jueves, 14 de mayo de 2015

Nuestro liderazgo extraordinario

Ocupación de Haití

Enviado por economia.politica.y.trabajadores@econopoltrabajadores.org


Conferencia Regional de las Américas sobre Operaciones de Mantenimiento de la Paz

Estados Unidos destaca el "liderazgo extraordinario" de Uruguay en "empujar" a la región a "hacer más" por las misiones de paz de ONU

entrevista de Martín Mocoroa y Victoria Fernández


 "Les puedo decir que yo no hubiera venido hasta aquí si no creyéramos que están haciendo una gran diferencia", enfatizó con su voz suave Victoria Holt, subsecretaria de la oficina para Organizaciones Internacionales de Estados Unidos. La funcionaria viajó a Uruguay para participar en la Conferencia Regional de las Américas sobre Operaciones de Mantenimiento de la Paz.

El evento, según dijo, es parte de un esfuerzo internacional para fortalecer las misiones de paz que comenzó en una Cumbre Mundial, celebrada en setiembre del año pasado en paralelo a la Asamblea General de las Naciones Unidas. Holt destacó la iniciativa de Uruguay, que luego de esa instancia, se ofreció para organizar una conferencia regional y alentar a sus pares a "hacer más".

"Ha sido uno de los pocos que se puso de pie y dijo ‘nosotros vamos a ayudar con nuestra región’. Es muy emocionante", aseguró.




Holt cree que pese a su tamaño, Uruguay ha hecho un aporte significativo a las misiones de paz. Esa contribución "le está dando a Uruguay una reputación internacional" y "un perfil de estar comprometido con asuntos humanitarios".

"Puede parecer que es un número pequeño si se compara con otros gobiernos, pero ha hecho una gran diferencia", insistió.

Ese perfil tendrá un nuevo impulso si se concreta el ingreso de Uruguay al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas donde, para Holt, tendrá "un gran rol en el escenario internacional", pese a ser un país pequeño entre potencias.



"Nosotros tenemos mucha esperanza de que un país como Uruguay, que es un país tan trabajador, cumpla un rol importante", sostuvo.

—¿Cuál es la razón de su visita a Uruguay?

—Vine por invitación del gobierno uruguayo, que está ofreciendo un verdadero liderazgo en las misiones de paz de la ONU. Uruguay es el anfitrión de una conferencia regional sobre mantenimiento de la paz, que es parte del esfuerzo internacional para fortalecer estas misiones. Vine con colegas del Pentágono, porque nuestro gobierno está muy comprometido en fortalecer las misiones de paz y Uruguay es bastante extraordinario, debo decir. Este país ha apoyado las misiones por décadas. En un momento fue el principal contribuidor per cápita de militares para las misiones. Está junto a Brasil entre los principales contribuidores de Latinoamérica.

—¿Cuál es la situación actual de las misiones de paz?

—Las misiones de paz ayudan a estados frágiles a recuperarse de conflictos y a prevenir que vuelvan a ocurrir, pero solo funcionan cuando el personal es bueno, y las tropas y la policía son efectivas. Uruguay tiene un liderazgo extraordinario, porque sirvió en Haití y luego fue a África, que es donde las misiones están creciendo. Uruguay ha logrado reunir a la región, para tener una gran conversación sobre las misiones de paz, y tiene mucha experiencia que puede aportar para conversar sobre lo que son las misiones hoy.

Nosotros vamos a organizar una cumbre global en setiembre, en las Naciones Unidas. Tenemos unas 60 misiones actualmente. Los números superan las 120.000 personas en el campo, pero el sistema no fue diseñado para tantas misiones y tantos desafíos: la crisis en Sudán del Sur, en Siria, en Líbano, los esfuerzos para asegurarnos de que otros países mantengan democracias estables, tenemos nuevas misiones en Malí, en la República Centoafricana.

Entonces, en el pasado otoño todos los países se reunieron y discutieron cómo fortalecer las misiones. Uruguay dijo: nosotros vamos a organizar una conferencia regional, y les preguntaremos a los países qué más pueden hacer.

El gobierno holandés también va a organizar una conferencia en Europa e Indonesia lo hará en Asia. O sea que este es un esfuerzo global, y Uruguay ha sido uno de los pocos que se puso de pie y dijo: "nosotros vamos a ayudar con nuestra región". Es muy emocionante.

—¿Usted percibe entonces que Uruguay tiene un compromiso muy fuerte con las misiones de paz de la ONU?

—Sí. Siendo un país con un ejército tan pequeño, me informaron que el 8% de los militares están destinados a las misiones. Y mientras algunos están en el campo, otros están entrenando para eso, o sea que probablemente la cifra esté cerca de 20%. También nos beneficiamos de los demás países que vinieron a la conferencia. Fue fascinante. México anunció que por primera vez comenzará a participar en las misiones. Colombia también. Otros ya lo hacen desde hace tiempo, como Brasil y Guatemala. Panamá y Perú también vinieron. O sea que fue una muy diversa e interesante reunión.

—¿Piensa que la contribución de tropas de los países de la región va a incrementarse en los próximos años?

—Eso esperamos. Las Naciones Unidas enviaron al subsecretario y principal funcionario para las misiones de paz a hablar en la conferencia, y ellos han identificado los huecos que las misiones enfrentan hoy. Algunas de estas necesidades uno podría pensar que es fácil suplirlas, como unidades médicas, ingenieros, hospitales, helicópteros. ¿Qué tan difícil puede ser? También necesitan más personal, militares expertos en planificación. La ONU elaboró una lista de todo lo que hace falta a largo plazo para dar respuesta rápida a los conflictos. Esta conferencia ayudará a preparar la cumbre de setiembre, que va a tener al presidente Barack Obama como anfitrión.

—Ha habido un debate en Uruguay acerca de si debería tener tropas en las misiones de paz. El ex presidente José Mujica cuestionó durante su gobierno esa contribución y planteó la posibilidad de retirarlas. ¿Usted cree que la cooperación de Uruguay es muy importante?

—Es muy significativa. Uruguay tiene militares altamente profesionales. Conozco sus esfuerzos en el Congo. Recientemente una unidad militar uruguaya ayudó a salvar vidas cuando un bote se volcó en un lago. Es solo una historia de muchas. Le está dando a Uruguay una reputación internacional, un perfil de estar comprometido con asuntos humanitarios, preocupado por los derechos humanos, y abogando por una más efectiva protección de civiles. Realmente ha hecho una diferencia; en el campo, al proveer personal, pero también porque ha hablado de lo que se necesita a otros países. Francamente, los ha empujado a hacer más y creo que Uruguay predica con el ejemplo. Entonces, puede parecer que es un número pequeño si se compara con otros gobiernos, pero ha hecho una gran diferencia. Yo no puedo hablar por Uruguay, no puedo juzgar qué es lo mejor para el país, pero les puedo decir que yo no hubiera venido hasta aquí si no creyéramos que están haciendo una gran diferencia.

—Se ha cuestionado la efectividad de las misiones de paz de la ONU, por ejemplo, en el caso de Haití. ¿Qué piensa?

—Por su propia naturaleza, las misiones van a lugares difíciles. Si fuera fácil estaríamos enviando equipos especializados para discutir cuestiones de desarrollo y negocios. En contexto de conflicto y guerra tenemos que pensar en otras cosas. No son situaciones fáciles. En Haití hay señales de un gran progreso, se están preparando para tener elecciones. Pero también tienen muchos problemas, y es por eso que las misiones están allí. ¿Podrían ser mejoradas? Absolutamente. Por eso es que estamos teniendo esta conferencia y tendremos la próxima cumbre, y estamos presionando para tener más apoyo.



—También se ha discutido, incluso en el seno de las Naciones Unidas, acerca del alcance que deberían tener las acciones de las misiones. ¿Qué piensa sobre el rol que deben cumplir estas misiones en el campo?

—Las misiones van a ambientes muy distintos. Haití es un lugar muy diferente a lo que es la República Democrática del Congo. La protección de civiles es, en algún sentido, la ambición natural de las misiones de paz. Hemos trabajado, y Uruguay ha trabajado, en ir desde ese mandato escrito hacia algo mucho más práctico. Esa es una aspiración. Se ha hablado de eso en la conferencia. Algunos plantearon: "Ok, ese es nuestro objetivo. Entonces, para empezar, ¿cómo analizamos cuáles son los civiles amenazados?". Uno de los principales temas de la conferencia fue la importancia de entrenar a las tropas para ello, y para que estén preparadas para el país al que van. Si se les pide que protejan a los civiles, ¿qué significa eso? ¿Pasar tiempo conversando con las comunidades? Quizás se necesite que los helicópteros vuelen rápido cuando se los llama. Todas las misiones son diferentes, pero estamos trabajando en conjunto para tratar de hacer cambios más prácticos. ¿Llegamos a ese objetivo ya? Todavía no. ¿Estamos mejorando? Sí. ¿Necesitamos ayuda? Sí.

—Uruguay tiene posibilidades altas de acceder este año a un lugar en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. ¿Qué opina al respecto?

—Entiendo que Uruguay está postulando como candidato nominado por la región, o sea que si eso continúa es probable que sea un miembro del Consejo. Uruguay organizó esta conferencia y creo que va a jugar un rol en la cumbre de otoño. Y si ingresan al Consejo van a ocupar la presidencia en enero. Todo esto pone a Uruguay en una buena posición para jugar un gran rol en el escenario internacional.

Uruguay tiene una mentalidad independiente, tiene excelentes relaciones con nuestro gobierno y también con los gobiernos de la región. Tienen la capacidad de hablar con todos.

—¿Cree que puede hacer una contribución significativa?

—Ya he visto a Uruguay hacer una gran contribución en solo estos dos días que estuve aquí. He visto a sus diplomáticos en acción en el pasado, y ese es un indicio de lo que será su rol en el Consejo. La organización está muy ocupada en estos días. Hay crisis humanitarias de un nivel que no hemos visto desde hace mucho tiempo. Nosotros tenemos mucha esperanza de que un país como Uruguay, que es un país tan trabajador, cumpla un rol importante.

Son muy genuinos mis elogios para Uruguay. Es uno de los pocos gobiernos del mundo que está alojando esta conferencia regional. Es realmente un momento único, no hubiera venido tan lejos sino fuera tan importante.





Niños haitianos 4 a 10 años vendidas como esclavas sexuales a los empleados de la MINUSTAH entre otros

