martes, 28 de abril de 2009

Pedido ante la justicia a cuatro "caza tupamaros"


El fiscal Ricardo Perciballe solicitó a la jueza Gabriela Eustacchio el procesamiento de tres ex policías y del empresario Miguel Sofía por la desaparición de Héctor Castagnetto y los asesinatos del poeta Íbero Gutiérrez y de Manuel Ramos Filipini. Es la primera vez que el Escuadrón de la Muerte es acusado por la justicia.

Estas cuadrillas, amparadas por las Medidas Prontas de Seguridad y la complicidad de algunos gobernantes, se dedicaban en la década del setenta a perseguir integrantes de grupos de izquierda, a veces para intimidar, otras para herir y también para asesinar.

Los cuatro acusados por el fiscal son el empresario Miguel Sofía, que recientemente vendió las radios que poseía en Uruguay; el ex inspector policial Jorge Grau Saint Laurent, que fue director de la Oficina de Estadística y Contralor de la Dirección Nacional de Información e Inteligencia (DNII) del Ministerio del Interior; el ex oficial inspector de la DNII, Pedro Fleitas, y un adjunto de la misma repartición policial, Washington Grignoli, uno de los fundadores del Escuadrón de la Muerte que tenía su oficina en el edificio Panamericano.

Estas personas quedaron indicadas en el dictamen de Perciballe como responsables de dos asesinatos, el de Íbero Gutiérrez cuyo cuerpo fue encontrado un 28 de febrero de 1972. Y el de Manuel Ramos Filipini, primera víctima del Escuadrón de la Muerte. Su cadáver fue hallado en la playa del Buceo un 31 de julio de 1971.

Este grupo, que se presume era financiado al menos indirectamente por la CIA estadounidense, a los ojos de Perciballe cometió la desaparición de Héctor Castagnetto un 17 de agosto de 1971.

Ahora la jueza de 8º Turno, Graciela Eustacchio, deberá citar una audiencia para que los indagados hagan sus descargos, después de esa audiencia la magistrada tendrá 45 días para decidir la suerte de los presuntos desaparecedores.

El fiscal Perciballe comenzó investigando la desaparición de Castagnetto y terminó investigando al llamado Escuadrón de la Muerte. Todavía resta que se dilucide la extradición del fotógrafo de la policía Nelson Bardesio, detenido en Argentina, por su vinculación con el grupo parapolicial. Las investigaciones siguen.

0 comentarios:

Publicar un comentario