lunes, 6 de julio de 2015

Criminalidad dentro de las FFAA

Semillero del crimen



EDUARDO BARRENECHE04 jul 2015
"Este expediente desnuda las vulnerabilidades del sistema de registro de armas. En el contexto de la nueva ley de armas, este sistema deberá mejorar", dijo a El País el juez del caso, Gabriel Ohanián.
El "almacén", que usaban padre e hijo como pantalla, era una parrillada en el barrio Colón. El negocio funcionó sobre ruedas durante dos años: las armas eran compradas en armerías con el carnet del retirado militar de 79 años, y su hijo, de 42, las pagaba.
Sin embargo, en noviembre del año pasado comenzaron los problemas. Se suscitó un tiroteo entre vecinos en la jurisdicción de la Seccional 17 (Mendoza). Uno de los protagonistas del incidente huyó y tiró su arma detrás de un muro de la casa. Los policías, que lo seguían de cerca, la incautaron. El arma estaba registrada a nombre del retirado militar.







En enero de este año, dos individuos rapiñaron una panadería en jurisdicción de la Seccional 16 (Maroñas), y huyeron en una moto.
A pocas cuadras fueron detenidos por efectivos de la Zona III. Los policías decomisaron una pistola usada en el atraco. En el registro de armas de la Policía Científica, aparece otra vez el nombre del retirado militar.


El tercer caso en que también se encontró un arma del exmilitar fue más grave. El 15 de marzo de este año, Nicolás G. circulaba en un auto con tres secuaces por el barrio Peñarol. Dos individuos, que iban en una moto, les dispararon. Nicolás G. recibió varios impactos de bala. Los cómplices del herido lo llevaron hasta la emergencia del Hospital Policial y dijeron: "Lo tirotearon. Lo encontramos caído en la calle".
Nicolás G. murió poco después de ingresar al centro asistencial. Minutos más tarde, los cómplices se dirigieron hacia la casa de la madre del muerto. "Señora, hirieron a su hijo. Está en el Hospital Policial", dijo uno. Otro sujeto agarró el arma de Nicolás G. y la tiró en el patio de la casa.
Efectivos policiales que concurrieron a la finca a entrevistar a la mujer, registraron el patio y encontraron el arma de fuego.
El caso comenzó a ser investigado por efectivos de la Dirección de Inteligencia Policial.
A nivel judicial, el expediente pasó a la órbita del juez penal de 19° Turno, Gabriel Ohanian, y al fiscal de 9° Turno, Enrique Rodríguez.




Arsenal.

El jueves 2, efectivos de la Dirección de Inteligencia Policial efectuaron un allanamiento en la casa del ex militar. Allí encontraron 41 armas: escopetas, revólveres y pistolas automáticas.
En el procedimiento fueron detenidos el retirado castrense y también su hijo.
"Es evidente que las armas no eran de colección. Se trataba de un arsenal importante", dijo a El País una fuente del caso.
El retirado declaró en sede judicial que, si la Policía realiza allanamientos en otras casas de exmilitares, se va a encontrar con arsenales iguales o más grandes que el suyo.
"También percibirá que a ellos les podría faltar algunas armas", agregó en alusión a que conocía a exfuncionarios castrenses que vendían armas a delincuentes.
En el Juzgado de 19° Turno quedó probado que el hijo del exmilitar vendía personalmente las armas a rapiñeros que había conocido en la zona de Colón.
El detenido alegó que había entregado las armas a Nicolás G. y a otros delincuentes porque fue obligado.
"Yo le debía plata a Nicolás G. Por eso me obligó a entregarle armas de mi padre a él y a otras personas", testificó.
El hijo del exmilitar, cuyas iniciales son J.E.M.M., fue procesado con prisión por el artículo 9 de la Ley 19.247 (Tráfico interno de armas).
El retirado militar también fue procesado por el mismo delito pero sin prisión. Para la Policía, el caso está cerrado.

Bandas brasileñas usan armas uruguayas.


En la mañana del 14 de abril de este año, equipos de la Dirección Nacional de Información e Inteligencia Policial (Dniip) detuvieron a tres policías subalternos y a un comerciante en Rivera.
A pedido del fiscal Gilberto Rodríguez, el juez especializado Néstor Valetti procesó con prisión a dos agentes por un delito continuado de tráfico internacional de armas a título de dolo eventual. El comerciante y otro policía quedaron en libertad.
Durante las investigaciones, la Policía uruguaya detectó que los funcionarios remitidos traficaron a Brasil unas 300 armas nuevas entre 2013 y lo que va de 2015.
Las pistolas 9 milímetros y fusiles ametralladora eran adquiridas en armerías en forma legal y luego contrabandeadas hacia Brasil por Rivera. Las bandas que compraban las pistolas y fusiles —se sospecha que una es el poderoso grupo narco Comando Vermelho— las utilizaban luego en hechos delictivos.




http://www.elpais.com.uy/informacion/desaparecen-proyectiles-base-aerea-durazno.html

 http://www.elpais.com.uy/informacion/robo-fau-seria-mayor-descubierto.html

20.000 proyectiles para ametralladora de los aviones Pilatus que la Fuerza Aérea tiene en la base de Durazno. Horas después, tras iniciar una investigación en el lugar, el subsecretario de Defensa Nacional Jorge Menéndez confirmó el hecho y precisó que eran 18.000 las municiones robadas entre diciembre de 2014 y marzo de este año.
La denuncia dio paso a una intervención del juzgado de Crimen Organizado al frente del cual se encuentra la jueza Adriana de los Santos y donde actúa como fiscal Juan Gómez.




Los gráficos de "Saracho"


domingo, 5 de julio de 2015

"Bandera falsa" en Uruguay



>>>Terrorismo de la embajada israelí
Confirmado: fueron ellos mismos.
La Justicia uruguaya tomó declaraciones a un funcionario de la embajada de Israel por la colocación de un artefacto que se pensaba contenía explosivos cerca de la sede diplomática de ese país, ubicada en una de las torres del World Trade Center, en el barrio del Buceo.
Se trata de un empleado afectado a la seguridad de la embajada, dijo el juez del Crimen Organizado Néstor Valetti, que adelantó que por el momento “no sabemos cómo catalogarlo, en el sentido de que no tenemos certeza de quién fue el autor. Tenemos sospecha pero no certeza”.
El indagado aparece en un video el pasado 17 de junio cerca de la sede diplomática y, según las pericias policiales, efectúa algunos “movimientos extraños”.
“Se han revisado todos los videos de ese día y de los días previos y lo único que por ahora se pudo visualizar en una actitud medianamente sospechosa es una persona de la propia seguridad de la embajada de Israel”, dijo Valetti agregando que el declarante niega haber tirado el artefacto pero, insistió el juez, las imágenes de las cámaras de seguridad muestran una caminata un tanto “sospechosa” y una “inclinación hacia el lugar donde se encontró el aparato”. El “aparato” aludido era una simple lata de sardinas con unos cables.
El juez dijo que podría ser la acción concretada el pasado 17 de junio un simple movimiento para medir la efectividad de la Policía en estos temas. Dijo que se ha demostrado por parte de la Policía que “ha sido eficaz en todo esto”, que la fuerza policial actuó con “prontitud” y que no pasó “ningún detalle”.
Días atrás y ante una consulta de LA REPÚBLICA, el ministro del Interior Eduardo Bonomi dijo que era más seguro que la acción en las cercanías de la embajada israelí era para medir el tiempo de respuesta policial y daba a entender que no había personas vinculadas al terrorismo detrás de ello.
“La pregunta concreta es si existe preocupación sobre el terrorismo islámico. Quizás sea una respuesta muy personal, pero pienso que no, porque los terroristas islámicos, si tienen algún tipo de preparación, actúan; no miden la intervención de la Policía para después actuar”, sostuvo Bonomi el pasado lunes en el Parlamento ante la comisión sobre seguridad y convivencia del Senado.
“Los diplomáticos no reclaman la misma protección que en otros lugares. Por eso, si quisieran actuar lo harían y no lo anunciarían. Distinta es la situación de amenaza. Si amenazaran, habría que analizarlo pero la situación no es esa, sino la colocación de estos elementos”, abundó.
DATO
Antecedentes
No es la primera vez que ocurre este tipo de incidentes. El primero fue cuando se denunció la aparición de un maletín en las cercanías de la vieja sede de la embajada de Israel, en bulevar Artigas. Se pensó en un funcionario de la embajada de Irán pero esa sospecha carecía de fundamento, recordó Bonomi. “Estaba el vehículo, pero no el funcionario. El chofer había ido a buscar un examen médico a la Asociación Española, y tenemos razones para saber que es cierto: el chofer había sido policía y, cuando se le preguntó, dijo que estaba solo”, recordó.
“El segundo artefacto y el tercero tampoco eran explosivos completos; el tercero está en investigación y, por tanto, no voy a avanzar más”, aclaró el ministro el pasado lunes en el Parlamento.

 http://www.elpais.com.uy/informacion/empleado-embajada-israel-declaro-artefacto.html

 

>>>URUGUAY: Netanyahu llamó a Vázquez para agradecerle el “reciente apoyo”



>>>La complicidad del ejército uruguayo en la operación "Falsa bandera" orquestada por Israel en Montevideo .


Desalojo del WTC



>>>Ver además:
http://elmuertoquehabla.blogspot.nl/2015/06/encontraron-una-lata-de-sardinas.html

 http://elmuertoquehabla.blogspot.nl/2015/06/encontraron-una-lata-de-sardinas.html

>>> Iranofobia
http://www.republica.com.uy/israel-aclara/501816/

>>>Dale que va, total...
Se puede?

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, sostuvo que no hay preocupación ante un posible atentado terrorista por parte de elementos islamistas, mientras que el director de Secretaría, Julio Guarteche, informó que se han enviado efectivos a prepararse en Israel y otros países.

El ministro explicó los tres incidentes de hallazgos de presuntos elementos explosivos cerca de la embajada israelí en la comisión especial de Seguridad Pública y Convivencia del Senado y abordó con la cúpula del Ministerio las medidas que se han tomado para prevenir cualquier incidente.
Consultado sobre si había preocupación en el Ministerio del Interior ante un posible atentado del terrorismo islámico en nuestro país, Bonomi dijo que “quizás sea una respuesta muy personal, pero pienso que no”.
Explicó que en su criterio, “los terroristas islámicos, si tienen algún tipo de preparación, actúan; no miden la intervención de la Policía para después actuar, sobre todo en un país en el que, por sus características, los diplomáticos no reclaman la misma protección que en otros lugares. Por eso, si quisieran actuar, lo harían; no lo anunciarían. Distinta es la situación de amenaza; si amenazaran, habría que analizarlo, pero la situación no es esa, sino la colocación de estos elementos”, sostuvo al referirse a los posibles aparatos explosivos encontrados incompletos cerca de la embajada de Israel.
Bonomi resumió los tres incidentes, y no habló demasiado sobre el último, donde la Justicia ha convocado a declarar como sospechoso a un funcionario de seguridad de la embajada de Israel.
En el primer caso incluso aclara versiones difundidas por el ex canciller Luis Almagro. “El primero era un maletín, que apareció en un contenedor y fue asociado inmediatamente con un vehículo de la embajada iraní, en el que, según se dijo y no es correcto, había un funcionario iraní a quien se identificaba con ciertas situaciones, pero eso tampoco era así. Estaba el vehículo, pero no el funcionario. El chofer había ido a buscar un examen médico a la Asociación Española, y tenemos razones para saber que es cierto: el chofer había sido policía y, cuando se le preguntó, dijo que estaba solo. De modo que el primer artefacto era un maletín, no un explosivo”.
Sobre el segundo y tercer incidente explicó que “tampoco eran explosivos completos; el tercero está en investigación y, por tanto, no voy a avanzar más”.
El ministro agregó que venía de participar de un evento donde se abordó la problemática del terrorismo. “Había sesenta y cinco países y la totalidad manifestó una gran preocupación sobre este tema. La mayoría de quienes hicieron uso de la palabra plantearon que ningún país, por chico que sea, puede considerarse al margen de la situación. Se habló mucho, se presentaron películas sobre este tema y se dieron testimonios. Pero de ahí a asimilar esa situación con el hecho de que se deje un explosivo armado con una lata, hay una distancia. No es lo mismo”, subrayó.
En el mismo sentido, el director de Secretaría, Julio Guarteche, agregó que “aunque no queramos, estamos inmersos en una guerra global y en ese sentido sí estamos preocupados, sí estamos trabajando, sí estamos recibiendo capacitación, sí estamos haciendo un esfuerzo en identificar cuáles pueden ser nuestras debilidades y nuestras fortalezas, sí estamos cuidando objetivos especiales, sí estamos cooperando y recibiendo información de contrapartes nuestras porque es obvio que no contamos con todas las capacidades para poder manejar un tema tan grave y tan importante”.
Explicó que “ahora mismo tenemos personal en Israel y en otros países capacitándose en esta área. No nos estamos durmiendo, por decirlo de alguna manera; estamos muy preocupados. En el barrio, como se decía, ocurrieron atentados muy graves y en este momento no se puede decir que no vuelvan a ocurrir”.
A su vez el ministro del Interior reiteró que se mantiene la preocupación, y que “puedo informar que se ha reforzado fuertemente la seguridad de la Embajada de Israel”.

De la tele a la realidad
El Ministerio del Interior está buscando especializar funcionarios en la técnica de análisis de la conducta gestual, al estilo de la serie de televisión “Lie to me” que se produjo entre los años 2009 y 2011. “Nosotros hace dos años que hemos contactado a alguien que trabaja en ese sentido”.
Al regreso de una reunión de Ministros del Interior, me ocuparé del tema de un ofrecimiento de Interpol sobre cursos de un tiempo considerable como para especializar policías en ese tipo de análisis de conducta, que se utiliza en los interrogatorios y también en la calle. Evidentemente, se utilizan muchos elementos que son potencialidades que el país tiene y, si no contamos con ellas, intentamos traerlas del exterior, ya que es la forma de avanzar”, explicó el ministro.




Ni para ti, ni para mi liberación

Consejo de salarios


PIT-CNT dice "no" a las nuevas pautas

La central obrera pretende 100% del IPC,, además correctivos anuales y no cada dos años como propone el gobierno.

video


Informe sobre lineamientos a los Consejos de Salarios

La central publicó un informe realizado por el Instituto Cuesta Duarte y reafirma su posición respecto que las pautas presentadas por el Ejecutivo suponen una pérdida salarial para los trabajadores.
El PIT-CNT y las autoridades del Poder Ejecutivo intercambiaron análisis y declaraciones respecto a los lineamientos del Gobierno para los Consejos de Salarios. La central manifestó su rechazo a las pautas porque entiende que suponen un congelamiento de los salarios con pérdida interanual y el ministro de Trabajo Ernesto Murro, junto con asesores del Ministerio de Economía, criticaron la falta de información con la que el PIT-CNT realizó sus análisis.
En esta coyuntura, el Instituto Cuesta Duarte, organismo de análisis e investigación de la central obrera, realizó este miércoles un informe sobre las pautas del Gobierno para la sexta ronda de Consejos de Salarios.
En el documento explican que los lineamientos rompen con la lógica de ajustar los salarios con un componente de incremento real vinculado a la evolución de los precios (IPC) y entienden que esto supone "dotar de mucha incertidumbre al resultado negociado, incorporando en los acuerdos un ´efecto lotería´ cuyo balance global recién podrá ser hecho una vez terminado el plazo del convenio".
En un segundo punto, aducen que los planteo del Gobierno no permiten asegurar el mantenimiento del poder adquisitivo a lo largo del covenio. "Supongamos que la inflación se comporta en lo sucesivo como anticipan las expectativas y se ubica en torno al 8% en el período julio 2015-junio 2016 (7,93% según Expectativas Privadas relevadas por el BCU) y además en los años siguientes, la misma baja a razón de un punto porcentual por año. Con los ajustes planteados para los sectores "con problemas" de 8% con base anual para el primer año y 6,5% en el segundo año del convenio, este escenario implica una pérdida de salario real a lo largo del período de dos años considerado, solamente corregida al final del segundo año", explica.
El Instituto explica también que los lineamientos del gobierno conducirán a un incremento real de los salarios de los sectores más dinámicos a, como máximo, 1,9%. Si estos sectores tiene un crecimiento de 4% anual y la economía crece entre 2,5% y 3%, "esto conduce a una caída de la participación de la masa salarial del producto":
Acorde a las pautas presentadas por el ministro Danilo Astori, la central considera "insuficientes" las ajustes al Salario Mínimo Nacional (SMN) porque si los precios se comportan como espera el Ejecutivo -se reducen a razón de un punto porcentual por año-, "el incremento del SMN en términos reales sería de entre 2,8% y 3,3% anual, difiriendo según el año".
También apuntan a la semestralización de los ajustes y entiende que provoca un "perjuicio para los trabajadores" porque dilata en el tiempo "una parte del aumento ya acordado". "Dividir el ajuste nominal en dos partes no hace más que dilatar parte del aumento que antes era anual, lo que inequívocamente configura una pérdida de salario", afirman.

>>> No toman en cuenta la inflación
 Hoy ya esta en 8.53%
>>>Austeridad del gobierno empezará a impactar en los salarios privados
El gobierno planteó alzas de ingresos nominales por debajo de la inflación que esperan los privados para los sectores más comprometidos de la economía 

Los insistentes pedidos de cautela que el equipo económico maneja para la elaboración del Presupuesto quinquenal y las medidas de recorte de inversiones previstas para las empresas públicas, ahora llegan a la mesa de negociación salarial de los trabajadores privados. Los lineamientos que el Consejo de Ministros presentó ayer para la próximas rondas salariales marcaron un punto de inflexión en la lógica que se habían aplicado en los últimos dos períodos de gobierno del Frente Amplio.

Atendiendo a la desaceleración que comenzó a transitar la economía uruguaya y la realidad de algunos sectores comprometidos, y con una fuerte incidencia del Ministerio de Economía, el gobierno fijó pautas de ajustes nominales que prevén aumentos salariales moderados, en una clara señal de contemplar los reclamos y advertencias de las principales gremiales empresariales del país.

Los correctivos por inflación observada se aplicarán –si son necesarios– al finalizar el segundo año de los convenios a tres años, y otro al finalizar el tercero. En tanto, para aquellos convenios a dos años –que comenzará a negociarse en 2016– se planteó instrumentar un único correctivo al finalizar el convenio en caso que la inflación observada esté por encima del aumento de salario nominal que percibió cada trabajador.
% vs time
El ministro de Economía, Danilo Astori, explicó que se fijaron acuerdos a tres y dos años para que durante el próximo año electoral (2019) no deba darse la renovación de los acuerdos.

En los convenios que están vigentes hoy los correctivos por inflación se aplican generalmente cada seis meses o un año, de manera que el trabajador no vea deteriorado su nivel de ingreso real por un período mayor cuando la inflación supera el centro del rango meta (5%).

Con las cartas sobre la mesa, el Ejecutivo parece encaminarse a dar un claro mensaje donde los mayores aumentos quedarán restringidos a aquellos sectores que crezcan por arriba del 4%, es decir por encima del promedio de 2,7% de expansión económica que espera el gobierno para el próximo quinquenio.

Si la inflación se mantiene en los niveles actuales (8,41% a mayo) los aumentos reales serán, en el mejor de los casos, inferiores a 2% anual. En el peor de los casos, habrá pérdida salarial hasta que aplique el correctivo por inflación, que no será antes de los dos años de convenio.

En una muestra de mostrar "flexibilidad", el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, recordó que podía contemplar el "descuelgue" de los convenios para aquellos sectores más comprometidos.

Además se fijó un plazo máximo de 90 días para que empresarios y trabajadores lleguen a un acuerdo. Transcurrido ese plazo, se procederá a la votación, en una clara intención del gobierno de acelerar el proceso de negociación y evitar largos procesos como ocurrió en algunos rubros puntuales en rondas anteriores.

