domingo, 12 de enero de 2014

País hipotecado


por Asamblea Pachamama Uruguay

La santísima trinidad de los megaproyectos concretados por el sistema político uruguayo para 2014: Un país hipotecado para satisfacer los intereses de una empresa minera pirata.

Este es el modelo de país que persigue la clase política servil al capital. Un modelo de "desarrollo" y "progreso" basado en la entrega de bienes naturales, afirmando nuestra condición de proveedores de materias primas para satisfacción del crecimiento económico e industrial de las grandes potencias, de las cuales seguimos y seguiremos siendo dependientes. A cambio de este sacrificio de la tierra, y en especial del AGUA y del pueblo, los actores políticos reciben unas monedas que les permiten perpetuarse en el poder -financiando sus campañas preelectorales-, mantener su estatus económico y disfrazar los números de la macroeconomía del país, donde la pobreza seguirá azotando a nuestra gente (un poco menos que antes, dirá algún resignado votante).

0 comentarios:

Publicar un comentario