martes, 8 de mayo de 2012

En defensa del cantor


Emisora LaZurda

Reflexión de Jorge Daniel Díaz 
 Enviado por Nestor Durante y
Jorge Zabalza

No me gusta tener que escribir estas líneas, así como otras anteriores; pero callar ante el agravio y la felonía termina transformándose en complicidad.
Uno de mis ritos al terminar cada NOCHE ABIERTA, es ir a la parada, esperar el ómnibus y acompañarme por la siempre querida radio.
A veces me quedo enganchado con la trasnoche de Emisora del Sur, otras veces me corro para Radio Uruguay, frecuentemente recurro a Dolina para hacer mas grata la espera. Si salgo muy pasado de revoluciones del programa, recurro a Babel. También M24 puede entrar en mi sintonía.
Pero esta madrugada tuve una “mala idea”. Poner la 36 para saber por donde andan los bemoles del 26 de Marzo. Para qué se me habrá ocurrido semejante idea! La pesqué justo después de “usar” al querido Alí Primera como introducción a su pomposo “Mensaje”. Digo pomposo, porque lo que allí pude escuchar fue una mezcla de la lectura de artículos de El Observador y El País. No es la primera vez que lo hacen. Teniendo diario propio, recurren a los voceros de los intereses que dicen combatir.
El 90% del “Mensaje” fue refrito de dichos diarios. El otro 10%, fue una desordenada lista de agravios a frenteamplistas y también algo de autocomplacencia.
En medio de ese mejunje, y aquí viene mi indignación, en dos oportunidades se aludió a nuestro cantor Daniel Viglietti como “ese cantorcito que llama a desalambrar”.
Callarme ante este agravio, es ser cómplice del mismo.
Y creo importante poner algunas cosas en claro sobre el Movimiento 26 de Marzo. No lo hago extensivo a la Asamblea Popular, donde me consta hay compañeros independientes que se manejan con otra dignidad. Qué prefieren el debate ideológico en vez del agravio fácil.
Pero la Asamblea Popular es como un bombón. Su relleno, el 26 de Marzo, es el núcleo y ocupa la mayor parte del bocado. Por fuera, suele tener una delgada capa de chocolate donde se encuentran valiosos compañeros, discrepe con ellos o no. El producto final, es Asamblea Popular, pero el 99%... es el relleno, es el 26.
Hay cosas curiosas.
Por ejemplo: escucharlos hablar del otrora guerrillero MLN – Tupamaros como algo ajeno a su identidad. Están hablando de “otros”, diferentes a “ellos”. Los otros que hicieron tales o cuales acciones. Tal vez esté mal informado, pero el 26 de Marzo fue una expresión política de los propios Tupamaros. Lo crearon los guerrilleros un 8 de Abril de 1971, tomando el nombre de lo que fuera la primera gran convocatoria popular del recién nacido Frente Amplio.
Ellos, fueron Tupamaros o no?
Más gracia, o tal vez pena, me causan cuando eluden sistemáticamente referirse a los acuerdos electorales que el 26 hizo con el MPP, levantando las figuras de Mujica (a quien hoy denostan, más allá de que el Pepe viene manifestando su pensamiento en una misma línea desde hace por lo menos 15 años). Fue gracias a esa alianza que, luego de la dictadura y hasta hoy, obtuvieron un solo diputado, Raúl Sendic. Por aquel entonces era “endiosado” como digno hijo del Bebe. Poco después pasó a ser satanizado.
No está mal discrepar con quien sea, pero manejando ideas, conceptos; repito sin caer en el agravio gratuito y siempre facilongo.
Pero además, para discrepar un Movimiento político debe ideas y un proyecto de país. No es el caso. El 26 existe pura y exclusivamente en función de la crítica al Frente Amplio; su discurso es incapaz de ir más allá de eso.
Quien esto escribe, no ha dudado en formular cuestionamientos al Frente Amplio y a diversos aspectos de sus gobiernos. Es más, ya anuncié mi intención de votar en blanco o anulado en las próximas elecciones. No se deduzca entonces una defensa a ultranza de una fuerza política que me identifica en su esencia de izquierda, pero no en su práctica progresista.
