miércoles, 19 de junio de 2019

El desarrollo que nos ofrecen




Quiero agradecer el respaldo recibido por un gran número de amigos de mi página de Facebook, los que han manifestado su interés en los temas que difundo.

Entonces, me animo a pedirles que compartan todo lo que puedan esta serie de videos de La Camarita, porque si más conciudadanos tomamos conciencia a tiempo de los riesgos de este "desarrollo" que nos imponen, tenemos posibilidad aún de cambiarlo, el tiempo apremia y las acciones tendientes al cumplimiento del inconstitucional contrato entre ROU y UPM también.
Daniel Panario (FB)




"Pastera próxima" es una serie documental web de 8 capitulos que cuestionan el accionar del estado uruguayo en la instalación de las plantas de celulosa.
Primer capítulo: "Origenes"
Un aporte honorario de @La Camarita para el movimiento ciudadano UPM2 NO.
Narrador Hoenir Sarthou / Logística Marcelo Marchese
Dirección, montaje, gráficos Richie Machado.




Segundo capítulo: "Contradicciones"








martes, 18 de junio de 2019

Amargos frutos

Cientos de trabajadores al BPS



Los amargos frutos de políticas económicas al servicio del sistema financiero, grandes importadores y capital extranjero son cada vez más palpables y golpean a los trabajadores.
J. Rocca

>>> ISUSA: 110 trabajadores al seguro de paro


Se agrava situación de Isusa al perder licitación de OSE, que gremio califica de desprolija. 110 a seguro de paro. Autoridades dicen que cambio en licitación fue para "aumentar cifra de oferentes y realizar adquisición más eficiente"





>>> Pamer: 100 trabajadores al seguro de paro


 
La fábrica de cartón corrugado mercedaria Pamer envió a 75 trabajadores directos a seguro de paro y otros 25 que cumplen funciones de mantenimiento -mediante empresas tercerizadas- también deberán ampararse a dicho beneficio social. La empresa cuenta con unos 280 trabajadores directos en total.
La medida es por 15 días, o al menos, eso comunicó la empresa al sindicato de trabajadores, informó el portal de Soriano Agesor. Desde la empresa se informó que a partir del 1° de abril la planta volverá a operar con normalidad. La época de mayor intensidad operativa de la fábrica es durante la zafra de cítricos con destino de exportación. Además, la planta trabaja en cartón arrugado para varios frigoríficos del país, operativa en este caso que se mantiene normal.

>>> Buquebus




El sindicato asegura que hay persecución sindical y el Ministerio de Trabajo convocó a las partes a dialogar.
La empresa dice que está trabajando con el 40% de su flota y que sus ingresos cayeron por lo menos un 35% por la baja en la venta de pasajes y la devaluación en Argentina.
Asegura que se tomaron todas las medidas de ajuste posibles para bajar los costos y que la última fue la reducción de personal.
Con tres de sus barcos fuera de uso recurrió a los despidos y envíos al seguro de desempleo en base a las necesidades operativas de la empresa.
Para el sindicato la realidad es otra: dicen que no se ha visto una caída del 30% en los pasajeros y que de las quince personas despedidas siete son delegados sindicales. Aseguran por ello que hay persecución hacia el sindicato y dicen que la intención de la empresa es lograr reducir los beneficios alcanzados en los consejos de salarios.
El Ministerio de Trabajo pidió a Buquebus que deje sin efecto por 30 días los despidos para establecer una mesa de diálogo para resolver el conflicto.
Solicitó a ambas partes que no tomen otras acciones que puedan afectar la negociación y que respondan a estos pedidos antes del próximo 7 de febrero.
El sindicato asegura que si la negociación no prospera y se mantienen los despidos, hará paros parciales y afectación a los servicios de la compañía.


>>> Curtiembres París y Zenda
Curtiembre París se logró la reincorporación de 250 empleados que estaban en el seguro de paro y en la curtiembre Zenda se logró que los 370 trabajadores pasaran al seguro de paro por 4 meses en lugar de ser despedidos






>>> Montevideo Gas








Desastres eléctricos

La vieja Central Batlle


>>> Privatización de la matriz energética del Uruguay





La central de UTE desde adentro


>>> Energía carísima




El Observador La posible instalación de una tercera planta de celulosa implica un cambio para la matriz eléctrica del país. La nueva inversión de UPM tiene como componente importante del negocio la generación de energía a partir de biomasa forestal y su posterior comercialización.
La fábrica que se levantaría sobre el río Negro tendrá una capacidad de producción mayor a las dos que ya existen en el país y volcará excedentes de energía eléctrica por unos 100 megavatios/hora (MWh), equivalentes aproximadamente al 8% del consumo eléctrico nacional actual.
El acuerdo marco firmado entre el Poder Ejecutivo y la multinacional finlandesa incluye un entendimiento de compraventa de energía eléctrica entre UPM y UTE, por el que se establece que la estatal comprará la totalidad de los excedentes generados por el proceso industrial de las dos plantas (incluida la de Fray Bentos).
El precio de compra de la energía eléctrica será de US$ 72,5 MWh, durante un período de veinte (20) años, contado desde el inicio de las operaciones de la nueva planta de celulosa. Eso implicará para UTE un desembolso de US$ 72,5 millones anuales por 20 años a valores de hoy.

Reacciones dispares
Agentes de mercado energético consultados por El Observador expresaron diferencias respecto a la conveniencia de la operación, dado el precio que se pagará y a que no existe certeza sobre si habrá demanda para esa energía. En cambio otros agentes destacaron que la incorporación permitirá postergar en el tiempo obras de infraestructura .
Una fuente del sector señaló que pagar US$ 73 el MWh por casi el 9% de la energía que consume el país "es disparatado". Según dijo, si hoy Uruguay realizara una licitación para adjudicar energía eólica como realizó en el pasado el precio a pagar estaría debajo de US$ 40. También señaló que no se tiene seguridad respecto a que esos excedentes se puedan exportar a países de la región en caso que el país no los necesitara.
Otro de los consultados fue más cauto. Según explicó, se trata de energía que se incorporará al sistema recién en 2024 y que probablemente se va a necesitar, según los modelos de evolución de la demanda. Respecto al precio manejado, destacó que a diferencia de la energía eólica se trata de energía firme, por lo que tiene algo más de valor y es difícil establecer una comparación que sea válida. Además, señaló que el precio que UTE va pagar es inferior a los US$ 90 que hoy se abona por los excedentes, tanto de UPM como de la planta de Montes de Plata en Conchillas.
La fuente reconoció que el precio de las renovables seguirá bajando de aquí a 2024 y que eso implica un "dilema complejo" para el gobierno, pero recordó que es un negocio que no funciona si UPM no vende su energía sobrante.
La planta que UPM ya tiene en Fray Bentos con una capacidad de producción de 1,3 millones de toneladas está produciendo unos 130 MWh de energía a partir de biomasa, de los cuales 110 MWh se consumen en los procesos de producción de celulosa y funcionamiento. En tanto, los otros 20 MWh se vuelcan como excedentes a la red de UTE. El último contrato de comercialización con el ente se firmó en junio de 2012 y tiene plazo de 10 años.
En tanto, la planta de Montes del Plata en Puntas de Pereira que cuenta con una capacidad de producción de 1,3 millones a 1,5 millones de toneladas al año genera unos 170 MWh, de los cuales vuelca a la red eléctrica 80 MWh como excedentes.



UTE pagó unos US$ 59 millones por energía eólica que no utilizó

El potencial de generación que se desperdició equivale al 27% de la demanda

>>> Salto Grande hoy


UTE vende energía a Brasil a un tercio del precio que a los hogares uruguayos



Las colocaciones se realizan en promedio a US$ 85 MWh, muy por debajo del precio que paga la mayor parte de los consumidores locales



>>> Inminentes desastres eléctricos

Hoy en Salto Grande
















Volver a la dictadura





 Manini Ríos quiere que Uruguay vuelva a la seguridad del siglo pasado

15 junio 2019

Para el militar retirado la inseguridad comenzó en el nuevo siglo con las crisis económicas y las "políticas cerradas" del Frente Amplio.


El general retirado y candidato a la presidencia de Uruguay por Cabildo Abierto (CA), Guido Manini Ríos, explicó que quiere ayudar a que su país vuelva a los niveles "históricos" de seguridad que había entre los años cincuenta y hasta principios de los noventa.

Según el exComandante en Jefe del Ejército, en aquella época del siglo XX, que incluye el período de la dictadura cívico-militar (1973-1985), en Uruguay "se podía dormir con las puertas abiertas".

"Uruguay, hasta fines de los años ochenta, fue relativamente seguro, más allá de que en los años sesenta y setenta hubo una guerrilla irracional que irrumpió", dijo en su despacho situado en el centro de Montevideo en referencia a los Tupamaros, movimiento al que perteneció José Mujica, quien presidiría después el país entre 2010 y 2015.

En tanto, para Manini Ríos, haciendo una "excepción" del período dictatorial, en el que la seguridad estaba "muy controlada", durante la segunda mitad del siglo existía un "Uruguay sin miedo" y la inseguridad se activó a inicios del siglo XXI con las crisis económicas y las "políticas cerradas" del izquierdista Frente Amplio (FA) a partir de 2005.

"(Uruguay) se agravó en estos últimos quince años de gobiernos del FA porque se partió de otra concepción: el delincuente ya no era un agresor, sino que era un agredido por la sociedad", resaltó el observador en misiones uruguayas a Irán, Irak y Mozambique.

Por lo tanto, la corrupción y el narcotráfico son los mayores enemigos de CA, partido que no se etiqueta de izquierda, centro o derecha ni de militar, sino como artiguista, en honor al prócer José Gervasio Artigas, quien lideró la independencia del Río de la Plata.

"Hay que dar una batalla sin cuartel, frontal, firme, sin corrupción al narcotráfico, hay que hacer desaparecer la oferta de droga en el mercado", apostilló el general, quien añadió que sin el narcotráfico la mitad del problema de la seguridad quedaría resuelto.

Por ello, otro de sus frentes es mejorar el sistema carcelario en Uruguay, ya que piensa que en la actualidad es "una vergüenza nacional".

"Las cárceles hoy son depósitos de seres humanos, en los cuales siguen operando bandas, donde muchas veces el que ingresa a la cárcel tiene que pagar por su seguridad, si no puede ser víctima de una banda y puede terminar asesinado", subrayó.

Son tres las medidas que Manini Ríos quiere implantar para cambiar esta realidad: que los guardias vuelvan a tener el control de las prisiones -pues dijo que algunas son controladas por presidiarios-, rehabilitar a los encarcelados mediante el trabajo y crear una prisión de "alta seguridad operada por militares".

"Esa cárcel es donde van a estar los presos más peligrosos y los narcotraficantes, a los cuales pensamos sacar de circulación rápidamente", recalcó.

En esta batalla contra las drogas también entraría el cannabis recreativo, que fue legalizado por el Gobierno de Mujica en 2013.

"Hablamos de derogar la ley que autoriza la marihuana recreativa, no así la medicinal, porque entendemos que la legalización hace bajar la percepción en la juventud, principalmente, de lo dañino, de lo malo que es la droga en la salud de la gente", declaró.

El descendiente de políticos de derecha señaló que no le parece correcto que este tipo de droga que "envenena" se venda en las farmacias junto a medicinas que usan para "curar".

Asimismo, defendió que no existe ningún estudio que demuestre que desde la legalidad del cannabis haya bajado el narcotráfico y que, en su opinión, si ha bajado lo ha hecho de forma "irrelevante".

Bolsonaro-Manini Ríos: Las comparaciones son odiosas

Por su bagaje militar, Manini Ríos ha sido comparado con el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, algo con lo que el general uruguayo no coincide.

"No corresponde ese paralelismo que hacen con mi figura y Bolsonaro, más allá de que los dos seamos militares y paracaidistas; creo que después, a partir de ahí, hay un montón de diferencias, incluso los países son totalmente diferentes", declaró.

Tampoco quiso calificar las políticas del brasileño -aunque señaló que no coincide con muchas de sus ideas-, ya que explicó que todos los gobiernos tienen que velar por "sus intereses".

"Acá no hay amistades, en el tema de la política internacional hay intereses de países", añadió y explicó que para él el bloque del Mercosur es una "buena herramienta", siempre y cuando sea "bien utilizada".

También quiso alejarse de la imagen xenófoba que reflejó la prensa tras decir en un mitin que el Gobierno de Uruguay da beneficios a los inmigrantes que muchas veces no tienen los uruguayos.

"Se distorsionó lo que yo dije, se me llevó hacia una xenofobia que no hubo", declaró el militar, quien explicó que desde la audiencia le preguntaron por qué se permite que haya empresas que solo den trabajo a extranjeros.

Ante ello contestó que en Uruguay todos son descendientes de inmigrantes (sobre todo europeos) y que la gente que llega a Uruguay en la actualidad es mayormente venezolana y cubana que huye "de los infiernos que viven en sus países" y que el pueblo uruguayo siempre los recibe "con los brazos abiertos".

"Después dije que yo entiendo que no debe haber beneficios a la hora de dar empleo para un extranjero sobre un uruguayo; todo aquel beneficio que se le dé a un extranjero antes hay que dárselo a un uruguayo, de ahí se sacó que es una frase xenófoba", añadió.

Los desaparecidos y crímenes de la dictadura son temas del pasado

Pese a que no cree que las investigaciones sobre los desaparecidos durante la dictadura -varias organizaciones estiman que son unas 200 las personas que desaparecieron durante el régimen- sean un tema que haya que olvidar, el exjefe del Ejército cree que hay que mirar "para el Uruguay del futuro".

