domingo, 2 de noviembre de 2014

Otro arsenal de extrema derecha

A Marcelo Fuentes le encontraron un arsenal


dom nov 2 2014 03:00

El líder del partido Unión por el Cambio (UPC), Marcelo Fuentes, quien en la elección interna del pasado 1° de junio obtuvo 320 votos (no alcanzando el mínimo de 500 adhesiones que le permitieran formar una convención para postularse en la elección nacional del 26 de octubre) fue procesado ayer con prisión por tenencia y porte irregular de armas.

El viernes, en el marco de un allanamiento realizado por la Policía en la casa de Fuentes en la zona de Carrasco, se descubrieron cerca de 60 armas sobre las que no tenía documentación alguna que acreditaran su propiedad. Inicialmente el operativo fue llevado a cabo por efectivos de la Seccional 16°, pero dada la entidad del caso luego asumió competencia la Dirección Nacional de Información e Inteligencia.

Ayer, el juez penal Homero Da Costa y la fiscal Cristina González ordenaron el procesamiento con prisión de Fuentes, imputado por tenencia y porte ilegal de armas. Hoy domingo continuará la investigación con varias citaciones.

Con los elementos reunidos por la Justicia hasta el momento, se probó que Fuentes vendió ilegalmente algunas de las armas que tenía irregularmente en su poder, aduciendo ser coleccionista. Incluso, otro hombre permanece detenido a disposición del juez por su aparente vinculación con la maniobra, dijeron fuentes judiciales consultadas por El País.

El abogado defensor de Fuentes, Víctor Della Valle, dijo que su cliente intentó vender varias de las armas para compensar las pérdidas económicas que tuvo por la campaña del UPC para la elección interna del pasado 1° de junio.

Della Valle indicó a El País que en la casa de Fuentes se encontraron armas “de todo tipo”, como rifles, carabinas y revólveres de distinto calibre. Tanto el abogado como otros informantes judiciales dijeron que el caso “no tiene ningún tipo de vinculación política”.

Fuentes (quien en su momento se presentó como empresario del sector inmobiliario y financiero) tiene antecedentes penales por libramiento de cheques sin fondos hace 16 años. Antes, en 1981 y teniendo 19 años de edad, fue detenido junto a otras dos personas acusado por atentar contra una sinagoga ubicada en la calle Durazno.

“Somos derecha porque pensamos más en la gente que en el Estado. La izquierda es materialista, nosotros somos más espiritualistas”, dijo Fuentes en 2012 en una nota del suplemento Qué Pasa de El País sobre el entonces Partido Uruguayo, luego devenido a Unión por el Cambio.
http://www.elpais.com.uy/informacion/carcel-lider-partido-uruguayo-arsenal.html
http://www.lr21.com.uy/politica/1111707-corte-electoral-rechaza-nuevo-partido-uruguayo-avala-quiebre-institucional

Fascistas en la TV
.
 Según publicó el semanario Búsqueda, Fuentes tiene ocho antecedentes penales entre 1988 y 2000 por estafa, falsificación de documentos y receptación; desde el propio partido confirmaron esa situación. Empresario del sector inmobiliario y financiero.
Nicolás Quintana (vocero) y Marcelo Fuentes en la sede del Partido Uruguayo

Viernes 19 • Octubre • 2012
Derecha explícita 

 Primer acto público del Partido Uruguayo, que busca perfilarse como alternativa al gobierno frenteamplista y a la oposición.

