jueves, 24 de mayo de 2012

No entregar


FOEB acepta un "tremendo convenio"

Rechazo en el Pit-Cnt a que no se pida aumento salarial
 Críticas. "Siempre los trabajadores van por más salario"

PABLO MELGAR
La idea del sindicato de la bebida de no buscar un incremento del salario en la próxima ronda de negociación cayó mal en otros sectores del Pit-Cnt. Comunistas y radicales entienden que "los trabajadores siempre van por aumento de salario".
La Federación de la Bebida (FOEB) exhibe salarios que en promedio rondan los $ 40 mil, alcanzó una reducción en la jornada laboral y consiguió 11 días de licencia extra para las mujeres del sector.
Ahora dispara las alertas de la interna del movimiento sindical al manejar que en la próxima ronda de negociación colectiva no pedirá aumento de salario, salvo los ajustes correspondientes a la inflación, en la ronda de negociación colectiva.
"Respeto la decisión del sindicato (de la bebida), tendrán sus razones. Los compañeros tienen derecho a establecer su estrategia pero los trabajadores siempre van por aumento de salario", señaló el secretario general del sindicato metalúrgico (Untmra), Marcelo Abdala.
En ese sentido, Abdala (comunista) afirmó que "no hay un techo" a la hora de reclamar salarios y que "la torta ha crecido demasiado y aún no fue bien distribuida".
Por otro lado, el secretario general de la confederación de sindicatos del Estado (COFE), José Lorenzo López, subrayó que "no hay mayor mecanismo de distribución de la riqueza que el salario de los trabajadores". Además, López, un dirigente calificado como radical, apuntó que "se supone que uno de los objetivos del Pit-Cnt es la redistribución de la riqueza".
La FOEB es un sindicato controlado por la corriente Articulación, la más cercana al pensamiento económico y político del expresidente Tabaré Vázquez y el actual vicepresidente Danilo Astori.
El líder del sindicato de la bebida es Richard Read, un activo militante de Asamblea Uruguay, el grupo de Astori.
La FOEB propondrá que a cambio del incremento salarial las empresas realicen inversiones en las sedes y clubes deportivos de los distintos sindicatos.
Mientras tanto, los otros sindicatos que negociarán a partir del mes próximo miran con asombro la idea de FOEB.
La Federación Uruguaya de la Salud (FUS), que representa los intereses de 25.000 trabajadores, incluye la solicitud de un incremento salarial del 8%, un porcentaje similar a la recuperación que percibieron mediante el convenio colectivo que rige hasta el 31 de mayo.
Además, en la plataforma reivindicativa se destaca que buscarán mantener y mejorar algunos beneficios como el descanso de un día cada cuatro trabajados.
La dirección de la FUS se reunió con el ministro de Trabajo, Eduardo Brenta, con el propósito de adelantar lo antes posible las negociaciones, según confirmó a El País el secretario general adjunto del sindicato de la salud, Víctor Muniz.
En tanto, Elbio Monegal, del sector banca privada de AEBU, consignó que aún están estudiando las peticiones que realizarán para cada uno de los 21 subgrupos que comenzarán a negociar dentro de un mes.
Mientras tanto, el director de Trabajo, Luis Romero, confirmó que habrá pautas en materia de productividad, empleo y facturación. "Vamos a tener algunos indicadores que el Ministerio de Economía quedó en mandarnos", dijo.
Con respecto a la productividad, dijo que se irá "discutiendo" ya que es un asunto "complejo". "Estamos buscando insumos y viendo ejemplos de las organizaciones sindicales que han logrado acuerdos", afirmó.
Romero consignó que los negociadores del Ministerio de Trabajo se están capacitando en el tema. "Podemos hacer un marco general pero después es un tema discutible fábrica por fábrica. La idea es que el uso de la productividad produzca beneficios para todas las partes", consignó Romero a El País.


Acuerdos largos

Los sindicatos industriales no rechazan de plano firmar convenios por un año como planteó el presidente de la Cámara de Industrias, Washington Burghi. Sin embargo, preferirían firmar por períodos más largos.
El sindicalista Marcelo Abdala, recordó que en otras instancias de negociación se llegó a firmar por cuatro años pero eso "no le sirvió a nadie ya que terminábamos de negociar uno y nos poníamos a hablar del otro", afirmó. Burghi también pidió "cautela" a los sindicatos de cara a la crisis mundial y a las trabas argentinas. "Tomaremos en cuenta todo, hay que empezar las negociaciones. Todavía el sector empleador no demostró interés en arrancar la cosa", dijo.
El País Digital 24.05.2012


Montevideo, 23 de mayo de 2012.-

NOTA PRESENTADA EN AEBU

Quienes suscriben, afiliados a Aebu hasta el día de hoy, hemos tomado una para nada sencilla resolución (sabedores de que los hombres pasan y las instituciones quedan), pero a esta altura necesaria, para nada apresurada y absolutamente meditada, ante una lamentable serie de hechos incontrastables que vienen ocurriendo hace años, que pasaremos a detallar y que demuestran el amarillismo más servil que se pueda imaginar de una organización sindical.
Cabe aclarar, para algunos jóvenes compañeros que quizás no conozcan el  significado de esta vieja terminología: AMARILLISMO = SINDICALISMO PRO PATRONAL (EN CONTRA DE LOS TRABAJADORES).

Como decíamos, los trabajadores de la Banca Oficial venimos sufriendo desde hace años una serie de claudicaciones tanto a nivel salarial, político, administrativo y jurídico, que han tenido el aval permanente de una mayoría sindical (agrupación 98 – Articulación), así como el aval circunstancial de su hermano camaleónico menor (agrupación 17). Parafraseando al actual presidente de Banca Oficial, cuyas palabras fueron recogidas oportunamente por la prensa escrita y se confirman en los momentos decisivos de cada conflicto, quién expresó: “la 17 entra a los conflictos de la mano de la 810, pero siempre sale de la mano de la 98”.

Obviamente, este último conflicto no ha sido la excepción y el resignado entreguismo de ambas agrupaciones (98 y 17), traicionando lo resuelto por 5 (CINCO) Asambleas consecutivas de Banca Oficial, para terminar una vez más arrodillándose ante los planteos del patrón, han sido la frutilla de la torta de una de las mayores genuflexiones amarillistas de la historia del movimiento sindical.

Sin entrar en lujo de detalles, mencionaremos solo unos pocos ejemplos concretos de la constante entrega de derechos, salarios y beneficios que hemos padecido en los últimos años, así como la constante sumisión política hacia los patrones de turno (llámese administración), que demuestran ese continuo amarillismo sindical desde hace varios años:

1)     PÉRDIDA DE SALARIOS Y BENEFICIOS-
Desde el convenio colectivo de 2003 (donde se avaló que los ajustes salariales fueran por un porcentaje menor al 100% del IPC), se han sucedido una serie de pérdidas salariales y/o beneficios a saber:
A)    Los ajustes salariales pasaron de ser cuatrimestrales a anuales, y últimamente ni siquiera son por inflación pasada, sino futura;
B)    El Consejo Central de Aebu avaló por mayoría el proyecto de Reforma Tributaria del gobierno “progresista” (IRPF incluido) donde, tal cual lo demostraron puntillosamente los economistas de la REDIU, los que tienen MÁS pagan MENOS ya que los patrones (Empresarios, Bancos, etc) rebajaron sus aportes patronales al BPS 5 puntos (del 12,5% al 7,5%), así como rebajaron el impuesto a sus Ganancias también 5 puntos (del 30% al 25%). Mientras solo pasaron a pagar MÁS los trabajadores que tienen un salario más decoroso que otros.
C)    En 2007, una vez más, estas 2 agrupaciones (98 y 17) avalaron la inclusión del FONASA, mientras simultáneamente se aceptaba una enorme rebaja del AMI para los trabajadores, cónyuges e hijos menores de 18 años.
D)    En una resolución divisionista, se acepta modificar a la baja solamente los quebrantos de caja del BROU (en el BHU y el BSE se mantienen).
E)    CAJA BANCARIA- En 2008 se avala y aprueba el proyecto gubernamental que, entre otras pérdidas, reduce el importe de las jubilaciones al 50%, cuando hasta esa fecha quién se jubilaba lo hacía cobrando un 70% o 75%. Se acepta aumentar en 5 años la edad de las mujeres para jubilarse, etc.

