lunes, 19 de noviembre de 2007

Entrevista a Thierry Meyssan: "La teoría de la conspiración, el atentado del 11 de septiembre y la crisis inmobiliaria "


__ Por: Marco Aurelio Rodríguez


Intelectual francés, periodista y político militante del Partido Radical de Izquierda. Investigador de temas como el Opus Dei. Fundador y presidente de la Red Voltaire , una asociación de promoción de la libertad de conciencia y expresión.

Autor de los best-sellers mundiales La gran impostura, sobre los atentados del 11 de septiembre, donde asegura que éstos habrían sido organizados por una facción del complejo militar-industrial estadounidense para instaurar un régimen militar expansionista y El Pentagate, su libro donde afirma que el atentado contra el Pentágono no se llevó a cabo con un avión comercial secuestrado, sino con un misil. Declarado personna non gratta por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos, ha originado una avalancha de publicaciones - más de tres mil obras han sido publicadas en el mundo a favor o en contra de las tesis de Meyssan -. El Departamento de Estado lo califica, junto a la Red Voltaire , como las principales fuentes de desinformación antinorteamericanas en el mundo.

Con Saramago, Pérez Esquivel y otras personalidades fundó el movimiento Eje de la Paz , el cual surgió en respuesta al Eje del Mal de George W. Bush.

Marco Aurelio Rodríguez.- El 11 de septiembre de 2001 el mundo vio derrumbarse las Torres del Centro Financiero Mundial en Nueva York como consecuencia de un supuesto ataque terrorista. A partir de esa fecha una serie de investigaciones han despertado la sospecha de una componenda del gobierno estadounidense ¿Veremos caer la credibilidad de los órganos de información del gobierno de Bush como a esas torres?

Thierry Meyssan.- Actualmente el sistema de los medios de propaganda e información de los Estados Unidos domina la información mundial, sin embargo los Estados Unidos no puede estar presente en todas partes, al mismo tiempo ni de la misma manera, no todos los países hacen el mismo esfuerzo en términos de propaganda, cada país tiene sus prioridades; cuando hablamos de Venezuela, sabemos que los Estados Unidos tienen aquí canales tradicionales de televisión, en los cuales diseñan su propaganda, canales ya instalados, que se conocen desde hace tiempo y en los cuales ellos difunden su propaganda; en Venezuela los medios privados no van a hablar del 11 de septiembre ni de las Torres Gemelas porque eso podría dejar colar alguna explicación acerca de su intervención en Afganistán, en Irak, esos canales mediáticos son utilizados para destruir la credibilidad del proceso Bolivariano. Es interesante que sea posible imaginarse a Venezuela fuera de ese sistema de dominación mediática imperial, en Europa ese no es el caso.

M.A.R.- ¿El efecto de las investigaciones que ha estado realizando Thierry Meyssan podrían tener un efecto inmediato, podríamos nosotros ver cómo las informaciones que ha dado a conocer a través de sus libros, tengan efecto en la opinión pública y obliguen a los medios, a los órganos del Gobierno estadounidense a explicarse y a dar respuesta de alguna manera al misil que no existió y al derrumbe vertical de las Torres Gemelas?