"En el cargo que yo ocupé hasta hace poco, jamás puse un obstáculo en ese tema, siempre que hubo una información, siempre que hubo una denuncia en algún lugar, se fue, se excavó, se buscó", agregó.

No obstante, dijo que "la realidad" señala que 40 años después, "prácticamente no existe ningún documento de relevancia que ayude a encontrar nada" y que los implicados ya son muy ancianos.

"Yo puedo hablar del Ejército en la actualidad, me consta que nadie sabe nada", dijo tras ser preguntado por un posible pacto de silencio.

La posibilidad de un hermetismo en las elites de la milicia uruguaya salió a la luz este año cuando se filtró que un exmilitar confesó haber tirado a un río el cadáver de un guerrillero tupamaro ante el Tribunal de Honor del Ejército y esta información no fue presentada a la justicia inmediatamente.

Manini Ríos -que ya no encabezaba las Fuerzas Armadas cuando este caso se hizo público, pero sí era comandante cuando se dio la confesión- justificó que no se alertó al Poder Judicial inmediatamente porque al exmilitar José Nino Gavazzo se le estaba interrogando por otro caso y que la muerte de Roberto Gomensoro ya se había investigado sin éxito años atrás.

"Se consideró en su momento que eso (las declaraciones de Gavazzo) era una chicana, chicana quiere decir una jugada para desviar la atención e irse por otro tema lateral", comentó y señaló que pese a no dar la alerta a la Justicia, sí se le entregó toda la documentación al Ministerio de Interior, quien luego la pasó a Presidencia.

En ese sentido, Manini Ríos apuntó que Gavazzo ya estaba preso (aunque por otros delitos) y que Gomensoro ya "había muerto hace medio siglo" y que si la Justicia lo llama para declarar lo hará.

Sarah Yáñez-Richards/EFE




“Manini tiene a Eduardo Radelli entre sus colaboradores que mató a Berríos”


El periodista Mazzarovich con Cotelo en su tertulio radial metió el cuchillo a fondo, y desnudó la interna de Cabildo Abierto.
Fue muy duro, y se quedó con ganas de hablar un poco más.
Sabíamos que el nombre de Eduardo Radaelli iba a salir a luz, protagonista de un caso que fue muy mediático.
En agosto de 2015, la Corte Suprema chilena dictó sentencia definitiva en la investigación por los delitos de secuestro, homicidio y asociación ilícita en la muerte de Berríos.
Cassella y Radaelli son dos de los procesados y condenados en Chile por el secuestro en Uruguay de Eugenio Berríos, el químico que trabajó para el dictador Augusto Pinochet. En Chile también se les tipificó el delito de asociación ilícita.
Radaelli fue condenado a diez años y un día por su responsabilidad como autor de secuestro y 800 días por asociación ilícita.
Hoy Radaelli es la mano derecha de Guido Manini Ríos en la política.
Radaelli es el Ideólogo de Cabildo Abierto, ¿con sed de venganza?, por lo que el ex Comandante del Ejército es un “elegido” para cumplir la tarea de ser el presidenciable.
Hace mucho tiempo que esto se viene organizando.
Manini debía ser dado de baja antes del vencimiento de los plazos legales para poder asumir la candidatura presidencial.
Es por eso, que sorprendió a todos sus actitudes, violando casi descaradamente sus límites.
Sus apariciones en público fueron transgresoras, habiendo sida sancionado por eso con un mes de arresto.
Luego con las actas del Tribunal de Honor de Gavazzo y su maniobra para que él Presidente firme, logra su objetivo de su cese e incorporarse a la tarea política.
Su presencia en el homenaje a Huidobro a dos años de su muerte, no pasó desapercibida en la tumba del ex Tupamaro.


Hoy Manini es solo una parte de todo este invento electoral, hay intereses ocultos sin duda....


“RADELLI MATÓ A UN TIPO ACÁ QUE LO TENÍAN SECUESTRADO”

El periodista Gabriel Mazzarovich en la radio dijo:
“A mí me cuesta mucho creer, que alguien como Manini Ríos, Tenga casi la misma intención de votos que el Partido Colorado, en tan solo dos meses.
Creo que hay que debatir algún día, el uso que hizo de su cargo de Comandante del Ejército, y de lo peor de los violadores de los Derechos Humanos, para proyectarse como candidato.
Manini basó su proyección en defender a Gavazzo y a Silveira, defendió a la lacra peor de la historia del Uruguay, y además de eso, para no dejar dudas, tiene entre sus colaboradores a Eduardo Radaelli, que mató a Berrios acá en plena democracia.
Es de cuidar señoras, escondan a los niños cuando pase Manini con sus escoltas por las calles.
Porque los tiene ahí, junto a él, Radaelli ayer estaba con él, andaba en la caravana.
Radaelli es asesino en democracia, asesinó, mató a un tipo acá que lo tenían secuestrado, que se lo fueron a sacar de una comisaría a Juan Andrés Ramírez y lo mataron.
Hay una película con el caso Berrios y al que no le guste leer, puede ver la película, y ese señor que aparece en la película es el asesor de Manini, está muy bueno”




