lunes, 4 de junio de 2007

Despues de Bilderberg G8

En Bilderberg se cocinó ya lo que se hablará en la G8.

Asi se pondra en marcha los nuevos lineamientos de dominación mientras en Alemania la protesta es reprimida brutalmente.

Lunes 4 de junio de 2007

Policía alemana reprime protestas contra la cumbre del G8 en Alemania

Una multitudinaria y pacífica marcha de decenas de miles de personas -según los organizadores entre 70.000 y 80.000- contra la cumbre de países industrializados del grupo G8 en Alemania se vio empañada en la ciudad de Rostock por una ola de violencia y graves disturbios, que se produjeron a raíz de la cruel represión de la policía contra los manifestantes. La policía había desplegado un descomunal y desproporcional operativo de seguridad con unos 16.000 efectivos. En el perímetro céntrico de la ciudad portuaria de Rostock se realizaron controles de manifestantes, lo mismo que en trenes y autobuses que se dirigen a la ciudad.

En los disturbios que se registraron durante el espacio de varias horas, centenares de militantes que la policía describió como "autónomos que formaron un bloque negro", atacaron supuestamente a las fuerzas de seguridad.

Nadie informó sobre el número oficial de heridos entre los manifestantes. Se calcula que en total unas mil personas resultaron heridas de diversa consideración. Silke Studzinsky, del servicio de auxilio, dijo que una treintena de manifestantes está gravemente herida y que muchas de esas personas presentan fracturas expuestas. Un total de 165 manifestantes fue arrestado, agregó la misma fuente.

De acuerdo a la policía, hubo 80 detenidos y los organizadores afirmaron que fueron por lo menos 120. Junto a los puestos de primeros auxilios y ambulancias se congregaron decenas de personas para ser atendidas por las lesiones recibidas. Un total de 128 personas, entre ellas 16 extranjeros -tres españoles, un mexicano, dos franceses, dos belgas, un búlgaro, un danés, un polaco, un griego, un japonés, un austríaco, un sueco y un ucraniano- fueron detenidas el sábado en Rostock, al noreste de Alemania, anunció el domingo la policía, que dio cuenta de 30 heridos graves en sus filas.

Mientras la policía responsabilizó a "grupos autónomos y a personas enmascaradas" de haber iniciado los disturbios atacando indiscriminadamente a la policía con piedras, botellas e incluso bombas incendiarias, los organizadores criticaron a la policía de "haber provocado" a los manifestantes con una represión indiscriminada. La policía reprimió con gases lacrimógenos, perros, palos y la utilización de cañones de agua. Anteriores cumbres del G-8 han estado marcadas por la violencia de la policía contra los manifestantes, sobre todo la celebrada en la ciudad italiana de Génova en 2001, cuando un manifestante, Carlos Giuliani, fue muerto y cientos gravemente heridos por la policía durante los disturbios.

Los organizadores de la marcha de protesta, que reunió a los más diversos sectores políticos y sociales bajo el lema "Otro mundo es posible", calcularon una asistencia de unas 80.000 personas.

La marcha fue convocada por un amplio abanico de organizaciones, que van desde pacifistas, ecologistas, campesinas, antiimperialistas, migrantes, antiracistas, sindicalistas, redes antiglobalización como Vía Campesina, Attac o Stop-EPA-Campaign, diversas organizaciones eclesiásticas juveniles hasta grupos de izquierda radical.

Las exigencias de los grupos convocantes fueron múltiples, reflejando la diversidad política de los organizadores. Así, algunos exigían la desaparición del G8 y de la Organización Mundial de Comercio (OMC), medidas reales contra el cambio climático, el derecho a la libre circulación de personas y la retirada de los acuerdos bilaterales de libre comercio de la Unión Europea, otros controles internacionales más estrictos que limiten el poder de grupos económicos y financieros, mientras que otros pedían poner mayor atención a los problemas de África, uno de los temas que tocarán los líderes del G8.