Cuando se trata de la supuesta violación de las fuerzas de paz francesas de la ONU en la República Centroafricana, el testimonio de una mujer como parte de una ONG.
En doce y diecinueve, ella habla sobre el caso de Haití
Ella dice que le preguntaron (su organización) a visitar el país para abrir un Centro de Acogida para niños de entre 4 y 10 años, los niños son ya sea secuestrado o falsamente adoptado como esclavos sexual.
Ella dice: “… Y muchos usuarios son miembros de la ONU … Sé que la ONU y lo sabe también. ”
Viendo este vídeo lo suficientemente atroz, ahora entiendo cómo mis denuncias de pedo-pornográfico fotos del Sr. Abassi en niños muy pequeños haitianos ya veces los bebés desnudos o desnudos trajes eran ridículas.
Ridículo porque el tráfico es conocido e incluso, como ha dicho la persona que llama en el video cubierto por la ONU.
Además, como se ve en el caso de Kosovo, las personas que denuncian este tipo de delitos en este caso de dos policías de la ONU, fueron asesinados.
Qué se puede ver en el silencio de la ONU y la sociedad haitiana es que es el reino de la posibilidad de que fuera de las pequeñas proxenetas, figuras importantes de la política local, intelectual y económica , pueden estar involucrados, ya sea como comerciantes o como usuarios.
¿Cuántos hijos de burdeles en Port-au-Prince?
Eso es todo lo que falta arrancar las vides y el establecimiento penal en 2004 a través de Latortue y otros, constituye la piedra angular del Gobierno Tet Kale y que autoriza déstabilliser Haití.
La red de corrupción es tan importante y tiene tanta gente que no se puede tocar cualquier parte de la cadena, no importa cuán pequeño (Abassi y fotos); y deben disparar a los que podrían poner un grano de arena en la máquina de la corrupción.
Así, la investigación de la muerte del juez José fue enterrée en Canadá y después de una autopsia simulacro.
Por lo tanto el Sr. Boulos podría declarar que una auditoría sobre la gestión de Lamothe podría estallar el país.
Y lo peor es que él dice puede ser cierto. Él sabe exactamente lo que está hablando.
Así se explica el juicio descuidado Sonsón La Familia y su socio. Sonsón La Familia no se le permitió hablar, de lo contrario corría el riesgo de movimientos de balanceo nombres, como para romper Boulos dijo sociedad haitiana .
Y también, se coloca en la misma realidad la immunité- actual fiebre y por lo tanto la impunidad.
T número exorbitante de candidatos es una ilusión, un molino de viento, para la elección de los que debería ser obligatoria no sólo para el estacionamiento de la justicia, sino para garantizar la continuidad del bandolerismo legal millonarios hicieron en un sector de la población.
Bie n que estas personas se aseguran de impunidad con respecto a sus vínculos pegado / firmemente con las redes locales e incluso globales de corrupción (lagunas fiscales, lavado de dinero), el hecho es que somos Nunca seguro de mala suerte, como se ha visto con C. Brandt. De ahí la importancia que se coloca bajo el paraguas de las Cámaras.
Esto quiere decir que el sistema no lo dude, para sobrevivir, para encontrar algunos fabricantes de lámparas cabezas a sacrificar, si es necesario.
La venta resultó niños haitianos de entre 4 a 10 años como esclavas sexuales es uno de los componentes de este sistema organizado en Haití para proteger a los depredadores.

Pasar Raya. 

Coordinadora por Haití reiteró planteo de retiro de tropas ante jefa de la Minustah.
La Diaria, Montevideo,  Jueves 07 • Mayo • 2015
Hacer una evaluación de las características de las operaciones de mantenimiento de la paz a lo largo y ancho del globo es uno de los objetivos de la Conferencia Regional de las Américas sobre Operaciones de Mantenimiento de la Paz, Nuestro Compromiso con la Paz y Seguridad Internacionales, que comenzó ayer en el hotel Radisson de Montevideo con la participación de autoridades de todos los países del continente americano que envían tropas al exterior para este tipo de misiones.
El subsecretario de Defensa Nacional, Jorge Menéndez, y el vicecanciller José Luis Cancela fueron los oradores principales en el lanzamiento de la conferencia, donde valoraron el reconocimiento de la comunidad internacional por la participación del país en misiones de paz. “Todo uruguayo que participa teniendo el casco azul y la bandera de su país es un motivo de honor personal, familiar y para el país”, aseguró Menéndez. El número dos de Defensa explicó que estas reuniones se realizan en los cinco continentes y tienen por objetivo consolidar acciones sobre operaciones de paz de cara a la Asamblea General de la ONU. Cancela, por su parte, señaló que la contribución de Uruguay es su “mejor carta de presentación” ante el mundo.
Debido a la presencia en Uruguay de la jefa de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (Minustah, por su acrónimo en francés), Sandra Honoré, la Coordinadora por el Retiro de las Tropas en Haití se hizo presente en el Radisson para solicitarle una entrevista y entregarle una carta en la que exigen “que se retiren de forma inmediata e incondicional las tropas que ocupan Haití”. Andrés Olivetti, integrante de la coordinadora, dijo a la diaria que durante la reunión se le explicó a Honoré “la posición de la enorme mayoría de las organizaciones sociales de nuestro país sobre este tema”. Menéndez explicó a la diaria que la presencia uruguaya en Haití pasó de 1.600 a 250 efectivos en la actualidad (todos ellos del Ejército) y que el país seguirá acompañando una “disminución progresiva” en la isla de acuerdo al mandato de la ONU. Dijo además que el “deseo” del gobierno es “terminar la misión con un país institucionalizado” y que “el horizonte es 2016”.
Hoy Uruguay tiene unas 1.500 personas desplegadas en misiones de paz. A los 250 que aún permanecen en Haití se suman otros 1.000 en Congo y unos 200 en el Sinaí, aunque en este último caso la presencia uruguaya no responde a la ONU, sino a los acuerdos de Camp David. Completan el equipo de militares que se desempeñan en el exterior como observadores de distintos procesos de paz.




