enfatiza. “El problema es que se interprete por la Policía que el cambio va por otro lado, por el ‘gatillo fácil’”.
En el mismo sentido, Domínguez dice que este agregado puede dar una “falsa impresión” de amparo en situaciones que pueden llevar a abusos policiales. Y si esta impresión genera una tendencia al exceso, Domínguez sostiene que los funcionarios quedarían “situados en un escenario procesal donde dicha protección se esfuma”, ya que en un juicio, lo único que se tiene en cuenta es si hubo cumplimiento o no de las pautas que se exigen en la Ley de Procedimiento Policial “para ver si la conducta se subsume o no en la causa de justificación”.
Patricia Rodríguez hace frente a las críticas políticas y las predicciones de “gatillo fácil”. Para ella, quienes ven a la Policía como una fuerza que espera el respaldo estatal para apretar el gatillo más seguido están sesgados por “un concepto ideológico”. “Se busca remover ciertas épocas de la Policía que nada tienen que ver con la actualidad”, dice. Para la agente, no se mira “la realidad del policía uruguayo”.
Y justamente, sobre la realidad del policía uruguayo, el ministro Reyes pregunta: “¿Cuántos policías han sido enjuiciados penalmente o responsabilizados disciplinariamente por empleo ilegítimo de la fuerza?”. No hay estadísticas, dice el magistrado, pero asegura que desde que se desempeña en tribunales recuerda “pocos casos de policías en una situación así”.
Para Rodríguez, la clave para evitar abusos está en la formación. “Si uno sale bien formado, va a ser un policía que dé garantías y la ciudadanía no tendría que poner en tela de juicio que tenga o no más potestades, cuando la realidad es que las debería tener desde siempre”, asegura.
Pese al alcance limitado de la nueva norma, el mensaje está dado. La Policía siente el respaldo. La promesa de campaña parece cumplida.
Los expertos dicen que la nueva norma no tendrá impacto, pero la Policía se siente más segura.










La farsa democrática

Y la guerra permanente


>>> Para qué sirve el "voto popular"

MANUEL FREYTAS / IAR Noticias
10 julio 2020

La DEMOCRACIA ES UNA FARSA del sistema capitalista para DOMINAR Y CONTROLAR PAÍSES sin el uso de las armas. En este contexto los procesos ELECTORALES con elecciones periódicas y voto popular conforman una LEGITIMACIÓN LEGAL de la explotación de países y los SAQUEOS capitalistas a escala planetaria.
Como principio esencial (confirmado por la historia) el capitalismo es un sistema de DEPREDACIÓN y dominio del hombre por el hombre, cuyo verdadero sustento estratégico es el PODER MILITAR.
La naturaleza REAL, el OBJETIVO central del capitalismo explotador imperial es la CONQUISTA DE PAÍSES Y APODERAMIENTO DE RIQUEZA Y RECURSOS ESTRATÉGICOS.
Por esa lógica histórica y funcional el Universo de la historia capitalista a nivel global no se nutre de la PAZ, sino de la GUERRA.



En esa dinámica la GUERRA Y EL ARMAMENTISMO conforman el estado "natural" (sin doble discurso) del capitalismo. Y si desapareciera la INDUSTRIA ARMAMENTISTA (los complejos militares industriales) la economía capitalista COLAPSARÍA a escala global.
El armamentismo, la tecnología militar de última generación y todo el descomunal NEGOCIO FINANCIERO-INDUSTRIAL Y COMERCIAL construido a través de los conflictos, despliegues y ocupaciones de países conforman más del 40% de la ECONOMÍA MUNDIAL capitalista.
En este escenario de realidad fáctica, la DEMOCRACIA CONSTITUCIONAL (con elecciones, POLÍTICOS CORRUPTOS empleados del poder y voto popular) solo está concebida como una estrategia de CONTROL POLÍTICO Y SOCIAL que sustituye al PODER MILITAR como forma de dominio sin el uso de las armas.
Una FICCIÓN FARSESCA que otorga a las mayorías sometidas la FALSA creencia de que ELIGE su destino con voluntad SOBERANA en las urnas. Y en términos prácticos y estadísticos lo único que eligen las mayorías es la CONTINUIDAD periódica del mismo sistema y programa IMPERIAL de saqueo capitalista en su PROPIO PAÍS.
En síntesis, la democracia USA-burguesa es una estrategia institucionalizada para DOMINAR y controlar países con la estrategia de PERSUASIÓN Y MANIPULACIÓN SOCIAL. Y esconder el verdadero dominio planetario basamentado en el PODER MILITAR hegemónico imperial.
Que no está sostenido por la persuasión democrática y los discursos políticos. Está sostenido por los ARSENALES MILITARES Y NUCLEARES de EEUU, Rusia, China y la Unión Europea.
La única justificación y REALIDAD EXISTENCIAL del sistema capitalista a escala planetaria