En tanto, activistas antiglobalización dijeron que bloquearán el martes la llegada a Alemania del presidente de Estados Unidos, George W. Bush, quien participará de la cumbre. "Si Bush llega el martes, ahí estaremos para bloquear la ruta", dijo un portavoz de la coordinaora de varios grupos que convocaron a ocupar las vías de acceso y salida del aeropuerto de Rostock-Laage, al que tiene previsto llegar Bush a bordo del avión presidencial "Airforce One".

Los opositores a la cumbre prosiguieron el domingo sus protestas con una manifestación contra los organismos genéticamente modificados (OGM), la agricultura intensiva y las patentes de seres vivos. Los manifestantes desfilaron con tractores por el centro de la ciudad de Rostock, enarbolando banderas que proclamaban: "una agricultura libre de OGM, para los hombres y los animales" o "los animales torturados en los países ricos comen el pan de los países pobres". El día de acción global por la Soberanía Alimentaria fue convocado por la Vía Campesina.

La cumbre del G8, a la que asistirán como invitados especiales cinco países emergentes, entre ellos México y Brasil, y los presidentes de varios países africanos, se celebrará del 6 al 8 de junio en Heiligendamm, balneario sobre las costas del mar Báltico que fue completamente aislado bajo fuertes medidas de seguridad y rodeado por una valla metálica parecida al muro que separó las dos Alemanias durante la Guerra Fría. Esta alambrada de 11,6 km, que rodea la localidad y cuyo coste ascendió a 12,5 millones de euros, descansa sobre 4.860 bloques de hormigón de 900 kilos cada uno. La valla, a la que la policía llama "barrera técnica", tiene 2,50 metros de alto y está coronada por alambre de espino, cámaras de seguridad y sensores de movimiento.

En Heiligendamm, ubicado a unos 25 kilómetros de Rostock, está vedado el ingreso a toda persona ajena a la cumbre y las autoridades han prohibido toda manifestación en las inmediaciones. La Justicia de la provincia alemana Meckenburg Vorpommern prohibió el pasado viernes las manifestaciones dentro de los 6 kilómetros próximos al vallado que custodiará la Cumbre del G8. La resolución judicial es una nueva medida para impedir que organizaciones sociales y partidos políticos alemanes corten las rutas de acceso al pueblo de Heiligendamm.

También grupos de ultraderecha intentaron expresar su rechazo al G8. La justicia, sin embargo, prohibió una marcha prevista por el Partido Nacionaldemócrata en la ciudad de Schwerin, ante lo cual sus activistas se replegaron y marcharon en diversas localidades vecinas. También hubo una reducida manifestación de neonazis en el centro de Berlín, en la que participaron unas 100 personas y hubo 13 detenidos.

Del espíritu fundacional del G-8 en 1975 ya no queda nada, señalaron fuentes diplomáticas alemanas. En aquel año el canciller alemán Helmut Schmidt y el presidente francés Valéry Giscard d´Estaing decidieron convocar en el castillo de Rambouillet a los jefes de Estado de Estados Unidos, Italia, Reino Unido y Japón para "debatir en un ambiente íntimo los problemas de una economía mundial golpeada por el petróleo".

Al club del G-8 se unió posteriormente Canadá y ahora Rusia. En la próxima cumbre de Heiligendamm, hay sobre la mesa una propuesta amplia de Angela Merkel sobre las dos grandes cuestiones del cambio climático y la necesidad de "revitalizar las sociedades africanas". Pero la canciller, según informaciones de prensa, ve con cierto desaliento tras los sucesos de Rostock que "la furia antiglobalización convierta en un fiasco la oportunidad en que Alemania es anfitriona del G-8".

Merkel reconoció el domingo que durante la cumbre del G8 no se alcanzará ningún objetivo vinculante sobre la reducción de CO2.

1 comentario:

  1. Hola compa, se le agradece la informacion y como retribucion, le comento que en venezuela se comienza a desarrollar de nuevo con el proyecto casa blanca en el estado zulia, socuy mara, las nuevas concesiones de minas de carbon en convenio con los alemanes que tienen sus minas en sentencias de muerte y le sale mas barato el carbon importado, estamos en la lucha. Milena.

    ResponderEliminar