Berríos, de profesión químico, trabajó para la DINA en la fabricación de gas sarín, y se presume que intervino en la muerte del ex presidente Eduardo Frei Montalva, en 1982.
Su nombre ha sido vinculado al secuestro y asesinato del diplomático español de Naciones Unidas Carmelo Soria, en 1976.
En 1991, cuando debía declarar en el proceso por el crimen del ex canciller Orlando Letelier, Berríos fue sacado subrepticiamente de Chile y llevado a Uruguay, donde fue visto por última vez en noviembre de 1992, cuando se presentó en una comisaría para denunciar que estaba secuestrado.
El agente fue entregado a los militares Tomás Casella y Eduardo Radaelli que llegaron tras él y nada más se supo hasta abril de 1995, cuando su cadáver, atado y con disparos en el cráneo, fue encontrado en la playa de El Pinar.
En el juicio en Chile están procesados como autores los ex mayores Arturo Silva y Jaime Torres, y por obstrucción de la Justicia varios otros oficiales, entre ellos los generales retirados Hernán Ramírez Rurange y Eugenio Covarrubvias, ambos ex jefes de la Dirección de Inteligencia (DINE) del Ejército chileno. En Uruguay, la investigación judicial por el homicidio del ex agente se extendió varios años, fue archivada y reabierta varias veces, hasta su archivo definitivo sin perjuicio. Los uruguayos que aparecen reiteradamente mencionados en la causa fueron los militares Eduardo Radaelli y Tomás Casella.
Hacia fines del mes de mayo de 1993, un policía de la comisaría de Parque del Plata envió cartas a varios parlamentarios relatando lo sucedido allí con Berríos. Juan Andrés Ramírez, el ministro del Interior del presidente Luis Alberto Lacalle (Partido Nacional) se manifestó sorprendido por los acontecimientos, y el 6 de junio destituyó al jefe de Policía de Canelones, coronel Ramón Rivas, por no haberle comunicado lo sucedido. Al día siguiente fue baleada la casa del capitán de fragata Hugo Cabrera, el vecino del coronel Radaelli que ayudó a Berríos a escapar de sus captores y lo llevó hasta la comisaría. Un día más tarde, se iniciaron las acciones judiciales.
El nueve de junio, 14 generales del ejército se reunieron con el ministro de Defensa Nacional, Mariano Brito. Dos días después, fue destituido el comandante en jefe del Ejército. El tema comenzó a ser tratado en el Parlamento, y varios legisladores fueron amenazados de muerte. Curiosamente, el día 18, el canciller de la República Sergio Abreu dio a conocer el facsímil de una foto en la que se veía a Berríos sonriente, con la edición del 10 de junio de Il Messagero de Milán en la mano; y una carta autógrafa suya anunciando que se encontraba sano y salvo en Italia. Dos peritos grafólogos policiales autenticaron la carta y todo volvió a la calma.
Sin embargo, el 21 de junio de ese 1993, el entonces diputado Yamandú Fau recibió una llamada telefónica comunicándole que Berríos estaba muerto y enterrado desde febrero de ese año. El día 29 fue baleada la casa del juez a cargo de la investigación, Rolando Vomero. Dos años más tarde, el 14 de abril de 1995, finalmente se descubrió un cadaver semienterrado en las dunas del balneario El Pinar, a pocos quilómetros de Parque del Plata. Seis días después, un estudio antropométrico estableció que el cuerpo encontrado con dos balazos en la nuca pertenecía a Eugenio Berríos. Ese dictamen fue luego confirmado por el Instituto Técnico Forense, y varios años después un análisis comparativo de ADN lo ratificaría definitivamente. Mientras todo esto sucedía en Uruguay, en Chile la Justicia avanzó rápidamente.
Mientras durante más de diez años de actuaciones, la Justicia uruguaya sólo pudo determinar la identidad del asesinado, al otro lado de la cordillera se esclareció todo y los responsables del asesinato ya están presos. Los militares uruguayos que serán extraditados pertenecen a la Legión Tenientes de Artigas.


Tomás Casella

Tomás Casella, es un oficial de elite del arma de Infantería que culminó su carrera ascendido a coronel, tras un polémico y acalorado debate parlamentario, poco después que tomara estado público el “caso Berríos”. Su historial militar arranca en 1967 como egresado de la Escuela Militar de la tanda “José Enrique Rodó”, conocida como la “Rodosca”. Esa promoción de oficiales constituyó, años después, uno de los núcleos más influyentes dentro del Ejército uruguayo y afín al hoy ex presidente Julio María Sanguinetti, al que, sin embargo, Casella no adhirió. En febrero de 1967, asistió a la Escuela de las Américas al curso de “Cadet Orientation”. En enero de 1974, recién ascendido a teniente, se graduó en “Operaciones de Combate y Contrainsurección” en la misma institución. Está considerado como uno de los precursores del paracaidismo en Uruguay. En 1975 asistió a un curso básico de esta disciplina en Chile. Años después, ofició como edecán de Pinochet, cuando el veterano dictador realizó su segundo y último viaje al Uruguay, en febrero de 1993. También prestó servicios en la Compañía de Contrainformación.
En noviembre de 1992, Casella llegó hasta Parque del Plata para convencer a Berríos que desista de la denuncia de secuestro y se retire del lugar. A partir de ahí, se tejieron múltiples conjeturas sobre su participación en el complot para asesinarlo. Ante el Ejército, declaró haber recibido una llamada de Berríos desde Porto Alegre, a posteriori del episodio de Canelones, en la cual el ex agente le anunciaba un próximo viaje a México.

Eduardo Radaelli

El teniente coronel Eduardo Radaelli es el más joven de los tres. Tiene 48 años. Pertenece al arma de Artillería y su especialidad es el área de Contrainteligencia. Allí fue donde conoció a Casella. Además de su profesión militar, divide su tiempo como empresario en el rubro seguridad y como dirigente de un club de fútbol de primera división. “Siempre fue un oficial serio, muy trabajador y de perfil bajo”, comentó un oficial del Ejército uruguayo que lo conoció. Presuntamente una orden, lo colocó a las 10 de la mañana de aquel 15 de noviembre de 1992 en la comisaría de Parque del Plata, pidiendo colaboración policial para recapturar a una persona que estaba bajo su custodia. Además, en la casa de sus padres, estuvo alojado Berríos. Radaelli está casado.

Sarli

El coronel Wellington Sarli participó en numerosas misiones de paz bajo mandato de Naciones Unidas. En junio de 2003, fue destinado al Estado Mayor del Ejército, donde pasó a desempeñarse como Jefe de Area del Centro Coordinador de Operaciones de Mantenimiento de La Paz. Niega haber conocido a Berríos y, según su declaración ante la Justicia, concurrió a la comisaría de Parque del Plata porque le habían informado que Radaelli había sufrido un accidente.
En la oportunidad dijo que no vio a nadie salvo algunos militares de civil que “no conocía” y que así se enteró que “tenían un chileno que había enloquecido”. Agregó que permaneció en la comisaría por unos “15 o 20 minutos” y que luego avisó por radio que no había accidente. Dio alojamiento, en su casa de Parque del Plata, a otro militar chileno escapado de la Justicia de ese país, llamado Julio Sanhueza Ross. Sarli actuó también en Inteligencia. Está casado y las tragedias no son ajenas a su vida: un hermano que revistaba en la Marina falleció en un accidente al recibir la descarga de un rayo. *

Enrique Mangini el asesino de Rodriguez Muela


Mónica Robaina
10 mayo, 2019
Cuando todavía era comandante en jefe del Ejército, Guido Manini Ríos participó en al menos dos reuniones políticas para fraguar su candidatura con un grupo de antiguos camaradas. El anfitrión fue el militar retirado Enrique Mangini, quien los recibió en su chalet, ubicado en Pinares, a unas cuadras de la playa Mansa. Como parte de su gira nacional, el candidato de los militares exhibió ayer su postulación en Maldonado: en una de las zonas más empobrecidas, habló con los vecinos y, en Punta del Este, convocó una conferencia a la que sólo asistió Brecha.






Al influjo de recientes encuestas de opinión pública que lo ubican como un candidato pujante en el camino electoral hacia octubre, en el último mes el general Guido Manini Ríos ha realizado una frenética gira por barrios de Montevideo y múltiples localidades del interior del país para posicionar su partido. El ex comandante en jefe del Ejército irrumpió públicamente como candidato presidencial de Cabildo Abierto a escasos días de su destitución, el 12 de marzo, y no pierde oportunidad de afirmar o deslizar, en sus apariciones mediáticas, que nunca antes participó en actividades políticas, aunque, como se verá más adelante en este artículo, esto no fue así.



En las últimas semanas, Manini recorrió Artigas, Rivera, Cerro Largo, Treinta y Tres y Salto; el miércoles estuvo en Rocha y ayer recaló en Maldonado. Afirma que su objetivo es darse a conocer, recolectar ideas para su programa de gobierno y buscar soluciones a las principales preocupaciones de la gente en todo el país, y que ha tenido “una receptividad muy grande”. La intensa agenda de la jornada en Maldonado –que incluyó visitas a medios, encuentros con vecinos y una reunión de trabajo con referentes de las seis agrupaciones departamentales que promueven su candidatura– se abrió con una conferencia de prensa a la que sólo asistió Brecha. No más de 25 personas –en su mayoría, oficiales retirados de las Fuerzas Armadas– acompañaron al candidato en el local central de Cabildo Abierto, ubicado junto a la rotonda de la famosa carnicería El novillo alegre, en la avenida Roosevelt de Punta del Este. La elección de este punto como base de operaciones del partido no es casual: en el afamado balneario viven o tienen segunda residencia casi todos los militares jubilados que impulsan la candidatura de Manini y que, por el momento, ostentan la hegemonía de la organización. El barrio Pinares, que debe su nombre a la abundancia de coníferas y ofrece chalets con amplios parques a unas cuadras de la playa Mansa, es su enclave predilecto. No obstante, los organizadores tienen claro a qué tipo de votantes debe apuntar el candidato y para su primera visita oficial le organizaron un “Cara a cara” con vecinos en el populoso y humilde barrio Maldonado Nuevo, al este de la capital departamental. “Lo nuestro es tratar de acercarnos a la gente. Y la organización entendió que ese es el lugar donde más podemos acercarnos”, explicó Manini, quien, a diferencia de lo que estilan otros candidatos nacionales, se sentó solo a la mesa, sin que lo flanqueara referente local alguno.
Consultado por la aparente ausencia de militantes civiles en el auditorio, el ex comandante argumentó: “Tenemos varios que no son militares que están participando en la organización. Por supuesto, acá viven algunos militares (en Maldonado, hay 200 jubilados de las Fuerzas Armadas), como en todo el país”. Y amplió: “A veces, hay una intencionalidad de decir que este es el partido de los militares, cuando en realidad hay militares porque yo provengo del sector militar y quienes a mí me conocen de toda la vida, me respaldan. Eso habla bien del candidato, sería triste que quienes me conocen no me respaldaran”. Una afirmación nada menor, considerando algunas de las figuras que, llegadas desde diferentes departamentos y a la sombra de la logia Tenientes de Artigas, pergeñaron su candidatura en Maldonado.



LA PATA MILITAR. La expresión militar de Cabildo Abierto en este departamento comenzó a gestarse durante el verano en Punta del Este, según fuentes del entorno militar a Brecha. Sus impulsores son compañeros de promoción del candidato (la de 1978, que se llamó “General Leandro Gómez”) o egresados en años cercanos. Manini participó en, al menos, dos encuentros –uno en enero y otro en febrero– junto con un grupo de viejos camaradas, unos radicados en Maldonado y otros llegados desde diferentes departamentos, como Rivera, Cerro Largo y Treinta y Tres.
La convocatoria en ambos casos fue clara: evaluar las chances de que el comandante se postulara a la Presidencia, aseguraron las fuentes a Brecha. Una de esas reuniones políticas con el entonces comandante en jefe se realizó en torno al 20 de enero, mientras éste tomaba unas minivacaciones con su familia en Punta del Este. El otro encuentro ocurrió la semana de Carnaval, también aprovechando una estadía del comandante en el balneario. En esta instancia, Manini “confirmó que se iba a retirar o a hacer echar” para ser candidato, de acuerdo con lo informado a Brecha.
En esos meses circulaban papeletas para habilitar el Movimiento Social Artiguista en el Centro de Pasividades de las Fuerzas Armadas (Cepafa), ubicado en la calle Las Heras de Montevideo. Allí se promovían firmas entre los afiliados, a quienes se les anunciaba que eran “para que el general Manini sea presidente”. Como se recordará, al no lograr el permiso de la Corte Electoral para usar el término “Artiguista” en el nombre, el partido pasó a denominarse Cabildo Abierto. Estos hechos abonan la teoría sobre una salida premeditada o, incluso, de un retiro voluntario acordado con el presidente Tabaré Vázquez (véase Brecha, 15-III-19).



Las mencionadas reuniones tuvieron lugar en el chalet Macorina, propiedad del militar retirado Enrique Mangini, ubicada en Pinares y rodeada de un importante dispositivo de videovigilancia. El anfitrión, seguramente, es más conocido en el barrio por sus aires de sheriff (comanda el grupo de Whatsapp “Vecinos alerta”, y comparte asados y reuniones sociales con el jefe departamental de Policía, Erode Ruiz) que por sus antecedentes como miembro de la Juventud Uruguaya de Pie (Jup) en los años setenta, cuando el grupo de extrema derecha era presidido por el hermano de Guido, Hugo Manini Ríos.
Según consignó el periodista Roger Rodríguez en sucesivas investigaciones periodísticas, Enrique Mangini es uno de los siete miembros de la Jup que en 1972 asesinaron al estudiante Santiago Rodríguez Muela y que fueron condenados a prisión por “violencia particular” en ese año. En 1978 el Consejo de Estado aprobó una ley de amnistía que benefició a los reos y se estima que, como Mangini era sobrino del director del Servicio de Información y Defensa (Sid), Ramón Trabal, pudo seguir sin tropiezos con su carrera militar. En 2006 Mangini fue fotografiado frente a un juzgado de la calle Misiones como guardaespaldas del general Iván Paulós; lo captaron con el brazo en alto, como para que se viera claramente que llevaba un arma en la cintura. El otro guardaespaldas en la imagen era el coronel Eduardo Ferro, hoy prófugo de la justicia española y, hasta hace unos años, vecino de Mangini en Pinares.
Aquella foto llevó a Roger Rodríguez a investigar quién era el hombre armado y descubrir el citado historial. En 2011, con la acordada de denuncias por casos de derechos humanos, la causa de Rodríguez Muela se reabrió y pasó a la sede penal de la jueza Graciela Eustachio; ahora figura como “archivada” desde setiembre de 2013.