El simbolismo está a mano: dos banderas de Uruguay, una de cada lado de la calle Jackson, apuntan en sentidos opuestos. Una es la de la sede del PIT-CNT; enfrente, junto a la de los Treinta y Tres Orientales y la de Artigas, flamea la del local del Partido Uruguayo (PU), una agrupación que realizó ayer su primer acto público y que, según su vocero Nicolás Quintana, “se gestó a través de las redes sociales” y pretende posicionarse como una alternativa al gobierno del Frente Amplio (FA), pero también al accionar de los partidos tradicionales.
Afuera, unos parlantes inundan la calle de música; el género es catalogable como “folclore de derecha”: “La pucha, amigo, qué tiempo loco / lo que produce esta sensación / mientras le canto, a mi compañero / le arrebataron el acordeón”, canta sobre la guitarra una voz que después pasa por otros temas como lo bien que viven los presos en base a “lo que pagamos los trabajadores” o el episodio del entonces senador Leonardo Nicolini, que en 2007 tramitó el carnet de pobre para operarse en Salud Pública. Adentro, los militantes del PU -jóvenes en abrumadora mayoría- conversan con ciudadanos y con la prensa. Un asistente de mayor edad comenta lo lindo que está el local; un militante contesta que se hizo “todo a lomo”, y el otro replica: “¿Por qué no pedís un subsidio al gobierno? ¡Te lo dan enseguida!”.
El PU está dando los primeros pasos en los aspectos formales: les faltan 600 firmas para conseguir las 1.700 que les pide la Corte Electoral para registrarse, comenta Quintana, la cara más visible del partido en los medios por ser, según comenta una militante (y según se advierte a simple vista), “el que tiene más carisma”. Es ex militante del Partido Nacional, trabajó en el despacho del diputado Jorge Gandini y se considera católico, aunque ésa no es la orientación religiosa del PU, que admite “incluso a ateos y umbandistas”. Por ahora sólo funcionan la asamblea de jóvenes y las comisiones. Damián Larrosa coordina la de Salud; es estudiante de Medicina, trabaja como auxiliar de enfermería y fue militante herrerista. Está “enardecido” por la despenalización del aborto aprobada el miércoles. “Creo que es una falta total de respeto hacia la vida”, opina, y agrega que la solución viene por el lado de “la educación, que parte de uno de los valores más en decadencia hoy, que es la familia”. “Tomo la idea de los militantes a favor del aborto: que se haga en mejores condiciones, bárbaro; que se salve la vida de la mujer, pero que después responda ante la Justicia”.
Una simpatizante de unos 60 años abordaba en el pasillo uno de los temas de agenda, junto a varios militantes: “¿Qué hacés con esos niños de condiciones críticas cuyos padres los violan y roban? Por lo menos los animales se cuidan entre ellos. Me parece que hay que entender que hay que ‘sanear’ una generación. Me han dicho que son ideas hitlerianas y no las puedo decir en voz alta, pero vos no podés reeducar a esos padres; lo que hay que hacer es reprimirlos”. Quintana opinó en la misma dirección, al menos en el último punto: “Hay que recuperar el sentido de la autoridad, que no es mala. Hay que dotar de disciplina las aulas: no pueden ser los alumnos los dueños de los centros educativos. Por eso [la directora del Liceo Bauzá, Graciela] Bianchi se convirtió en una figura”. “Uno de los problemas más fáciles de solucionar es la seguridad. Re fácil. Es un país chico. ¿Por qué tenemos dos ministerios, el de Defensa y el de Interior? Doble burocracia. Tiene que haber un Ministerio de Seguridad Nacional, con un ministro, un subsecretario y pocos funcionarios, que coordine al Ejército, a la Policía y a Bomberos, y decida qué cuerpo enfrenta qué amenazas”, opinó, aunque aclaró que está en contra de que las Fuerzas Armadas repriman el delito directamente.
Una de las habitaciones, que hoy alberga una mesa con sándwiches, se convertirá pronto en la imprenta del partido. Allí se harán afiches para “hacerle la competencia a la izquierda, que ha hecho un muy buen trabajo en los muros”, y editar un periódico partidario mensual gratuito llamado El Patriota, que tendrá un enfoque “ácido” hacia la política local (de hecho, la señora de 60 del párrafo anterior fue invitada a colaborar).
El PU se proclama de derecha (de hecho, el mismo Quintana militó en la organización Derecha Social), pero aclara que “no tiene nada que ver con esas fantasmadas trasnochadas del nazismo” y que busca minimizar el peso del Estado: “No puede ser que los legisladores tengan los beneficios de realeza que tienen, con esos sueldos gigantes. Deberían cobrar canasta básica. ¿No te gusta? No seas legislador”, argumentó, y dijo que la comisión Jurídica del PU ya está trabajando en la vía legal para implementar la propuesta. El vocero considera negativa también la demonización de la izquierda pero, en cambio, la última foto subida a la página de facebook oficial del PU reza: “Comunismo: ¡La única mafia legal del mundo desde 1917!”.
http://ladiaria.com.uy/articulo/2012/10/derecha-explicita/


Nicolás Quintana vocero del "Partido Uruguayo,  es hijo de un militar torturador de la dictadura en el Batallón Florida de apodo "El Negro Quintana" . Este individuo militó en filas herreristas del partido nacional y ha tenido un paso por la escuela militar.

  .


video







2 comentarios:

  1. SON peor que la DERECHA, SON LOS NAZIS DISFRAZADOS DE LIBERALES Y RENOVADORES.
    OJO, QUE HITLER EMPEZO CON UN 1% POR CIENTO.!!!! LA HISTORIA SE REPITE!!!!

    ResponderEliminar
  2. Es hijo de un torturador.eslo mismo que ser amigo de torturadores como tabare vazquez bonomi mujica y sra?

    ResponderEliminar