jueves, 21 de julio de 2011

La cobardía del dictador

El maestro Julio Castro
El ex dictador Goyo Alvarez negó haber conocido a el maestro Julio Castro
El abogado del ex dictador Gregorio Álvarez anunció que recusará al juez Fernández Lecchini.
Mirtha Guianze, fiscal del caso, que explicó que aparentemente el juez Lecchini no le ofrece garantías.
video

Goyo Álvarez cuestiona a Guianze
El ex dictador Gregorio Álvarez declaró hoy ante el juez Fernández Lecchini, que investiga la desaparición del maestro y periodista Julio Castro.
A la salida Álvarez cuestionó la actuación de la fiscal Guianze por hacer declaraciones y dijo que ya realizó una denuncia al respecto.
También negó haber conocido a Castro y no brindó información respecto a sus declaraciones.


video


Martes, 19 de julio, 2011 - La República

INDAGATORIA. GAVAZZO Y ÁLVAREZ DECLARARAN POR DESAPARICION DEL MAESTRO


Audiencia por Julio Castro

Maestro Julio Castro
Maestro Julio Castro
El juez penal de 1º Turno, Juan Carlos Fernández Lecchini, y la fiscal Mirtha Guianze, retomarán hoy la indagatoria por el secuestro y desaparición del maestro Julio Castro, con la comparecencia de varios militares detenidos en la Unidad Penitenciaria Nº 8 ("cárcel especial para militares"). En este sentido, el magistrado interrogará hoy al coronel (r) José Nino Gavazzo y mañana al ex dictador Gregorio "Goyo" Álvarez, en el marco de una nueva instancia de recopilación de prueba testimonial en la causa. Asimismo, el juez Fernández Lecchini interrogará a los militares Ricardo Arab y Luis Maurente.
Julio Castro fue detenido el 1º de agosto de 1977 por efectivos del SID. Dos días más tarde falleció, a causa de las lesiones recibidas durante los interrogatorios, según el informe de la Comisión Para la Paz. La indagatoria judicial por su muerte se reinició en 2010, tras la decisión del actual Poder Ejecutivo de excluir su caso del amparo de Ley de Caducidad. La indagatoria se centra sobre efectivos del Departamento III del SID.

La última vez que fue visto
Los militares que torturaron de forma coordinada en Argentina y Uruguay eran también ladrones. Fue con dinero robado a los detenidos que el régimen militar uruguayo compró, a través de la esposa de uno de los miembros de inteligencia, una casa en la Avenida Millán al 4269, en Montevideo. En esa casa se vio –o se escuchó– con vida por última vez a Julio Castro, según el testimonio de Flavio Tabares, periodista brasilero preso por interceder en la liberación de un colega y coterráneo suyo, que estaba preso, a su vez, por escribir un artículo en contra de la dictadura uruguaya.
La casona de Millán


Una pieza mas
El ex dictador Gregorio Álvarez concurrió este miércoles a la sede del juzgado penal de 4º turno para declarar por el caso Julio Castro. El autor material de la detención, Ricardo Zabala, reconoció ante la Justicia haber detenido a Castro bajo la orden del Jefe del SID, Rodríguez Buratti

"Yo no lo conocí", dijo a Álvarez al juez, del mismo modo que negó tener cualquier conocimiento sobre del funcionamiento del SID en 1977. También fue a declarar ante el juez el Dr. Antonio Arazalde, quien era médico en el SID.
Pero quien más aportó a la causa con su testimonio fue el agente policial Ricardo Zabala, quien estaba trabajando en Comisión en el Servicio de Inteligencia y Defensa.
Zabala reconoció que fue él, el autor material de la detención del maestro, dijo que lo hizo bajo las órdenes del Coronel retirado Juan Rodriguez Buratti, quien se suicidó en setiembre 2006 cuando la policía lo fue a buscar a su casa para conducirlo a un juzgado.

Buratti -en ese entonces teniente coronel- ingresó al SID en 1976 y permaneció allí hasta 1982, cuando fue nombrado ayudante general del Estado Mayor del Ejército.

Las declaraciones de Zabala sirvieron al juez para que se deje constancia de la existencia de esa detención y de la casona de Millán como centro de detención.

El martes, declaró ante la Justicia el coronel retirado José Gavazzo aportando que detuvo al periodista brasileño Flavio Tavares Freitas, quien estuvo detenido junto a Castro en "La Casona" de la calle Millán, según informó este miércoles el diario Últimas Noticias.

Castro fue maestro, director de escuela e inspector y como periodista fue columnista permanente en el semanario Marcha. Destacado por su actividad gremial y frenteamplista independiente, Castro fue detenido el 1º de agosto de 1977 en la esquina de Rivera y Soca por efectivos del Servicio de Información de Defensa.

"Es mi desesperación de esposa, que desde el 1º de agosto nada sé de mi marido, lo que me lleva a pedirle, con todo respeto, me conceda una entrevista. Hace hoy 57 días de la desaparición de mi esposo, sin que se me comunique nada y sin que se responda a mis reiteradas gestiones ante las autoridades correspondientes. Mi esposo es Julio Castro, el que fuera su maestro en la escuela Sanguinetti. Estoy segura que usted tiene que recordarlo por su excepcional calidad humana, así como Julio Castro tenía presente en usted al pequeño escolar", dice una carta enviada por Zaira Gamundi en octubre de 1977 y publicada por el sitio Red Latina Sin Fronteras.

El trabajo de investigación realizado por la Comisión para la Paz, concluyó que Castro habría muerto en torturas dos días después de ser secuestrado. En octubre de ese año la Dirección Nacional de Migraciones emitió un comunicado afirmando que Castro había tomado un vuelo a Buenos Aires, lo que fue desmentido por Cancillería uruguaya.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada