jueves, 25 de marzo de 2010

Desprecios

Bush se limpia la mano en la camisa de Clinton tras saludar a haitiano




"Y... no. Para viejo ya estoy yo"

(Don Mujica para Búsqueda)

"Fidel debe estar muy mal"
"Qué va a hacer! Debe estar muy mal, y estoy seguro que si voy me va a dar una sensación terrible. Yo lo conocí de otra manera. No quiero entrar en la nostalgia"


Es lamentable que el hombre que fue rehén de la dictadura uruguaya, y de aquí el respeto, pero hoy es Mujica el esta muy mal, crónicamente mal a pesar de su look presidencial. Y realmente para muchos luchadores sociales y tupamaros vemos a Mujica tambien con nostalgia de lo que fue aquel hombre, clandestino y luego torturado.
Sobrevivió para hacerle la cama al sistema.
Yo tambien conocí al Pepe de otra manera, y no es Fidel el que está muy mal. Es Mujica que está muy mal.



Políticamente Fidel es el hombre que hizo una revolución y que aguantó durante 40 años al imperio y sostuvo la revolución, y la sigue manteniendo y si muere morirá revolucionario.

En cambio Mujica es hoy solo un peluquín dado vuelta. Si muere morirá solo con la gloria que le den los capitales extranjeros, y lo que es peor, quedará Astori con las riendas de un gobierno entreguista a los capitales inversores y los capitales benévolos.

El desprecio por la vejez de la revolución cubana coincide con el desprecio de Lacalle y por el desprecio de la España socialdemócrata contra los paises del ALBA.

Es el desprecio por la lucha de los pueblos.

Sin nostalgia por una lucha que costó la vida de otros compañeros desaparecidos, que historicamente aún ni se sabe donde están enterrados. El desprecio de no importarle la lucha de los familiares por el derecho de saber.

Es el mismo desprecio que EEUU tuvo con el Ratón Rosadilla y que hoy a pesar de ello los fue a alcahuetear sobre el terrorismo, sin mencionar la palabra Israel.

El mismo desprecio que habrá sentido Bush y la Clinton cuando le dieron la mano al mismo Mujica.

Porque para darle la mano a esta gentuza hay que tenerla bien llena de inconciencia.

Y en el fondo mala leche.

El historico "adios a la barra" de Mujica, y su desprecio a la barra,la misma barra que una vez gritó desde las ventanas de una celda a los milicos del muro : "están rodeados estrategicamente!"

A Don Mujica la historia NO lo absolverá





.

0 comentarios:

Publicar un comentario