martes, 4 de julio de 2017

Un torturador leonino en Mercedes





Exmilitar denunciado por torturas asumió como Presidente del Club de Leones Mercedes

Se trata del militar Oscar Omar Troya Soma, nacido el 11 de julio de 1954 y que fuera denunciado por el mercedario Angel Gallero, que ingresaba a torturar en el local de La Tablada

Angel GalleroEx preso declaró por videoconferencia en causa Condor III



 En los últimos días asumió la Presidencia del Club de Leones de Mercedes, Oscar Omar Troya Soma, quien integra esta institución de servicio desde hace varios años, Troya también ha sido dirigente de la Asociación Rural de Soriano, participando de la organización de la ExpoActiva Nacional.


 Montevideano, nacido el 11 de julio de 1954, Troya está radicado en Mercedes desde hace muchos años donde formó familia, fue militar con activa participación durante la dictadura cívico militar. Su nombre figura entre la lista de los militares denunciados como participantes de torturas a civiles detenidos, en el caso específico que incluimos en esta nota, nos referimos al ciudadano mercedario Angel Gallero. Precisamente Gallero en declaraciones brindadas a @gesor tiempo atrás y que fueran publicadas por nuestra agencia, declaró en el Consulado de la República Argentina en Montevideo en la audiencia por la Causa Cóndor III. Lo hizo como testigo en la investigación por los secuestros, traslados y torturas del también mercedario Carlos Cabezudo y de Célica Gómez, Castro Gallo, Carolina Barrientos y Juvelino Da Fontoura.

 Esta audiencia judicial se realizó a través del sistema de videoconferencia, y tras el testimonio aportado por Gallero quedaron vinculados al caso el también mercedario Oficial del Ejército Gustavo Criado Carmona, y el Teniente Oscar Troya, integrante de la OCOA. En diálogo con @gesor Angel Gallero destacó el apoyo recibido, "me ofrecieron todas las garantías" para prestar su testimonio en el que terminó implicando a militares mercedarios que cumplían funciones en el Batallón N° 5, que solían viajar a Montevideo a interrogar y torturar a los presos en varios centros de reclusión en Montevideo. "Me preguntan por la Casona de Millán, La Tablada. En la casa de Millán y en La Tablada entra gente de Mercedes a torturarnos. En La Tablada entraba Troya, y la Casona Criado.

Hay cosas que solamente los de Mercedes las conocemos. Me dice, vos sabés de "Cara de Piedra", que era aquel gordo que trabajaba en la Pamer, que vivía en calle Giménez por el barrio Oeste. Además la voz de Criado es muy típica, yo la conozco desde el '73. Y Troya estuvo en La Tablada", dijo Gallero. En el caso Ricardo Blanco Valiente se relata en parte de los antecedentes que allí se mencionan: "Centro clandestino de detención “La Tablada” o “Base Roberto”, utilizado entre enero de 1977 y 1983 inclusive, dependiente del Órgano Coordinador de Operaciones Antisubversivas (OCOA).

En “La Tablada”, según testimonios, intervinieron el oficial Luis A. Abraham (de Mercedes), Teniente Óscar Troya, un agente llamado “Daniel”, un médico de nombre Franco Durán y otro militar de Mercedes apodado “el Chino”. En otro de los testimonios públicos, Gallero señala: "Otro día va otro oficial; a interrogarme. Me dice que viene de Mercedes, me muestra fotos de gente de allí. Yo he averiguado y me han dicho que su apellido es Abraham, pero yo acá nunca he sentido ese nombre de oficial. También otro que participaba en los interrogatorios es un Tte. Troya, en aquel momento era alférez". En una de sus cuentas de Facebook Omar Troya se presenta como "productor agropecuario" que "ha estudiado en Montevideo", que es "de Montevideo" y "vive en Mercedes", se identifica como "cristiano católico" y llamativamente en "ideología política" como "demócrata" (escrito con letras negritas). El apodo que figura allí es "Mangocho" y una cita favorita: "Para ganar algo hay que trabajar y estar satisfecho con lo que se tiene. Ayuda desinteresdamente a los demás, que ellos lo reconocerán". En ningún lado de sus dos páginas de Facebook, Troya reconoce haber sido militar, como lo establece la ficha que estamos publicando.