2)     SUMISIÓN POLÍTICA-
A)    En medio del conflicto más duro y largo de la historia de la Banca Oficial el 5/5/11, aniversario de Aebu,  concurren los directores de los 4 bancos oficiales, así como altos jerarcas ministeriales y parlamentarios.
B)    En marzo de ese año se expulsa de Aebu, por cuestiones políticas menores, a un integrante de la comisión representativa del BROU, excelente compañero y militante, mientras se decide mantener afiliados al presidente del BROU y demás jerarcas de los bancos estatales, pese a que una asamblea de la Banca Oficial los censuró y solicitó el pasaje al Consejo de Disciplina, con la finalidad de expulsarlos. Y encima tenemos que soportar declaraciones como las del presidente del BCU a “El Observador” del 18/5/12, donde dice estar “orgulloso de pertenecer a este gremio” y de fortalecer las relaciones entre el gremio y la patronal.

3)     SUMISIÓN ADMINISTRATIVA-
A)    La interminable y desastrosa reestructura de los Bancos Oficiales comenzada en los años ’90, aún sin concluir, que fue pergeñada entre la administración y Aebu, donde varios “dirigentes” sindicales de primera línea integraron el “directorio” (CTI) de la misma.
De esas reestructuras han surgido las deficientes condiciones laborales en las que se encuentran los compañeros. Asimismo hay infinidad de compañeros que durante años han realizado tareas por encima de su cargo sin ser remunerados, tal como está estatuido;  los concursos y sus deficientes bases (bases que cada vez que fueron modificadas fueron para peor, con el aval de la mayoría sindical), etc. Todo esto termina generando un desastroso clima laboral, que continúa degradándose.
B)    La mayoría sindical casi nunca defendió a los trabajadores y casi siempre avaló lo resuelto por la administración ante problemas puntuales o permanentes (algunos añejos) que se han dado en diferentes sectores del BROU (Logística, choferes, parámetros de los cajeros, cajeros automáticos, etc,).-

4)     SUMISIÓN JURÍDICA-
Errores y horrores de carácter político y jurídico, por parte del depto. Jurídico de Aebu, motivaron la pérdida de sendos juicios por 14º sueldo y horas extras en el BROU. Tan burdos fueron los horrores que por un “error de cálculo” del abogado responsable de Aebu ni siquiera se pudo apelar (Casación) para que definiera la SCJ. Autocríticamente, debemos reconocer que nos equivocamos en confiar en los abogados de Aebu, teniendo en cuenta que el abogado responsable en llevar adelante esos juicios defendió a la patronal privada, en contra de los trabajadores, en los consejos de salarios de 2006 y teniendo en cuenta que el abogado jefe de Aebu integra el directorio del BPS en representación del gobierno.
Con esos antecedentes, era seguro que jamás se podía ganar un juicio.

Habría infinidad de ejemplos para agregar, pero alcanza con los mencionados.

En definitiva,  no estamos dispuestos a seguir compartiendo un sindicato con funcionarios (a quienes no podemos llamar compañeros), que desde hace mucho tiempo vienen traicionando a los trabajadores, olvidándose del legado solidario de viejos luchadores sindicales de Aebu, cuyos huesos deben estar removiéndose en sus tumbas al ver tanta entrega de conquistas por ellos logradas.
Particularmente este último conflicto, con un gobierno supuestamente “progresista”, en medio de un embate brutal contra los trabajadores públicos (reforma del estado mediante), donde los “dirigentes” de los sectores mayoritarios de Aebu (98 + 17) en complicidad con las agrupaciones 575 y 33, acordaron en múltiples negociaciones (algunas paralelas, por fuera de los organismos), una propuesta totalmente entreguista, anti solidaria y divisionista (especialmente en lo que tiene que ver con la escala Gepu, vieja conquista que tiene más de 50 años y donde se perjudica especialmente a las nuevas y futuras generaciones), CONTRARIANDO LO RESUELTO NO YA POR 1 (UNA) SINO POR 5 (CINCO) ASAMBLEAS CONSECUTIVAS DE LA BANCA OFICIAL. Y además, sumado a lo antedicho, hubo groseros errores políticos y estratégicos de todos los sectores sindicales de AEBU que alimentaron el descrédito de los afiliados y precipitaron el fatal desenlace del mismo.

Por todo lo expuesto, a partir de este momento presentamos, solicitamos y exigimos nuestra desafiliación inmediata, a partir del día de la fecha, en una decisión absolutamente indiscutible e indeclinable.




Elbio GOLDARACENA       Julio RECOBA      Gerardo SANTANA   Juan AGUIAR

1 comentario: