lunes, 10 de marzo de 2008

El paramilitarismo en Colombia

Por: Grupo Colombia Historia y Actualidad
09/03/08

Las llamadas Autodefensas fascistas colombianas fueron creadas por el narcotraficante Escobar y desde entonces han crecido con las aportaciones de los terratenientes y oligarcas colombianos, amparados por el Estado que les sirve.

Como mercenarios de alquiler los ultraderechistas se han prestado a matar o expulsar a pueblos enteros de campesinos e indígenas para que los terratenientes locales o las multinacionales pudiesen quedarse con sus tierras.

Esos grupos de derechas han provocado, sirviendo a sus amos, el fenómeno de los desplazados: cientos de miles de campesinos que han tenido que abandonar sus lugares de origen obligados por las masacres de las motosierras fascistas.

Entre los rituales de los terroristas paramilitares se encuentran el comer carne humana y el demostrar su fidelidad al amo y su poca inteligencia, matando a alguno de sus propios amigos cuando sus superiores se lo ordenan.

En los pueblos que los oligarcas les ordenan hacer desaparecer suelen dar un plazo de abandono demostrando lo que les ocurrirá a todos los vecinos con un ejemplo vivo en la plaza, donde descuartizan con motosierras u otras herramientas a algunas personas de las que allí viven.Si en el plazo dado no se marchan, exterminan al pueblo entero de forma cruel para que las futuras víctimas conozcan su salvajismo.


www.Tu.tv

1 comentario:

  1. En Venezuela, la situación con los paramilitares es grave, y no hay duda que desde Colombia, con el asesoramiento norteamericano y la complicidad de la oposición venezolana, desde hace tiempo la exportaci´pon de paramilitares es cada vez mayor y tiene a claras luces el objetivo de tumbar a Chávez y el proceso revolucionario que estamos viviendo. Los poaramiliatres ya no sólo están en la frontera. Han llegado a los barrios de Caracs. Controlan las apuestas ilegales, el contrabando de gasolina, el sicariato, la venta ambulante, y tienen inversiones en negocios legales de comercio. Llevamos más de cuatrocientos dirigentes campesinos muertos por paramilitarismo cointratado por los hacendados que se niegan a entregar los latifundios, teniendo tierras inmensas y ociosas.
    Es imprescindible hacerle llegar al mundo la horrenda realidad del paramilitarismo para que la conciencia mundial le ponga freno
    Felipe García

    ResponderEliminar