Mi planteo, va más allá.
Varias veces he manifestado que la ultra izquierda, y no descubro nadita nuevo, siempre es funcional a la derecha. Uruguay tiene ejemplos, nuestra Patria Grande también.
Esta ultraizquierda funciona como una realmente como una secta. Siempre hago humorísticamente el símil: el Movimiento 26 de Marzo es el “Pare de Sufrir” de izquierda. Posee la piedra sagrada de la Revolución y el Socialismo. Son portadores de la verdad “revelada”. Quienes se atrevan a cuestionar su “verdad”, serán inmediatamente satanizados. Sólo serás revolucionario si el 26 de Marzo pasa sobre ti el manto milagroso del Socialismo.
Es esta estreches la que desemboca en una visión política carente de propuestas y de la enunciación de vías para llevarlas adelante. Sólo puede aspirar a la denigración de los que hasta ayer fueron sus aliados y con los cuales hacían pactos políticos.
Esta concepción, inevitablemente se traslada a sus medios. Tristemente usan al querido José Germán Araujo para legitimarse. Pero en realidad, están haciendo el estilo de radio, el estilo de periodismo que el petizo siempre rechazó.
Quienes pasamos por la 30, sabemos de sobra como Germán nos advertía de no hacer una radio manijera, sectaria. Él siempre nos recordaba que para que una radio fuera un buen instrumento político, primero debía hacer “buena radio”, de calidad. Germán, siempre rechazó una radio de militantes. Defendió siempre la concepción de una radio profesional, abierta, con buenos contenidos, al servicio del socialismo. De lo contrario, el objetivo político no se conseguía.
En resumidas cuentas, el 26 de Marzo lleva adelante una política comunicacional que es la antítesis de la concepción del querido petizo. Seguramente por eso su nivel de incidencia es tan pobre.
Es en este marco, que los sacerdotes del 26 destratan, agravian hasta lo delictivo (como nadie les da mucha pelota, se salvan de juicios varios) y tratan despectivamente a todos los que no comulguen con sus rituales.
Ahora, y me han comentado que no es la primera vez, le tocó a Daniel Viglietti. No voy a asumir su defensa; seguramente él (con su sentido unitario), no lo querrá.
Pero no puedo quedar en silencio.
Por eso quiero poner un solo ejemplo que me surgió en la cabeza mientras escuchaba el espanto: mientras Daniel militaba en los actos a favor del SI Rosado para anular la Ley de Impunidad, la secta hacía campaña activa desde la 36 y La Juventud, en contra de la recolección de firmas primero, y en contra de la papeleta rosada luego.
Es un simple y claro contrate de conductas, de actitudes a la hora de la verdad. Cuando hay que dar las luchas, algunos están en el frente de batalla. Otros siguen en su ideológica masturbación.
También estuvo ausente (por cálculos electorales), la mayor parte de los sectores del Frente Amplio violando las resoluciones de los propios congresos de la fuerza política. No lo olvido ni lo perdono.
Quiero ir hacia lo esencial, a las concepciones autoritarias que esconde un pequeño grupo que se piensa poseedor de la verdad absoluta.
Y aquí lo que duele: las similitudes entre las concepciones del 26 de Marzo y la dictadura oligarca-militar que sufrimos.
Veamos: sabían ustedes que para CX36 el Gral. Líber Seregni no murió? Fue tal vez el primer desencuentro entre Raúl Sendic y el Movimiento. Los sumos sacerdotes del templo decidieron que el entrañable compañero no merecía siquiera una mención a la hora de su partida. Y por lo tanto, la omitieron. La dictadura lo tuvo preso, la 36 lo censuró aún en la hora de su muerte. Se dedicaron a pasar discursos del Cte. Fidel Castro. Qué falta de respeto para ambos!
Pero el sectarismo no terminó allí.