Gallero declaró como testigo en la investigación por los secuestros, traslados y torturas del también mercedario Carlos Cabezudo, y de Célica Gómez, Castro Gallo, Carolina Barrientos y Juvelino Da Fontoura, informa este jueves la agencia local de noticias Agesor. La declaración fue realizada el pasado 27 de agosto desde el Consulado de la República Argentina en Montevideo.
Luego del testimonio aportado por Gallero quedaron vinculados a estos casos dos militares mercedarios, el oficial del Ejército Gustavo Criado Carmona y el teniente Oscar Troya, integrante de la OCOA, añade la agencia.
La citación recibida por Gallero está vinculada con las causas “Nº 1504 caratulada VIDELA, Jorge Rafael y otros s/privación ilegal de la libertad personal” -Plan Cóndor-; N° 1.951 caratulada “LOBAIZA, Humberto José Román y otros s/privación ilegal de libertad (art. 144 bis inc. 1 del C.P.)” -Plan Cóndor II-; N° 1.976 caratulada “FURCI, Miguel Ángel s/privación ilegal de la libertad agravada e imposición de tormentos” -Automotores Orletti II- y N° 2.054 caratulada “FALCÓN, Néstor Horacio y otros s/asociación ilícita y privación ilegal de la libertad” -Plan Cóndor III-”.
En diálogo con Agesor, Gallero destacó el apoyo recibido. “Me ofrecieron todas las garantías” para prestar testimonio, en el que terminó implicando a militares mercedarios que cumplían funciones en el Batallón Nº 5, y que solían viajar a Montevideo para interrogar y torturar a presos políticos detenidos en la casona de Millán y en la cárcel de La Tablada.

 Los mercedarios del Cóndor
 Ex preso político inculpa a militares mercedarios en la Causa Cóndor III, vinculada al secuestro, traslado y tortura de Carlos Cabezudo, Célica Gómez , Castro Callo, Carolina Barrientos y Juvelino Da Fontouras. (por Aldo Roque Difilippo) Ángel Gallero, mercedario, ex preso político, declaró el pasado 27 de agosto en el Consulado de la República Argentina en Montevideo en la audiencia por la Causa Cóndor III. La mega causa iniciada en Argentina contra varios militares que tuvieron participación en la represión en la pasada dictadura cívico militar. Gallero declaró como testigo en la investigación por los secuestros, traslados y torturas del también mercedario Carlos Cabezudo, y de Célica Gómez, Castro Gallo, Carolina Barrientos y Juvelino Da Fontoura. Esta audiencia judicial se realizó a través del sistema de videoconferencia, y tras el testimonio aportado por Gallero quedaron vinculados al caso el también mercedario Oficial del Ejército Gustavo Criado Carmona, y el Teniente Oscar Troya, integrante de  la OCOA.

La citación recibida por Gallero, para esta audiencia judicial en el marco de la Causa Cóndor III, es por las causas “Nº 1504 caratulada VIDELA, Jorge Rafael y otros s/privación ilegal de la libertad personal” -Plan Cóndor-, n° 1.951 caratulada “LOBAIZA, Humberto José Román y otros s/privación ilegal de libertad (art. 144 bis inc. 1 del C.P.)” -Plan Cóndor II-, n° 1.976 caratulada “FURCI, Miguel Ángel s/privación ilegal de la libertad agravada e imposición de tormentos” -Automotores Orletti II- y n° 2.054 caratulada “FALCÓN, Néstor Horacio y otros s/asociación ilícita y privación ilegal de la libertad” -Plan Cóndor III-“. En diálogo con @gesor, Ángel Gallero destacó el apoyo recibido. “Me ofrecieron todas las garantías” para prestar su testimonio en el que terminó implicando a militares mercedarios que cumplían funciones en el Batallón Nº 5, que solían viajar a Montevideo a interrogar y torturar a los presos políticos en varios centros de reclusión en Montevideo. Fuiste convocado a declarar por la Causa Condor III. ¿Qué me podés contar al respecto? -Hace cerca de 3 o 4 meses recibí la primera citación. Un grupo de fiscales investiga toda la Causa Cóndor, como hay desaparecidos argentinos, paraguayos, uruguayo, chilenos, españoles, italianos, entonces la causa sedividió. Los fiscales empezaron a investigar los documentos que están en el Ministerio de Defensa, en las Embajadas…