Carta abierta a la Jefa de la MINUSTAH, de visita en Montevideo

Montevideo, 6.5.15 – La Coordinación por el retiro de las tropas de Haití, núcleo que agrupa un importante abanico de organizaciones populares uruguayas desde hace tiempo en la lucha por un Haití libre de fuerzas ocupantes, convocó hoy frente al hotel donde se realizaba la Conferencia Regional sobre las Misiones de Paz, para repudiar su presencia en Haití y reclamar nuevamente el fin de la MINUSTAH.  En la ocasión, se hizo entrega de una Carta abierta dirigida a la Sra. Sandra Honoré, Jefa de la MINUSTAH y Representante Especial del Secretario General de NN.UU. en Haití.
A continuación se reproduce el texto de la Carta abierta.
Más información: 
** Comunicado de prensa de la Coordinación por el retiro de las tropas de Haití
** Uruguay sede de conferencia regional de la ONU sobre misiones de paz
***
CARTA ABIERTA A LA SRA. JEFA DE LAS MINUSTAH
Montevideo, 6 de mayo de 2015
Sra. Jefa de las Minustah
Sandra Honoré
Queremos hacerle llegar,  nuestro firme rechazo a la situación de avasallamiento que vive el pueblo haitiano. Este pueblo, al que se pretende invisibilizar, no ha cesado de expresar en manifestaciones multitudinarias su rechazo más absoluto al invasor, a las tropas de ocupación que representan  las Minustah, exigiendo su retiro inmediato, sobre lo que en dos oportunidades, el disuelto senado haitiano, también se ha expedido por unanimidad . ¡Hay que terminar con 100 años de ocupación y colonización de EEUU!  Exigimos que cese la intervención económica, política y militar de la llamada “comunidad internacional” en los asuntos internos de ese país.
Exigimos en especial, que se retiren de manera inmediata e incondicional, las tropas de la MINUSTAH que ocupan Haití, que se ponga fin a la tutela que ejerce sobre su presente y futuro y que se repare los daños y crímenes cometidos.
Desde hace 11 años las tropas de la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití – la MINUSTAH -, ocupan Haití a pedido de las potencias como EE.UU., Francia y Canadá. El Consejo de Seguridad renovó su mandato, reafirmando su permanencia hasta por lo menos 2016, negando por completo, la incidencia de esa misma presencia en el desarrollo de los acontecimientos. Desde entonces, la crisis política provocada en ese país no deja de profundizarse,  las muestras de intromisión sobre todo del “Core Group” de la “comunidad internacional” se multiplican a diario y las fuerzas de la MINUSTAH han participado activamente en la represión de las manifestaciones multitudinarias que ha provocado  varias muertes.
La grave crisis que hoy enfrenta el pueblo haitiano, agravada con el golpe del actual gobierno con cuatro años sin realizar las elecciones a las que estaba comprometido constitucionalmente y la fragilidad del proceso electoral actual amenazado por las maniobras del gobierno y de los narcotraficantes, desmiente todos los argumentos esgrimidos para justificar la continuidad de la MINUSTAH. ¿Cómo pueden hablarle al pueblo haitiano de soberanía y democracia, de respeto por su Constitución, quienes ocupan su suelo con tropas extranjeras,  que desprecian a la población y la someten desconociendo sus derechos más básicos, como el de autodeterminarse?  ¿Cómo pueden hablar de reinstitucionalizar, si han manipulado las elecciones presidenciales  e impuesto al actual presidente, para luego seguir apoyando sus atropellos e incumplimientos constitucionales?  ¿Y han introducido la epidemia de cólera, que hasta ahora ha matado a 8.700 haitianas y haitianos e infectados a otras 730.000 personas, negándose a la vez a aceptar su responsabilidad, escondiéndose en la impunidad total?