TM.- En el curso de estos últimos años la opinión pública de los Estados Unidos ha evolucionado, Cuando yo comencé a explicar lo del 11 de septiembre casi la mayoría de los medios de comunicación de Estados Unidos comenzaron a burlarse de mí, de lo que yo explicaba. Cada año hay alrededor de 10 por ciento de la opinión pública que está cambiando de opinión y que está pensando que todo esto ha sido lanzado por el mismo gobierno estadounidense. Ahora, hoy en día es la mayoría de la opinión pública que no cree en su gobierno; tenemos estudios de opinión, tenemos sondeos que demuestran esta evolución en el pensamiento de los norteamericanos. Ha habido una enorme cantidad de libros que han aparecido en los Estados Unidos que tratan de explicar si Thierry Meyssan tenía razón o no, lo que ha generado un gran debate. Hay más o menos alrededor de tres mil libros en el mundo de este caso (11 de septiembre) y hay más o menos dos mil que hablan de la tesis de Thierry Meyssan, los medios de comunicación están volviendo a retomar este material poco a poco porque se están dando cuenta que tampoco pueden quedarse sin responder a una demanda pública y que además de la información, yo creo que próximamente veremos que los medios de comunicación se verán obligados a dar la palabra a gente que se abre y cree que esta teoría de la conspiración es producto de una seria investigación. Actualmente el único medio de constatación de esta teoría de la conspiración es Internet, un medio que los Estados Unidos no pueden controlar.

En Estados Unidos cientos de personalidades, de intelectuales e inclusive de artistas ya han expresado su desacuerdo con la versión oficial de los hechos del 11 de septiembre; hemos llegado a un punto donde la mayoría de la opinión pública tiene que darse cuenta que no se puede estar ocultando la verdad a un país; la mayoría de la gente y de la opinión pública se empieza ya a convencer de que los más altos funcionarios de su país son unos criminales, son mafiosos, son unos asesinos.

Ya muchos analistas políticos están diciendo que la única manera que el régimen Bush y los Estados Unidos se mantengan en el poder es realizando nuevamente este tipo de atentados que los legitime como “defensores del mundo”.

M.A.R.- Entonces la teoría de la conspiración conduce a un camino, el descrédito del gobierno estadounidense. ¿Cuál puede ser la consecuencia del descrédito definitivo del gobierno de Bush?

TM.- Estamos viendo que hay una situación de pánico, de nerviosismo que se está apropiando del mundo entero, generalmente todo el mundo está deseando que este régimen de Bush se vaya ya y que termine, pero temen que cuando se vaya esta gente va a quedar un hueco, va a quedar el desastre que nos está dejando, los Estados Unidos es un país con mucho potencial que domina sobre todo militar y económicamente al mundo y cuando esto se caiga, se desmorone, va a afectar gravemente a todo el resto del mundo y es eso lo que están haciendo bien.

Por eso es que también muchos gobiernos se abstienen de criticar a los Estados Unidos respecto al 11 de septiembre, ellos tienen temor por la crisis financiera que acabo de mencionar, porque si esto sucede, se desmoronan sus propios intereses y van a sufrir las consecuencias, los únicos jefes de Estado que se han expresado públicamente en este sentido representan ya un símbolo, el presidente de los Emiratos Árabes Unidos, el Presidente de Siria Bashar al-Assad, el de Irán Ahmadineyad , Hugo Chávez de Venezuela y Fidel Castro de Cuba, estos dirigentes también afirman su independencia frente a los Estados Unidos, pero los otros, la mayoría, tiene mucho miedo de enfrentarse a los Estados Unidos y de las consecuencias que ese eventual hundimiento les podría traer.

M.A.R.- Hay otras torres que están por derrumbarse, la de los créditos de los Estados Unidos, la debacle financiera que viene en camino. ¿Qué podrías decirnos de eso?

T.M.- Actualmente, aparte de las operaciones militares, ahora observamos lo que los Estados Unidos ha estado haciendo Afganistán, Irak, Irán, Palestina y el Líbano, el verdadero conflicto actual es el conflicto monetario, hay muchos países que están buscando modificar su sistema bancario para escapar del dólar de los Estados Unidos; no nos olvidemos que los Estados Unidos emprendieron el ataque a Irak cuando el ex presidente Sadam Hussein dijo que no iba a hacer más pagos en dólares, fue ahí cuando lo atacaron. La preocupación más grande que tiene los Estados Unidos está en el hecho que los pagos y los intercambios financieros que se realizan en el mundo, producidos por el petróleo, no se sigan haciendo en dólares americanos.

El principal poderío de los Estados Unidos ahora es que usan su moneda para las transacciones monetarias, pero su moneda no tiene ningún respaldo, es sólo un papel vacío sin ningún valor, si lo vemos de esa manera, no representa nada ese papel, ningún respaldo en oro, pero todo el mundo la acepta porque tienen miedo al poderío militar de los Estados Unidos, que es una amenaza.

Los Estados Unidos utilizan a los otros países para que les paguen sus gastos militares y hacen vivir a su propia población por encima de sus posibilidades de consumo. Es un país que vive de créditos sobre crédito, es una mecánica artificial y estamos viendo cómo el sistema de créditos se derrumba como un castillo de naipes, es lo que estamos viendo actualmente con la crisis inmobiliaria en los Estados Unidos. Por eso la creación de una moneda única para Europa y una futura moneda única para América Latina es fundamental para ser independientes económicamente, financieramente de los Estados Unidos.

Algunos países tratan de liberarse de esta forma de dominación estadounidense teniendo sus reservas en oro, por ejemplo Malasia ya no acepta intercambios en dólares, sólo los acepta en oro, también la Reunión de Países Islámicos está estudiando la posibilidad de realizar sus transacciones en oro y salirse del sistema del dólar. No nos sorprende que los Estados Unidos tengan amenazados con una invasión a todos los países que tratan de liberarse financieramente. Hemos apreciado que algunos de ellos han logrado zafarse de esta dominación; los dos países que ya se han salido del sistema del dólar son Irán y Siria, por eso se les ha marginado del circuito financiero internacional, no pueden hacer ninguna operación dentro del sistema financiero internacional; de alguna manera los han chantajeado, están siendo objeto de un boicot. Estos países han venido a Venezuela para hallar solución a este problema, por lo que Venezuela ha creado un banco en Italia desde donde está ayudando a Irán y a Siria para que puedan hacer sus intercambios financieros.

Esto implica que Venezuela se encuentra en el centro esta guerra financiera internacional.

M.A.R.- ¿Thierry Meyssan, qué sientes cuando ves que todo tu discurso esta cuestionado por los grandes medios del mundo y que la gente percibe tus declaraciones como rodeadas de un hálito de misterio. Y tú como personalidad, cuál es ahora tu posición frente a ti mismo?

T.M.- Soy un simple periodista, un simple escritor que trato de ver las cosas de comprenderlas, analizarlas y evidentemente mientras más estudio, más me siento comprometido con lo que está pasando y ahora cuando estoy haciendo mi trabajo pongo en relación a gente diversa y trato de alguna manera de ayudarla para que se opongan a este mundo homogéneo. Sólo trato de ayudar. Es bastante gracioso porque por un lado yo veo que la opinión pública, los ciudadanos, la gente me hace preguntas y me conversa mucho de mi trabajo y por otro lado los grandes medios me insultan, me denigran, me difaman.

A veces voy por la calle en un país cualquiera y una señora o cualquier persona se me acerca y me dice - “¡Ah, lo he reconocido, siga adelante con sus investigaciones!”. Cuando veo todo ese apoyo popular los insultos de la televisión y de los otros medios no me afectan. Me estoy dando cuenta que mi trabajo está apenas comenzando; cuando comencé a trabajar nunca pensé que mi trabajo iba a generar un conflicto internacional y sin darme cuenta me he ido metiendo en la boca del lobo y ahora veo que no puedo retroceder, que debo ir hacia adelante, seguir ayudando a la gente a comprender lo que está pasando en el mundo.

Lo que me alegra mucho es que cada vez veo a más gente en el mundo que se está sublevando contra la globalización, que están protestando, se están organizando y eso me da alegría.

Lo que pienso es que cuando los pueblos comienzan a comunicarse entre ellos dándose cuenta de lo que está pasando el imperialismo se va derrumbando


Click aquí para ver el video


0 comentarios:

Publicar un comentario