El Presidente de los fiscales, Pablo Ouviñas, me entrevistó hace unos meses. Fui al Consulado argentino y me ofrecieron todas las garantías… Tu testimonio fue primero porque estuviste detenido, y segundo por los casos de Carlos Cabezudo, Célica Gómez, Carolina Barrientos, Castro Gallo, y Juvelino Da Fontouras. ¿Concretamente cuál era la indagatoria con respecto a ellos? -Mi declaración viene desde el procesamiento del Goyo Álvarez. La primera pregunta que me hace el Fiscal es cuál había sido mi militancia en la década del 70, tanto política como sindical. Le explique mi militancia sindical. Le explique que fui detenido un día antes del golpe de Estado, que había estado un año por Medidas prontas de Seguridad en Mercedes y San José. Que después que me había ido a Argentina y había establecido contacto con Carlos Cabezudo, que me había integrado a la UAL (Unión Artiguista Libertadora) y después había vuelto a Montevideo. Entonces me preguntaron si había sido detenido, si había visto a Carlos Cabezudo, si le podía narrar eso. Le expliqué que lo conozco de Mercedes, del Liceo, queun mes antes de haber sido detenido había estado con él en Buenos Aires. Le explico todo, desde el 83 hasta ahora, las cosas que se han ido recolectado. Después de eso me preguntan sobre las prisiones, cuál era el periplo que había hecho, ya detenido. Quiénes participaron. Le dije que la Marina, el Ejército, el SID, la OCOA. Me preguntan por la Casona de Millán, La Tablada. En la casa de Millán y en La Tablada entra gente de Mercedes a torturarnos. En La Tablada entraba Troya, y la casona Criado. ¿Cómo sabés eso? -Hay cosas que solamente los de Mercedes las conocemos. Me dice, vos sabés de “Cara de Piedra”, que era aquel gordo que trabajaban en la Pamer, que vivía en calle Giménez por el barrio Oeste. Además la voz de Criado es muy típica, yo la conozco desde el 73.

 Y Troya estuvo en La Tablada. No pude decir todos los nombres porque tenía que centrarme en las preguntas que me hacían. No podía desviarme del tema. Me preguntan quiénes son los que participaron. Le digo la Marina, la Fuerza Aérea y el Ejército. Y cómo sabe. Porque le vi la ropa, a veces los vi delante mio. Eran como 7 defensores. Estaban 3 fiscales, 3 jueces; y los defensores me preguntan cuánto tiempo estuvo colgado Carlitos Cabezudo. Le digo, eso no puedo saberlo, después de estar un mes y medio incomunicado, vendado, cómo voy a saber eso. Las preguntas que me hizo la defensoría eran para reírse.

 Después me preguntan cómo estaba colgado. Y yo qué sé yo, esos detalles no los puedo decir. Estaba colgado y desnudo. Con todos estos elementos, que otra vez volvés a aportar, queda más que clara la operativa del Plan Cóndor en el traslado de gente de Argentina a Uruguay y a la inversa. -Célica Gómez fue detenida en Buenos Aires. Carolina Barrientos que es argentina, vuelve a aparecer en la Argentina en mayo, y después de ahí desaparece. Carolina Barrientos era un correo. Esposa del Juvelino Da Fontouroa. Una de las cosas que buscaban los locos (los militares) era laplata. Porque también Célica Gómez era un correo. Entonces como a veces venía algún peso de Europa, 300 o 400 dólares... Decían que le habían dado plata a Ricardo Blanco para poner el almacén. Entonces los locos buscaban plata, millones de dólares, y no había ni un peso. ¿Cómo sigue este proceso judicial? -Yo quedo a disposición. Esto recién empieza. Está en la parte de instrucción.

Un “eslabón perdido”

Gallero ha sostenido en los últimos 23 años que fue detenido en enero de 1978 en Montevideo, en el marco del operativo de captura de Ricardo Blanco, otro dirigente histórico del PCR, junto a quien fue torturado en el centro clandestino de represión “La Casona” de la calle Millán y luego trasladado a las instalaciones de La Tablada.
En La Tablada, donde funcionaba el terrorífico “300 Carlos” centro de torturas del Organo Coordinador de Operaciones Antisubversivas (OCOA), Gallero pudo ver a Cabezudo, fue confundido con Gallo, oyó hablar de la “bióloga” (profesión de Barrientos, compañera de Fontoura) y escuchó la tortura y violación de Gómez.
Luego de la confirmación oficial del “segundo vuelo” de Orletti con el que se evidenció que los traslados e intercambios de opositores a las dictaduras fue un modo operativo permanente de los represores, el testimonio de Angel Gallero adquiere otra dimensión y posibilita una inminente denuncia judicial sobre el caso.
La historia de Gallero era un “eslabón perdido” que permite conectar la represión sufrida por decenas de desaparecidos del Partido por la Victoria del Pueblo (PVP) en 1976 con la desaparición de otro grupo de militantes de los Grupos de Acción Unificadora (GAU) secuestrado en Argentina en 1978.



Actualizado 
Mercedes / Jueves 6 de Julio de 2017
"Que te aguante el corazón hijo de puta" así amenazaron a periodista de Mercedes

Amenazan a periodista por publicar que Presidente del Club de Leones de Mercedes fue denunciado por torturas durante la dictadura.  Una dirigente colorada de la ciudad de Mercedes amenazó con represalias al periodista que publicó la nota "vas a tener represalias" le dijo.
Luego de amenazarlo, la mujer terminó su mensaje diciéndole al periodista "que te aguante el corazón, hijo de puta".
En los últimos días asumió la Presidencia del Club de Leones de Mercedes, Oscar Omar Troya Soma, quien integra esta institución de servicio desde hace varios años, quién aparece mencionado como de "activa participación" durante la dictadura militar. Troya Soma aparece mencionado como participante e torturas a civiles.
El hecho fue denunciado por el equipo de Agesor, entre ellos  el  periodista Juan Correa. Luego de la publicación de la nota, Troya Soma habló con el peridista, negó todos los cargos y aseguró que haría una entrevista al día siguiente. Tras cortar la comunicación, el periodista recibió un mensaje de audio a través del whatsapp, de una dirigente colorada de Mercedes, Marisa De Pazos lejanamente emparentada con Troya Soma "me pregunta por la publicación, me dijo, te metiste no solo con la familia Troya sino también con mi familia, vas a tener muhas represalias por haber hecho esto, te metiste conmigo y estas enfrentado y te digo también que te aguante el corazón, hijo de puta" contó el periodista a EL ECO, "tenía buena relación con ella hasta ahora, ella sabía que yo había sufrido un problema cardíaco el año pasado" contó.
Según explicó, la dirigente colorada esta lejanamente emparentada con el militar "una hija de la hermana está casada con un hijo de Troya" señaló, por lo que a simple vista parece más una reacción ideológica que familiar.
El periodista realizó la denuncia en Jefatura de Soriano y ante la justicia de Mercedes.
La nota publicada por el colega en Agesor es la siguiente:
Exmilitar denunciado por torturas asumió como Presidente del Club de Leones Mercedes
Se trata del militar Oscar Omar Troya Soma, nacido el 11 de julio de 1954 y que fuera denunciado por el mercedario Angel Gallero, que ingresaba a torturar en el local de La Tablada
Angel GalleroEx preso declaró por videoconferencia en causa Condor III

 En los últimos días asumió la Presidencia del Club de Leones de Mercedes, Oscar Omar Troya Soma, quien integra esta institución de servicio desde hace varios años, Troya también ha sido dirigente de la Asociación Rural de Soriano, participando de la organización de la ExpoActiva Nacional.
 Montevideano, nacido el 11 de julio de 1954, Troya está radicado en Mercedes desde hace muchos años donde formó familia, fue militar con activa participación durante la dictadura cívico militar. Su nombre figura entre la lista de los militares denunciados como participantes de torturas a civiles detenidos, en el caso específico que incluimos en esta nota, nos referimos al ciudadano mercedario Angel Gallero. Precisamente Gallero en declaraciones brindadas a @gesor tiempo atrás y que fueran publicadas por nuestra agencia, declaró en el Consulado de la República Argentina en Montevideo en la audiencia por la Causa Cóndor III. Lo hizo como testigo en la investigación por los secuestros, traslados y torturas del también mercedario Carlos Cabezudo y de Célica Gómez, Castro Gallo, Carolina Barrientos y Juvelino Da Fontoura.
 Esta audiencia judicial se realizó a través del sistema de videoconferencia, y tras el testimonio aportado por Gallero quedaron vinculados al caso el también mercedario Oficial del Ejército Gustavo Criado Carmona, y el Teniente Oscar Troya, integrante de la OCOA. En diálogo con @gesor Angel Gallero destacó el apoyo recibido, "me ofrecieron todas las garantías" para prestar su testimonio en el que terminó implicando a militares mercedarios que cumplían funciones en el Batallón N° 5, que solían viajar a Montevideo a interrogar y torturar a los presos en varios centros de reclusión en Montevideo. "Me preguntan por la Casona de Millán, La Tablada. En la casa de Millán y en La Tablada entra gente de Mercedes a torturarnos. En La Tablada entraba Troya, y la Casona Criado.
Hay cosas que solamente los de Mercedes las conocemos. Me dice, vos sabés de "Cara de Piedra", que era aquel gordo que trabajaba en la Pamer, que vivía en calle Giménez por el barrio Oeste. Además la voz de Criado es muy típica, yo la conozco desde el '73. Y Troya estuvo en La Tablada", dijo Gallero. En el caso Ricardo Blanco Valiente se relata en parte de los antecedentes que allí se mencionan: "Centro clandestino de detención "La Tablada" o "Base Roberto", utilizado entre enero de 1977 y 1983 inclusive, dependiente del Órgano Coordinador de Operaciones Antisubversivas (OCOA).
En "La Tablada", según testimonios, intervinieron el oficial Luis A. Abraham (de Mercedes), Teniente Óscar Troya, un agente llamado "Daniel", un médico de nombre Franco Durán y otro militar de Mercedes apodado "el Chino". En otro de los testimonios públicos, Gallero señala: "Otro día va otro oficial; a interrogarme. Me dice que viene de Mercedes, me muestra fotos de gente de allí. Yo he averiguado y me han dicho que su apellido es Abraham, pero yo acá nunca he sentido ese nombre de oficial. También otro que participaba en los interrogatorios es un Tte. Troya, en aquel momento era alférez". En una de sus cuentas de Facebook Omar Troya se presenta como "productor agropecuario" que "ha estudiado en Montevideo", que es "de Montevideo" y "vive en Mercedes", se identifica como "cristiano católico" y llamativamente en "ideología política" como "demócrata" (escrito con letras negritas). El apodo que figura allí es "Mangocho" y una cita favorita: "Para ganar algo hay que trabajar y estar satisfecho con lo que se tiene. Ayuda desinteresdamente a los demás, que ellos lo reconocerán". En ningún lado de sus dos páginas de Facebook, Troya reconoce haber sido militar, como lo establece la ficha que estamos publicando.
Gallero declaró como testigo en la investigación por los secuestros, traslados y torturas del también mercedario Carlos Cabezudo, y de Célica Gómez, Castro Gallo, Carolina Barrientos y Juvelino Da Fontoura, informa este jueves la agencia local de noticias Agesor. La declaración fue realizada el pasado 27 de agosto desde el Consulado de la República Argentina en Montevideo.
Luego del testimonio aportado por Gallero quedaron vinculados a estos casos dos militares mercedarios, el oficial del Ejército Gustavo Criado Carmona y el teniente Oscar Troya, integrante de la OCOA, añade la agencia.
La citación recibida por Gallero está vinculada con las causas "Nº 1504 caratulada VIDELA, Jorge Rafael y otros s/privación ilegal de la libertad personal" -Plan Cóndor-; N° 1.951 caratulada "LOBAIZA, Humberto José Román y otros s/privación ilegal de libertad (art. 144 bis inc. 1 del C.P.)" -Plan Cóndor II-; N° 1.976 caratulada "FURCI, Miguel Ángel s/privación ilegal de la libertad agravada e imposición de tormentos" -Automotores Orletti II- y N° 2.054 caratulada "FALCÓN, Néstor Horacio y otros s/asociación ilícita y privación ilegal de la libertad" -Plan Cóndor III-".
En diálogo con Agesor, Gallero destacó el apoyo recibido. "Me ofrecieron todas las garantías" para prestar testimonio, en el que terminó implicando a militares mercedarios que cumplían funciones en el Batallón Nº 5, y que solían viajar a Montevideo para interrogar y torturar a presos políticos detenidos en la casona de Millán y en la cárcel de La Tablada.
 Los mercedarios del Cóndor
 Ex preso político inculpa a militares mercedarios en la Causa Cóndor III, vinculada al secuestro, traslado y tortura de Carlos Cabezudo, Célica Gómez , Castro Callo, Carolina Barrientos y Juvelino Da Fontouras. (por Aldo Roque Difilippo) Ángel Gallero, mercedario, ex preso político, declaró el pasado 27 de agosto en el Consulado de la República Argentina en Montevideo en la audiencia por la Causa Cóndor III. La mega causa iniciada en Argentina contra varios militares que tuvieron participación en la represión en la pasada dictadura cívico militar. Gallero declaró como testigo en la investigación por los secuestros, traslados y torturas del también mercedario Carlos Cabezudo, y de Célica Gómez, Castro Gallo, Carolina Barrientos y Juvelino Da Fontoura. Esta audiencia judicial se realizó a través del sistema de videoconferencia, y tras el testimonio aportado por Gallero quedaron vinculados al caso el también mercedario Oficial del Ejército Gustavo Criado Carmona, y el Teniente Oscar Troya, integrante de  la OCOA.
La citación recibida por Gallero, para esta audiencia judicial en el marco de la Causa Cóndor III, es por las causas "Nº 1504 caratulada VIDELA, Jorge Rafael y otros s/privación ilegal de la libertad personal" -Plan Cóndor-, n° 1.951 caratulada "LOBAIZA, Humberto José Román y otros s/privación ilegal de libertad (art. 144 bis inc. 1 del C.P.)" -Plan Cóndor II-, n° 1.976 caratulada "FURCI, Miguel Ángel s/privación ilegal de la libertad agravada e imposición de tormentos" -Automotores Orletti II- y n° 2.054 caratulada "FALCÓN, Néstor Horacio y otros s/asociación ilícita y privación ilegal de la libertad" -Plan Cóndor III-". En diálogo con @gesor, Ángel Gallero destacó el apoyo recibido. "Me ofrecieron todas las garantías" para prestar su testimonio en el que terminó implicando a militares mercedarios que cumplían funciones en el Batallón Nº 5, que solían viajar a Montevideo a interrogar y torturar a los presos políticos en varios centros de reclusión en Montevideo. Fuiste convocado a declarar por la Causa Condor III. ¿Qué me podés contar al respecto? -Hace cerca de 3 o 4 meses recibí la primera citación. Un grupo de fiscales investiga toda la Causa Cóndor, como hay desaparecidos argentinos, paraguayos, uruguayo, chilenos, españoles, italianos, entonces la causa sedividió. Los fiscales empezaron a investigar los documentos que están en el Ministerio de Defensa, en las Embajadas...
