sábado, 13 de diciembre de 2008

El Pozo de Arana ||| MAS HORROR SURGE DE LA TIERRA

Lejos del destino que la pacha mama sueña para sus hijos, de sus entrañas sigue aflorando el horror de la pasada dictadura. Ahora, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) confirmó el hallazgo de restos óseos humanos cremados en el Destacamento policial de Arana, lugar donde funcionó uno de los centros clandestinos de detención durante la última dictadura. Daniel Bustamante, de la organización, dijo que "las cremaciones son la prueba material que refuerzan los testimonios de las víctimas y los testigos. Debido al estado de deterioro, la probabilidad de identificar los restos es baja.

El EAAF trabajó por orden judicial realizando excavaciones en el fondo, el patio interno y otras zonas del predio. Las fosas, de entre 40 y 60 centímetros de profundidad, tenían sedimentos, restos de goma quemada, aros de alambre de las gomas y los restos humanos. Testimonios de víctimas sobrevivientes, señalaban que en su cautiverio vieron como salía humo de los fondos. Aparecieron también muros con múltiples perforaciones de balas, indicando que fueron el escenario macabro de fusilamientos realizados en el Destacamento Policial de Arana. En este campo de torturas estuvieron, entre otros, el hoy nuevamente desaparecido Jorge Julio López y los jóvenes secuestrados en la trágica Noche de los Lápices, de 1976.

Los fragmentos óseos son unos 10.000. Es la primera vez que se encuentran restos de víctimas en un centro de detención ilegal, el cual será convertido en un museo de la memoria por el gobierno provincial. Las denuncias sobre el Pozo de Arana surgieron ocho años atrás desde la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos. El fiscal del caso, afirmó que "se encuentra acreditado que el papel que desempeñaron los centros clandestinos de detención de Arana en el circuito de la represión clandestina de la ciudad fue, principalmente, el de la tortura sistemática y el exterminio". La revisión del predio seguirá ahora con mayor profundidad.






.

0 comentarios:

Publicar un comentario