lunes, 22 de junio de 2015

PIT-CNT pide cautela a las ganancias de los empresarios

Mitología, Daniel y los leones hambrientos

  


Todavía hay 600.000 trabajadores que ganan menos de $ 15.000.

dom jun 21 2015
—El desempleo en abril llegó a 8,1% y es el mayor en cinco años. La desaceleración económica parece confirmarse. ¿Aún así cree que hay margen para que suban los salarios en las próximas rondas?
—El desempleo está en una tasa razonable para Uruguay. Es un porcentaje todavía bajo, lo que no quiere decir que haya que desconocer que cada persona que pierde su puesto de trabajo, pierde una de las centralidades de su vida. Es un problema, hay que atenderlo. Por una parte, aspiramos a que la obra pública de alguna manera cree puestos de trabajo en la construcción y en el sector metalúrgico. Todo hace pensar, nos dicen nuestros economistas, que el año va a cerrar en el entorno del 8% de desempleo, con lo cual hay un margen, porque el margen de aumento salarial va a depender de lo que la riqueza crezca en el país. Los operadores privados y el Ministerio de Economía le han planteado al movimiento sindical que el crecimiento del PIB en cinco años va a ser de alrededor del 15%. Si eso, que es la riqueza nacional, crece 15%, ¿por qué quienes la generamos no creceríamos 15% nuestro salario?
—El ministro de Economía, Danilo Astori, ha dicho que en los Consejos de Salarios debería darse prioridad al mantenimiento de los empleos por sobre los salariales, que es lo que dice también el director de Trabajo, Juan Castillo, que proviene del sindicalismo.
—Nosotros le vamos a dar suma importancia, como le dimos en todas las rondas, a la conservación del empleo y al aumento del salario. Todavía hay 600.000 trabajadores que ganan menos de $ 15.000. Cualquier lector de El País o de cualquier otro diario sabe que ese salario claramente no equivale a una vida digna. Yo creo que tiene que haber una cautela, sí, pero en la ganancia empresarial. Todos sabemos que hay sectores empresariales que han tenido una rentabilidad muy alta en los últimos dos años y que tienen margen para resistir —no una crisis, porque Uruguay no está en crisis, está en crecimiento—, sino una desaceleración de ese crecimiento. Pero insisto, el crecimiento va a estar en el entorno del 15%. El ministro Astori, cuando visitó el Pit-Cnt, nos dijo que él es de los que cree que el aumento de salarios no genera inflación y que por lo tanto dinamizar el mercado interno quizás sea una de las claves para aguantar de mejor manera los posibles ventarrones que se vengan en el futuro.
—Ese crecimiento de 15% supone un escenario optimista. ¿No convendría comenzar ahora con la cautela por si no se diera ese escenario?
—La cautela no la tiene que poner el que tiene menos. La cautela siempre la tiene que poner el que tiene más. Me parece que no habría que subvertir el orden. Hay un grupo de empresarios importantes que han tenido rendimientos económicos importantes en la última década. Sería importante que ahora se discuta que el salario no solamente crezca por el crecimiento de la riqueza, sino que se baje un poco la ganancia de capital. ¿Cuál tiene que tener la cautela? Para mi gusto el que tiene más, el empresario, es el que puede resistir más. Hasta ahora todo indica que el desempleo va a cerrar en una cifra de 8% que es baja para Uruguay y buena parte del mundo.
—Lo que ocurre es que la región no ayuda porque Argentina y Brasil no están bien y no tienen perspectivas de mejora próxima.
—El gobierno está trabajando en ampliar los mercados. Los ministros de Economía de estos años han sostenido que son menores las vulnerabilidades que Uruguay tiene respecto a 2002, porque las exportaciones ya no son tan dependientes de los países del Mercosur. De forma tal que esa política exterior que apunta a la venta de productos uruguayos en el exterior, seguramente es una clave. Y otra clave es el mercado interno. Si el mercado interno se dinamiza, buena parte del soplido externo que pueda venir se puede detener con el mercado interno más acelerado. Y otro tema que debemos poder discutir es si los precios de algunos productos de la canasta básica familiar, los que son imprescindibles para la vida y la dignidad humana, pueden ser controlados por el gobierno. No estamos planteando repetir el fracaso de los años 60 ni otras experiencias de América Latina que han fracasado, sino un proceso que se limite a los productos que son de primera necesidad, que se les quite la totalidad del IVA. Y que al mismo tiempo se estudie la conformación de precios y no se permita especular con aquellos productos que hacen a la dignidad humana.
—Para eso se necesita un margen fiscal que hoy parecehttp://www.elpais.com.uy/informacion/que-haber-cautela-ganancias-empresarios.html


>>>Astori pide cautela fiscal

Analistas y autoridades del gobierno coincidieron en que los datos deben tomarse con "cautela" en un contexto de desaceleración de la actividad.
El ministro de Economía, Danilo Astori dijo ayer en diálogo con El País que el dato fue "bueno, sobre todo el interanual (de 4%), no tanto el desestacionalizado (de 0,6%)". Los resultados se evalúan con la "mesura necesaria, porque no puede convocar a ningún comentario eufórico, en la medida que tenemos que saludar noticias positivas, pero al mismo tiempo tener en cuenta la cautela con la que hay que seguir trabajando", afirmó.

http://www.elpais.com.uy/economia/noticias/crecimiento-pib-reafirma-cautela-fiscal.html

Para Astori el crecimiento de la economía en el primer trimestre revela que Uruguay "ha logrado alcanzar fortalezas que le permiten transitar por aguas un tanto turbulentas en el contexto internacional".
El ministro dijo que "el segundo trimestre va a mostrar un poco más de desaceleración, que es lo que Uruguay está viviendo ahora" y reafirmó que la noticia conocida ayer "es positiva" y "es un estímulo para seguir trabajando con mucho cuidado en política económica y fiscal". La economía uruguaya "está en un proceso de diferenciación respecto a la región", pero "sobre todo teniendo en cuenta el dato desestacionalizado y lo que prevemos para el segundo trimestre, también estimula a una política cautelosa en materia presupuestal", dijo
Por su parte, el jefe de la Asesoría Macroeconómica del Ministerio de Economía (MEF), Andrés Masoller el resultado del primer trimestre estuvo dentro de lo esperado y el crecimiento del 4% interanual marcó "la fortaleza" de la economía uruguaya frente al escenario internacional y regional que hoy aparece complicado
"Si uno mira el dato desestacionalizado, se confirma un proceso de desaceleración gradual, y es de esperar que esta tendencia se profundice en el segundo trimestre. En este escenario, mantenemos la proyección de 2,5% para todo el año, que sigue siendo un resultado muy positivo, teniendo en cuenta el escenario externo adverso que estamos enfrentando", dijo Masoller a El País.
El jerarca agregó que el manejo de los instrumentos de política económica debe contemplar, como hasta ahora, "una sintonía fina en el balance de los objetivos", tanto de actividad como de precios y tipo de cambio.
Además, Masoller puntualizó que la fuerte apuesta al desarrollo de proyectos de infraestructura que se prevé para este período apunta a sostener el crecimiento tendencial en niveles elevados.
Por otra parte, dijo que el combate a la inflación también continúa siendo una prioridad de la política económica. "A pesar de la desaceleración que estamos observando, y pese a la política monetaria contractiva implementada por el BCU, la inflación continua sin mostrar una tendencia clara a la baja. Es necesario seguir manteniendo el sesgo contractivo de la política monetaria en un marco que asegure la consistencia con la política fiscal y de ingresos", afirmó Masoller.
Según cálculos de El País, teniendo en cuenta el crecimiento verificado en el período enero-marzo, aún si la economía no creciera nada el resto del año, se asegura un piso de expansión de 2,1% para todo el año 2015.
El Centro de Investigaciones Económicas (Cinve) hace su propia estimación del componente tendencial del trimestre (indicador que corrige de efectos puramente estacionales y datos anómalos) que señala un crecimiento de 0,52% en comparación con el trimestre previo. Este dato es inferior al publicado por el BCU (+0,6%). De esa forma el componente tendencial alcanzó su tercer trimestre consecutivo de desaceleración.
La caída en la actividad en términos desestacionalizados, se dio en casi todos los sectores y destacó la industria con el peor resultado (-4,4%). En tanto, hubo un desempeño positivo del "Sector suministro de electricidad, gas y agua" que tuvo el mayor crecimiento (+10,3%) seguido del comercio (+3,7%).
Por su parte, en términos interanuales, todos los sectores de la economía se movieron al alza con excepción de la construcción. El que creció más fue el de electricidad, gas y agua (+18,1%), seguido de la industria (+11,3%) y el transporte (+6,1%), mientras que la construcción presentó una caída de 2,6%. Para el economista de CPA Ferrere, Germán Deagosto si bien el dato fue levemente mejor a lo esperado, se mantiene la proyección de crecimiento vigentes hasta ahora de 2,5% para 2015. "La razón es que buena parte de la innovación en el primer trimestre es por un efecto climático que posiblemente se va a revertir en los próximos trimestres: el sector energía, gas y agua aportó 0,4 puntos al crecimiento debido al aumento de la generación hidráulica", apuntó.
En términos absolutos, el PIB totalizó US$ 57.422 millones en los 12 meses cerrados a marzo.

Analistas ven expansión de 2,5% en año.