En nombre del socialismo y la revolución, una radio que se autoproclama “imprescindible”, tiene listas negras de artistas. Salvo en los espacios “privatizados” o “tercerizados” (que paradoja), está prohibido difundir en dicha emisora a la mayor parte de los músicos uruguayos. No por razones estéticas, musicales, sino puramente partidarias.
Si, como en la dictadura. Nuestros músicos están prohibidos en la 36 si son frenteamplistas. O si lo fueron cuando vivían! Es jodido, no?
Podría enumerar nombres, pero la lista es larga, demasiado larga. Desde Zitarrosa hasta el propio Viglietti. Al Flaco lo usan con algunas canciones sólo si es útil para alguna manija, sino…está prohibido. En el medio: el Sabalero, Larbanois Carrero, Los Zucará, Los Olimareños, Manuel Capela, Pablito Estramin, Numa Moraes, etc., etc., etc. Y sólo hago referencia a los cantores populares de raíz folklórica. No se salvan de la guadaña los músicos urbanos.
Como con el caso de Daniel, no solo los censuran, sino que son objeto de burlas e ironías!
El mismo patrón ideológico de la dictadura usado en nombre de la “verdadera izquierda”.
Pero la similitud no termina allí.
La dictadura oligarca-militar, tuvo sus cantores oficiales. Todos tenemos el triste recuerdo de “Los Nocheros” y la obligación para todas las radios de pasarlos cada tantas horas.
Pues bien, también el 26 tiene a sus cantores oficiales. Esos que van a pasar varias veces por día, porque así lo ordena la autorida’. No los voy a nombrar, por pudor. Pero, fundamentalmente, porque en su mayoría son buenos artistas. Supongo, estoy seguro que ellos no pidieron ser cantores oficiales de la 36 por más que pertenezcan al 26 de Marzo.
Se dan cuenta de lo triste que es un medio masivo que se autodenomina de “izquierda radical”, censurando a nuestros artistas? Eso se lo dejo a la derecha, hasta lo entendería. Pero gente supuestamente “zurda” censurando a nuestros músicos? No!
Les cuento de mi postura como comunicador o charlatán de radio. En mis programas nunca seleccioné ni selecciono a los artistas que difundo en función de sus pertenencias partidarias. Sino a criterios estéticos, estilos, que pueden ser absolutamente discutibles. Pero jamás voy a dejar de pasar a algún músico porque sea del 26 de Marzo, del FA, del PC o del PN. Humildemente valoro el aporte artístico, cultural, sin ponerme a pensar a quien votó o dejó de votar.
Y, volvemos a lo del principio: la ultraizquierda siempre es funcional a la derecha. Peor aún, muchas veces asume sus mismas conductas y metodologías.
Ejercen sobre compañeros de la cultura la misma represión que ejerció la dictadura. Los descalifican. Lo hacen con la misma saña que el Poder usó para perseguir al cantor Alí Primera. Por favor, no lo usen más!
Esto es un delito de lesa cultura, cometido en nombre del socialismo!
Cómo dice Galeano: hay “fuegos bobos, no alumbran ni queman”.
Daniel Viglietti, el “cantorcito”, es de los fuegos que “arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca se enciende
Abrazo compas.
JORGE DANIEL DIAZ
27-04-2012
(PD: nuevamente esta reflexión compartida, la escribí en una noche de desvelo por la calentura. Como siempre pido perdón por las faltas y errores varios!)

2 comentarios:

  1. Te falto una caracteristica mas del 26 y de la 36, Jorge Daniel: Son firmes defensores de la restauracion del capitalismo en Cuba y por la positiva defienden a los dos principales instrumentadores de esto, Fidel y Raul Castro. Claro, que ahi vos coincidis con ellos, que decir que en Cuba se restaura el capitalismo es "ser funcional a la derecha". No te llama la atención como defienden a pie firme toda la politica de la burocracia castrista??

    saludos, ariel

    ResponderEliminar
  2. Viva la 36 abajo los mamadera del fraude amplio!

    ResponderEliminar