Distintas realidades

Entre junio y diciembre de este año caen el 45% de los convenios salariales que están vigentes. Salud, industria metalúrgica, bancos, restaurantes y hoteles, y la industria textil son algunos de los sectores más relevantes que deberán comenzar a renovar sus acuerdos en función de las distintas realidades que atraviesan y bajo los parámetros que fijó ayer el gobierno.

"Los lineamientos son los suficientemente flexibles como para hacer compatible los objetivos de la defensa de las fuentes de trabajo y del poder adquisitivo de los trabajadores y al mismo tiempo considerar la heterogeneidad de situaciones", aseguró Astori.

Las pautas del Ejecutivo sugieren ajustes salariales nominales en función de la realidad de cada sector. Aquellos más dinámicos (crecen por encima de 4% anual) se plantea elevar 10% los salarios el primer año, 9% el segundo y 8% el tercero. En tanto, para aquellas ramas menos dinámicas –que crecen por debajo del 4%–, los ajustes serán de 8,5 %, 7,5% y 7 %, respectivamente.

En tanto, el último escalón, según explicó Murro, está definidos para aquellos sectores con problemas, beneficiarios de subsidios del Estado, riesgos de empleo y de envíos al seguro de paro. Allí el Ejecutivo sugiere alzas salariales nominales sobre una base anual de 8% para el primer año, 6,5% para el segundo año y 6% para el tercero.

En tanto, para atender una "diferenciación" con los salarios más sumergidos, los lineamientos agregan un ajuste adicional de 3,5% para los salarios de entre $ 10 mil y $ 12 mil mensuales, y 2,5% para aquellos que están entre $ 12 mil y $ 14 mil. "En caso de ser necesario habrá flexibilidad en estos acuerdos atendiendo la heterogeneidad sectorial y, eventualmente con la fundamentación necesaria, se podrán atender casos que se presenten de eventuales descuelgues", anunció el ministro de Trabajo.

Por otro lado, Murro adelantó que habrá una promoción por parte del Ejecutivo de los incentivos por productividad. "Los incentivos serán a nivel de empresa, por conjunto de empresas, o por rama. Esto será decisión de las partes y en todos los casos deberá estar por encima de los mínimos establecidos para la rama de actividad", explicó. El funcionario dijo que los lineamientos del gobierno están en "consonancia" con la política liderada por el Ministerio de Economía de moderar la inflación en los próximos años.

"Si ustedes repasan estos números, todos están lanzando un mensaje de inflación descendente. Desde el primero al último. Es lo que esperamos y para lo cual estamos trabajando", añadió Astori.

Otra era

A partir de la reinstalación de la negociación colectiva en el ámbito de los Consejos de Salarios en 2005 cuando asumió la Presidencia Tabaré Vázquez, con Danilo Astori como ministro de Economía, el salario real del sector privado abandonó la caída que se venía produciendo desde el año 2000 y comenzó a crecer a tasas que alcanzaron máximos históricos en los últimos diez años.

Además del resurgimiento de la negociación tripartita, el dinamismo de la actividad económica del país y los niveles mínimos de desempleo a nivel histórico fueron los factores determinantes del impulso del salario real en el período considerado. En el promedio del año móvil a abril –medición que representa mejor la evolución tendencial– el salario de los trabajadores privados uruguayos descontando los efectos de la inflación, aumentó tres décimas de puntos porcentuales por encima de la media de los últimos diez años, lo que representó un incremento de 4,7% interanual, según los últimos datos del divulgados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Aún así, en el análisis de corto plazo, en abril y marzo hubo una ralentización en la evolución de los salarios reales de los trabajadores privados, con un incremento de 4,5% y 3,5% respecto a igual mes del año anterior, respectivamente.

En tanto, desde comienzo de año la tasa de desempleo viene en aumento, ubicándose en abril en 8,1%, el mayor nivel en seis años dejando atrás los mínimos históricos, lo que presiona a la baja al salario real debido a una mayor oferta de empleo en el mercado laboral.

Uno de los factores que explica el deterioro en el mercado de trabajo es el bajo nivel –incluso caída– en la producción industrial ,que implica desde la reducción en la cantidad de horas de trabajo –que alcanzó en los primeros cuatro meses de 2015 el nivel más bajo de horas trabajadas en casi diez años–, hasta el cierre de algunas fábricas. En lo que va del año tres plantas industriales han cerrado sus puertas dejando sin trabajo cerca de 900 personas.

PIT-CNT : lineamientos son "absolutamente insuficientes

"En el PIT-CNT calificaron a los lineamientos dados a conocer por el gobierno como "absolutamente insuficientes". "Tiene vestigios de desindexación, por más que se lo quiera disfrazar de otra manera", dijo su vicepresidente José Lorenzo López a El Observador.

El sindicalista de COFE criticó que no se "contempla" una recuperación mayor de los salarios más deprimidos. Según él, "en el mejor de los casos" los 600 mil trabajadores que hoy ganan menos de $ 14 mil percibirían un aumento de $ 400.

El dirigente ve con buenos ojos que se discriminen sectores a la hora de determinar los ajustes pero tuvo reparos en su implementación.

"El problema es que la pauta es muy baja y el correctivo recién se plantea a los dos años, dejando un agujero en el medio muy complicado que puede llegar a ser una pérdida salarial muy importante", alertó. A esta posibilidad están más expuestos aquellos empleados de los sectores individualizados como más problemáticos (que envían trabajadores a seguro de paro o están subsidiados).

Por su parte, el secretario general de la central de trabajadores, Marcelo Abdala, sostuvo que "la fórmula tiene que tomar en cuenta el 100% del IPC, correctivos anuales, y puntos de recuperación o de crecimiento según lo que se negocie en cada rama de actividad".

Por otro lado, pese a que en un principio estaba previsto que el Consejo Superior Tripartito de Salario se reuniera en la tarde de ayer, finalmente esa reunión entre el gobierno, las cámaras y los trabajadores tendrá lugar hoy.
Fuente: Emilia Salaverría y Mayte De León


>>> No querías negociación colectiva? 
Toma dos platos


Fijan nueva reunión del Consejo Superior Tripartito de Salarios el 8 de julio


Jueves, 02 Julio 2015

Declaración del PIT-CNT: El salario de los trabajadores no puede ser la variable de ajuste y mucho menos la única

El Secretariado Ejecutivo del PIT CNT junto con el Equipo de Investigación del Instituto, elaboraron un informe analizando los lineamientos del Poder Ejecutivo para la sexta ronda de Consejos de Salarios. Luego de una pormenorizada argumentación en rechazo de la pauta salarial presentada por el gobierno de Tabaré Vázquez, en el documento se sostiene que "no apoyamos que deba ser el salario de los trabajadores la variable de ajuste y mucho menos la única".

Documento

  1. Entendemos que el cambio planteado en la lógica de los ajustes salariales supone una modificación radical respecto a los criterios que se venían planteando anteriormente. En efecto, hasta la presentación de estos lineamientos los ajustes salariales se explicaban a partir de un componente vinculado a la evolución de los precios –inflación medida a partir del IPC- más un componente de incremento real. Con estos lineamientos se pretende romper con esta lógica, aplicando un único componente por “todo concepto”, desintegrando los dos conceptos anteriores a cambio de mayor incertidumbre y librando los ajustes salariales a la evolución de variables ajenas a los trabajadores, en lo que no se tiene control o incidencia alguna.
    Aceptar la lógica propuesta supone dotar de mucha incertidumbre al resultado de lo negociado, incorporando en los acuerdos un “efecto lotería” cuyo balance global recién podrá ser hecho una vez terminado el plazo del convenio. En concreto esto se traduce en que para cualquiera de los escenarios de ajuste previstos en los lineamientos, es imposible anticipar qué sucederá con el poder de compra de los salarios.
  2. El esquema de ajustes planteado no permite asegurar el mantenimiento del poder adquisitivo a lo largo del convenio.
    Supongamos que la inflación se comporta en lo sucesivo como anticipan las expectativas y se ubica en torno al 8% en el período julio 2015-junio 2016 (7,93% según Expectativas Privadas relevadas por el BCU) y además en los años siguientes, la misma baja a razón de un punto porcentual por año. Con los ajustes planteados para los sectores “con problemas” de 8% con base anual para el primer año y 6,5% en el segundo año del convenio, este escenario implica una pérdida de salario real a lo largo del período de dos años considerado, solamente corregida al final del segundo año.
    Cabe aclarar aquí que dicho correctivo implica reestablecer el poder adquisitivo del salario con el nivel previo al ajuste inicial, pero eso no impide la caída del promedio del salario real, que es lo que corresponde analizar. Obviamente si la inflación es superior a lo esperado o no desciende tan rápidamente, la pérdida salarial a lo largo de los meses del convenio será todavía mayor, lo que supone un riesgo muy elevado para el conjunto de los trabajadores.
  3. 3. Los lineamientos suponen una desvinculación entre la evolución del salario real y el desempeño general de la economía.
    Si bien los lineamientos plantean la necesidad de que los salarios se ajusten en función de la realidad económica del país y se menciona la importancia de compatibilizar el crecimiento salarial con el empleo, la competitividad y la política antiinflacionaria, los ajustes propuestos están desvinculados totalmente de la evolución de la actividad económica dada por la tasa de crecimiento del producto.
    Si la inflación se comporta como estiman los analistas privados en el primer año y posteriormente desciende efectivamente un punto porcentual por año de convenio, los lineamientos del gobierno conducirían a un incremento real de los salarios de los sectores más dinámicos de como máximo 1,9% anual ante un crecimiento del sector de más de 4%, que es lo que se requiere para ser considerado un sector dinámico. Considerando que no todos los sectores van a clasificarse como dinámicos y por tanto esos ajustes involucrarán solamente a una parte de asalariados, en una economía que crece entre 2,5% y 3% anual en promedio (como estima el propio gobierno para los próximos años) y con pocos movimientos por el lado del empleo, esto conduce una caída de la participación de la masa salarial en el producto.
  4. La priorización de los salarios más sumergidos es muy poco significativa, tanto en las mejoras propuestas como en función de la cantidad de personas que abarca. Cabe acotar aquí que los salarios mensuales por debajo de $12.000 y $14.000 nominales se corresponden con ingresos líquidos inferiores a aproximadamente $9.600 y $11.200 respectivamente. Por lo tanto, además de que los porcentajes adicionales propuestos son muy bajos, el umbral para definir los salarios sumergidos es a todas luces insuficiente.
  5. En lo que respecta al Salario Mínimo Nacional (SMN), consideramos que los ajustes planteados son absolutamente insuficientes. Teniendo en cuenta una inflación de 7,98% en el año 2016 (acorde a las Expectativas Privadas relevadas por el BCU) y suponiendo que el ritmo de crecimiento de los precios se reduce a razón de un punto porcentual por año, el incremento del SMN en términos reales sería de entre 2,8% y 3,3% anual, difiriendo según el año. Si la inflación no tiene una tendencia descendente tan marcada, estas tasas serían todavía más bajas.
    Sintitulo 1
    Esto determina que en el mejor de los casos, el poder de compra del SMN (el salario sumergido por excelencia) crezca de forma similar a las proyecciones actuales de desempeño del PIB. Con una trayectoria de los precios algo diferente y donde la caída de inflación no sea tan acentuada, el aumento real del SMN se ubicará por debajo del crecimiento del PIB, lo que muestra con claridad la concepción regresiva de estos lineamientos.
  6. La semestralización de los ajustes (en contraposición de lo planteado por el propio gobierno en las últimas rondas que era tender a los ajustes anuales) provoca un perjuicio para los trabajadores, en tanto se dilata en el tiempo una parte del aumento ya acordado. Dividir el ajuste nominal en dos partes no hace más que dilatar parte del aumento que antes era anual, lo que inequívocamente configura una pérdida de salario.
    Con un ejemplo resulta aún más claro:
    Considerando un trabajador que gana $20.000 y acuerda un ajuste de 10% anual. Si este porcentaje se otorga íntegramente en un sólo ajuste, el salario pasa a ser de $22.000 y así se mantiene a lo largo de todo el año. En cambio, si este monto se divide en dos partes (5% en un inicio y 5% al cabo de seis meses), el salario va a ser de $21.000 en todo el primer semestre y de $22.050 en el segundo semestre luego del segundo ajuste.
    Si bien el salario al final del año es levemente superior en el caso en que los ajustes son semestrales, es claro que si consideramos el conjunto del año el ajuste anual es más favorable para los trabajadores ya que le permite ganar $22.000 durante todo el año mientras que en el caso de ajustes semestrales, en promedio gana $21.525 por mes.
    La afirmación de que una periodicidad más breve entre los ajustes beneficia a los trabajadores solamente tiene sentido cuando el criterio de los ajustes es la inflación pasada.
  7. Más allá del planteo de que el mantenimiento de elevados niveles de empleo es un objetivo prioritario para el gobierno, en los lineamientos no se establecen compromisos en este sentido. Ni se garantizan los niveles de empleo actual ni se establecen salvaguardas ante una situación adversa. De igual forma, tampoco se establecen compromisos con respecto a la evolución de la inflación ni medidas tendientes a analizar la conformación de los precios.
  8. No compartimos la idea que subyace en los lineamientos de que sólo se puede mejorar la distribución de los ingresos cuando la economía crece significativamente. Por el contrario, consideramos que la política salarial es una herramienta clave del punto de vista distributivo y no puede ser subsidiaria del control de la inflación o la rentabilidad de las empresas tal como se desprende de estos lineamientos.
    Si bien compartimos los objetivos de mantener el empleo, reducir la inflación y no deteriorar la competitividad (en el sentido sistémico y estructural del término), no apoyamos que deba ser el salario de los trabajadores la variable de ajuste y mucho menos la única.
  9. En nuestro país, por disposición constitucional los ajustes de las jubilaciones y pensiones están vinculadas a la variación del Índice Medio de Salarios. Una evolución más moderada de los salarios en comparación a los años anteriores, tal cual se desprende de los lineamientos, también incide en el sentido de una moderación en la evolución de las jubilaciones.

 


 .

sábado, 4 de julio de 2015

"Diálogos sociales" hasta el 2050

Todo bien atado hasta el 2050, lineamientos que vienen de allá arriba

>>>Una cocina criminal
"Para enriquecer el programa del Frente Amplio, que es lo que ha votado la ciudadanía..."

video



03/07/2015 Reunión en Torre Ejecutiva
García presentó a Enrique Iglesias los objetivos del Diálogo Social “Uruguay 2050”

En el encuentro realizado en la Torre Ejecutiva, el director de la OPP, Álvaro García, presentó al ex Secretario General Iberoamericano, Enrique Iglesias, los objetivos trazados por el gobierno para el Diálogo Social “Uruguay 2050” que, además, forman parte de la creación de una Dirección Nacional de Planificación, encargada de continuar y promover los temas vinculados al Uruguay de los próximos 20 años.

“La planificación del país es una herramienta fundamental para el desarrollo del Uruguay”, destacó Enrique Iglesias. En ese sentido, el director García señaló que “tal como lo señaló el Presidente Vázquez se convocará a un amplio diálogo social que busque intercambiar la mayor cantidad de visiones existentes sobre los procesos de desarrollo y el rumbo del país”.

En otro aspecto de la reunión, el director de la OPP valoró los aportes que Enrique Iglesias realizó a la construcción de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, que fue instalada a partir de la promulgación de la Constitución de 1967, junto al Banco Central. “En ese entonces Iglesias trabajaba junto a otros grandes jóvenes académicos como Danilo Astori, Alberto Couriel y Wison Ferreira Aldunate, en la creación de una institucionalidad para el desarrollo”, destacó García.

>>> El hombre de confianza
Enrique Iglesias caballero de la Orden del Toisón de Oro

>>> El vínculo
>>> Los mismos hombres del BID 
El Presidente de la República, Tabaré Vázquez, destacó la personalidad y capacidad intelectual del contador Enrique Iglesias, así como su compromiso con nuestro país y América Latina durante la gestión que realizara tanto en la CEPAL, como en la Cancillería uruguaya y recientemente en el BID.
Tales conceptos fueron expresados por el Primer Mandatario durante el encuentro que mantuviera en la sede del Banco Interamericano de Desarrollo, con el Presidente del BID, contador Enrique Iglesias.

“En Latinoamérica, donde todos somos repúblicas, no le vemos como un rey sino como un amigo que quiere a la región y se identifica con ella”

Por todo ello, estamos endeudados con él

“no conozco ninguna corona que haya tenido con sus ex colonias un trato tan afectuoso y directo como el rey de España”






  

Repugnantes integraciones





>>> Lameculos de Washington


http://www.jornada.unam.mx/2011/04/29/edito




http://www.mrree.gub.uy/frontend/page?1,inicio,ampliacion-ppal2,O,es,0,PAG;CONC;1961;11;D;reunion-de-observadores-de-la-x-cumbre-de-la-alianza-del-pacifico-30300;20;PAG;

Rodolfo Nin Novoa: La integración reporta grandes ventajas para el desarrollo económico de los países
El canciller, Rodolfo Nin Novoa, expresó ante la Cumbre de la Alianza del Pacífico, que para Uruguay la integración económica es el medio que propicia la conformación de cadenas productivas y reporta grandes ventajas para el desarrollo de los países.


En su discurso, el canciller aseguró Uruguay “construye una integración profunda sobre los compromisos vigentes con la Alianza del Pacífico”.
Nin Novoa participó de la X Cumbre de la Alianza del Pacífico que se celebró en la ciudad de Lima, Perú.
El gobierno uruguayo ratificó su interés y compromiso en vincularse “más activamente” con el esquema de integración regional.
En tal sentido, Uruguay tiene la doble calidad de miembro fundador del MERCOSUR y Estado Observador en la Alianza del Pacífico.
En su discurso, el canciller aseguró Uruguay “construye una integración profunda sobre los compromisos vigentes con la Alianza del Pacífico”.
Recordó que nuestro país cuenta con “Acuerdos de Complementación Económica con los cuatro países de la Alianza, y con México tiene un Acuerdo de Libre Comercio”.
En materia arancelaria, dijo que podrá mejorarse en el corto plazo “profundizando las preferencias o acelerando cronogramas de desgravación”, pero aclaró que también hay una “ventana de oportunidades no arancelaria que no debe descuidarse”.
El relacionamiento comercial “no se agota en lo arancelario pueden crearse pisos de convergencia muy interesantes avanzando en todo lo que rodea a lo estrictamente arancelario pero que, sin exigir negociaciones, puede conseguirse a través de simplificaciones administrativas acordadas”, dijo el secretario de Estado.
“Las políticas públicas deben facilitar las condiciones para que un país forme parte de las cadenas globales de valor, armonizando procedimientos aduaneros y eliminando barreras administrativas”, sentenció.

Desarrollo

Nin Novoa aseguró que el gobierno uruguayo busca la efectiva inserción del país en las cadenas de producción regionales.
Dijo que Uruguay visualiza la integración económica como el medio que “propicia la conformación de cadenas productivas y reporta grandes ventajas para el desarrollo económico de los países”.
Además, aclaró que el crecimiento económico “no es un objetivo en sí mismo, sino un mecanismo para el desarrollo”.



Cuando el comercio no es integración 
Raúl Zibechi

Nacida en 2011, la Alianza del Pacífico responde a un modelo de integración hacia afuera que promueve importaciones industriales y exportaciones de productos sin elaborar, gracias a aranceles muy bajos. Algunos la visualizan como el modo de bloquear la expansión de la interconexión China-Brasil a través del Mercosur.

“Los tres gobiernos sudamericanos del grupo (Chile, Colombia y Perú) tienen en común no haber firmado el acta de constitución del Banco del Sur, no tener acuerdos comerciales vigentes con el Mercosur, tener Tlc firmados con Estados Unidos y carecer de un sector industrial nacional significativo”, escribía el economista Óscar Ugarteche días antes de la conformación de la Alianza del Pacífico, en 2011 (Alai, 26-IV-11).
La Declaración de Lima, firmada el 28 de abril de aquel año por los presidentes Alan García, anfitrión y articulador de la alianza, Sebastián Piñera, Felipe Calderón y Juan Manuel Santos, defiende “la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas”, pero advierte a la vez que se trata de establecer la alianza “sobre la base de la homologación de los acuerdos de libre comercio existentes”.
La Alianza del Pacífico se fue consolidando rápidamente. Además de la firma del acuerdo marco se llegó a la integración de las bolsas de valores de los tres países sudamericanos a través del Mercado Integrado Latinoamericano, que se terminó de procesar en la novena cumbre, meses atrás, con la incorporación de México. El objetivo era establecer “un mercado regional para la negociación de títulos de renta variable de los tres países”, de modo que inversionistas e intermediarios tengan “un mundo de oportunidades” para “comprar y vender las acciones de las tres plazas bursátiles” (www.mercadomila.com). Los fondos de pensiones pueden moverse entre los diversos mercados nacionales sin restricciones.
MIRADAS ANTAGÓNICAS. Los cuatro países que integran la alianza representan el 37 por ciento del Pbi regional y la mitad de las exportaciones. Entre los países que tienen el estatuto de observadores figuran, en América Latina, todos los de Centroamérica menos Nicaragua y obviamente Cuba, además de Paraguay, Ecuador y Uruguay. Por otro lado, Costa Rica y Panamá son candidatos a integrarse a la alianza. A ellos se suman más de una decena de observadores de otros continentes, desde el Reino Unido y Alemania hasta China y Estados Unidos.
Un hecho definitorio para ser miembro son los tratados de libre comercio. “Si un Estado observador tiene acuerdos de libre comercio con al menos la mitad de los estados parte, podrá solicitar ser candidato para adhesión a la Alianza del Pacífico”, puede leerse en los lineamientos para los observadores.
Aunque los presidentes de los cuatro países latinoamericanos miembros plenos de la alianza se han empeñado en decir que ésta “no es contra nadie”, como suele repetir el colombiano Juan Manuel Santos, sus patrocinadores no ocultan sus intenciones. El periodista de la Cnn Andrés Oppenheimer, cercano al gobierno estadounidense, lo dice sin vueltas en El Nuevo Heraldo, de Miami: “La Alianza del Pacífico se está consolidando como un bloque económico con enorme potencial mientras que el Mercosur se está convirtiendo en un comité político y está cada vez más debilitado por disputas internas. El mundo se encamina hacia una economía de superbloques y la Alianza del Pacífico está dando los pasos adecuados para insertarse en la nueva realidad mundial” (Bbc, 21-VI-14). Mario Vargas Llosa, uno de los más entusiastas defensores de la alianza, cree que “tiene un gran futuro y será uno de esos acuerdos que van a funcionar e impulsar la integración económica, social y política de la región” (El Mercurio, Santiago, 25-I-14). El diario madrileño El País se empeña en contrastar las realidades de la Alianza y del Mercosur, con argumentos que son amplificados letra por letra por las derechas (y algunas izquierdas) de la región. La Alianza del Pacífico “ha apostado por la economía de mercado y por los acuerdos de libre comercio”, tiene mayor confianza de los inversores internacionales y los organismos de crédito y “los que gobiernan tienen una tendencia menor a caer en la demagogia”, sostiene el matutino. Por el contrario, las tres grandes economías del Mercosur (Argentina, Brasil y Venezuela) “son más intervencionistas y son percibidas como menos amigables con el libre comercio y la inversión extranjera” (13-VI-14). El País califica a los gobiernos de Buenos Aires y Caracas como “populistas” que “tienen problemas para controlar la inflación y para conseguir financiación externa”. Consciente de la poderosa influencia de su línea editorial, el diario excluye cualquier mención a la violencia en México o Colombia, en contraste con la lupa que pone sobre países como Venezuela.
LA ALIANZA EN LA GEOPOLÍTICA GLOBAL. Según el coordinador del Observatorio Económico de América Latina, Óscar Ugarteche, en los hechos la alianza incluye a Estados Unidos. “Por los tratados preexistentes Estados Unidos es el quinto integrante de hecho de la Alianza” (Bbc, 21-VI-14), escribe el economista peruano. En su opinión, el Mercosur cuenta con “un proyecto industrial encabezado por Argentina y Brasil mientras que la Alianza del Pacífico es un modelo de crecimiento por la vía exportadora de materias primas. El modelo Mercosur privilegia el mercado doméstico y los salarios, el de la Alianza está más basado en la ventaja competitiva de cara al exterior, que exige restricción salarial”.
El Mercosur abarca a 276 millones de personas, 68 millones más que la Alianza, y presenta una renta per cápita de 3 mil dólares más. “La gran pregunta es cuál de los dos modelos es el más adecuado para las necesidades del mundo actual. El debate no es nuevo. Se viene discutiendo desde los años cuarenta. Es posible que en el fondo terminen coexistiendo y complementándose”, señala Ugarteche.
Es evidente que la mayor potencialidad de la Alianza del Pacífico es su integración en un conglomerado más vasto, orientado por Estados Unidos como parte de su “cerco” a China: el Acuerdo de Asociación Trans-Pacífico. Según el analista Alfredo Jalife-Rahme, la Alianza del Pacífico “no tiene carácter ofensivo frente a China, sino más bien defensivo”, ya que se propone “impedir la penetración china a Latinoamérica” (La Jornada, 26-V-13). En opinión de Ugarteche, en cambio, la Alianza fue creada para “contrapesar la influencia de Brasil en Sudamérica” (Alai, 26-IV-11). Pero ese contrapeso no lo representan los cuatro, ni siquiera México, un país industrializado, sino Estados Unidos, dice, que es la verdadera potencia exportadora en busca de mercados. El economista sostiene que la “integración estratégica” es aquella que llevan adelante los intereses empresariales y que luego formalizan los estados. Por eso busca rastrear la cuestión empresarial y se pregunta qué hace México en el bloque. Por un lado, apunta, este país ya ha sido económicamente cooptado por Estados Unidos a través del Nafta. Por otro, tiene megaempresarios como Carlos Slim, uno de los hombres más ricos del mundo, con inversiones en los tres miembros sudamericanos del bloque.
Un reciente documento emitido por la Cepal, titulado “Hacia la convergencia en la diversidad”, defiende “la gradual convergencia entre la Alianza del Pacífico y el Mercosur”, que “constituiría una oportunidad histórica de avanzar hacia una integración de verdadero alcance regional”. El organismo de las Naciones Unidas no toma en cuenta, en sintonía con los gobiernos del Norte, otras instancias de integración regional, como la Unasur y la Celac, o bien no las considera relevantes.
Ugarteche responde que la convergencia entre ambos bloques puede ser un modo de “resucitar el Alca bajo una nueva forma”. La suma de los dos, escribe, “sesgará los acuerdos hacia los países con el menor arancel”, siguiendo el principio de “nación más favorecida” (Alai, 2-XII-14).
En su intervención, la semana pasada, en el seminario internacional Integración y Convergencia en América del Sur, previo a la cumbre de la Unasur realizada en Quito, el ex presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva destacó los problemas que atraviesa la integración regional. “La crisis económica mundial ha tenido un efecto que inhibió las iniciativas de integración”, afirmó. Hay una necesidad de los países sudamericanos de integrar sus cadenas productivas, pero también de coordinarse políticamente, y en lo social, dijo. Algunos de los logros mayores de la Unasur fueron la creación de la Escuela de Defensa Suramericana (como parte del Consejo Suramericano de Defensa) y el Banco del Sur, afirmó Lula, y enfatizó que integración implica “construir un pensamiento estratégico latinoamericano y caribeño”.
INVERSIONES PARA QUÉ. Es probable que el acercamiento entre la Alianza del Pacífico y el Mercosur obedezca a los efectos de la crisis mundial que se refleja en la actual caída de los precios de los commodities (el oro perdió un 37 por ciento, la plata más del 60, el petróleo un 40 en apenas seis meses, el cobre un 25 por ciento). El ciclo de los commodities caros puede haber llegado a su fin.
Este año la inversión extranjera directa está cayendo un 23 por ciento en América Latina, poniendo fin a varios años de expansión. La merma se nota sobre todo en los países de la Alianza del Pacífico: México es el más afectado, pero también Chile (16 por ciento menos de inversión) y Perú (menos 18 por ciento). Por el contrario, la inversión extranjera sigue creciendo en Brasil (Cepal, 24-X-14).
En este aspecto los contrastes entre la Alianza del Pacífico y el Mercosur son muy marcados. Según informes de la Cepal, en Chile la mitad de las inversiones extranjeras directas van a la minería y un quinto al sector financiero. En Colombia, más del 50 por ciento se concentra en petróleo y minería, y en Perú la minería absorbe alrededor del 70 por ciento. En Brasil, el país más industrializado de la región, la relación es justamente la inversa: la industria manufacturera absorbe alrededor del 40 por ciento de las inversiones mientras las actividades extractivas concentran apenas el 13. Argentina y Uruguay tienen una situación intermedia entre Brasil y los países andinos.
El caso más preocupante es el de Chile, por su incapacidad de absorber productivamente los flujos de inversión extranjera directa que recibe, toda vez que el 26 por ciento de ellos son reinvertidos inmediatamente fuera del país por las subsidiarias chilenas de empresas extranjeras. La Cepal concluye que el país andino, colocado como modelo a seguir por buena parte de los economistas de la región, es apenas “una puerta de entrada para otros mercados latinoamericanos”.
NO TODO ES CRECER Y VENDER. A menudo se confunde la integración con la apertura de mercados. No se trata sólo de exportar, sino de la calidad de las exportaciones, dice Ugarteche. El caso europeo es sintomático. El comercio intrazona, dentro del bloque de la UE, representa desde 1993 alrededor de dos tercios de las exportaciones de sus países miembros. Y eso no ha variado sustancialmente (70,6 en 2011). Por eso se considera que Europa es una economía relativamente autónoma. La región de Asia, convertida en la nueva locomotora del mundo, tiende hacia un comportamiento comercial similar al europeo. En 2011 el 53 por ciento de su comercio era intrarregional, mientras el de América del Norte se elevaba al 48 en el mismo año. Son economías complementarias, lo que no quiere decir que sean simétricas.
En lo que respecta a América Latina, una parte muy minoritaria de sus exportaciones se quedan dentro de la región. Pero con una diferencia sustancial entre el Mercosur y la Alianza del Pacífico. En 2013 el 14 por ciento de las exportaciones del Mercosur eran dentro del bloque (porcentaje que disminuyó desde el ingreso de Venezuela, que exporta casi solamente petróleo). Para la Alianza del Pacífico, el porcentaje es de apenas el 3,5.
En este punto surgen dos consideraciones. Una, que no hay integración sin potenciar el comercio intrazona. Dos, que en el caso del Mercosur el 70 por ciento de las exportaciones dentro del bloque son de productos manufacturados: lo que se vende al exterior tiene valor agregado por mano de obra calificada. El caso más destacado es el comercio bilateral Brasil-Argentina, que en 2013 superó los 35.000 millones de dólares, el 60 por ciento del comercio intrabloque.
Sin integración productiva no hay la menor posibilidad de integración regional, apuntan economistas como el peruano. De lo contrario, la llamada integración es apenas disminución de barreras comerciales que siempre favorecen al más poderoso.
La integración en las cadenas de valor, regionales o globales, puede ser el camino más rápido para el desarrollo industrial, piensa, por ejemplo, Lula. “Un 80 por ciento de las exportaciones mundiales de bienes y servicios corresponde a comercio en cadenas de valor, asociado a la participación de empresas multinacionales”, señalaba la Cepal en su último informe. Insertarse en cadenas como la automotriz, la electrónica, la aeronáutica, la de vestimenta, que sean complementarias y no competitivas con los demás países de la región, es uno de los pasos clave de la integración.
“Un factor importante en la conformación de las grandes ‘fábricas’ mundiales han sido los procesos de integración regional profunda en torno a megamercados. Un ejemplo destacado es la denominada ‘fábrica Asia’, espacio constituido por China, Japón, la República de Corea, Hong Kong, la provincia china de Taiwán y las diez economías que son parte de la Asociación de Naciones de Asia Sudoriental (Asean). Todas estas economías forman en la práctica una región integrada por medio de los flujos de comercio e inversión extranjera directa, especialmente en el sector manufacturero”, destaca la Cepal.
Argentina y Brasil han sido capaces de crear una cadena propia, la automotriz, pero el comercio bilateral incluye más de 20 grupos de productos industriales, intermedios y de consumo final, que supone el 67 por ciento del total intercambiado. “El comercio entre ambos países es altamente intensivo en productos intermedios, con un patrón marcadamente intraindustrial en el segmento de los bienes intermedios industriales y semielaborados”, apunta la Cepal. Sólo la cadena automotriz responde por la mitad del comercio entre ambos. A ella deben sumarse desde 2013 la presencia de productos con alto contenido tecnológico, como pequeñas aeronaves (de hasta 15 mil quilos), piezas y partes para la industria aeronáutica y los productos medicinales y farmacéuticos. Otra cadena que los dos mayores socios del Mercosur han sido capaces de construir es la de la industria siderúrgica y metalmecánica. Ambos se vieron beneficiados por ese tipo de intercambio, cuya consolidación supuso decisiones políticas y marchar a menudo contra la corriente imperante. Algo así no se improvisa ni se deja al libre juego de las fuerzas del mercado. En los procesos exitosos de integración, por el contrario, esas fuerzas fueron sofrenadas.





>>>God bless America.
(en el día de su independencia,... no de la nuestra) 





.

viernes, 3 de julio de 2015

La amenaza del TISA



 2 julio, 2015

En el documento, que fue suministrado a nueve medios del mundo entre los que se incluye Brecha, queda claro que los países firmantes deberán otorgar un “tratamiento nacional” a los proveedores de los demás socios del acuerdo en las licitaciones para suministrar servicios en su territorio. Esta cláusula por ejemplo pondría en entredicho una política destinada a preservar cuotas para las pequeñas empresas o cooperativas de proveedores nacionales, así como las eventuales intenciones de discriminar positivamente a determinado tipo de proveedor por parte de los estados, en base a criterios que no sean puramente economicistas. A modo de ejemplo, según La Jornada en México los proveedores nacionales se encargaron del 48 por ciento de las adquisiciones gubernamentales.
El texto del anexo establece que los estados deberán adjudicar la provisión de los servicios a quienes hayan enviado la propuesta con la “oferta más ventajosa” (sin aclarar el alcance de esta expresión) o la que implique el “precio más bajo”, basados solamente en la evaluación de los criterios o la documentación de la oferta. Esta cláusula condiciona o limita la soberanía de los estados para adjudicar sus compras en base a criterios sociales o ambientales, por ejemplo, y los obliga a circunscribirse a criterios puramente económicos (piénsese por ejemplo en aquellos llamados en los que un país se reserva el derecho a proveer servicios atendiendo a razones de equidad y priorizando por ejemplo cuotas de género, discapacidad o étnicas).
La entidad encargada de decidir sobre una licitación pública debe informar “prontamente” la decisión sobre la contratación, aunque en el anexo no se especifica el alcance temporal del término, ni qué consecuencias puede acarrear para el Estado miembro no cumplir con esa ambigua puntualidad. En países con legislaciones nacionales en que exista un procedimiento de revisión, el organismo contratante debe dar a un oferente “una explicación” de por qué la entidad no seleccionó su oferta y las ventajas relativas de los otros proveedores con “suficiente detalle” como para permitir la revisión de la decisión a pedido del oferente perdedor. Con todo, la Unión Europea propone que este anexo opere sin perjuicio de los compromisos suscritos entre los países bajo el acuerdo de contrataciones públicas de la Organización Mundial del Comercio (Omc) o los acuerdos preferenciales basados en el Gatt.
De este modo, siguen conociéndose a través de Wikileaks y de la Internacional de Servicios Públicos (Isp) más documentos que revelan aspectos de un tratado negociado por medio centenar de países, bajo la batuta de Estados Unidos y la Unión Europea, que si bien aboga por procedimientos “transparentes”, se ha venido negociando de modo confidencial y con la idea de ser mantenido en secreto hasta por cinco años después de su entrada en vigencia.
El Tisa cuenta con la participación de Australia, Canadá, Chile, Colombia, Corea, Costa Rica, Hong Kong, Islandia, Israel, Japón, Corea, Liechtenstein, México, Noruega, Nueva Zelanda, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú, Suiza, Taiwán, Turquía, además de los 28 estados miembros de la Unión Europea y Estados Unidos. China ha solicitado el ingreso a las negociaciones el 30 de setiembre de 2013, pero Estados Unidos se opone. Ningún otro integrante de los Brics (Brasil, Rusia, India y Sudáfrica, además de China) forma parte del Tisa. Uruguay participó por primera vez en las negociaciones en febrero pasado, según documentos de la cancillería. Las conversaciones se llevan a cabo por el momento fuera del ámbito de la Omc. A diferencia de los acuerdos de servicios negociados en el marco del Gatt (hoy Omc), en el Tisa, según admiten documentos elaborados por técnicos del propio gobierno uruguayo, los compromisos se consagran mediante listas negativas, las cuales requieren mayor precisión y recaudos con los sectores que se consignan, ya que lo que no está especificado de modo expreso queda abierto a la competencia.

En junio de 2014, a través de Wikileaks, se conoció el primer documento que revelaba las negociaciones secretas que medio centenar de países mantenían para alcanzar un acuerdo de comercio de servicios, conocido como Tisa. Fue el diario mexicano La Jornada el que publicó el anexo donde los países, bajo el liderazgo esencial de Estados Unidos, discutían cómo liberalizar los servicios financieros, sin descartar incluso restringir las capacidades de los bancos centrales. Esta semana la Ong filtró 17 archivos a distintos medios de Europa y América Latina, en los que, entre otras cosas, se establece la intención de lograr que los proveedores de todos los socios del tratado reciban “trato nacional” en cada uno de los territorios. Los textos son complejos y crípticos, pero no ocultan la filosofía del acuerdo. Por un lado, erosionar la capacidad de los estados nacionales para fijar sus propias reglas, y por otro, so pretexto de promover el comercio internacional, flexibilizar las barreras de entrada para las grandes corporaciones de los servicios, los niños mimados del capitalismo global.
A través de la asociación con Wikileaks, Brecha pudo analizar un documento (del 25 de enero de 2015)2 en el que se manifiesta claramente lo que está en juego, y la agresividad comercial con que los países o los bloques más influyentes encaran las negociaciones. El texto elaborado por los negociadores de la Unión Europea –en una de las rondas del Tisa– expone las solicitudes de acuerdos que le plantearon a Turquía, otra de las partes. Los autores hacen una suerte de inventario de las fortalezas y debilidades de la negociación con ese país, y también dejan en evidencia sus “blancos”.
El texto es largo, pero en las siguientes líneas ofrecemos algunos pasajes ilustrativos de cómo se negocia en las grandes ligas. Los fragmentos pueden ser elocuentes para ilustrar la estrategia de un bloque o país más fuerte para planificar la perforación de las normas, controles y medidas proteccionistas de un país de desarrollo medio, categoría en la que suele inscribirse tanto a Turquía como a Uruguay.
LOS INTERESES
• La UE, según dan cuenta sus negociadores, tiene interés en vender servicios “al menos” en los rubros de “transporte, distribución, logística, telecomunicaciones, ambiente y movimiento de personas físicas” (Modo 4, servicios profesionales y otros).
• Turquía manifiesta interés en vender servicios de transporte carretero y también del Modo 4.
• Los negociadores europeos describen una condición que presenta Turquía, como si adelantaran una posible traba a las inversiones previstas: en ese país existe legislación tendiente a evaluar que las inversiones que vienen del exterior “beneficien su desarrollo económico”.
Se refieren así a la intención natural del país emergente de controlar el tipo de inversión que llega a su país.
• La UE deja asentado que su objetivo es “remover” este tipo de “limitaciones”. Los “operadores (de servicios) de la UE se pueden beneficiar de la remoción o disminución a las restricciones de propiedad”. La referencia parece apuntar hacia una de las líneas de trabajo del Tisa, que propone quitar restricciones a la participación de las empresas extranjeras en los servicios públicos de otro Estado parte.
• Los negociadores de la UE se cubren y son conscientes de los resquemores que puede despertar una suerte de arreglo bilateral (como el que exploran en esta conversación) entre el bloque europeo y Turquía: “el hecho de que un asunto de interés bilateral sea discutido en Ginebra (donde se realizan las conversaciones del Tisa) puede herir la sensibilidad de un número de estados miembros”.
EL CORREO
Los intereses “ofensivos” (la expresión es usual en este tipo de negocios) de la UE quedan de manifiesto en el área de los servicios postales, de gran tradición en el viejo continente.
• La UE tiene “fuerte interés ofensivo” en este sector y establece que Turquía “es un mercado importante para las compañías (de correos) de la UE que están activas”.
• Pero los autores de este texto estratégico también son conscientes de las malas noticias: la existencia de ciertas barreras turcas proteccionistas. “La nueva legislación” (turca) y la obligación para los privados que ingresen a ese país de “contribuir” a un fondo estatal destinado a subsidiar el “servicio postal universal” (el paquete mínimo más barato para toda la población turca), pueden resultar en “una pérdida de ingresos para nuestros operadores” (los europeos). Y sueltan una queja, en referencia al 2 por ciento de las ganancias netas que los courier express extranjeros que operen en Turquía deben volcar a ese fondo. “Encontramos injustificado que las compañías proveedoras de servicios exprés tengan que contribuir a financiar el servicio postal universal (…). Nos gustaría alinear la legislación postal de Turquía con la de la UE.” Los redactores confían en la flexibilidad turca.
LA TELEFONÍA
En el sector telefónico también hay algunos conceptos ilustrativos.
• La UE, sin rodeos, establece que Turquía es un “mercado clave” para las compañías telefónicas, y que “Vodafone ya tiene una presencia importante” en el mercado de la telefonía móvil.
Es necesario hacer aquí un paréntesis, porque se trata de un actor con un importante historial. El grupo de origen británico Vodafone es el segundo operador de telefonía móvil, fija y de Adsl del mundo, detrás de China Mobile. Tiene 440 millones de clientes, pero también es una corporación que suele estar en boca de mucha gente. A fines de 2010 fue objeto de un aluvión de demandas de sus clientes australianos, que alegaron malos servicios e insuficiencias técnicas graves. Las molestias le hicieron ganar el mote de “Vodafail” (Vodafalla). Asimismo, Vodafone fue acusada de haber apagado todos los servicios de voz y de datos durante la revolución egipcia de 2011, a pedido de Mubarak. En 2013 el espía informático Edward Snowden reveló que Vodafone y otros socios colaboran con la agencia de inteligencia británica Gchq y le dieron entrada a su red de cables de comunicación submarinos, así como datos sobre llamadas, e-mails y accesos a las cuentas de Facebook de sus clientes.
• En el documento analizado por Brecha, los relatores europeos confiesan que es necesario obtener más información sobre los permisos para proveer servicios satelitales en Turquía, sobre todo a partir de “rol dual” del Turksat (un programa turco de lanzamiento de satélites que promete abaratar los costos en telefonía, datos y televisión satelitales): una “suerte de regulador pero también de jugador de mercado al mismo tiempo”.
1.     Traducción y comentarios: Daniel Gatti y Rosario Touriño.
2.     El documento confidencial, redactado por los negociadores de la UE, es un tipo de texto conocido como “Negociaciones para el acceso a los mercados”. Expone parte de las conversaciones privadas. Fue generado poco antes de la 11ª ronda de las negociaciones del Tisa, desarrolladas del 9 al 13 de febrero de 2015 en Ginebra.

La ironía de la transparencia

Entre los documentos desclasificados el miércoles 3 por Wikileaks hay una decena de anexos sobre los diferentes rubros involucrados en el Tisa (buena parte de ellos ya habían sido difundidos en Uruguay por La Diaria y la Red de Economistas de Izquierda, Rediu). En el Tisa se podrían regular de modo supranacional servicios de transporte, telecomunicaciones, financieros, profesionales, e incluso de salud o de agua. Un análisis de enero de este año de Wikileaks dedicado al capítulo “Transparencia” establece que “hay una profunda ironía” cuando los gobiernos se comprometen a respetarla en “tratados proempresariales contemporáneos que son negociados en condiciones de extraordinario secreto”. Según la Ong, el Tisa es uno de los ejemplos “más extremos”, porque las partes se comprometieron a mantener las negociaciones en reserva hasta por cinco años después de que el tratado cobre fuerza obligatoria.
En el análisis se cuenta que en el Tisa se establecen “obligaciones” cada vez mayores para los estados, mucho más allá de los requerimientos del Gatt (el acuerdo de servicios alcanzado en la Omc en 1995), tanto en su contenido como en los derechos que se les debe acordar a las empresas privadas. A modo de ejemplo, en el capítulo sobre “transparencia” se plantea que un gobierno antes de adoptar cualquier “medida” debe comunicarla con antelación, “con una oportunidad razonable”, a las “personas interesadas” (y también justificar previamente a las partes las razones por las que se implementa). “Esto añade más oportunidades para influir en los gobiernos y lanzar campañas de lobby”, advierten los analistas de Wikileaks. Ello incluye a las medidas de tipo social, laboral o ambiental que un Estado pretenda aplicar (a modo de ejemplo, piénsese en la demanda que Philip Morris le entabló a Uruguay). En el Tisa también se busca que el otorgamiento de las licencias para operar a los proveedores de otro país se haga con criterios “transparentes” y “objetivos”, con la ambigüedad típica que suele exponer a los estados más débiles a singulares tribunales internacionales.
DOCUMENTOS:
TiSA Annex on Electronic Commerce
TiSA Annex on Maritime
TiSA Annex on Movement of Natural Persons
TiSA Annex on Professional Services
TiSA Annex on Telecommunication Services
TiSA Financial Services Negotiating Text
TiSA Transparency Negotiating Text
TiSA Transparency Negotiating Text (previous)
TiSA Market Access – Israel
TiSA Market Access – Turkey
TiSA Cover Note TPC (EU reservations)
TiSA Japan Analysis of Committed Related Provisions
TiSA Japan Separate From And Accountable
TiSA Annex on Domestic Regulation
TiSA Annex on Competitive Delivery Services
TiSA Air Transport Negotiating Text



Las 10 amenazas del tratado secreto de servicios TISA que fraguan 50 países. 
  2 jul 2015

El acuerdo internacional sobre el comercio de servicios (TISA, por sus siglas en inglés), que se está 'cocinando' entre medio centenar de países, ha quedado en evidencia gracias a WikiLeaks como un arma de las multinacionales para retomar el control financiero a nivel global, como hasta 2007, antes de la crisis mundial que sigue afectando a la economía. Estas son las 10 principales amenazas que el TISA plantea para el sistema actual.
El investigador Ben Beachy, que trabaja para el observatorio ciudadano sobre la globalización del comercio internacional 'Public Citizen Global Trade Watch', con sede en Washington, ha elaborado un completo informe, publicado por WikiLeaks, en el que pasa revista a las diez mayores amenazas que representa el TISA:

1. Restringir las medidas equitativas para minimizar riesgos financieros

Las reglas de "total acceso al mercado" que impone el TISA se contraponen a todas las regulaciones financieras de sentido común que se aplican de manera simétrica a empresas nacionales y extranjeras. Una de esas reglas deja a los gobiernos vulnerables ante demandas de las corporaciones ante tribunales de arbitraje extrajudiciales, simplemente por intentar limitar los arriesgadísimos derivados que, precisamente, generaron la anterior crisis global.

2. Permitir el tráfico de datos sensibles de los consumidores

Aunque los gobiernos se preocupan cada vez más por la sustracción y el mal uso de datos personales, como en el caso de los escándalos del espionaje político e industrial de comunicaciones por parte de la NSA estadounidense, el TISA permitirá a las corporaciones financieras exportar todos los datos personales de los consumidores más allá de sus países, dándoles la opción de almacenarlos en paraísos fiscales para evadir las inspecciones tributarias o situarlos en países donde no se respeta la confidencialidad ni la protección de datos.
Estas cláusulas del TISA estarían también violando y contraviniendo las actuales leyes de protección de datos de la Unión Europea y de muchos otros países firmantes del tratado, como recuerda el diario Público.es.

3. Forzar a los gobiernos a anticipar todas sus futuras regulaciones

El TISA incluso prohíbe las reglamentaciones equitativas si "inadvertidamente modifican las condiciones de competencia" en detrimento de los intereses de las grandes multinacionales, y obliga a los gobiernos a cumplir la casi imposible tarea de predecir todas las posibles regulaciones financieras.

4. Prohibir indefinidamente cualquier nueva regulación financiera

Los gobiernos firmantes se comprometen a no aplicar nuevas medidas de política financiera que, de alguna forma, limiten la desregulación absoluta establecida por el TISA. Todas las excepciones contempladas en el acuerdo afectan exclusivamente a las normas que ya están en vigor, de forma que se crea un efecto llamado de 'trinquete' ('ratchet', en inglés) por el que ya no se puede dar marcha atrás a la liberalización de productos financieros.

5. Prohibir los controles de capital dirigidos a paliar la crisis

Tras el colapso de 2008 surgió un consenso internacional entre los economistas acerca de la necesidad de mitigar la crisis con controles de capital, que no son otra cosa que regulaciones para limitar los flujos masivos de dinero especulativo de alto flujo hacia o desde un país, a fin de impedir la especulación a gran escala. Hasta el FMI, que en los años 90 instaba a todos los gobiernos a eliminar los controles de capital, reconoció en 2012 que la Recesión Global había demostrado que son necesarios para evitar las crisis financieras mundiales.

6. Exigir la implementación de productos financieros aun no existentes

Los estados suscritos al TISA sólo podrán limitar la creación de nuevos y complejos productos financieros, como los CDS o CDO, cuya falta de regulación hasta 2008 hizo estallar la crisis en EE.UU., si demuestran previamente su peligrosidad, algo prácticamente imposible. Todos esos inventos financieros, desarrollados para maximizar y acelerar los beneficios especulativos, solo demuestran ser dañinos cuando ya han estado operando sin control y han generado graves pérdidas públicas y privadas.

7. Aceptar las reglas financieras vigentes en otros países

El TISA pretende que las multinacionales financieras queden exentas de cumplir las normativas de un país en el que entren a operar si sus actividades están permitidas en su país de origen (por ejemplo, EE.UU.), un proceso conocido como 'recognition' o reconocimiento.

8. Permitir a las corporaciones el bloqueo de nuevas regulaciones

El Anexo de Servicios Financieros del TISA contiene una cláusula que prevé que los gobiernos publiquen de antemano los borradores de las normativas o reglamentos, obligándolos a aceptar un debate legal previo a su entrada en vigor, dando pie a las multinacionales a desplegar su arsenal de lobbies y burós de abogados para evitar su aplicación.

9. Prohibir las preferencias bancarias nacionales para los contribuyentes

Los gobiernos firmantes no podrán establecer preferencias para instituciones bancarias o compañías de sus propios países, ni siquiera con la intención de garantizar los fondos de pensiones o de estabilidad de sus contribuyentes, para asegurar su disponibilidad y rentabilidad.

10. Dejar a los gobiernos sin defensa legal para sus regulaciones

El lenguaje adoptado por el TISA en cuanto a las "medidas prudenciales" adoptadas por los gobiernos para proteger la estabilidad financiera de sus mercados reproduce casi palabra por palabra el empleado en el acuerdo GATS, a pesar de que los juristas llevan años denunciando que deja a las administraciones públicas sin herramientas legales para defender sus regulaciones.
En resumidas cuentas, estas cláusulas harían que los Estados queden desarmados e impotentes frente al poder ilimitado de las compañías financieras internacionales.

Las leyes económicas que los Estados aprueben en el futuro vendrán impuestas por acuerdos secretos entre medio centenar de gobiernos aliados de EEUU y de la UE, sin que parlamentarios ni ciudadanos conozcan los verdaderos motivos por los que se legisla a favor de las grandes corporaciones multinacionales incluso cuando se está perjudicando los intereses públicos.

Ésa es, al menos, la intención de los 50 gobiernos que negocian en absoluto secreto el Trade in Services Agreement (TiSA o Acuerdo de Comercio de Servicios), un pacto internacional en el que participan los 28 países de la UE pero de cuyo contenido sólo se han enterado los eurodiputados del Parlamento Europeo gracias a la filtración de Wikileaks, que Público tiene en exclusiva para España y en la que colaboran medios de otros nueve países. El pasado 3 de junio, nuestro diario reveló la existencia y gran parte de los anexos de esta verdadera alianza neoliberal planetaria: un acuerdo todavía más antidemocrático y neoliberal que el transatlántico TTIP y que se pretende que siga clasificado, oculto al conocimiento público, durante otros cinco años cuando ya haya entrado en vigor y esté condicionando el 68,2% del comercio mundial de servicios.

Ahora, Público facilita a sus lectores el contenido del Core Text del TiSA, es decir el cuerpo central de ese pacto internacional secreto, en colaboración con los otros doce medios asociados con Wikileaks en esta exclusiva mundial: The Saturday Paper (Australia), Libération (Francia), Mediapart (Francia), Süddeutsche Zeitung (Alemania), Ethnos (Grecia), Kjarninn (Islandia), L'Espresso (Italia), La Jornada (México), Dagens Næringsliv (Noruega), Punto24 (Turquía), OWINFS (Estados Unidos) y Brecha (Uruguay).


El TiSA restringe la capacidad del Gobierno para moldear el mercado

Es en el mismo Preámbulo del cuerpo central del TiSA, en el punto 3 del Artículo I-I sobre el Alcance de las Disposiciones Generales, donde se estipula: "En el cumplimiento de las obligaciones y compromisos bajo el Acuerdo, cada partícipe [país firmante del acuerdo] debe adoptar todas las medidas razonables a su disposición para asegurar su cumplimiento por los gobiernos regionales y locales y por las autoridades y organismos no gubernamentales dentro de su territorio".

Es decir, que los Estados implicados tendrán que legislar, e imponer reglas y normativas ejecutivas –puesto que es la única manera de obligar al cumplimiento de esas disposiciones a los organismos, entidades y empresas no gubernamentales– en aplicación de unas cláusulas negociadas en secreto y cuyo contenido se pretende mantener oculto a la ciudadanía y representantes electos mientras están en vigor. Una situación orwelliana que sólo tiene parangón en el secretismo normativo de la Inquisición.

Porque, como explica la catedrática de Derecho de la Universidad de Auckland, Jane Kelsey, "las reglas centrales del acceso a los mercados [establecidas por el TiSA] restringen la capacidad de los gobiernos para moldear esos mercados limitando el tamaño o el crecimiento de determinadas actividades, tales como bancos, franquicias turísticas o hipermercados, tanto a nivel nacional como local, y tanto si son de propiedad nacional como extranjera".
Los proveedores de servicios no precisarán tener conexión ninguna con las personas o comunidades que dependen de ellos, ni compromiso o responsabilidad a largo plazo con esos países
En este cuerpo central del TiSA es donde se establecen las restricciones más extremas a la acción de los gobiernos de cada país firmante, porque el acuerdo secreto trata todos los servicios como mercancías comercializables y niega todas sus funciones sociales, culturales, mediambientales, laborales o de desarrollo. La gente no es considerada como ciudadanos o miembros de sus comunidades, sino simplemente como "consumidores".

Así que los proveedores de esos servicios –públicos o privados– no precisan tener conexión alguna con las personas o las comunidades que dependen de esos servicios, puesto que pueden "suministrarse" desde otros países, por un visitante temporal o a través de compañías extranjeras que establezcan una presencia local pero cuya prioridad sea la de obtener beneficios económicos a los accionistas foráneos. Ninguno de esos proveedores tendrá ningún compromiso ni responsabilidad a largo plazo con el país que consume dichos servicios.

Así que los gobiernos que negocian el TiSA en secreto se disponen a renunciar a su derecho soberano de dar preferencia a los proveedores locales de servicios estratégicos o de necesidad pública, como la educación, la sanidad, las telecomunicaciones, la energía o los abastecimientos urbanos, igual que renunciarán al poder de limitar la inversión extranjera en sectores clave o de requerir mayorías nacionales en los consejos de administración y en los accionariados de los sectores de los que dependa la seguridad nacional.
TiSA barre de golpe con todos los derechos soberanos de los gobiernos , pues limita el empleo y alcance de todas las herramientas legales a su disposición, como leyes, regulaciones, reglamentos, procedimientos, decretos, decisiones administrativas
El conjunto de las normativas que se están negociando secretamente en el marco del TiSA barre de golpe con todos los derechos soberanos de los gobiernos en cuanto al crucial comercio de servicios, pues limita el empleo y alcance de prácticamente todas las herramientas legales a disposición del Ejecutivo, como leyes, regulaciones, reglamentos, procedimientos, decretos, decisiones administrativas y cualesquiera otra forma de regular el mercado.

Igualmente, las cláusulas secretas del TiSA se aplicarán a cualquier tipo de medida que afecte al "comercio" de un servicio, público o privado, incluso si lo hace indirectamente, por ejemplo estableciendo normas de pago o de distribución, o si lo regula con objetivos medioambientales o incluso si lo que pretende es proteger a la población con restricciones a la venta de productos insalubres.

Cualquier monopolio público o privado, como un servicio de Correos o una coordinadora estatal de comercialización y distribución agrícola, puede ser desafiada por corporaciones extranjeras que disputen incluso su derecho a ofrecer servicios no monopolísticos, aduciendo que se sirve de su ventaja inicial. Y las cláusulas que permiten excepciones que deberían proteger de ese asalto multinacional la salud pública o el medioambiente, por ejemplo, siempre dependen de los tribunales de arbitraje que benefician a las empresas y ya se han mostrado ineficaces como salvaguardas en el marco de la Organización Mundial del Comercio: sólo han prosperado plenamente en una de las más de 40 disputas dirimidas por esos motivos.

En definitiva, el TiSA nos promete un futuro en el que todas las leyes y normas que regirán los servicios públicos y privados estarán impuestas por los pactos internacionales en beneficio de las grandes multinacionales... que estarán ocultos a la ciudadanía. La distopía del 1984 de Orwell será una realidad.
 

Mensaje del Encargado de Negocios, Bradley Freden, con motivo del 239 Aniversario de la Independencia de los Estados Unidos de América 
En el marco de la celebración por el 239 aniversario de la independencia de Estados Unidos, el encargado de negocios de la embajada en Uruguay, Bradley Freden, consideró que el acuerdo es ventajoso para Uruguay.

"Nosotros hemos apoyado a Uruguay en la entrada del TISA. Apoyamos a Uruguay a participar en la negociación", dijo Freden.
Durante la conferencia, el diplomático también describió las ventajas comerciales de integrar el acuerdo.

En particular, destacó que "los servicios son una parte muy importante del comercio internacional", y apuntó que Estados Unidos compra 40% de las exportaciones uruguayas del área informática. "Para nosotros el sector de servicios es una parte muy importante del comercio internacional y yo creo que Uruguay tiene ciertas ventajas en estas áreas como tecnología e informática que puede beneficiarlo mucho", sostuvo.

Más allá de la posición de Estados Unidos, Fraden advirtió que el gobierno uruguayo deberá tomar una resolución sobre el tema.

"Uruguay tiene un puesto en la mesa pero la negociación ahora está completamente en manos de Uruguay sobre qué quieren negociar, qué no quieren negociar, cuáles son los beneficios y los riesgos", sostuvo.

La tradicional celebración estuvo marcada por la ausencia de la primera línea del gobierno. Concurrieron los subsecretarios José Luis Cancela (Cancillería), Jorge Menéndez (Defensa), Julio Baraibar (Trabajo), y la presidenta del Frente Amplio, Mónica Xavier.

 

.