La tercerización de la ocupación militar, a tropas latinoamericanas mayormente, además deja libres a los poderes de siempre para concentrarse en la ocupación política y económica de Haití, continuando las perversas prácticas colonialistas de siglos. Especializándose en la explotación petrolera y megaminera, la expansión del turismo de lujo, el agronegocio exportador y la maquila, y ayudado por el Banco Mundial y otras Instituciones Financieras Internacionales, desalojan a campesinos y pescadores de sus tierras, mantienen los salarios a nivel miseria y echan mano a la fuerza represiva entrenada por la MINUSTAH. Todo a costa de una deuda también creciente, tanto financiera como social, ecológica y de género.
La realización de esta Conferencia, y los planes en proceso de los que trata, que ocurre justo cuando se acaban de conocer nuevos casos de pedofilia y abusos sexuales practicados por efectivos franceses de las “misiones” de la ONU en Rca. Centroafricana (que se suman a una larga serie de hechos similares incluyendo los de efectivos uruguayos en el Congo y Haití), una vez más ocultados deliberadamente por las autoridades de la ONU con la cínica excusa de “proteger a las víctimas”, demuestra que la intención es continuar sin revisión alguna esta política. 
”Una especie de biombo usado por algunas potencias para para mantener su domino y abrir una fase de nueva colonización”, como denunció Patrice Lumumba días antes de ser asesinado. Millones de muertos acumulados en este medio siglo bajo presencia de la ONU, dicen lo mismo.
La permanencia de las tropas y la tutela de la MINUSTAH son una burla más de las esperanzas de “los pueblos”, traicionados por la sumisión de las Naciones Unidas a los intereses del poder.
Exigimos que escuche la voz del pueblo haitiano. Son las y los haitianos, quienes tienen el derecho, pueden y serán los artífices de su propio destino. Si existiera vuestro compromiso con la paz solo podría ejercerse con el retiro inmediato de todas las tropas, abandonando la imposición de una policía militar extranjera dispuesta a bañar en sangre la legítima rebelión del pueblo oprimido.
Exigimos que  reconozcan sus responsabilidades en el debilitamiento de las instituciones haitianas y el incumplimiento de los derechos humanos de su población, en la inseguridad acrecentada por las violaciones a mujeres, niños de parte de las fuerzas de la MINUSTAH, y en la introducción del cólera, la “ayuda” a los procesos de entrega y saqueo de las vidas y bienes naturales del pueblo de Haití. Exigimos  detener esas acciones,  restituir lo robado y  reparar las múltiples deudas y crímenes de esta ocupación y colonización de Haití. No nos cabe duda que políticas de solidaridad y cooperación genuinas son posibles; es hora que más países multipliquen los ejemplos justos y generosos que existen.
Coordinación por el retiro de las tropas de Haití
Primeras Adhesiones:
Comité argentino de solidaridad por el retiro de las tropas de Haití
Jubileo Sur/Américas
Diálogo 2000 Argentina
Servicio Paz y Justicia Argentina
Frente Popular Dario Santillán, Argentina

2 comentarios:

  1. Fecha importante

    Marcha contra Monsanto 23 May

    http://www.march-against-monsanto.com/events/

    http://www.march-against-monsanto.com/home/



    ResponderEliminar
  2. sin palabras

    http://rt.com/news/258649-nato-song-anger-public/

    ResponderEliminar