martes, 17 de noviembre de 2009

Feldman se puso un uniforme israelí


video


La república

Fernández Huidobro: "Esto tiene un fuerte tufillo a ultra derecha"



El senador de la CAP-L Frente Amplio, Eleuterio Fernández Huidobro dijo ayer que "el MLN no tiene absolutamente nada que ver" con el arsenal encontrado en Aires Puros. Huidobro agregó además que "eso tiene un fuerte olor a derecha y no lo ve el que no lo quiere ver".

Fernández Huidobro fue entrevistado ayer en Código País por Canal 12 sobre las acusaciones de la derecha, vinculando al MLN con el arsenal de guerra y con Saúl Feldman.

Consultado sobre la presunta pertenencia al MUSP, un grupo de izquierda surgido en los años 60 como escisión del Partido Socialista, de Feldman, respondió : "El MUSP fue un grupo muy delirante, pero muy delirante, expulsado del Partido Socialista, dicho sea de paso con el voto de Marenales que era del PS. Tal vez hoy podamos encontrar algo parecido en CX 36, pero eran más delirantes, porque era algo muy teórico". Recordó que "los comunistas les pegaron una paliza legendaria en un 1º de mayo para que no fueran más a provocar a las manifestaciones de la clase obrera".

Huidobro indicó que "el líder máximo Luján Molins, que se fue un poco antes que llegara yo a Punta Carretas en el 69, desapareció, algunos dicen que por la represión otros no, pero dicen que una de las cédulas falsas que tenía Feldman era de Luján Molins. A uno se le paran los pelos de punta porque entonces Feldman estuvo vinculado a las desapariciones".

Consultado específicamente sobre si alguien del MLN estuvo vinculado al arsenal, Huidobro respondió "No ahora no. Pueden haber pertenecido, algunas armas que nos sacaron a nosotros hace muchos años".

El periodista Aldo Silva le preguntó si podrían pertenecer a alguna célula del MLN escindida, Huidobro respondió "Si mi tía tuviera ruedas sería una bicicleta. Escindidos del MLN han participado en varias cosas, algunos militan en el Partido Colorado y en el Partido Nacional.". "Este país es muy chiquito y nos conocemos todos ­agregó­ es muy difícil esconder un arsenal de este volumen y no se supiera nada".

"Si usted me preguntara, esto tiene un tufillo a derecha, a ultraderecha para hacerlo muy definido. Grupos fascistas, grupos nazis. Hace poco el Partido Nacional expulsó a uno de su seno a instancias de la protesta de la comunidad judía de nuestro país. El herrerismo tenía un grupo en su seno y ahora tiene dos: el que dirige Arquímedes Cabrera, tiene su blog, que no tiene desperdicio y otro que conduce el coronel retirado Silva. Son admiradores de Primo de Rivera y uno de ellos se llama "Falange Lacallista". Hay otros que no se dedican a la política, más reservados, se visten como nazis en sus ceremonias litúrgicas, coleccionan armas, puñales".

Interrogado sobre si le llamaba la atención que Feldman resistiera hasta la muerte afirmó "a mí me dijeron que se puso un uniforme israelí y unos zapatos especiales para las operaciones comando del Ejército israelí. Entonces están esas cosas, si es verdad que prendieron fuego la casa donde estaba el arsenal, eran genocidas en potencia".

Huidobro señaló también que "Lissidini acaba de decir que a él le falló un allanamiento en la calle Salto a Feldman porque hubo una filtración de la propia Dirección de Aduanas. Eso fue en el año 2002, ¿Jorge Batlle por qué no lo aclaró?".


DOS CARTAS SOBRE FELDMAN Y EL MUSP ( LOS MUSPOS )




1.- Tremens delirium


CARTA A LA REPÚBLICA:


En La República del jueves 12/11 se reproducen palabras de Eleuterio Fernández Huidobro en Canal 12, referidas al caso del arsenal de Saúl Feldman, del cual se ha informado el hecho cierto, y que nosotros podemos confirmar, que perteneció al Movimiento de Unificación Socialista Proletaria, MUSP, en 1968.


Este elemento del lejano pasado es usado por la derecha para inventar en forma oportunista una historia de "terrorismo de ultra-izquierda". Esa burda maniobra DEBE SER ENFRENTADA, y estamos de acuerdo con que ese medio de prensa desarme las mentiras, pero debe hacerse con la verdad y no con nuevas inexactitudes o falsedades.


EFH se refiere a esa organización política disuelta hace 40 años diciendo que "fue un grupo muy delirante, pero muy delirante". Dentro del esfuerzo de esclarecimiento de la verdad que corresponde y asumiendo la responsabilidad de haber sido integrantes de aquella organización es que hacemos algunas puntualizaciones.


El entrevistado recuerda a medias y confunde dos hechos diferentes.


Uno de ellos: En 1967 un integrante del MUSP recibe un disparo accidental de un revólver 32. El herido, no de gravedad, es internado en el CASMU y se recupera en unos días. El autor del disparo accidental, también integrante del MUSP, se presenta ante la justicia; el juez no encuentra mérito de procesamiento y queda en libertad. Nadie resultó preso por ese hecho lamentable pero accidental y sin consecuencias.

El otro: En 1968 en uno de los allanamientos represivos que practicaba el gobierno de Pacheco es detenido Luján Molins y otros miembros del MUSP (por esta acción represiva y no por el hecho anterior). Molins es procesado por "atentado a la Constitución" y "asociación ilícita". Por negarse ante el juez a dar los nombres de otros integrantes se le agrega el delito de desacato. Molins va a prisión. Luego de un tiempo de litigio su abogado defensor, el conocido intelectual de izquierda Carlos Martínez Moreno, consigue que se desestimen dos de los cargos; y más adelante también que salga en libertad provisional. Pero en 1974 Molins desaparece.

Estos son los hechos. Molins, y se podrá juzgar en esto su delirio, se comió la cana y no intentó ninguna negociación con sus captores para que no lo torturasen, no supuso que podía proponerles un programa revolucionario para que ellos lo aplicasen dando un golpe de estado, y nadie cayó preso porque saliese de prisión a conectarse con militantes - mientras lo seguían - para esas negociaciones.

EFH se refiere también a una refriega ocurrida entre los militantes del MUSP y los del PCU el 1ro de mayo de 1967. El propio PCU se hizo autocrítica por la práctica de sus fuerzas de choque de aquellos tiempos, que EFH hoy aplaude y justifica. Exactamente un año después hubo otra refriega de proporciones esta vez entre el PCU y la columna de UTAA en la que participaban militantes que simpatizaban con la organización de EFH, de quienes aplicando el mismo criterio debería también decir: "los comunistas les pegaron una paliza legendaria en un 1º de mayo para que no fueran más a provocar a las manifestaciones de la clase obrera".

Para comprender las causas de este enfrentamiento alcanza consultar los elementos que hoy, bastante tarde, da la prensa. Existían distintas corrientes políticas trabajando en forma legítima dentro del movimiento obrero. Los militantes del MUSP representaban una de ellas, militaban en los sindicatos y el movimiento estudiantil (algunos fueron dirigentes) impulsando una línea combativa y una organización democrática. La práctica estalinista de represión de cualquier disidencia por parte de una corriente política burocrática de ese entonces es un hecho repudiable. Y que hoy se la defienda es algo inconcebible.

Los militantes que formaron el MUSP rompieron con el Partido Socialista en 1965 porque rechazaban su línea poco combativa, eso también es cierto. Lo mismo hicieron Raúl Sendic y muchos otro poco tiempo después.

EFH no señala otros elementos para su calificación de delirantes, pero de la información disponible se pueden aportar algunos.

El MUSP en su delirio era partidario del camino insurreccional futuro y de su preparación en un sentido estratégico, pero no de la acción armada inmediata en aquellas condiciones. Parece haber sido muy delirante de parte de los muspos no haber llevado a la muerte a militantes en una acción extemporánea, ni haber provocado una derrota prematura, ni haber luego de ella negociado la capitulación ante los militares. También advertir sobre la tiranía militar que se avecinaba, y la imposibilidad de detener este peligro si el movimiento obrero-popular seguía constreñido por la política conciliadora y los métodos burocráticos de aquel momento. O haber criticado abiertamente a los regímenes burocráticos del llamado "campo socialista" y señalar que ya se había iniciado allí el camino gradual a la restauración del capitalismo.

Sin duda, muchas cosas de esta organización pueden y deben se criticadas, y sus errores no deben repetirse. Lo mismo puede decirse de otras experiencias de nuestra izquierda.

En cuanto al presente y hablando de delirios, el mismo EFH que se opuso a la anulación de lay de impunidad y ha salido una y otra vez en defensa de los militares, pretende ahora demostrar que no serían éstos los autores de las desapariciones forzadas, y a partir de que se encontró una cédula de identidad falsa con el apellido Molins quiere en cambio concluir que "Feldman estuvo vinculado a las desapariciones".

La insinuación sin pruebas de un vínculo de ex integrantes del MUSP con organizaciones de ultra-derecha, es una especulación prejuiciosa e irresponsable. Existen hoy personas conocidas que pasaron por esa organización en corrientes de izquierda muy diferentes entre sí, incluso en altos cargos del actual gobierno. Desafiamos a cualquiera a que muestre un solo caso en la ultra-derecha.

Señor director, repetimos lo de arriba. Debemos combatir las mentiras de la derecha, pero debemos combatirlas con verdad y seriedad. Estamos a su disposición para aclarar todo lo necesario en pos de ese objetivo.


Juan Vital Andrada - Fernando Moyano

1 comentario:

  1. Jamas habia visto tanto delirio, ni tampoco gente que pierda el tiempo reinvindicando a grupos terroristas. Mejor declaren de quien eran las armas y como llegaron ahi. Tienen una gran deuda con la historia con esto tambien.
    Otra mas...

    ResponderEliminar