lunes, 16 de julio de 2018

Globalistas en el PIT-CNT

Ensartados e insertados en una guerra comercial.


El encuentro contó con la participación del expresidentes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Enrique Iglesias, la exembajadora uruguaya en China (2010-2015), Rosario Portel, el empresario y CEO de GeneXus, Nicolás Jodal, el presidente del Banco Central del Uruguay (BCU), Mario Bergara, y el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, y fue transmitido en directo para el mundo a través de la televisión pública (TNU) y Radio Uruguay (RNU) dada la relevancia del evento y como forma de “tender puentes”. Precisamente el director de TNU, Ernesto Kreimerman, destacó que los medios públicos jueguen su papel en la difusión de temas de interés para toda la sociedad como la economía, el trabajo y la inserción internacional.

Todos los participantes destacaron la importancia de abordar un tema imprescindible para el país, a pesar que no ocupe grandes titulares de prensa.

El contador Enrique Iglesias, llegó por primera vez a la sede de la central de trabajadores y el hecho fue especialmente destacado en el inicio de las ponencias.

Iglesias sostuvo que para un país pequeño como Uruguay la apertura al mundo es inevitable, “no hay alternativas cerradas para ningún país, pero para los pequeños menos todavía”. En ese contexto, abogó por “un ideal” que es el desarrollo de una política de Estado en materia de inserción internacional. “Me parece muy importante que el país tome conciencia que su existencia depende de su inserción internacional –entre otras cosas- que cuanto más esté asentada en políticas de Estado con el apoyo de las fuerzas sociales y de las fuerzas políticas le dará una mayor autoridad en la defensa de sus intereses”. El expresidente del BID, dijo que estamos viviendo “uno de los momentos más complejos que he conocido en la coyuntura internacional” y que la apertura internacional “está en peligro, con retrocesos que nunca hubiéramos imaginado y algunas posiciones que nos hacen pensar a dónde va el mundo”. En este contexto, señaló que es imprescindible tratar de defender la apertura internacional “y el primer país que lo está haciendo es China” que se transformó en un “ejemplo para el mundo de que la apertura externa viabiliza el desarrollo de un país”. Iglesias mencionó que hacía años que no escuchaba hablar de “guerra comercial” y ahora parece un tema recurrente. Para mencionar los riesgos que esto implica para nuestra economía, ejemplificó que “cuando dos elefantes se pelean el que más sufre es el pasto”. En este escenario, insistió en la necesidad de una política de Estado “serena, concertada, que nos permita manejarnos mejor en esta confusión que está entrando el mundo”.



En directa relación a China, Iglesias dijo que es “un milagro de la historia económica y política en cuanto es un país que ha sido capaz de sacar de la pobreza durante una generación, a 600 millones de personas no tiene antecedentes en la historia de la Humanidad, es una inmensa revolución económica y social dentro de un sistema de partido único, pero lo lograron”. En este sentido, subrayó que China es una gran potencia del comercio internacional, que apunta a la primera posición, una gran potencia en materia de inversión y agente financiero. Iglesias remarcó la importancia del mercado chino y se preguntó “¿qué hubiera pasado si no hubiéramos tenido ese mercado en los últimos cinco años?”.

Iglesias reafirmó que el vínculo comercial con China y su impacto en la economía de nuestro país es un tema central y que todas las fuerzas políticas y sociales deberán prestarle atención. “No son territorios fáciles, ni los tratados de libre comercio son sencillos, pero la tendencia del mundo hoy es ir a zonas preferenciales”. Definiciones

El presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, agradeció especialmente a los trabajadores de los medios públicos, “a los que están acá y a los que están en los estudios” por hacer posible que en todo el mundo se pudiera seguir en directo el desarrollo del debate internacional desarrollado en la sede de la central. “Es importante que estos debates lleguen a sectores de la sociedad que pueden estar interesados en el tema”, que no forma parte de la agenda cotidiana de la prensa. “Es un tema estratégico aunque no creo que la mayor parte de los uruguayos lo vean así”. En este sentido, dijo que los uruguayos “vivimos discutiendo lo cotidiano pero no tenemos una mirada a largo plazo”.

Pereira explicó que los cambios que se van a producir van a incidir en los trabajos del futuro. “Si uno ve los cambios que se van a venir nos preguntamos si el Uruguay está tomando decisiones inteligentes en materia de investigación y desarrollo”.

En relación a la inserción internacional, sostuvo que habrá que dar una discusión profunda, “porque si Uruguay equivoca el camino de inserción probablemente en materia de desarrollo empiece a caer” indicó.

“A mi no se me ocurre que un tratado de libre comercio con China exclusivamente en Uruguay sea una fortaleza para el país, quisiera que alguien me convenciera”.

Pereira también reclamó inversión en investigación, desarrollo e innovación “mucho más de lo que hace ahora” subrayó. “Empecemos a estudiar entre todos cuál sería el mejor mecanismo para adaptarnos al mundo pero particularmente para hacerlo en relación al vínculo con China que –coincido- es una de las potencias mundiales” y a la que “nunca deberíamos mirarla con indiferencia, no digo enamorarnos de China, pero mirar sin indiferencia” como parte de una política de los uruguayos. “Ellos tienen una cultura que hay que entenderla el problema es que el desarrollo en Uruguay va a depender de lo bien que se procese la integración regional, y lo bien que se procese un tratado con China, lo que lo haría inevitable, pero precisamos una fortaleza mayor que la de 3 millones, yo sé que salir quintos en un Mundial nos vuelve a generar músculo en el brazo y (hacernos creer) que solos podemos pero es absurdo, la inserción del Uruguay va a ser en bloque o va a ser traumática” concluyó.






>>> Algo hay que hacer

Los gráficos de " Saracho"

Es la gran pregunta: como insertarse en el mundo sin quedar ensartados.
Siempre la opción quedarse con el menos malo, y al final el menos malo termina siendo peor.
A verrr niños! les enseñaba la maestra: que prefieren hoy? clase de política o que los curta a palos?. Los niños siempre elegían la clase de política por mas de que fuera un plomo y aburrida. De grandes la opción siempre fue la misma. Quien te gusta mas? Lucía Topolansky o el comandante Manini Ríos...

En el mundo ocurre lo mismo. Hoy amanecimos con un gobierno neo fascista y xenófobo (a los latinos no nos quieren) en EEUU, ni quieren a nadie mas que a ellos mismos. Están haciendo un gran muro para que a nadie le queden dudas. Hasta los niños están siendo encerrados en jaulas, separándolos de sus padres. Otra vez Hitler en el siglo XXI.

La política Trump está también contra los globalistas Europeos, si hubiera ganado Hillary Clinton la cosa seguiría como siempre. Pero NO! ganó Trmp y ahora hasta la OTAN está cuestionada. Si los europeos quieren OTAN que se pongan! Todo bárbaro! Pero Trump es de extrema derecha aunque este en contra de los globalistas. Igual que Hitler, pero esta vez con el apoyo de la extrema derecha israelí.

Todo esto sucede mientras las izquierdas políticas europeas la miran pasar, y suceden cosas peores, sin reacción. Sin manifiestos, sin presentar una alternativa al globalismo. Al neoliberalismo imperante. A pesar de la crisis, a pesar de las privatizaciones, a pesar de los recortes. En Europa y aquí. En Brasil y en Argentina. Estamos rodeados. Rodeados estratégicamente. Políticamente. Ideológicamante. Algo hay que hacer!

El Muerto





1 comentario:

  1. En China hay pobreza. En Sanghai, vive rico, rico, pobre, pobre.
    En Zanghai lo mismo, en el Sur como en el Norte.
    Las flias. pobres tiene que ir a la ciudad hacer los trabajos mas pesados. Para que su hijo o hija estudie una Carrera y pueda ser el sosten de sus padres. El trabajador chino trabaja es mano de obra barata, va a Abu Dabi, South Arabia, para vender su fuerza de trabajo. Lo mismo van a Fiji para trabajar en las plantaciones.

    ResponderEliminar