LOS MUCHACHOS. Mangini, miembro de la ultraderechista Unión de Organizaciones Democráticas de América (UnoAmérica) e integrante de la institución honoraria de salvamentos Ades, es actualmente uno de los coordinadores generales de la agrupación Dragones de Maldonado-Por el Cambio (una de las tres que apoyan al candidato en la capital fernandina). Y aunque en estos meses ha trabajado activamente en la organización de la candidatura de su amigo, “no integrará listas porque no puede exponerse”, aseguran las fuentes.
El otro coordinador de la agrupación Dragones de Maldonado es el coronel retirado Gaspar Barrabino Silveira, según consta en una comunicación interna que la organización divulgó días atrás por Whatsapp para invitar a participar en la gira departamental del candidato. Gaspar es hijo de Julio Barrabino Sáez, uno de los golpistas que ingresó junto con Gregorio Álvarez al Palacio Legislativo en la madrugada del 27 de junio de 1973 y director del Establecimiento Militar de Reclusión número 2, Punta de Rieles. Barrabino Sáez murió el 3 de abril pasado “en total impunidad, sin proceso por crímenes de lesa humanidad cometidos por el Estado. En Punta de Rieles bajo su mandato fascista, cruel e inhumano, murieron compañeras por negligencia médica, otras fueron empujadas con saña hacia la locura y la muerte, como la compañera Norma Cedrés”, publicó días atrás la ex presa política y fotógrafa Marta Passeggi, en su muro de Facebook. La causa penal de Cedrés “duerme en un juzgado”, acotó.
Gaspar es, además, hermano de Julio Barravino Silveira, quien, junto con el capitán Wellington Sarli, tuvo la custodia del chileno Julio Sanhueza Ross –un oficial de inteligencia evacuado de su país cuando la justicia lo requirió por varios asesinatos entre 1987 y 1989–, mientras el teniente coronel Tomás Cassella y el capitán Eduardo Radaelli ocultaban a Eugenio Berríos (véase Brecha, octubre de 2002). Hasta hace unos meses, Gaspar Barrabino era el coordinador general del Movimiento Basta Ya, que promovía la candidatura del líder del Partido de la Gente, Edgardo Novick.
Tanto Mangini como Barrabino estuvieron presentes ayer en la convocatoria de Manini a la prensa, alejados de la mesa donde un solitario candidato respondió preguntas. Mangini, rollizo, de estatura más bien baja, inquieto y con permanentes gafas oscuras, llevaba una bandera de Cabildo Abierto colgada en su antebrazo izquierdo, cual servilleta de mesero. Cada tanto la desplegaba, tal vez pensando en darle una ubicación en otra parte del local antes de la conferencia, pero volvía a doblarla con prolijidad. Barrabino, en tanto, tomaba mate mansamente.
Otro de los participantes de las reuniones políticas estivales con Manini son el propio Eduardo Radaelli y Alfredo Rubio (h). En el entorno afirman que Radaelli es “un hombre de extrema confianza, como la sombra” del ex comandante y que ha viajado frecuentemente de Montevideo a Maldonado para participar en la organización de la candidatura, además de estar abocado a hacer finanzas para el partido. Como se recordará, el ex militar fue extraditado a Chile y procesado por el secuestro del químico Berríos. Regresó a Uruguay en 2016, después de que la justicia dictó su libertad condicional.
Rubio, otro compañero de promoción de Manini, es hijo de quien era jefe de Gavazzo cuando asesinaron al tupamaro Roberto Gomensoro, torturado en el Grupo de Artillería número 1, en 1973. De acuerdo a las actas del Tribunal de Honor divulgadas el mes pasado por el periodista Leonardo Haberkorn, Gavazzo comunicó la muerte del detenido al jefe del Grupo de Artillería número 1, el entonces coronel Alfredo Rubio, y ambos informaron al jefe de la División Ejército 1, el general Esteban Cristi. “Cristi ordenó desaparecer el cuerpo. Quien tuvo que hacer eso fui yo”, expresó Gavazzo ante el Tribunal de Honor militar.
Precisamente sobre la actuación del tribunal militar a raíz de las declaraciones de Gavazzo y la investigación que encabeza el fiscal Rodrigo Morosoli, Manini declinó hablar ayer con Brecha. “Eso está en la justicia y si tengo que… eeeh… si en ese ámbito me toca… actuar, lo haré. Pero en estos momentos no da para hablar más, la gente quiere hablar de los problemas de hoy y del futuro, y no seguir hablando anclado en el pasado”, alegó. Luego contestó las últimas preguntas:
—¿Usted precipitó su salida o la acordó con el presidente, como se especula en algunos ámbitos?
—Mi salida no fue acordada, fue la dinámica de los hechos que fue llevando a eso. Acordado no hubo nada. Los hechos se dieron como se dieron.
—¿Pero usted veía venir el desenlace a raíz de esos hechos, que empezaron por lo menos en setiembre, cuando fue sancionado?
—No… No necesariamente…
Con una mueca y un gesto de “no va más”, el general dio por terminada la entrevista.

 

 

Entusiasmo con el FA

Además de convertir a Cabildo Abierto “en un partido protagónico” y ampliar la participación de civiles, Manini pretende captar votantes desde todas las tiendas políticas. En diálogo con Brecha, el caudillo se mostró particularmente entusiasmado con la cantidad de personas que, en diferentes puntos del país, le han confesado que son frenteamplistas desencantados, muchos “votantes de toda la vida”, en busca de un cambio. “Hay una suerte de voto castigo: como hubo en 2004 a los partidos tradicionales; ahora lo habrá al FA”, especuló.
También le entusiasma el resultado de recientes encuestas de opinión pública, que lo perfilan como un candidato capaz de superar ampliamente a los otros partidos y convertir a Cabildo Abierto en la cuarta fuerza política del país: “Todavía no nos contemplan como opción en los cuestionarios, pero ya sabemos que en alguna encuesta nacional, que todavía no se hizo pública, Cabildo Abierto empieza a marcar una buena presencia. Es un camino que recién se inicia y pensamos que vamos a ser una opción válida. No podemos decir cuál es el techo; Cabildo Abierto pretende atraer gente de todos los partidos, porque hay una suerte de nihilismo político, de no creer en nada, y ven en nosotros una esperanza”. A la luz de este objetivo, Manini evita definirse en el espectro político y aquí enfatizó que encontrar “soluciones a los problemas reales de la gente” no pasa por ubicarse en la derecha o la izquierda. “Tenemos cosas que podrán parecerse al discurso de la izquierda y otras que podrán parecer el discurso de la derecha, pero acá lo que hay son problemas que solucionar. Nos definimos como artiguistas porque pretendemos ser una instancia superior a esas etiquetas”, justificó.











domingo, 16 de junio de 2019

¿Quién es ese hombre?

Björn Wahlroos, el dueño de UPM llegando a Bilderberg
Arrivals Wahlroos, Björn (FIN), Chairman, Sampo Group, Nordea Bank - Bilderberg - 06/09 2016



>>> Pica!

The Guardian 3 Jun 2014 

>>> Capturado llegando a la reunión secreta de Bilderberg 




>>> El patrón


¿Quién es y qué piensa el mayor accionista de UPM? 


El presidente de UPM, Björn Wahlroos, uno de los hombres más ricos de Finlandia, sostiene que, gracias a las plantaciones forestales, los uruguayos podemos ahora cazar ciervos y jabalíes



Víctor L. Bacchetta

El economista Björn Arne Christer Wahlroos, nacido el 10 de octubre de 1952 en Helsinki, preside desde 2009 el Directorio de UPM-Kymmene Corporation. Wahlroos ha presidido a su vez el Nordea Bank Abp y el Grupo Sampo, respectivamente el mayor banco y la mayor aseguradora del norte de Europa. Y encabeza la Junta de la Hanken School of Economics, con sedes en Finlandia y en Suecia.

A Wahlroos lo llaman familiarmente 'Nalle', "oso de peluche" en finés y sueco, deriva de su primer nombre Björn, "oso" en sueco, pero no tiene nada de angelical.

Considerado uno de los finlandeses más ricos de las últimas décadas, 'Nalle' Wahlroos ha sido miembro del consejo de administración de Nordea desde 2008 y presidente desde 2011 hasta marzo de este año. Desde 2009, también ha sido presidente de Sampo, un puesto que planea retener. Sampo es, con diferencia, el mayor propietario de Nordea, con una participación accionaria de más del 20 por ciento.

El Nordea Bank Abp es el accionista principal de UPM, con 34,26 por ciento del total, seguido por el Skandinaviska Enskilda Banken Ab, con 25,5 por ciento. Los siguientes accionistas tienen una participación mucho menor, desde 2,58 por ciento hacia abajo. Entre los accionistas menores llama la atención la presencia de algunos fondos de pensión estatales e instituciones culturales suecas y finlandesas.

Wahlroos es miembro de Libera, una fundación organizada bajo la Sociedad Mont Pelerin, una entidad liberal clásica internacional formada por economistas, filósofos, historiadores, intelectuales y empresarios líderes, en pro de la libertad de expresión y el libre mercado. Entre sus presidentes figuran el estadounidense Milton Friedman, período 1970-72; y el uruguayo Ramón Díaz, período 1998-2000.

Defensor natural del liberalismo económico, Wahlroos publicó en 2015 un libro titulado: "De tio sämsta ekonomiska teorierna. Från Keynes till Piketty" (Las diez peores teorías económicas; de Keynes a Piketty). Entre las consideraciones singulares expuestas en este libro, el alto ejecutivo finlandés argumenta que el desarrollo económico estable resulta difícil de implementar en un sistema social democrático.

Björn Wahlroos es invitado a los encuentros del Grupo Bilderberg, el club selecto que congrega aproximadamente a unas 130 personas consideradas los mayores agentes de poder globales: políticos, jefes de inteligencia, militares, banqueros, empresarios y la realeza europea. Se reúnen una vez al año para discutir los problemas del mundo en establecimientos de lujo donde la prensa no tiene ningún acceso.

UPM Kymmene se precia de estar este año en el puesto 23° de las "Global 100", las 100 corporaciones más sostenibles del mundo según la lista creada por la publicación empresarial "Corporate Knights. The Magazine for Clean Capitalism" (Caballeros corporativos. La revista para el capitalismo limpio). Veamos entonces la visión del presidente de UPM sobre su aporte para la sostenibilidad del Uruguay.


"Felices cazadores de ciervos y jabalíes"

Presidente de UPM habla de Uruguay_17 04 2019


Wahlroos ofreció una entrevista en abril pasado al "Maaseudun Tulevaisuus

", segundo mayor periódico de Finlandia, para hablar sobre la situación de la industria de celulosa en aquel país y dedicó unos comentarios a las inversiones en Uruguay. El ejecutivo confirmó que UPM está planeando una nueva planta de celulosa y consideró que la decisión final será tomada en el verano, es decir, julio-agosto próximo.

Según Wahlroos, la forestación ha tenido un impacto climático positivo en Uruguay. "En 1990 había menos de 30.000 hectáreas de bosque en el país, pero ahora los árboles están creciendo en 950.000 hectáreas. La mitad de la industria es propiedad de UPM y sus agricultores contratados" , afirmó el ejecutivo finlandés. Y agregó: "La crítica del proyecto de planta de celulosa proviene de una pequeña minoría"

. La opinión de Wahlroos ignora la evidencia científica, pero le siguió una afirmación más sorprendente aún: "Además, a los lugareños les encanta por la biodiversidad: no hay muchos animales que viven en los pastos, pero ahora hay ciervos y jabalíes que los lugareños pueden cazar y disfrutar cuando no nos importa"

(sic).

El presidente de UPM trasmite a la población finlandesa un paisaje idílico en donde la población uruguaya habría recibido como una bendición el aumento de los jabalíes y ciervos que serían cazados ahora gracias a su empresa. Es una visión totalmente deformada del impacto de la forestación, que ha desplazado del campo a miles de productores familiares, y de la problemática de esas especies en el país.

Las primeras evaluaciones ambientales de la forestación realizadas desde el Centro Interdisciplinario de Estudios sobre el Desarrollo, Uruguay (Ciedur) anticiparon lo que probarían numerosas investigaciones científicas dentro y fuera del país: acidificación de los suelos, reducción del rendimiento medio anual de las cuencas hídricas forestadas y pérdida significativa de la diversidad biológica. (1)

Desde su llegada al país, las empresas forestales sostienen que las plantaciones de árboles son mejores sumideros de carbono que el pastizal, el ecosistema natural, porque aumentan la absorción de dióxido de carbono, el principal gas causante del calentamiento global. Sin embargo, las investigaciones científicas nacionales e internacionales han demostrado que ocurre exactamente al revés.



“Fue posible demostrar la pérdida de carbono del suelo bajo eucalipto en comparación con las praderas”, dijo Carlos Céspedes, investigador de la Facultad de Ciencias, en la Tesis Doctoral ante L’Institut National Polytechnique de Toulouse, Francia, en 2007. Según su estudio, la siembra, podas, corte y replantío forestales tienen un tiempo medio de retención del carbono de escaso valor en el balance global. (2)

Por último, el presidente de UPM ignora que el jabalí es plaga nacional desde 1982, por sus ingentes daños a la ovinocultura y la agricultura, y que el ciervo fue declarado Monumento Natural del Uruguay en 1985 y especie en riesgo. Según la investigación más reciente, la forestación no contribuye a incrementar estas poblaciones, pero si amplía el área de alcance del jabalí y aumenta su carácter depredador. (3)


La otra imagen internacional de UPM



'
BankTrack' es una organización internacional sin fines de lucro dedicada al seguimiento de las actividades, realizar campañas y apoyar a las organizaciones de la sociedad civil (OSC) en todo lo relacionado con los bancos comerciales del sector privado y las actividades financiadas por los mismos.


"La misión de BankTrack es evitar que los bancos financien actividades comerciales perjudiciales; promover un sector bancario que respete los derechos humanos y contribuya a sociedades justas y un planeta sano; y apoyar a las organizaciones de la sociedad civil en su relacionamiento con los bancos", explica en su sitio Web.


Una de las secciones de los informes proporcionados por BankTrack se denomina 'Dodgy Deals', cuya traducción sería
"negocios deshonestos o poco fiables". Bank Track los define como "proyectos dañinos o empresas financiadas por bancos". En esta sección encontramos un perfil y un informe dedicado a UPM-Kymmene.


BankTrack presenta una breve historia del grupo:


“UPM-Kymmene es una empresa finlandesa que opera en los sectores de pulpa y papel, madera y energía. Fue creada en 1996 a partir de la fusión de Kymmene con Repola Ltd y su filial United Paper Mills. Posteriormente expandió sus operaciones a China y Uruguay, entre otros.
Ahora posee cuatro plantas de celulosa con una capacidad total de celulosa de 3,7 millones de toneladas. Tres de estos molinos están ubicados en Finlandia, uno en Uruguay (Botnia). En China, la empresa es propietaria de la fábrica de papel de Changsu. UPM tiene fábricas de papel en Austria, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Reino Unido, Rusia, Uruguay y Estados Unidos.
UPM también posee 574.000 hectáreas de bosque certificado en Finlandia, 76.030 ha de tierras forestales de Minnesota, Estados Unidos, así como 255.000 hectáreas de bosques de plantación en Uruguay. Además, obtiene madera de otros 12 países.
La compañía ha realizado un importante esfuerzo para trasladar la marca de papel y celulosa a la "bioeconomía" cambiando el nombre de su sector comercial de celulosa y forestación por el de biorefinería y adoptar el eslogan "The Biofore Company".


Y justifica la inclusión de UPM-Kymmene en los Dodgy Deals de esta manera:


"En 2017, UPM anunció sus planes para construir una nueva gran planta de celulosa en Uruguay. Estos planes son motivo de preocupación debido a los impactos que tendrán las plantaciones adicionales, los impactos de los efluentes que se descargarán en el relativamente pequeño Río Negro y los impactos sociales, incluido el fortalecimiento del éxodo rural. UPM firmó un controvertido acuerdo con el gobierno de Uruguay, que los grupos de acción social han desafiado por considerarlo inconstitucional, debido a los altos compromisos de inversión asumidos por el gobierno, sin la aprobación del Congreso." (sic)


Notas
(1) “Desarrollo forestal y medio ambiente en Uruguay. Hacia una evaluación de efectos ambientales de la forestación en Uruguay con especies introducidas”, Caffera, R., C. Céspedes, A. González, O. Gutiérrez y D. Panario, CIEDUR (Serie Investigaciones Nº 85), Montevideo, 1991.
(2) “Dinámica de la materia orgánica y de algunos parámetros fisicoquímicos en Molisoles, en la conversión de una pradera a cultivo forestal en la región de Piedras Coloradas-Algorta (Uruguay)”, Carlos Céspedes Payret, Tesis de Doctorado presentada ante L’Institut National Polytechnique de Toulouse, Francia, en noviembre de 2007.
(3) "Ecología de mamíferos exóticos en predios forestales de los Departamentos de Río Negro y Flores, Uruguay", de la Lic. María Ruiz, Tesis de Maestría en Ciencias Biológicas (PEDECIBA), 2017.





Gestores del club Bilderberg en Uruguay




El BID  forma parte del circuito neoliberal que lo conforman varios elementos. Por un lado, las empresas transnacionales (ET) más poderosas del mundo como sujetos principales. Entre ellas están las del sector automotriz, eléctrico, petrolero, de fármacos, de producción de semillas, de computadoras, de gas, etc., que van conformando enormes oligopolios capaces de definir los capítulos y las reglas de los tratados de libre comercio, determinar los precios de los productos además de recibir cuantiosos recursos económicos en diversas formas de subsidios desde sus respectivos países. Esto no es un discurso ideológico, son hechos contundentes.
Los intereses de estas grandes corporaciones transnacionales son defendidos por el gobierno.
La deuda externa con la banca multilateral fue precisamente la herramienta usada para incidir en el cambio que diera entrada y origen a las políticas neoliberales: aumento de impuestos, venta de activos y privatizaciones a granel, eliminación de subsidios, eliminación de aranceles, apertura de las fronteras al mercado de los países del Primer Mundo, reformas laborales, etc., etc. Tampoco esto es un discurso ideológico, son hechos que con ello acarrearon mayor pobreza, desempleo y migración entre otros efectos.

Actores, alianzas, medios, instrumentos e instituciones entran en este circuito que no se puede cerrar sin el espacio político-geográfico para implementar los intereses. Así, los escenarios se conforman a varios niveles. Mientras la cúpula empresarial más rica del mundo que se reunen anualmente  en el  Club Bilderberg yForo económico Mundial en Davos.

Cada región cuenta con su banco, para todo el continente americano, el BID.


Los objetivos del BID:
El BID define así sus tres objetivos principales: reducir la pobreza, aumentar la igualdad social y aumentar el crecimiento económico ambientalmente sustentable. Parecido a la frase que se ostenta en la sede del BM: «nuestro sueño es un mundo libre de pobreza».
Pero el BID funciona como cualquier otro banco privado. Obtiene ingresos de los intereses de los préstamos.
El BID confirma que «Aunque no es una institución que tiene por objeto maximizar sus ganancias, el banco opera de acuerdo con principios financieros similares a los de los bancos privados. Percibe ingresos de los intereses de los prestamos y de inversiones de fondos que no se requieren en forma inmediata para efectuar desembolsos». Así, la banca ha despedazado economías enteras y se han enriquecido a costa de los pueblos.

Con quien se coordina el BID:
El BID se coordina con el FMI «para fortalecer la estabilidad macroeconómica en América Latina y el Caribe». Con el BM para «cofinanciar reformas, programas y proyectos y coopera en diversas áreas técnicas». El BID también se coordina con la Organización de los Estados Americanos (OEA) y la Comisión económica para la América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas (CEPAL).
Por ello, al igual que BM y FMI y en coordinación con ellos, el BID diseña, presiona e impone políticas económicas en el continente e incrementan la deuda externa de los países pobres y en vías de desarrollo. Oleoductos, gasoductos, termoeléctricas, privatizaciones y el diseño de los intereses de los países más ricos y sus empresas multinacionales en la integración económica de los países.

El BID elabora las «Estrategias de país y Síntesis económica de los países» en coordinación con el BM y el FMI.

 En palabras del propio banco: «Un equipo de profesionales del banco prepara las estrategias de país -instrumentos en donde se elabora el marco de referencia para todos las operaciones financiadas por el banco- a solicitud del gobierno del país, normalmente cada dos o tres años. El banco también produce las síntesis económicas de los países cada seis meses». En este documento se elabora una síntesis de la situación económica del país, «la estrategia de desarrollo» que el país debe seguir sector por sector; y el programa de aplicación de las inversiones y los compromisos que el gobierno de ese país deberá hacer.

De donde sale el dinero del BID:
Parte de los recursos vienen de tus impuestos. Y con tus impuestos también pagas la deuda que los gobiernos adquieren con el banco para apoyar incluso a grandes empresas transnacionales.


Cuando dice "una vía construida con dinero del pueblo" se refiere a la del Ferrocarril Central iniciada, que le costará al estado uruguayo 148 millones de dólares estadounidenses por año durante 15 años.