lunes, 18 de julio de 2011

¡Algo es algo!... Pero nada más que algo

por Gabriel Carbajales

El dictador Juan María Bordaberry Arocena falleció hoy a los 83 años de edad. La familia decidió no realizar un velatorio y enterrarlo directamente en Parque Martinelli, en el barrio de Carrasco: nació en Montevideo, Uruguay, 17 de junio de 1928 Fue político y estanciero, Presidente constitucional entre 1972 y 1973 y presidente de facto entre 1973 y 1976, y desde noviembre de 2006 se encontraba detenido por delitos de lesa humanidad, aunque desde enero de 2007 con arresto domiciliario por su estado de salud Murió hoy domingo 17 de julio de 2011





Es cierto que la muerte parecería ser el momento que indicaría la definitiva derrota de los enemigos del pueblo trabajador y nuestra también definitiva y merecida reivindicación como víctimas centenarias de sus atropellos y sus crímenes incesantemente impunes.
Es cierto que es natural que deseemos fervientemente que todos ellos mueran de un saque; así, masivamente, como un tsunami de justicia, como un arrebato de la fatalidad, como una tempestad que reemplace la inevitable confrontación y nos libre del riesgo de nosotros mismos seguir cayendo en la lucha, una lucha por cierto muy desigual y plagada de mojones de desconcierto, depresión, apatías, “reflujos”, etc., etc., etc.
Es cierto que aún alienta en nuestras almas “civilizadas” la expectativa absurda y atávica –troglodítica, digamos- , de que “el destino” cobre sus cuentas de un solo tirón a los que han desnaturalizado la existencia humana hasta convertirla en un penar casi perpetuo e inexorable.
Pero no. Sería una verdadera tontería proponer que festejemos la muerte del dictador como si fuese la magistral atajada de Muslera o la sucia pero genial metida de mano de Suárez delante de millones de testigos.
Sería tonto, absurdo, considerar un triunfo el último suspiro de cualquier Bordaberry que ande por ahí.
La desaparición física de todos los fascistas juntos no bastaría para diagnosticar la derrota del fascismo. No alcanzaría siquiera con la supuesta derrota material, física, del fascismo
Los Bordaberry muertos, nos ponen al descubierto la existencia casi “sobrehumana” de un fascismo fáctico que no se limita al recitado literal de las bulas populistas de los que han hecho un culto de la muerte y la opresión.
Es aceptable y legítima una sonrisa animal de goce ante la muerte en soledad del fascista y falangista Juan María Bordaberry, preanunciando el final próximo de otros de su calaña que –pseudo presos o aún agitando su canibalismo desde los centros militares y las logias cavernícolas- irán cayendo por las mismas causas biológicas por las que también vamos cayendo muchos, muchísimos de nosotros, viejos antes de tiempo, reventados, mutilados, destrozados por la furia del sistema y por nuestras propias debilidades y divisiones, mientras el fascismo lo celebra y lo anota como triunfos propios, por supuesto.
Sonrío también -¿por qué no?-, pero también me digo: ¿cómo ir descubriendo al neo fascismo encubierto tras los nuevos populismos, cómo señalarlo y escracharlo antes de que los destrozos sean aún peores que los conocidos?...
¿Cómo hacer justicia YA, y no tan sólo mañana, con los que van revelando paulatina pero contundentemente sus propias raíces fascistoides disfrazadas por fraseologías cautivantes y hasta por expresiones públicas de beneplácito por las muertes de los Juan María Bordaberry?
Para no andar con vueltas.
¡La muerte de Bordaberry no significa el fin de ninguna historia, ni un ciclo que se cierra!
A lo sumo da para parafrasear a Benedetti:
¡Algo es algo!... Pero nada más que algo

Escrache en sepelio de Bordaberry
video

Candombe por Bordaberry

el tipo ya era un muerto cuando lo detuvieron...pero valió como símbolo meterlo preso...ese día escribí este texto que me parece aún vigente... sé que es largo para publicar, por lo tanto tómenlo como mi afán de compartirlo con ustedes

Abrazos, el cristo

Mientras suenan los timbales


(En memoria de Floreal García y todas las víctimas irredentas...)



“se le dio vuelta la taba/

la vejez lo derrotó...”

E.Cadícamo



se caía de podrido el veredicto...


nadie más

que sus hijos creía en su inocencia...

los demás

-sus amigos-

se limpiaban la culpa

se desmarcaban de las coautorías

se alejaban a prisa del leproso

huían como ratas del barco que se hundía

30 años después de encallar y callar

tantos años de lenta inexorable ruta

aguas abajo/ lodos abajo/ ciénagas abajo

donde van a morir

los lagartos añosos

los anfibios decrépitos

acabadas ya

la vergüenza / el oxígeno

y

la complicidad de los muy cómplices...


ni cóndor ni león

sólo lagarto

que no dio para saurio ni caimán

sólo lagarto

pobrediablo encerrado en su cueva de lagarto

pobre viejo tirado en un rincón de la sombra más negra...



ni los milicos lo aguantaron...

lo sacaron del forro

lo agarraron de la cola

y

lo tiraron

al desván de los trastos

al sótano más hondo de los desperdicios:

al descarte –papá-

al más horrible descarte

el de la historia...



álguien

dijo que no

en medio de la amnesia más hipócrita

y

dijo no

para este viejo chanta

no para sus cadáveres furiosos

no para sus pecados de católico cínico

no para su peligrosa condición de criminal...



álguien vino a escupir el asado:

no más limpiadores de mugres presidenciales

ni mandaderos de los bien mandados

ni lavanderos de última generación

ni sirvientes bien pagos

ni pedritos pródigos huérfanos de antemano

ni abogados dotores del terrorismo de estado...


ni olvido/ ni perdón

para este sátrapa

ni juicio público

ni prensa

sólo condena a secas

antes de que te linchen los fantasmas de tus asesinados...


cuál de esos dedos acusadores

apretará el gatillo...?

quién de ellos tendrá el privilegio

-el triste privilegio-

de pisarte la cola

aplastarte la cabeza

meterte en una jaula

y

exhibirte

como una lagartija desgraciada...?


pobre papá

tan viejo

venirle a tocar esto

pobre anciano

no hay paz para tus huesos

no habrá paz

para tu nombre

ni

para tu descendencia

serán malditos de toda la memoria

tu estirpe/ tus delitos/ tu lesa humanidad

el indulto cobarde

que alguna vez te regalaron tus peones lagartos

de ese charco de barro

la patria chiquitita

de los

malos americanos

y

peores orientales

unos pocos mafiosos de la política sucia

presidentes de turno/ partiditos políticos

hacendados/ monseñores/ legisladores/ jueces/ generales/ periodistas

que te bancaron la impunidad durante tantos años...


te habían dicho –acaso- que este pueblo

se dejaba llevar como ovejas al matadero

sin balar / sin chistar

y

lo creíste...

por eso

ni siquiera

te fuiste/ te mudaste/ emigraste bien lejos

donde otros corderos

donde no se supiera de vos

ni de tus pecados mortales...

esos que no se pagan con avemarías ni con diezmos ni con cocardas en la rural del prado ...

nadie caga donde come

pero vos decidiste

quedarte

a comer/ a seguir comiendo

aquí

donde cagaste

a un pueblo entero

con tus desplantes

de patrón de estancia /de napoleón del campo

de pequeño monarca del crimen sin pagar...


creíste que era fácil ocultar tu tenebra

a los ojos tan miopes de tus conciudadanos...

pero

no todos son

tus correligionarios/ tus compinches

tus perdonavidas/ tus secuaces

tu pequeño porcentaje de opus dei......



quedan aún

ojos agudos

gatos

que miran y ven en la oscuridad

descubren/ investigan/ averiguan

desempolvan papeles testimonios

declaraciones documentos cartas

pistas dejadas al azar/ fortuitas pruebas

arrepentidas omertades/ lealtades caducadas

a la luz del temor a la verdad inevitable...


fuiste quedando

solo

abandonado/ octogenario

desahuciado

paria

patético señor de un feudo mínimo

pater familia de unos guardaespaldas

padrenuestro de unos patovicas

tan poco convencidos como yo

de tu inocencia...



ya no te crée nadie

no te acompaña nadie

no te defiende nadie

no sos nadie

más que un triste capítulo

de una basura barrida bajo la alfombra

por tus capataces arrepentidos/ tus sirvientes desprolijos...

hasta que vino

álguien

-muchos-

en nombre de tus víctimas

a limpiar en serio

a ventilar la casa

a ordenar el quilombo

a hacer de tripas corazón

a hacer justicia de verdad
y

a dejarse de joder...

aquí

el único que ladra

es el gato

...

y

te tocó perder...



te extrañarán

la oligarquía vacuna/ el obispado

la misa de la matriz/ los colegios privados

los frigoríficos

tal vez tus nietos

y

nadie más...

(mientras suenan los timbales

mientras los tamboriles llaman a un gran candombe popular

tu anciana fofedad tiembla de miedo

en estertores de decapitado

y

tu cabeza condenada sangra

clavada en una pica

en plaza Libertad

o

en un campo baldío de Soca...

miguel ángel olivera

16 de noviembre/2006


-SARACHO-CRISTO - postaporteñ@ nº 589 - 2011-07-17

1 comentario:

  1. Aqui no es lo peor que se mueran estas lacras llamensen Bordaberry,Gregorio Alvarez,etc (que en algun momento como es logico se tendran que morir como cualquier ser viviente) que cometieron crimenes de lesa humanidad utilizando al aparato del Estado pagado con los impuestos de todos los Uruguayos aqui lo peor son aquellos que permiten que no se haga justicia o mejor dicho no quieren que haga su trabajo el Poder Judicial como en cualquier pais democratico para aquellos que violaron los derechos humanos y la constitucion y todos sabemos quienes son Los Sanguinetti,Lacalle,Jorge Batlle,y tambien los Huidobro,Semproni,con la complicidad de Mujica,Tabare Vazques y de Astori etc,etc,etc.

    ResponderEliminar