El Presidente de los fiscales, Pablo Ouviñas, me entrevistó hace unos meses. Fui al Consulado argentino y me ofrecieron todas las garantías... Tu testimonio fue primero porque estuviste detenido, y segundo por los casos de Carlos Cabezudo, Célica Gómez, Carolina Barrientos, Castro Gallo, y Juvelino Da Fontouras. ¿Concretamente cuál era la indagatoria con respecto a ellos? -Mi declaración viene desde el procesamiento del Goyo Álvarez. La primera pregunta que me hace el Fiscal es cuál había sido mi militancia en la década del 70, tanto política como sindical. Le explique mi militancia sindical. Le explique que fui detenido un día antes del golpe de Estado, que había estado un año por Medidas prontas de Seguridad en Mercedes y San José. Que después que me había ido a Argentina y había establecido contacto con Carlos Cabezudo, que me había integrado a la UAL (Unión Artiguista Libertadora) y después había vuelto a Montevideo. Entonces me preguntaron si había sido detenido, si había visto a Carlos Cabezudo, si le podía narrar eso. Le expliqué que lo conozco de Mercedes, del Liceo, queun mes antes de haber sido detenido había estado con él en Buenos Aires. Le explico todo, desde el 83 hasta ahora, las cosas que se han ido recolectado. Después de eso me preguntan sobre las prisiones, cuál era el periplo que había hecho, ya detenido. Quiénes participaron. Le dije que la Marina, el Ejército, el SID, la OCOA. Me preguntan por la Casona de Millán, La Tablada. En la casa de Millán y en La Tablada entra gente de Mercedes a torturarnos. En La Tablada entraba Troya, y la casona Criado. ¿Cómo sabés eso? -Hay cosas que solamente los de Mercedes las conocemos. Me dice, vos sabés de "Cara de Piedra", que era aquel gordo que trabajaban en la Pamer, que vivía en calle Giménez por el barrio Oeste. Además la voz de Criado es muy típica, yo la conozco desde el 73.
 Y Troya estuvo en La Tablada. No pude decir todos los nombres porque tenía que centrarme en las preguntas que me hacían. No podía desviarme del tema. Me preguntan quiénes son los que participaron. Le digo la Marina, la Fuerza Aérea y el Ejército. Y cómo sabe. Porque le vi la ropa, a veces los vi delante mio. Eran como 7 defensores. Estaban 3 fiscales, 3 jueces; y los defensores me preguntan cuánto tiempo estuvo colgado Carlitos Cabezudo. Le digo, eso no puedo saberlo, después de estar un mes y medio incomunicado, vendado, cómo voy a saber eso. Las preguntas que me hizo la defensoría eran para reírse.
 Después me preguntan cómo estaba colgado. Y yo qué sé yo, esos detalles no los puedo decir. Estaba colgado y desnudo. Con todos estos elementos, que otra vez volvés a aportar, queda más que clara la operativa del Plan Cóndor en el traslado de gente de Argentina a Uruguay y a la inversa. -Célica Gómez fue detenida en Buenos Aires. Carolina Barrientos que es argentina, vuelve a aparecer en la Argentina en mayo, y después de ahí desaparece. Carolina Barrientos era un correo. Esposa del Juvelino Da Fontouroa. Una de las cosas que buscaban los locos (los militares) era laplata. Porque también Célica Gómez era un correo. Entonces como a veces venía algún peso de Europa, 300 o 400 dólares... Decían que le habían dado plata a Ricardo Blanco para poner el almacén. Entonces los locos buscaban plata, millones de dólares, y no había ni un peso. ¿Cómo sigue este proceso judicial? -Yo quedo a disposición. Esto recién empieza. Está en la parte de instrucción.
Un "eslabón perdido"
Gallero ha sostenido en los últimos 23 años que fue detenido en enero de 1978 en Montevideo, en el marco del operativo de captura de Ricardo Blanco, otro dirigente histórico del PCR, junto a quien fue torturado en el centro clandestino de represión "La Casona" de la calle Millán y luego trasladado a las instalaciones de La Tablada.
En La Tablada, donde funcionaba el terrorífico "300 Carlos" centro de torturas del Organo Coordinador de Operaciones Antisubversivas (OCOA), Gallero pudo ver a Cabezudo, fue confundido con Gallo, oyó hablar de la "bióloga" (profesión de Barrientos, compañera de Fontoura) y escuchó la tortura y violación de Gómez.
Luego de la confirmación oficial del "segundo vuelo" de Orletti con el que se evidenció que los traslados e intercambios de opositores a las dictaduras fue un modo operativo permanente de los represores, el testimonio de Angel Gallero adquiere otra dimensión y posibilita una inminente denuncia judicial sobre el caso.
La historia de Gallero era un "eslabón perdido" que permite conectar la represión sufrida por decenas de desaparecidos del Partido por la Victoria del Pueblo (PVP) en 1976 con la desaparición de otro grupo de militantes de los Grupos de Acción Unificadora (GAU) secuestrado en Argentina en 1978.












0 comentarios:

Publicar un comentario