Los analistas consultados por El País señalaron que el dato de PIB del primer trimestre del año estuvo en línea con lo esperado. La economista de Deloitte, Tamara Schandy, explicó que la variación interanual de 4%, supone un crecimiento "muy significativo". Sin embargo, recordó que las cifras del primer trimestre están influidas por factores que no se repetirán en lo que resta del año. Entre ellos destacó el efecto por la apertura de Montes del Plata (con incidencia en producción industrial y agropecuaria). A eso se suma una expansión de la industria de alimentos diversos, rama con bastante volatilidad y una alta incidencia en el sector manufacturero, y de la industria frigorífica. "En esta coyuntura debemos interpretar con cautela la variación de 4% en la comparación con el primer trimestre de 2014. En cambio, los datos desestacionalizados sugieren un escenario de desaceleración, con una variación de 0,6%, que es bastante moderada, aunque hay que tener presente que los datos trimestrales tienen bastante volatilidad", expreso Schandy.
En tanto, el director del Centro de Economía, Sociedad y Empresa del IEEM, Ignacio Munyo, indicó que el buen desempeño del primer trimestre estuvo explicado por Montes del Plata y por condiciones externas que "no fueron malas". "Es como cuando un cuadro grande gana el campeonato Apertura o el Clausura, no da para festejar porque lo que importa es el Uruguayo. Vamos a tener que remar duro para llegar a un crecimiento superior al 2%", afirmó. Por su parte, el economista de Vixion Consultores, Aldo Lema, indicó que si bien continuó el crecimiento favorecido por factores puntuales como Montes del Plata y el sector eléctrico, también se extendió la desaceleración, sobre todo en el núcleo de la actividad y sectores claves como la industria y la construcción.
Los tres economistas esperan que el PIB crezca en el entorno de 2,5% este año, un punto por debajo de 2014.

>>>Otro cauteloso
vie jun 19 2015 11:30
Juan Castillo, director Nacional de Trabajo, dijo hoy en Inicio de Jornada de radio Carve que “la tendencia de aumento en el desempleo” en Uruguay “es preocupante”.

Estas declaraciones las realizó luego de que ayer se conocieran los datos divulgados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que señalan que la tasa de desocupación en abril alcanzó a 8,1% de la Población Económicamente Activa (PEA). Este es el mayor registro desde mayo de 2010 (había sido 8,3%).

Según Castillo “hay factores externos que inciden y seguirán afectando este año".

El jerarca señaló que este aumento en el desempleo “reafirma el discurso del gobierno de actuar con cautela y tener en cuenta contexto económico".

Ante los reclamos salariales por parte de los trabajadores, Castillo opinó que “en la situación actual” la prioridad es “mantener los puestos de trabajo” y después “pensar en no perder el poder adquisitivo”.

"Está bien lo que plantea el Pit Cnt de que el salario acompañe PBI, pero no todos los sectores crecen y eso hay que tenerlo en cuenta", aseguró.

Consultado acerca del cierre que ayer anunció la empresa láctea estadounidense Schreiber Food, Castillo dijo que “recién” están “recibiendo el impacto de la noticia”, pero que sin dudas es un “golpe a la industria” y que es preocupante que más de 160 trabajadores pierden su puesto “de un día para el otro”.

"Schreiber nos había comunicado que seguiría trabajando al menos hasta fin de año; pero decidieron irse ya", señaló.

"Como dijo Vázquez, hay que revisar política de inversiones”, aseguró.

La empresa láctea estadounidense Schreiber Food anunció ayer que cierra este mes. Había llegado a Uruguay en enero de 2010, con una inversión que superó los US$ 35 millones anunció ayer al gobierno, productores y trabajadores que deja de operar. Los productores ven un "futuro negro" para el sector.

El anuncio tomó por sorpresa al gobierno y los productores, que estaban en medio de una reunión con el ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre intentando buscar una salida para redireccionar la leche que Schreiber Food había anunciado dejarían de captar a partir de hoy y ver qué pasaría con los 170 trabajadores de la empresa. De los 4.500 trabajadores de la industria, más de 500 quedaron sin empleo en los últimos seis meses.

Oposición: denunciaremos el "doble discurso".

El diputado del Partido Nacional, Jorge Gandini, dijo minutos después a la misma emisora que  si bien "Uruguay está bien en materia de riesgo", hay que "ser cuidadoso" porque "el déficit es alto y hay otros elementos que empiezan a jugar y tenemos riesgos en la región”.

Gandidni opinó que durante el gobierno de Tabaré Vázquez habrá inversiones que fueron anunciadas durante la campaña electoral que van a tener que ser postergadas.

Por ejemplo, señaló que “el anunciado 6% del PBI para la educación va a tener una gradualidad muy lenta en la primera etapa” y que “algunas inversiones se van a ir postergando”.

“No veo cómo se pueden hacer al mismo tiempo” algunas de ellas “con estos nubarrones en el horizonte”.

Para el diputado “la situación actual se veía venir, pero en tiempos de ´vacas gordas´ no se tomaron medidas para prevenir”.

“Tenía que haberse dicho la verdad en la campaña electoral: el gobierno iba a hacer ajustes y poner impuestos", dijo.

"No dejaremos pasar al gobierno que no cumpla lo dicho en campaña. Seremos responsables, denunciando el doble discurso", aseguró.



0 comentarios:

Publicar un comentario