sábado, 18 de abril de 2009

El capitán Nader se lo llevó




En la mañana del 17 de agosto de 1971, Héctor Castagnetto salió de su casa para entregar unos discos que había vendido el domingo en la feria de Tristán Narvaja. Se lo esperaba a almorzar. Sobre las 10.00 de la mañana se lo vio en Malvín. No se supo más de él. Dos semanas después, en su edición del 30 de agosto de 1971, el diario Acción destacaba como un "misterio" las desapariciones de los estudiantes Abel Ayala (Medicina) y Héctor Castagnetto (Agronomía). "Dos posibilidades caben: 1) Los dos jóvenes pasaron efectivamente a la clandestinidad. 2) Fueron secuestrados por la organización derechista", decía. Sobre Castagnetto, Acción explicaba: "Un domingo el joven se dirigió a la feria de Tristán Narvaja a efectos de vender discos y, de regreso a su hogar, manifestó que había sido seguido por algunos desconocidos. Entonces, de acuerdo con lo trascendido habría manifestado que tenía la información de que era el "número tres" en la lista del "Comando Caza Tupamaros". En su testimonio a los Tupamaros, el fotógrafo Nelson Bardesio relata: "Castagnetto fue detenido en Propios y Avenida Italia, por dos funcionarios del Departamento 5 de la Dirección de Información e Inteligencia. De allí, fue trasladado a las inmediaciones del Hotel Carrasco, luego a un rancho abandonado, ubicado en la calle Araucana, donde permaneció hasta la otra noche, oportunidad en la cual fue entregado en Pasaje Hanson y Propios al capitán de marina Jorge Nelson Nader Curbelo, quien, trasladándolo al puerto, arrojó su cadáver al agua en lugar aún no determinado". Bardesio sostuvo que en la detención, traslados, torturas, muerte y desaparición de Castagnetto intervinieron, entre otros, Miguel Sofía, el capitán de navío Jorge Nader y el inspector de policía Víctor Castiglioni. Los tres eran miembros del Escuadrón de la Muerte. *






.

1 comentario: